Estrella Tragada: Volumen 8, Capítulo 16


¡Explosión! ¡Explosión! ¡Explosión!

Traducido: Ulric
Editado y Corregido: Osirius

Era un momento muy crucial, no había tiempo que perder para Luo Feng.

“Papá, mamá, todos ustedes deben permanecer en la casa, no importa el peligro, sólo tienen que entrar en la sala gravitatoria del segundo piso.” Luo Feng enfatizó, el material de la sala gravitatoria era increíblemente duradero, ¡incluso un guerrero de nivel estelar lo tendría difícil para intentar romperla! Después de todo, era un dispositivo de entrenamiento para un guerrero de nivel estelar.

Dentro de la sala gravitatoria, estarían mucho más seguros.

“Babata, prepara la sala gravitatoria para mis padres, mi hermano, Zhen Nan y Xu Xin esos cinco.” Luo Feng dijo: “Además, ponla a una gravedad normal.”

“Ya está hecho.”

La eficiencia de Babata era extremadamente alta, podía controlarla directamente desde la distancia.

“Pequeño Feng, ten cuidado”. Luo Hong Guo, Gong Xin Lan le dijeron mientras regresaban tras averiguar la gravedad del problema. Sólo Luo Hua y Zhen Nan no tenían muy claro lo que estaba pasando.

“Hermano mayor, vuelve pronto”. Gritó Luo Hua.

Luo Feng saludó con la mano y salió rápidamente de la casa hacia la noche.

……

¡Esa noche era la carrera de la humanidad contra el tiempo!

El auto jet de Luo Feng volaba rápidamente en la noche, dejando a Yang Zhou.

La velocidad más rápida del auto jet era actualmente de ocho mil metros por segundo. “¿Cuánto tiempo tardaremos en llegar a la ruina arqueológica #12?” Preguntó Luo Feng, la velocidad básica de este auto jet no era muy rápida, sin embargo, durante su tiempo libre, Babata había mantenido el jet en su espacio virtual y había hecho varios ajustes.

Su velocidad aumentó inmediatamente, pasando de diez veces la velocidad del sonido a ocho mil metros por segundo.

Siguiendo las palabras de Babata: “¡Esta mejora no es para tanto, para poder volar en el universo, que una nave pueda ir a la velocidad de la luz era lo más básico! Comparado con la velocidad de la luz, su velocidad actual no era nada.” Luo Feng no dijo mucho, no tenía nada que hacer comparado con Babata que era de una civilización superior en el universo, la IA viviente.

Tal mejora era realmente fácil.

“Llegar a la ruina arqueológica #12 nos llevará unos veinte minutos.” Dijo Babata.

“¿Oh?” El teléfono de mano de Luo Feng sonó, lo comprobó, era el Jefe Hong llamando.

“Hola.” Luo Feng descolgó.

“Luo Feng, hay algo que necesitamos que sacrifiques”. La voz de Hong llegó.

“Por favor, hable, Jefe”. Luo Feng dijo sin ninguna duda.

“¡Siguiendo el plan de ataque con ojivas nucleares, antes de que mi auto jet de nivel prehistórico ataque, habrá otros auto jets del ‘modelo Límite’ que atacaran llevando bombas atómicas! Esto es para confundirlo.” Explicó Hong.

Luo Feng asintió ligeramente al escuchar.

Así es.

El auto jet de nivel prehistórico de Hong, era un jet único del Dōjō de Límites, ¡era triangular! Al igual que el de Luo Feng. Todos los demás países tenían autojets con forma de disco, para que el autojet de Hong no levantara ninguna sospecha, necesitaban tener más naves de batalla triangulares que llevaran bombas atómicas para atacar primero, haciendo que la criatura bajara la guardia.

¿Bombas atómicas?

Varias decenas de miles de toneladas de bombas atómicas, incluso Luo Feng, Hong o Dios del Trueno, ni siquiera los molestarían. Mucho menos a la bestia devoradora.

“Queremos usar los otros autojets triangulares para llevar las bombas atómicas para atacar. La bestia se dará cuenta de que los ataques no tienen ningún peligro.” Los ojos de Luo Feng se iluminaron: “Después de eso, enviaremos de repente lo que parece otro ataque inofensivo, ¡pero con una explosión mucho más potente!”. Luo Feng lo pensó y estuvo de acuerdo en que era un buen plan.

Parecía simple y fácil de tener éxito.

“Luo Feng, no hay demasiados auto jet del Dojo Límites en Asia”. Hong dijo: “Necesito llegar al campo de batalla en el menor tiempo posible. Espero que tu auto jet pueda ser usado como carne de cañón”.

“Sin problema.” Luo Feng dijo sin dudar.

Un auto jet no significaba mucho para Luo Feng, y mucho menos durante una crisis así. Incluso Hong estaba dispuesto a sacrificar su auto jet de nivel superior, ¿cómo podía ser mezquino al respecto?

“Tu auto jet realmente tiene un comando de puerta trasera, puedo controlarlo desde lejos.” dijo Hong, “Comenzaré a controlarlo ahora, ¿estás actualmente en el jet o fuera?”

“Estoy saliendo.”

Luo Feng salió volando directamente.

Mirando el autojet triangular azul oscuro, Luo Feng observó. Mientras que a los ojos de Babata, esa nave sólo era capaz de volar dentro de las atmósferas, en el universo no era más que una mercancía barata y un juguete. Sin embargo, había estado con Luo Feng durante mucho tiempo.

“Tú también has hecho tu parte por la humanidad.” Luo Feng miró su auto jet.

“Lo estoy controlando para regresar.” La voz de Hong sonó desde su teléfono, inmediatamente, el auto jet azul oscuro triangular se alejó rápidamente, dirigiéndose hacia el sector principal de la sede de Jiang Nan. Obviamente se dirigía a abastecerse de bombas atómicas primero.

“Jefe, ¿puede decirme cuántos explosivos van a entrar?” Luo Feng no pudo evitar preguntar.

“Debido a la falta de tiempo, vamos con ciento cincuenta megatones”. Hong dijo: “Durante el Gran Nirvana, no había espacio para probar una cantidad tan grande. Cuando llegue el momento y explote, aunque sea de noche, hasta China podría ver un poco de sol iluminando la oscuridad.”

¿Ciento cincuenta megatones?

Luo Feng asintió con la cabeza, esa era la última arma de la humanidad, podría ayudar a mutar y evolucionar a una gran cantidad de criaturas…

Sin embargo, no podía importarle más, tener que lidiar con monstruos de clase emperador era en realidad algo bueno, no podían compararse en absoluto con el monstruo devorador.

“Luo Feng, la ruina arqueológica #12 está en el océano Pacífico, no muy lejos de Hawái y ese grupo de islas, desde aquí hasta el destino hay 8000 km. Ahora sólo puedes confiar en la ‘Soaring Shuttle’ para volar… estimando una velocidad de cinco mil metros por segundo, necesitas mil seiscientos, tu velocidad supera los cinco mil metros por segundo, tardarás unos veinticinco minutos en llegar”. Dijo Babata.

“Vale.”

“Vamos.”

Luo Feng no dudó, saltando sobre la ‘Soaring Shuttle’ y convirtiéndose en un rayo de luz, dirigiéndose rápidamente hacia el océano pacífico y Hawái.

*******

Europa, China y Rusia se unieron. Europa dio tres bombas atómicas, China dio cinco, Rusia dio ocho. El Dōjō de Límites dio dos. Estas dieciocho bombas atómicas fueron separadas en dieciocho naves triangulares, una de los cuales era la de Luo Feng.

Y la bomba de hidrógeno de ciento cincuenta megatones y la bomba atómica utilizada para detonarla, ¡fueron aportadas por Rusia!

Como el tiempo era crítico, durante la prisa por encontrar las ojivas, se dieron cuenta…

Rusia, uno de los cinco grandes países podía realmente producir un juguete pervertido con un rendimiento de ciento cincuenta megatones, y en la crisis de la humanidad, Rusia definitivamente no lo ocultaría más. De hecho, ¡acaban de sacar esa enorme cosa! La colocaron dentro del auto jet de nivel prehistórico de Hong y voló hacia el distrito del norte de Asia.

……

Con otras dieciocho naves, ¡había un total de diecinueve naves triangulares! Venían en diferentes colores, algunos eran rojos, azules, negros, etc.

Mezclada estaba la nave de nivel superior de Hong, una nave de nivel ‘cielo y tierra’, cuatro naves de nivel emperador, y otras trece naves de nivel límite. Esas trece naves pueden ser más débiles, ¡pero también podían ponerse en modo de piloto automático! Las diecinueve no estaban tripuladas. Sólo por las apariencias, esas diecinueve naves apenas tenían diferencias.

……

“Debemos tener éxito.”

“Debemos tener éxito”.

América, Rusia, Europa, China, India, veintitrés ciudades sede, la Alianza HR, toda la élite mundial estaba pendiente de los satélites, observando cómo volaban los diecinueve acorazados. Los diecinueve estaban separados, ¡algunos iban delante y otros volaban detrás!

……

La noche, el océano pacífico, Luo Feng se había convertido en un rayo de luz después de montar la Soaring Shuttle y volar rápidamente hacia el grupo de islas alrededor de Hawái.

Luo Feng tenía la habilidad de controlar diecinueve armas por separado, mientras se apresuraba hacia allí, miraba su reloj y realizaba varias tareas. ¡Esto en sí no era nada para él!

“¡La primera nave!” Luo Feng estaba mirando a través de su reloj comunicador.

En la pantalla.

Una nave triangular negra estaba volando rápidamente hacia el norte de Asia, donde la bestia devoradora estaba en el desierto destruyendo una base.

……

Norte de Asia.

La bestia negra que medía más de ciento ochenta metros de largo, sus garras se agitaron y voló rápidamente hacia el cielo, sus pupilas doradas fijas. ¡Eran brutales y salvajes! La bestia de cuernos dorados, era la más temible de todas las bestias del espacio, ¡su línea de sangre contenía salvajismo y era tiránica!

De repente, se detuvo y flotó.

Había notado una pequeña mota de algo volando hacia ella. Tal vez no podría seguirle el ritmo persiguiéndola. Sin embargo, con el seguimiento de los satélites, y yendo de frente, ¡tenían la oportunidad de chocar!

“¡Wu!” ¡La bestia de cuernos de oro agitó su garra derecha!

“¡Boom!”

La primera nave triangular, era una de las nave carne de cañón de nivel emperador. ¡Siguiendo la orden del sistema de IA, explotaría en el momento en que el monstruo devorador comenzara a atacar, sin importar la distancia!

“¡¡¡Estruendo!!!”

¡En el momento en que nave de nivel emperador explotó, la bomba atómica de veinte mil toneladas de rendimiento también explotó!

……

En la pantalla del reloj comunicador de Luo Feng, lo único que se veía era un pequeño sol que iluminaba la oscura noche, agitando al lejano monstruo devorador. La nube de hongo se elevó y las ondas de choque se precipitaron en todas las direcciones, igual que el agua ondulando, brillante.

Con sólo un soplo, la bestia devoradora estaba a más de cien kilómetros de distancia.

No había señales de daño en su cuerpo.

Una bomba atómica de veinte mil toneladas de rendimiento explotando a unos cien metros de distancia no era más que una brisa para la bestia devoradora.

“La segunda nave se acerca”. Según la pantalla, la segunda nave estaba en curso.

……

Dieciocho naves carnes de cañón con bombas atómicas, todas ellas con una potencia explosiva de entre quince mil y sesenta mil toneladas. Si una bomba atómica de veinte mil toneladas de potencia explotara en una ciudad, desde el centro hacia afuera, unos cientos de metros quedarían arrasados, y de dos a tres mil metros hacia afuera quedarían cubiertos de daños y vidrios y escombros, una ciudad con unos cientos de miles de habitantes perdería cien mil.

Con ese tipo de poder, detonarla allí con un área de más de diez millones de kilómetros cuadrados de tierra deshabitada era ideal y no afectaría a la humanidad.

“¡La segunda nave, no atacó a la segunda nave desde la distancia!”

“Eso es genial.”

……

En medio del aire, la noche.

La bestia de cuernos de oro abrió sus enormes alas, la explosión de antes despertó su interés, ¡la segunda nave estaba a sólo cincuenta metros de ella antes de usar su garra para atacar!

¡Estruendo!

Otro pequeño sol se había encendido en el desierto, ¡una nube en forma de hongo se elevó en el cielo!

“Wu.” La bestia de cuernos de oro sintió la explosión en sus garras y pensó que era bastante cómodo, y de acuerdo con su antigua memoria, en el momento en que entró en el nivel estelar, ese planeta no tenía nada que pudiera dañarlo. ¡Esa era la razón por la que sólo salió a la superficie después de alcanzar el nivel Estelar!

……

La tercera bomba atómica, la cuarta bomba atómica…

Uno tras otro, pequeños soles iluminaron el cielo nocturno.

Una tras otra, las nubes de hongos se elevaron.

¡Las bombas eran como fuegos artificiales en la región del norte de Asia, explotando una tras otra!

¡Explosión! ¡Explosión! ¡Explosión!

Toda la élite de la Tierra observaba ansiosamente el ataque de cada nave. ¡Incluso Luo Feng, que estaba volando sobre el mar, Hong que estaba en el Dōjō de Límites y Dios del Trueno estaban todos nerviosos hasta el punto de que les sudaban las palmas de las manos! Porque… ¡el plato principal que se mezclaba entre la carne de cañón estaba a punto de hacer su entrada!

Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores.


CAPÍTULO ANTERIOR  | ÍNDICECAPÍTULO SIGUIENTE

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .