Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 261


Anterior |Índice| Siguiente


Matanza del Rey Bestia

Qin Feng estaba en la cima del Fuerte Blackstone que se construyó en lo alto con materiales de calidad superior, o de lo contrario, habría desaparecido hace tiempo con las enormes olas.

Después de todo, el Fuerte Blackstone fue construido para proteger Ciudad Marítima de los tsunamis durante todos estos años, por lo tanto, se utilizaron materiales de calidad para garantizar que pudiera soportar un impacto tan grande.

Además, sin la presencia de seres humanos, las ultra bestias ni siquiera se molestarían en embestir las rocas negras gigantes con tanta fuerza. De este modo, el Fuerte Blackstone pudo mantener su mejor forma para soportar un gran impacto.

Qin Feng pudo usar la ubicación estratégica del Fuerte Blackstone para su propia ventaja.

La presencia de la habilidad oscura había convertido a cada ultra bestia en sus marionetas que seguían sus órdenes, luego, pudo retirarles energía.

Qin Feng también era capaz de derribar Ciudad Marítima con el enorme ejército que estaba controlando.

Sin embargo, Qin Feng tenía sus propias intenciones.

“Si tomara ese camino, ¿no me convertiría en un maestro de bestias?”

“La fuerza externa nunca puede ser más beneficiosa que la superación personal, la única forma de recuperar el control del destino es acelerar el nivel de mejora para que sea el mismo que tenía antes del renacimiento.”

“Por lo tanto, ¡la mejor opción sería tomar cada uno de estos núcleos de energía!”

Qin Feng se aferró a un núcleo masivo gigante y continuó devorándolo, y sus capacidades físicas se dispararon una vez más.

Aunque Qin Feng podría haber sido dotado de capacidades excepcionales que vinieron después de su renacimiento, siempre se recordaría a sí mismo que siempre habría alguien de otra parte del mundo que podría ser más fuerte que él.

Después de todo, las Tres Ciudades cubrían solo un área pequeña.

No era nada de lo que estar orgulloso, el conquistar un área tan pequeña.

Con sus capacidades actuales, no era suficiente para que Qin Feng avanzara.

Incluso al lograr el nivel A, Qin Feng sintió que todavía era insuficiente para él asumir todo tipo de situaciones.

El tsunami se retrajo y dejó atrás a las ultra bestias que merodeaban para precipitarse hacia el Fuerte Blackstone, y todas fueron descompuestas por Qin Feng.

Además, Qin Feng era cauteloso al no permitir que los cadáveres en descomposición se tiraran al mar, su fuego infernal se usó para quemar cada cadáver en cenizas, mientras Bai Li recogia todo el material restante de alta calidad que era a prueba de fuego.

La ola del tsunami que acababa de golpear Fuerte Blackstone había lavado todas las cenizas, mientras otra ola de bestias marinas continuaba corriendo hacia adelante nuevamente, ¡definitivamente era interminable!

También era un poco agotador para Qin Feng expulsar constantemente su energía consciente.

Sin embargo, ¡era extremadamente satisfactorio hacerlo!

Los núcleos de energía quedaron atrás por la muerte de todas las bestias marinas.

Qin Feng solo necesitaría continuar devorando para fortalecer su energía.

Los núcleos de energía también se pueden almacenar en el cerebro para obtener energía consciente.

Por lo tanto, tanto la energía física como la consciente de Qin Feng aumentaron simultáneamente.

Con olas tan locas de bestias marinas, solo se necesitarían varias olas más para permitir que Qin Feng avance al siguiente nivel.

¡Splash!

Otro tsunami gigantesco avanzó.

¡Dong dong!

Innumerables bestias marinas fueron traídas junto con las olas y aterrizaron fuera de los muros del Fuerte Blackstone.

Mientras Qin Feng protegía a Bai Li y a él de las olas masivas con su fuerza interna, un horrible tentáculo rojo oscuro trepó por las paredes del Fuerte Blackstone.

Qin Feng volvió los ojos hacia él, y por las salpicaduras de las aguas del mar, pudo identificar una bestia gigante.

¡El Gran Rey Calamar!

El calamar gigante tenía unos cuarenta metros de largo, mientras sus ventosas eran como serpientes enormes que trepaban por el Fuerte Blackstone.

¡Nivel Rey!

Sus capacidades eran simplemente de nivel E1 y eran menos poderosas que las de Qin Feng, pero el enorme tamaño corporal del Rey Calamar también le agregaría una mayor cantidad de energía.

La bestia había notado a Qin Feng desde las olas y al instante se volvió salvaje y furiosa.

En una fracción de segundo, múltiples tentáculos se acercaron para atrapar a Qin Feng.

¡Pa!

Se escuchó un fuerte sonido cuando los tentáculos golpearon la barrera formada por la fuerza interna de Qin Feng, la barrera de fuerza interna fluctuó con reflejos de luz y casi se agrietó tras el impacto.

Qin Feng inmediatamente cambió a su Sable Emperador Verde.

“¡Resplandor de Espada Ardiente!”

Luces deslumbrantes brillaron del sable de Qin Feng que estaba hecho de material de rey bestia de nivel D mientras derribaba los tentáculos del oponente sin esfuerzo.

El Rey Calamar se enfureció instantáneamente mientras se levantaba y agitaba otros tentáculos, se formaron olas imponentes y las paredes sólidas del Fuerte Blackstone comenzaron a vibrar junto con sonidos de crujidos, las trozos de la pared comenzaron a caer.

¡Pa!

La parte dentada en el borde de la muralla de la ciudad fue aplastada por el golpe, Qin Feng envolvió su brazo alrededor de la cintura de Bai Li mientras su Alboroto Furioso estallaba, ¡y pudieron esquivar el golpe mortal!

“¡Cielo ardiente!”

Qin Feng, que ya era de nivel E, ya no era el mismo, con su energía física, pudo realizar rápidamente la tercera habilidad del Estilo Espada Cielo Ardiente sin mucho esfuerzo.

Llamas de fuego se canalizaron hacia el cielo y atravesaron el cuerpo del Rey Calamar.

¡Puf!

El cuerpo del Rey Calamar fue casi cortado por la mitad.

Fue en ese momento que el gigantesco cuerpo del Rey Calamar comenzó a colapsar y transformarse en innumerables pequeños calamares.

Todos ellos estaban dispersos, tratando de escapar, obviamente, tenían miedo de la situación.

“¿Escapar todavía sería un movimiento viable ahora?” Qin Feng señaló con el dedo hacia las paredes del Fuerte Blackstone mientras su habilidad explotaba.

“¡Magma Infernal!”

Todos los pequeños calamares quedaron atrapados dentro del magma rojo transformado por las piedras derretidas, y desaparecieron en él junto con un sonido de salpicaduras.

“Roar…”

Se escuchó un rugido no identificado, no era ni de un humano ni de una bestia, y fue como un rugido para expresar su dolor extremo, ¡o estaba en pánico antes de su desaparición!

En el momento siguiente, una mancha gigante de niebla negra se extendió por el área y cubrió a Qin Feng por completo.

La niebla negra no tenía nada que ver con los elementos oscuros, era la tinta del Rey Calamar.

Tenía un efecto altamente paralizante y Qin Feng no se arriesgaría a recibir el golpe.

Sin ningún recordatorio de Bai Li, Qin Feng escapó rápidamente del área en una fracción de segundo.

¡Puf!

La niebla descendió sobre las paredes del Fuerte Blackstone y formó innumerables agujeros.

Sin embargo, ¡fue simplemente la última oportunidad para que el Rey Calamar contraataque!

El último intento había costado toda la capacidad del Rey Calamar para asegurar su propia vida, y los pequeños calamares restantes pasaron junto al magma hirviente, tratando desesperadamente de sumergirse en el mar.

El sable de Qin Feng atravesó el cielo y aterrizó precisamente sobre uno de los pequeños calamares.

¡Puf!

¡Fue cortado por la mitad!

En el momento en que el calamar se abrió en rodajas, fue cuando el cambio de forma comenzó a fallar, el pequeño calamar era simplemente una parte parcialmente duplicada de su gigantesco cuerpo.

“¡Guarda este material del rey bestia, es bastante decente y se puede convertir en una comida de calamar asado!” Dijo Qin Feng.

Bai Li levantó la mano y retiró el núcleo de energía del rey bestia y recuperó el cadáver del gran calamar.

“¡Esto es para ti!” Bai Li entregó el núcleo de energía del Rey Calamar a Qin Feng.

“¡Puedes quedártelo para ti!” Qin Feng respondió, la transformación de Bai Li requeriría más tiempo sin la presencia de un núcleo de energía de nivel rey.

Sin embargo, Bai Li no quiso tomarlo para ella y se lo entregó directamente a Qin Feng.

“¡Puedes tenerlo primero, y una vez que te hayas vuelto más fuerte, podrás protegerme!”

Qin Feng se hizo cargo del núcleo de energía mientras el borde de sus labios se curvó hacia arriba en una sonrisa.

Se necesitaría una inmensa confianza para que un pequeño zorro repartiera su propia comida a otros, ya que ellos solo conseguirían su comida para ellos mismos.

Además, ¿desde cuándo una bestia gigante espacial requería protección de los demás?

El pequeño zorro incluso había dejado de humillarlo, diciendo que era un maestro débil.

“Después de pasar por el renacimiento, con tu acompañamiento, ¡definitivamente es mucho más interesante!”

Mientras Qin Feng hablaba, se aferró al núcleo de energía que se estaba reduciendo a un ritmo rápido.

El núcleo de habilidad de nivel rey giró a alta velocidad y desapareció en la mano de Qin Feng, convirtiéndose en cenizas que luego fueron arrastradas por la brisa marina.

¡Qin Feng había logrado otro gran avance!

¡Nivel E5!


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .