Release that witch: Capítulo 746



Una noche ardiente

La luz de la explosión brilló como una luciérnaga en la noche.

Van’er levantó su telescopio y miró hacia el oasis.

Las antorchas encendidas se convirtieron en la mejor forma de encontrar sus objetivos. Las antorchas se volvieron más intensas cuanto más cerca estaban de la ciudad de la arena de hierro. Miles de llamas centelleantes iluminaron claramente el campamento de la nación de arena, que era el objetivo principal del batallón de artillería.

Después de un rato, el sonido de una gran explosión llegó desde las profundidades del oasis.

“Los lugares de aterrizaje parecen un poco desorganizados” murmuró Cat’s Claw, quien también estaba observando.

“Eso es lo mejor que pudimos hacer. Sabes, es difícil colocar el cañón en la arena, así que solo podemos usar los primeros disparos como prueba” Jop respondió mientras cargaba el proyectil en el cañón para el próximo disparo.

“De todos modos, intenta disparar más. Si el proyectil cae sobre la cabeza de Su Excelencia Iron Axe, será nuestro fin.”

“Estate tranquilo. La taberna está lejos del campamento. Si la golpeamos por error, los manuales de tiro escritos por los sabios deberían ser reescritos” Rodney apretó la cuerda de disparo y gritó: “¡Listo!”

“¡Fuego!” Van’er asintió.

Los dos cañones Stronghold dispararon de nuevo con rugidos ensordecedores. Las llamas que escaparon de la boca del cañón iluminaron brevemente el suelo frente a ellos y levantaron suficiente polvo para golpearlos en la cara, lo que provocó que la multitud cerrara los ojos.

El pequeño oasis no era realmente una ciudad. Era simplemente una fortaleza formada por los clanes fuera de ciudad de la arena de hierro. Ninguna de las casas estaba hecha de ladrillo y piedra, y la mayoría de ellas eran solo tiendas de cuero y tela, excepto algunos edificios pequeños y torres de vigilancia.

Por lo tanto, el daño de los cañones Stronghold fue sorprendentemente bueno.

Van’er notó que no importaba dónde cayera el proyectil, el área estaría oscura por un segundo, pero pronto se volvería a iluminar. La explosión derribó carpas y antorchas, y luego el aceite de las antorchas se mezcló con otros materiales de construcción inflamables, formando llamas más deslumbrantes.

Esta fue la primera vez que el batallón de artillería del Primer Ejército tuvo que utilizar el método de medir distancias y organizar las posiciones de artillería de acuerdo con la tabla de tiro. El resultado no podría describirse como ideal, pero afortunadamente, los objetivos vulnerables e inflamables compensaron este defecto. Después de varias rondas de disparos, el campamento de la nación de arena se había encendido en un gran fuego, mientras que varias llamas brillantes se extendían con la ayuda del rugiente viento de la tarde. Iba a prender fuego a todo el oasis. Aunque no estaban experimentando el poder de la artillería de primera mano, Van’er podía imaginar exactamente en qué tipo de situación se encontraban ahora los llamados perros guardianes.

Abrumador e inevitable, este era el Señor de la Guerra alabado por Su Majestad.

¡Alabado sea el cañón!

¡Alabado sea el cañón de gran calibre!

Miró con orgullo al Batallón de Cañones, tendiendo en una emboscada, y a los escuadrones de ametralladoras de ambos lados y una vez más se sintió afortunado de haber tomado la decisión correcta.

El futuro de la guerra estaría dominado por los cañones. En cuanto a los fusiles de pedernal … solo serían adecuados para apoyar los cañones o limpiar el campo de batalla, pero nada más.

Fue después de bastante tiempo antes de que Thuram se recuperara de las devastadoras explosiones. Hasta ahora, le zumbaban los oídos, como si le hubieran abofeteado.

¿Era ese el trueno que había mencionado Iron Axe?

Después de un trueno profundo y aullidos agudos, una torre de vigilancia no muy lejos de la taberna fue envuelta repentinamente por una bola de fuego y toda la torre se partió en pedazos en cuestión de segundos. Al mismo tiempo, el rugido de la explosión hizo que sus oídos perdieran la audición por un momento.

A través de los agujeros rotos en la pared, vio que muchas carpas eran encendidas por el fuego y luego se convirtieron en incendios aún más grandes. La gente gritó y salió corriendo del fuego, rodando y luchando en el suelo en un intento por apagar las llamas. Desafortunadamente, pocos de ellos tuvieron la suerte de hacerlo.

