Súper Gen Divino – Capítulo 833: Rompiendo el Sutra del Falso Cielo con una Mano


Sexto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Han Sen activó inmediatamente su Aura Dongxuan. Los poderes invisibles que antes no podía rastrear, ahora podían ser fijados y seguidos.

Extendiendo su mano, trajo consigo el poder del trueno. Lanzó su puño hacia delante, pero no pareció conectar con el ataque de Luo Yin en absoluto.

¡Pang!

Un rayo rompió el aire mientras la fuerza invisible se rompía como el cristal, desapareciendo ante los ojos de Han Sen.

Las pupilas de Luo Yin se hicieron más pequeñas, al ver que su poder del Cielo Falsificado era bloqueado. No había imaginado que algo así fuera posible.

“¡No puede ser!” Luo Yin no podía aceptarlo, incapaz de creer que los poderes del Sutra del Cielo Falsificado pudieran ser bloqueados. Sin dar tregua, prosiguió a atacar de nuevo a Han Sen.

Pero con un movimiento casual de su puño, Han Sen rompió la siguiente fuerza invisible que deseaba su sangre.

Los ojos de Luo Yin estaban inyectados en sangre mientras atacaba furiosamente a Han Sen con toda su fuerza y ferocidad. Sin embargo, todo era inútil, ya que Han Sen rompió sin esfuerzo cada una de las fuerzas invisibles que le lanzó. Cuando todo estaba dicho y hecho, no había sufrido ni un solo rasguño.

Había utilizado repetidamente el ataque más poderoso del Sutra del Cielo Falsificado, y no había golpeado ni una sola vez a Han Sen. Independientemente de las veces que lo lanzara, no podía ni siquiera rozar la ropa de su objetivo.

Luo Yin pensó que Han Sen debía poder ver el futuro, siendo capaz de predecir cuándo, cómo y dónde iban a llegar sus ataques. Creía que todas las oportunidades que pudiera intentar aprovechar serían inútiles debido a que estaban previstas por Han Sen, que tenía el poder de controlarlo todo.

“¡Imposible! ¡Imposible!” Han Sen sólo bloqueaba sus ataques, ni siquiera se defendía. Pero Luo Yin comenzó a tambalearse hacia atrás, murmurando extrañamente como si acabara de ver un fantasma.

Su fe se derrumbaba, incapaz de creer que alguien del mismo nivel pudiera bloquear su ataque de Cielo Falsificado. Nunca había considerado que algo así fuera posible.

En el corazón de Luo Yin, el Sutra del Cielo Falsificado era el arte hipergénico más poderoso que existía, y con él a su lado, nada podía detenerle.

Pero la forma en que Luo Yin percibía el mundo se desbarató tras lo que acababa de experimentar. El ataque del Cielo Falsificado había sido bloqueado, inútil contra su enemigo.

“¿Eres de la familia Luo?” Preguntó Han Sen, mirándole.

Luo Yin quiso responder, pero en ese momento se vio incapaz. De repente se sintió abrumado por la vergüenza, una vergüenza que provenía de su asociación con la familia Luo.

“Bueno, regresa. No soy de la familia Luo.” Tras decir eso, Han Sen gesticuló a Gruñidor Dorado y pasó junto al hombre que ahora estaba destrozado.

La boca de Luo Yin seguía temblando, pero seguía sin poder pronunciar palabras. Volvió al teletransportador, aparentemente aturdido.

Luo Yin, de vuelta en la Alianza, no podía esperar a ver a Luo Haitang. Iba a contarle todo lo que había ocurrido con Han Sen, y también esperaba que Luo Haitang pudiera decir unas palabras para renovar su fe en el Sutra del Cielo Falsificado.

“Luo Yin, ¿qué has hecho últimamente? Parece que te has mantenido ocupado.” Luo Li vio a Luo Yin dando vueltas, distraído. Nunca le había visto en ese estado, así que no pudo evitar entablar un diálogo con él.

“Vi a Han Sen.” Dijo Luo Yin.

“¿Y? ¿Qué pasó?” Los ojos de Luo Li ardieron repentinamente, con el afán de escuchar el resultado.

Ella había presenciado la pelea con Yu Qielan, y entendiendo su fuerza, reconoció que Luo Yin podría no haber sido capaz de vencerlo. Pero también sabía que Luo Yin podía atacar a Han Sen con la fuerza del Cielo Falsificado. Todo lo que se necesitaría sería un golpe poderoso del sutra.

Luo Yin tenía una expresión complicada, y cuando por fin se armó de valor para volver a hablar, murmuró las palabras, “He fallado.”

“¿Qué quieres decir con que has fallado?” Luo Li frunció el ceño. Si Luo Yin perdía contra Han Sen, no le sorprendería del todo. Pero no estaba segura de lo que quería decir al decirle que había fracasado.

“Le ataqué ciento veintitrés veces con la fuerza del Cielo Falsificado. Bloqueó todos y cada uno de los ataques, sin permitirme siquiera rozar su ropa.” Los ojos de Luo Yin solían ser muy claros, pero ahora estaban nublados y enturbiados por la confusión. Su mundo había sido sacudido por lo que había ocurrido entre él y Han Sen.

“¿Qué? ¿Qué quieres decir?” El cuerpo de Luo Li se estremeció con lo que escuchó. Mirando a Luo Yin, sus ojos se hundieron. Parecía aún menos capaz de creer y aceptar lo que acababa de suceder.

“Realmente no he dado ni un golpe.” Los labios de Luo Yin temblaron al darse cuenta de que la fe que había establecido durante los últimos veinte años había sido totalmente aplastada.

Luo Li se limitó a permanecer en silencio, mirando a Luo Yin. Ella sabía que él no era de los que mienten o adornan un cuento. Y reconociendo eso, escuchar los resultados de su lucha con Han Sen le hizo revolver el estómago.

Luo Li trató de mover los labios, pero no pudo hacer que salieran palabras. Su mente estaba en total desorden, y se quedó en silencio con los ojos sombríos fijos en el pánico de Luo Yin.

“¿Él… realmente lo bloqueó?” Mucho tiempo después, Luo Li pudo finalmente hablar. Esa simple frase estaba repleta de una variedad de emociones diferentes.

El rostro de Luo Yin se volvió amargo mientras asentía para confirmar lo que ella preguntaba.

“Entra y dime cómo se las arregló para bloquear la fuerza del Cielo Falsificado.” La voz de Luo Haitang llegó desde el otro lado del patio; había escuchado su conversación.

El rostro de Luo Haitang parecía serio. Sabía que Luo Yin perdería, pero nunca esperó que Han Sen fuera capaz de bloquear todos sus ataques.

Luo Yin aceptó y entró en el patio, un lugar que sólo visitaría tras recibir un permiso formal. Lo mismo le ocurrió a Luo Li, pero estaba ansiosa por saber qué había ocurrido exactamente, así que le siguió rápidamente.

“Descríbeme detalladamente lo que ocurrió cuando luchasteis. No te saltes ni un solo detalle, por mínimo que sea.” Le dijo Luo Haitang.

Luo Yin así lo hizo, explicando a Luo Haitang todo lo que había sucedido desde el momento en que puso sus ojos en Han Sen.

Luo Haitang frunció las cejas con mucha fuerza, mientras que Luo Li se quedó con la boca abierta. Parecía que acababa de escuchar una gran leyenda.

Han Sen había bloqueado casualmente cada uno de los ciento veintitrés ataques de Luo Yin. Para Luo Li, que creía que la habilidad era invisible e imposible de rastrear, lo que estaba oyendo no era más que un cuento de fantasía que no tenía ni un atisbo de verdad o credibilidad.

Después de que Luo Yin terminara su descripción, Luo Haitang se quedó en silencio. Perder usando el Sutra del Cielo Falsificado era una posibilidad valida y aceptable, pero que los ataques de la habilidad fueran bloqueados era algo inaudito. No sólo Luo Li y Luo Yin no lo creían, sino que Luo Haitang tampoco podía.

Luo Haitang parecía preocupado, deseando haber podido ver cómo Han Sen había conseguido bloquear los ataques de Cielo Falsificado.

“¿Qué le enseñó la Pequeño Lan a ese chico?” Luo Haitang pensó que todo eso era obra de Luo Lan. No había contemplado ni contemplaría la posibilidad de que no tuviera nada que ver con ella.

Han Sen no consideró el impacto que su defensa tendría en la familia. Pero una vez terminada la pelea, se sintió más que satisfecho con su éxito. Significaba que su vigorosa práctica no había sido desperdiciada. Fue un tiempo bien empleado.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .