Súper Gen Divino – Capítulo 832: Tiempo de Brillar de la Pequeña Hada

Quinto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

“¿Es este un pozo bioquímico y ese un macabí bioquímico?” Han Sen preguntó con el ceño fruncido.

“No lo sé. Si no lo es, tiene que ser bastante similar. ¿Tal vez es una subespecie?” Dijo la Emperatriz Shakra.

“Entonces, ¿cómo puedo sacar el pez de ahí?” Han Sen seguía extremadamente obsesionado con su recuperación. Incluso si la criatura de la piscina no era el pez macabí bioquímico del que había hablado, tenía que ser algo bueno.

Y si se confirmaba su identidad, no tendría más remedio que sacarlo de la piscina y matarlo. Sería una aventura educativa.

“No conozco una forma de atrapar a un Pez Macabí Bioquímico, y al igual que tu problema, todo se debe a la dificultad que plantea el pozo bioquímico que habita.” La Emperatriz Shakra negó con la cabeza.

Había un tesoro frente a Han Sen, pero actualmente era inalcanzable. Era como un terrible picor. Pero justo cuando Han Sen frunció el ceño en su contemplación, su bolsillo vibró. Entonces, la concha de vieira salio mágicamente del bolsillo y voló cerca del pozo.

El hada salió de la concha, extendió su delicada mano hacia la Emperatriz Shakra y movió el dedo índice a izquierda y derecha. Era como si dijera, “Te equivocas.”

Estaba visiblemente molesta por la afirmación de la Emperatriz Shakra de que nadie podía entrar en el agua. Voló cerca del pozo y exhaló aire helado por la superficie del agua.

El agua del pozo comenzó a congelarse con relativa rapidez.

El hada mantuvo la presión helada y continuó exhalando aire helado hasta que todo el pozo fue un bloque de hielo. Y a medida que el agua se congelaba más y más, el pez entró en estado de pánico. Pero al no poder salir del pozo, no podía hacer nada.

A medida que el agua se convertía en hielo, los movimientos del pez eran cada vez más lentos. Cuando todo se convirtió en hielo, el pez quedó atrapado dentro, inmóvil.

Con un rostro arrogante y bullicioso, el hada se giró para mirar a Han Sen. Luego, se dio la vuelta y golpeó el hielo con su puño. Se hizo añicos. Mientras los fragmentos de hielo se esparcían por el aire y por el suelo a su alrededor, el pez salió volando.

Con gran velocidad, el hada consiguió atrapar el pez con sus pequeñas manos. Con el premio que Han Sen buscaba, voló y dio vueltas a su alrededor.

Esto encantó a Han Sen, y mientras observaba el pez que la pequeña hada había obtenido para él, se dio cuenta de lo limpio que parecía. No había ni una sola mota de suciedad ni una sola mancha menor en él, y como si fuera un tentador caramelo de hielo para un caluroso día de verano, Han Sen lo cogió con avidez.

“Bueno, la pequeña hada finalmente hizo algo de valor. Parece que el tiempo y el gasto que he invertido en tratarte ha dado por fin sus frutos.” Han Sen, al recibir el pescado, se aseguró de felicitar a la pequeña hada en su típica forma inexpresiva.

La pequeña hada estaba un poco satisfecha de sí misma después de eso, así que fue a sentarse encima de la cabeza de Han Sen. Y mientras se acomodaba, le sacó la lengua a la Emperatriz Shakra en señal de burla por su incapacidad de proporcionar la ayuda que el hada acababa de prestar.

“¿Quieres esto?” Han Sen puso el pescado helado delante del zorro plateado. Éste asintió, y luego engulló el pescado a toda prisa.

Al consumirlo, Han Sen notó inmediatamente que el pelaje del zorro plateado se convertía en cristal. Era bastante llamativo. Su pelaje cristalizado cayó al suelo como si se hubiera desprendido, y un nuevo pelaje ocupó su lugar.

Que un pez tan pequeño pudiera proporcionar unos cambios tan grandes al zorro plateado sorprendió a Han Sen.

Pero entonces Han Sen pensó de repente en algo. Aunque el zorro plateado estaba alineado con el elemento trueno, poseía la capacidad de curar las heridas de los demás. Con sus lametones médicos, sus habilidades curativas habían resultado útiles para Han Sen en numerosas ocasiones.

Pero no había confiado tanto en el zorro plateado, desde que el propio Han Sen había aprendido a curar mediante una simulación del flujo de energía del rinoceronte sagrado.

Después de dispararle el rayo, Han Sen se dio cuenta de que el pequeño pez había conseguido curarse rápidamente. Lo más probable era que poseyera capacidades curativas, que era lo que atraía tanto al zorro plateado.

Cuando el zorro plateado terminó de evolucionar, saltó a los brazos de Han Sen. Se frotó la cabeza contra el pecho de Han Sen y parecía extasiado.

Han Sen acarició la cabeza del zorro plateado, preguntándose por qué una criatura con el poder del trueno también podía curar. Era una combinación única para el zorro plateado.

“Me pregunto de dónde ha salido el Pequeño Plateado. Cuando la encontré, no era más que un huevo que descubrí en un valle famoso por las serpientes. Realmente no hay ninguna pista que pueda seguir.” Han Sen no llevó sus pensamientos más allá de eso. En última instancia, decidió que no importaba de dónde viniera.

Pero en los últimos tiempos, un cierto sentimiento de inquietud comenzó a acosarle. Le preocupaba que, a pesar de su conexión con el zorro plateado, fuera realmente una criatura. Si quería entrar en la tercera zona de El Santuario de Dios junto a Han Sen, necesitaría una especie de avance. Y aunque pudiera ascender a la tercera zona de El Santuario de Dios, no había garantía de que acabaran juntos en el mismo refugio.

“Espero que nuestra distancia no sea demasiado grande.” Han Sen sólo podía esperar.

……

Luo Yin había pasado mucho tiempo buscando a Han Sen, pero aún no había podido descubrir su paradero. Sin embargo, le habían informado de su reciente aparición en un refugio humano. Al ir allí a investigar, siguió sin poder localizarlo. Lo único que podía hacer después era esperar a que se siguiera otro rastro.

Sentía mucha curiosidad por Han Sen, ya que pensaba que el Sutra del Cielo Falsificado era el arte hipergénico más fuerte que existía. Y no entendía por qué Han Sen, a pesar de compartir la sangre de la familia, se negaba a aprenderlo.

A veces Luo Yin deseaba ser del verdadero linaje de la familia Luo, firme en la creencia de su incapacidad de fallar a Luo Haitang.

Era realmente una pena que no fuera de la línea de sangre Luo. Al principio era un pariente lejano, pero fue adoptado por Luo Haitang y más tarde se le enseñó la habilidad.

“Tengo que hacer que Han Sen entienda lo que se está perdiendo, al no aprender el Sutra del Cielo Falsificado.” Pensó Luo Yin para sí mismo.

Mientras Luo Yin pensaba eso, de repente vio a un hombre pasar por la puerta.

La figura tenía un cuerpo alto y fuerte. La persona tenía un rostro joven, con una piel pálida y un poco rosada. Era el tipo de rostro que pondría celosa a cualquier mujer.

Sobre el hombro del hombre descansaba un zorro plateado de aspecto perezoso, y detrás de ellos trotaba un león con aspecto de elefante. Su espalda estaba cargada de cosas.

“¡Han Sen!” Los ojos de Luo Yin brillaron, ya que nunca había visto a Han Sen en persona. Todo lo que había visto eran fotos y vídeos del hombre. Creía que conocía la apariencia de Han Sen mejor que la suya propia.

Sin dudarlo, Luo Yin se acercó a él. Vino con un propósito, y era educar a Han Sen en lo poderoso que era realmente el Sutra del Cielo Falsificado como habilidad.

Han Sen, al ver a Luo Yin acercarse, pareció sorprendido. Lo reconoció de su anterior encuentro, cuando Han Sen había asumido su personaje de Dollar.

“¿Qué quieres?” Han Sen miró a Luo Yin, que estaba de pie frente a él.

“¿Eres Han Sen?” A Luo Yin no le gustaban los rodeos, ni tampoco irse por las ramas. No iba a perder más tiempo, así que todo lo que quería hacer después de obtener la confirmación de su identidad era revelar inmediatamente el poder del Sutra del Cielo Falsificado.

Sin decir una palabra más, Luo Yin lanzó su mano hacia delante en un intento de acuchillar a Han Sen. Un poder invisible voló hacia él, como si su destino fuera dañarle.

 

 


0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x