Algunas de las personas de la arena cerca de la torre de vigilancia cayeron inconscientes. No resultaron heridos de muerte, pero nunca más podrían ponerse de pie.

¡Maldita sea, esto no era un trueno, sino fuego celestial cayendo en el mundo mortal!

Solo el Padre Celestial podía tener un poder tan terrible.

Thuram pensó que un ataque tan violento no duraría mucho, pero pronto se dio cuenta de que estaba equivocado.

Oía el sonido de un trueno cada dos minutos, seguido de bolas de fuego y explosiones. También notó que las bolas de fuego estaban dispersas al principio, pero pronto se concentraron en el centro del oasis. Allí era donde vivían los perros guardianes. A diferencia de los clanes vasallos, los perros guardianes ocupaban la tierra más fértil del oasis.

Sin embargo, por el momento, se había convertido en un infierno.

Un fuego rugió como si el cielo estuviera ardiendo.

Ahora miró a Iron Axe de manera diferente.

“Por el nombre de Tres Dioses … ¡tú no tienes tanta fuerza!” Thuram preguntó con voz ronca y temblorosa: “¿A quién te sometiste? ¿Esos norteños?” (NTE: …… ya no puedo oír norteño sin malpensarlo XD)

“Un rey misericordioso” respondió Iron Axe, “traerá orden y seguridad a la gente de la arena del Clan Mojin”

“Eso es imposi …” Subconscientemente quería decir “imposible”, pero cuando vio el mar de fuego que se extendía por el oasis, la última sílaba se atascó en su garganta y no pudo pronunciarla.

“Desafortunadamente, no todas las personas están dispuestas a aceptar tal sistema. El oasis alimenta a la Nación de la Arena, pero al mismo tiempo aprisionaba sus pensamientos. Matar y enmarcar vinieron de luchar por la supervivencia. Qué irónico que el oasis, que debería sustentar la vida, está empapado de sangre. En cuanto a los perros guardianes, los grandes clanes los mantienen en el poder y hacen que los miembros de nuestro clan sufran en la arena y la sequía. Tengo que decir que es una cosa estúpida y miope.”

“Si estas palabras fueran dichas por los norteños, no me sorprendería, pero tú, Iron Axe …” Thuram sacudió la cabeza dolorosamente. “Como un mestizo crecido en el desierto, ¿cómo puedes ser tan ingenuo? ¿Olvidaste que el oasis es limitado y no puede sostener a la creciente población si no luchamos por los territorios? A menos que los Mojins puedan vencer a Graycastle, no podemos dejar el desierto. La cooperación y la sumisión terminarán en la muerte, ya que los norteños nunca confiarán en nosotros. ¡La caída de los clanes hueso negro y arenisca es la prueba de ello!”

Para recibir un territorio rico, estos dos clanes, que deberían tener la oportunidad de vivir en la ciudad de la arena de hierro, optaron por ofrecer su servicio a García, Reina de Clearwater. ¿Qué obtuvieron? Se entendió que todos fueron alimentados con unas píldoras extrañas y, finalmente, se convirtieron en carne podrida y la promesa de la Reina dejó de tener sentido.

“¿Nunca podremos ganarnos una confianza real?” Iron Axe dijo con un leve suspiro: “Solía ​​pensar eso, pero la evidencia que he visto me dice que algunas personas nacen para romper con la rutina.”

De repente, Thuram escuchó un estallido de galope fuera de la taberna, que se hizo cada vez más frecuente. Sabía que el equipo de contraataque de los perros guardianes se estaba reuniendo.

Es posible que pierdan el valor para luchar, pero sus habilidades y equitación no se perdieron. Mientras los enemigos emergieran cerca del oasis, irían a por ellos como gusanos de arena sedientos de sangre. Cuando estaba a punto de recordarle eso a Iron Axe, lo agarraron por el cuello y lo llevaron a la ventana.

No muy lejos, vio más antorchas encendidas moviéndose hacia el desierto fuera del oasis.

Aparentemente, estos perros guardianes captaron el olor de los atacantes.

Sin embargo, tanto Iron Axe como la Dama Divina de cabello oscuro estaban a gusto. Parecía que no les importaba este equipo de caballería.

“¿Qué dije antes? No todo el mundo está feliz de aceptar el nuevo orden … Los perros guardianes pensaron que podían detener el trueno” susurró el mestizo en su oído como si estuviera pronunciando su destino, “Pero si lo aceptan o no, vendrá el nuevo orden”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .