Parallel World Pharmacy: Volumen 5 Capítulo 4


Engranaje de artimaña

Dentro de la gran oficina conectada a la Gran Iglesia de la Ciudad Santa.

Aquí fue donde Comb, sacerdote principal de la diócesis de Saint Fleuve bajo el gran sacerdote Pius, informó sobre la situación reciente de Falma. (NTE: dice gran sacerdote, pero yo recuerdo que era el papa, aun así, lo dejo tal cual en caso de estar equivocado.)

“La Emperatriz ha estado considerando a la iglesia como un enemigo desde ese incidente. Tiene dificultades para ponerse en contacto con el dios de la medicina. La Emperatriz puede tener a alguien como su contacto dentro de la iglesia actuando como asistente. Se predijo tal tipo de movimiento.”

Las actividades de la iglesia de la Capital Imperial están siendo restringidas y la recopilación de inteligencia para los espías de la iglesia también se vio obstaculizada significativamente.

El Imperio está monitoreando el movimiento de la iglesia, seguir a Falma se ha vuelto difícil, y el espía asignado a la familia De Médicis también había sido arrestado por los guardias de la Emperatriz.

Irónicamente, el único lugar donde los exasperados sacerdotes de la Gran Iglesia podían encontrarse con Falma era en la Parallel World Pharmacy.

Los sacerdotes de la iglesia imperial se están volviendo más cautelosos con Falma, ya que asisten a la farmacia todos los días para comprar medicamentos y se están convirtiendo en clientes habituales. Durante estos días, se habían familiarizado como clientes habituales, y también podían hablar con Falma directamente, mientras que algunos sacerdotes fueron enviados como reconocimiento y reportaron: “¡Me convocaste!” Y estaban encantados de haber regresado.

“¿Así que ahora?”

“Hay una ligera variación diurna en el poder divino del dios de la medicina.”

“Hoo, así es como ha sido.”

Pius escuchó con interés. Comb informó que Falma suprimía la energía durante el día entre semana. Según la medición del poder divino de Falma sobre toda la Ciudad Imperial con los medidores de poder divino de alta sensibilidad, el informe de su poder divino era más fuerte durante la noche, pero se debilitaba durante el día.

A pesar de que el poder general se debilitó, la tremenda producción remanente fue mucho más allá del nivel de un ser humano según los estándares generales.

El poder divino formó un gran santuario que aleja a los espíritus malignos según el rango de sus actividades.

“Lo revisé con mucho cuidado. ¿Significa esto que está enfermo durante el día?”

“En los últimos días, se sujetaba los brazos con cuidado y con gestos muy llamativos, así que creo que estaba haciendo algo en sus brazos. Por ejemplo, probablemente sea una forma de contener su poder divino.”

Comb ha estado recibiendo informes de sus subordinados sobre Falma durante las últimas semanas, con el informe sobre él cuidando sus brazos.

“El dios de la medicina sabía sobre el sello divino y se lo está aplicando.”

Dado que ahora se conoce el arte de sellar a los dioses, significa que se ha filtrado la información interna de la iglesia. Pius frunce el ceño con amargura, mostrando la ira en sus mejillas.

“Puede que haya un excedente de poder divino, o me pregunto si está intentando mantener su forma humana.”

“Es un desperdicio, si simplemente recolectáramos una pequeña cantidad de ese poder divino debería ser suficiente para reducir considerablemente su cantidad de poder divino.”

Pius está examinando la lista de tesoros que posee la Gran Iglesia en los templos guardianes de todo el mundo.

“Esto es bueno.”

Las yemas de los dedos de Pius se deslizaron verticalmente a lo largo de la lista nuevamente, y luego se detuvieron en cierto tesoro.

En una mañana tranquila y alegre, Falma, Lotte y Cedric llegan a la farmacia como de costumbre, y allí vieron a una mujer joven con un gran sombrero ocultando sus ojos, sentada en el banco delantero de la farmacia aparentemente distraída.

Lleva una túnica larga y negra, similar a la de los farmacéuticos viajeros.

“Buenos días. Gracias por esperar, ya abrimos la tienda.”

Falma era la persona exacta que estaba buscando y la llama con alegría, ya que es una comerciante que vino a venderle nuevas hierbas.

“Buenos días, perdón, no es lo que piensas. En cuanto a mí, me llamo Juliana y soy farmacéutica de segunda clase durante este viaje. Me robaron en el camino y perdí todas mis medicinas y mi dinero. Cuando le pregunté a la gente de aquí, escuché que debería ir a esta tienda para una consulta…”

¿Juliana recordaba el horror de que le robaran la medicina? Tiene lágrimas en los ojos.

“Aah, escuchemos sobre la situación en el interior.”

Falma abre la tienda y la invita a pasar.

Ella es una farmacéutica aristocrática menor según ella, y dijo haber estado en un viaje de formación.

(Una farmacéutica que tenía medicinas, y a simple vista podría ser reconocida como una farmacéutica ambulante solitaria … El Imperio sigue siendo un lugar seguro, pero es demasiado peligroso en el camino. Ganaría dinero porque las medicinas son caras.)

Falma especuló que parecía indefensa y que esa fue la razón por la que la atacaron.

Como las farmacias de farmacología manejan medicamentos costosos, tienden a necesitar guardias para evitar robos.

El caballero que actuaba como portero se estableció para que nadie fuera atacado ni siquiera en la Parallel World Pharmacy. Aun así, uno todavía puede ser atacado.

“Eso fue un desastre. ¿Qué medicamento fue robado?”

“Sí, analgésicos abdominales, analgésicos para el dolor de cabeza y antipiréticos.”

“¿Sarimana, Rubines, Itmail y pociones de onagra? También los tenemos en nuestra tienda.” (NTE: al parecer las primeras dos, probablemente, sean invenciones del autor, Itmail, según el traductor al inglés, es un multivitamínico y la onagra es una planta que se usa para tratar dolencias menstruales principalmente)

Ellen llegó a trabajar cuando Falma abrió la farmacia mientras escuchaba la historia de Juliana.

“Buenos días, Dios mío, algo está pasando con Falma-kun. La tienda abrió temprano hoy.”

“No soy una clienta. ¡Lo siento, soy una farmacéutica, me llamo Juliana, estaba de viaje y fui asaltada por ladrones!”

Lotte volvió a contar el evento a Ellen mientras limpiaba durante la preparación de apertura.

Juliana fue guiada al rincón de la recepción, y se sentó incomoda por lo ocurrido.

“Aquí tienes la medicina. ¿Estará bien así?”

Falma sacó un conjunto de medicinas tradicionales que se cree que son comúnmente manipuladas por farmacéuticos de segunda clase en varios lugares. Omitió todos los medicamentos que manejaban los farmacéuticos de primera clase, como los farmacéuticos de la corte.

Aunque la corriente principal de la Parallel World Pharmacy tiene recetas de medicamentos modernos, existen también medicamentos tradicionales para los pacientes que los necesitan absolutamente y para aquellos que se quejan constantemente. La medicina moderna se recetó al mismo tiempo la mayor parte del tiempo.

“Disculpe, todos estos. Todos estos son medicamentos costosos.”

Cuando Falma trató de entregarle los medicamentos, Juliana rápidamente negó con la cabeza. Sin embargo, Falma está en modo de trabajo y empaca los medicamentos en una bolsa barata.

“Cuando uno de ustedes está en problemas, estamos aquí el uno para el otro. Creo que serás un banco ambulante si planeas vender mucho. Una vez más, ten cuidado con el robo y asegúrate de regresar a salvo a tu país. Entonces, tu ropa debe ser de civil y no el abrigo de un farmacéutico. Serás atacada de nuevo si descubren que eres una farmacéutica. Si solo tiene esa ropa, te daré algo de ropa.”

“Tanta… con tanta amabilidad, no puedo aceptar esto gratis, así que déjame pagar el costo con mi cuerpo.”

Juliana estaba completamente preocupada.

“No estoy segura de que lo sepas ya que eres una viajera, pero Falma es más rico que muchos ricos, así que esto no es gran cosa para él. Deseo que simplemente lo aceptes”

Ellen se burló de Juliana para que no dude.

Falma en este momento es una de las personas ricas dentro de la Ciudad Imperial gracias a las ventas de la Parallel World Pharmacy, junto con su salario por ser un farmacéutico de la corte, excluyendo las ventas consolidadas de las farmacias de las empresas conjuntas y los activos de Bruno.

Dentro de la Ciudad Imperial Falma tiene la disposición de ser el contribuyente mejor clasificado.

Recientemente, Falma se muestra escéptico sobre superar el activo total de Bruno.

Está ganando mucho dinero, pero creó la bala mágica para la plaga y protegió la Capital Imperial, se hizo muy popular como farmacéutico que continuó produciendo muchas drogas nuevas, y ya no es el caso de ganarse rencores desdeñosos.

“¿Con tu cuerpo…?”

A pesar de que Falma es una de las personas más ricas del Imperio, una bomba destructiva de un comentario de “con mi cuerpo” mencionado por una extraña mujer hizo que se pusiera completamente rígido.

“Oh Dios, realmente lo tienes. Falma-kun, no tiene ese tipo de tolerancia para que te burles de él.”

Ellen lo encuentra interesante.

“Si no le molesta, trabajaré en esta farmacia. ¡Haré cualquier cosa, desde la limpieza hasta las tareas del hogar!”

Juliana se postra en el suelo a sus pies mientras suplica.

“No tienes que preocuparte por la gratitud, mi deseo es que aceptes la medicina.”

Hay seis miembros del personal en la Parallel World Pharmacy, y hay suficiente mano de obra en los últimos días. No conoce los antecedentes de Juliana, y un farmacéutico que no tenga ningún conocimiento de la medicina moderna no puede trabajar en esta farmacia.

“¡Por favor déjeme trabajar! ¡Déjeme estudiar, por favor! ¿O tal vez, oh, porque estoy en su camino…?”

(Uun, hay suficiente personal)

Honestamente, Falma solo quería que se fuera.

Hasta ahora, la cantidad de farmacéuticos a los que rechazó cuando solicitaron puestos de aprendizaje en la Parallel World Pharmacy es similar al número de estrellas en el cielo, pero todos ellos deberían inscribirse en el Colegio de Medicina Imperial donde es profesor desde otoño. La farmacia moderna es algo que no se puede enseñar de la noche a la mañana, y es peligroso manejar el conocimiento medico a medias.

Aparte del personal, no quería ver a otras personas trabajando en la farmacia.

“Si tú lo dices, pero ¿qué quieres hacer Falma-kun? No sé si quiere ver el trabajo del farmacéutico de otro país.”

Por otro lado, Ellen simpatiza con Juliana.

“Uun …”

Falma decidió ceder ante la presión de Ellen.

“Bueno, tal vez solo unos días, ¿de acuerdo? Pero no puede recetar ningún medicamento.”

“¡S-Sí! No recetaré ningún medicamento. ¡Trabajaré tan duro como pueda!”

Juliana empezó a ayudar a la farmacia.

Ella es una gran trabajadora y se toma las cosas en serio. Comenzó con las tareas del hogar y la limpieza sin tomar atajos de ninguna manera, aprendiendo lentamente de los farmacéuticos a tiempo parcial y de Ellen cómo dispensar la medicina moderna poco a poco, pesando y calculando perfectamente, realiza bien el trabajo de oficina, lee con entusiasmo los libros de texto de Falma y, a veces, discutiendo acerca de reunirse con su personal para comer y comprar.

Aprende rápidamente sin importar lo que haga, y no se interpuso en su camino.

(Ella es muy talentosa para un farmacéutico. Simplemente por ser una viajera es que puede hacer tanto, como un farmacéutico de segunda clase) (NTE: aquí no dejaban claro quien lo pensaba y, aunque se referían a un niño, decidí cambiarlo para que sea Falma el que lo piensa.)

Hay algo que presenciar, ya que las expectativas de Falma son altas.

Juliana dijo que no tenía educación, pero tiene una habilidad inusual para un farmacéutico, que es un masaje mágico.

Ella masajea el cuerpo a través de un bastón vertiendo su poder divino en el paciente, para ajustar la circulación de los fluidos corporales. Juliana masajeó a su personal durante su descanso en la farmacia para su comodidad. Ellen se sorprendió luego de que Juliana terminara su tratamiento.

“Aah, muy bien. Mis hombros están en perfecto estado. ¡Juliana-chan, puedes ganar lo suficiente para comer solo con esto sin ningún medicamento!”

“Sí-sí, es un honor ser elogiada por Eleonor-sama.”

A Ellen le gustó el masaje de Juliana.

“¡Esto es maravilloso, todo mi cuerpo parece estar bailando!”

Lotte la mira a los ojos.

“Ufufu, Lotte-chan, fue mi primera experiencia al recibir poder divino, es una emoción maravillosa.”

(Lotte está entusiasmada. Lo ve como si fuera una especie de medicina)

Parece un desperdicio aplicar el poder divino a los plebeyos que no tienen el poder divino por naturaleza.

Cuando Falma está de pie, Ellen lo invita.

“¿Por qué no lo intentas también Falma-kun?”

“Tu cuerpo se relajará.”

Ya que se sienten tan bien Falma decide intentarlo después de que Ellen y Lotte lo recomienden alternativamente.

“Entonces, yo también debería pedir tu masaje.”

Falma se acuesta en la cama privada de la sala de examen, Juliana usa todo su bastón como un rodillo para aflojar su cuerpo, y comienza su masaje empujando la punta de su bastón sobre cada parte de su cuerpo.

El poder divino de Falma es tan fuerte que no sintió que el poder divino de Juliana se vertiera en él, pero solo pudo experimentar el efecto de su masaje.

(Ah, esto es bueno. Se siente como si todo mi cuerpo se volviera como masa de pan)

“¿Hay algún sistema en esta arte divina tuya Juliana? Me gustaría preguntarte sobre esto en detalle.”

“Sí, estoy completando mi curso de formación de masaje mágico.”

“Eeh… tal vez sea bueno para tratar a quienes tienen dolencias crónicas.”

“¿Qué es eso?”

“Es un síntoma que no se puede curar con medicamentos.”

“Sí, también utilizo este arte divino en esos casos.”

Hay algunos pacientes visitantes de la farmacia a los que no pudo encontrar nada malo con su ojo diagnóstico, por lo que estos son los casos en los que no se pudo realizar el diagnóstico.

Las llamadas quejas de estos pacientes van desde dolor de cabeza, rigidez de hombros, lumbalgia, dolor abdominal, ansiedad, y las principales quejas son las quejas crónicas que claramente no tienen causas subyacentes incluso después de los exámenes. Debido a que el dolor es subjetivo, amplificado por la ansiedad y el estrés, es difícil que intervenga un tercero.

No es posible porque está fuera del alcance del tratamiento a través de métodos médicos y farmacéuticos. Esto se debe al maltrato de uno mismo sin relajarse.

Debido a que se desconocía la causa principal de la queja, acudieron a varios lugares para un examen médico. A pesar de que el paciente recibió un programa de rehabilitación indiscriminado, no hubo mejoría. Con el tiempo el paciente se sintió decepcionado con la medicina moderna y comenzó a utilizar remedios caseros y otros métodos. Simplemente usan una droga ineficaz, incluso similar al mismo patrón que todavía permanece en el Japón moderno.

Al responder a tales quejas de pacientes, Falma se pregunta recientemente, en parte, acerca de la efectividad de las artes divinas. En particular, la rigidez de hombros y dolor de espalda, dolores de cabeza y otras molestias, simplemente aplicando poder divino a la zona afectada puede ser más eficaz que un relajante. Ellen afirma que los médicos y farmacéuticos a veces usan el mismo método para eliminar el dolor de los pacientes de este mundo. Parece que es efectivo cuando alguien con un arte divino poderoso lo hace, y escuchó que Bruno también es famoso en el campo.

El antiguo él lo habría descartado como “supersticiones”, pero examinó la efectividad del tratamiento de Juliana que amplifica el poder divino a través del bastón mientras derrama el poder divino en el paciente, pensó en su aplicación en la Parallel World Pharmacy.

“Los efectos se juzgan mediante ensayos controlados aleatorios con el sesgo eliminado, y me pregunto si será más eficaz que un placebo.”

“¿Placebo…?”

Falma explica que el efecto placebo, a pesar de ser de naturaleza ineficaz, crea un efecto sugerente en el cuerpo. Por ejemplo, incluso si toma algo que no es eficaz como medicamento, la persona se siente mejor porque cree que es un medicamento, y así sucesivamente.

“Ya sea que se trate de un nuevo medicamento o de un tratamiento, si no verificas adecuadamente las estadísticas de resultados, es simplemente una creencia basada en el fundamento. Tengo que recopilar los datos correctamente para los pacientes.”

Falma habla con Juliana sobre el análisis estadístico.

“Falma-sama, sabe muchas cosas pese a ser tan joven.”

Mientras Falma hablaba con Juliana sobre eso, se sintió mal después de realizar el tratamiento en ese momento.

“¿Nn?”

Falma sintió que algo estaba mal y se dio la vuelta detrás de él con miedo.

“¿Qué le pasa?”

“¡Nn, nada!”

“¿Le dije algo extraño?”

Juliana se encogió de hombros como si estuviera asustada. Había soltado el bastón que sostenía.

“Lo siento. Perdí la concentración, uf, déjeme continuar.”

A veces, Juliana parecía estar perdiendo el tiempo varias veces al día después de eso. Aun así, trabajaba perfectamente, pero su expresión era turbia y poco a poco se volvió menos habladora.

(¿Qué le estará sucediendo?)

Falma comienza a preocuparse por ella, y eso continúa desde ese día.

Juliana desapareció repentinamente de la farmacia.

“Bueno, ¿dónde está Juliana-chan?”

El personal de la farmacia comenzó su búsqueda creyendo que podría haberse perdido en la Ciudad Imperial. Pero ninguno de ellos pudo encontrarla mientras buscaban en todos los lugares en los que podían pensar. Incluso cuando hicieron un uso completo de la red de información de la madre de la farmacia, Celest, la información no apareció ni siquiera en la tienda de periódicos.

“La Ciudad Imperial de Saint Fleuve es enorme, y buscar así es imposible.”

Roger estaba cansado de correr por la Ciudad Imperial a caballo mientras buscaba visualmente.

“Me perdí, hola, ¡lo siento!”

Rebecca también registró la ciudad, pero aparentemente se perdió y la policía militar la llevaron de regreso. Rebecca parece no tener sentido de la orientación.

(Ojalá hubiera comprobado alguna de sus características físicas)

Si Juliana tuviera alguna enfermedad crónica, Falma podría buscarla entre las personas de la Ciudad Imperial. Pero no la había examinado.

“¿Ha regresado a su país? Quería tener una fiesta de despedida.”

Lotte parece lamentarse.

“No parecía ser una chica dispuesta a regresar en silencio, así que espero que no se meta en problemas.”

Ellen se limpia las gafas con un paño para distraerse del peor escenario posible.

“Algo parecía estar preocupándole …”

Falma estaba sosteniendo un historial médico, mientras miraba la vista de la Ciudad Imperial fuera de la ventana.

Ese día no encontraron a Juliana y era hora de que él cerrara la farmacia.

Nubes gruesas cubrieron el cielo de la Capital Imperial y comenzó a llover intensamente.

“Vámonos a casa.”

Cuando Cedric, Falma y Lotte estaban a punto de regresar a casa con el carruaje, Lotte se detiene.

“Yo, yo quiero encontrar a Juliana. Está lloviendo … si, si todavía está perdida en algún lugar de la Capital Imperial …”

Lotte está preocupada por ella.

“Así es, ¿no? así que busquemos un poco más de tiempo antes de irnos a casa.”

Los tres se detuvieron y escucharon a los transeúntes en la Ciudad Imperial, mientras preguntaban a los oficiales en guardia. Y finalmente, la información sobre una joven que se parece a Juliana que están buscando se encuentra en el edificio más alto de la Ciudad Imperial aparece.

(¡¿Puede ser que…?!)

“¡Lotte, Cedric, es hora de que se vayan a casa!”

Falma los dejó en el lugar, luego se escapó y giró en un callejón dentro de la Ciudad Imperial.

“¿¡Falma-sama!?”

Cuando Lotte entró en el callejón siguiendo a Falma, Falma ya no estaba allí.

“¿Dónde estás, Falma… sama?”

Falma voló con el báculo del dios de la medicina, mientras registraba todos los campanarios de la Ciudad Imperial desde el aire.

Y luego, en la esquina del campanario más alto de la Capital Imperial, encontró a una mujer.

La presencia de Falma se mezcló con el sonido de la lluvia, mientras descendía detrás de ella lentamente sin hacer ningún sonido. Logró pasar la verja de hierro del campanario y estaba agachada sola mientras la lluvia la golpeaba. No había barandillas ni guardias frente a ella, y si cae a esa altura, significaba una muerte instantánea. Sus piernas estaban medio colgando sobre el borde de la torre.

Ella también parecía reacia a saltar.

“No tienes que hablar de nada, así que no te muevas de ahí.”

Falma la llamó en voz baja. Ella levantó la cara y se puso de pie apresuradamente.

“… Falma-sama …”

“No te muevas, quédate ahí”

“Por favor, no vengas… no tengo una cara adecuada para mostrarte. Todo es mentira.”

Se enfrentó a Falma cuando estaba a punto de saltar y confesó.

“No soy una farmacéutica viajera, ni me robaron cosas.”

“¿Y qué pasa con eso?”

Falma respondió sin dudarlo.

“Todo está bien, y no importa cuáles sean las circunstancias, no hay razón para que saltes.”

Falma agarra el báculo del dios de la medicina.

Ella será atrapada en el aire incluso si está lista para arrojarse prematuramente.

“Si no tienes la intención de hacer eso, todavía no es demasiado tarde para escuchar tu historia.”

Ella estalla en lágrimas.

“Soy la cardióloga médica de la Gran Iglesia.”

La llevó detrás de la cerca del campanario y escuchó su historia.

Abre la boca con remordimiento.

“Mi misión era acercarme a Falma y quitarle el poder divino. Pero cuanto más te conocía, mas era incapaz de hacerlo. En primer lugar, va en contra de la fe robarle a la deidad guardiana el poder divino. No puedo hacerlo. Pero eso traicionaría el templo … no tengo más remedio que saltar”

“¿Por qué tiene que suceder eso?”

“Lo siento, no me queda vida si no salto… tengo una maldición dentro de mí. La maldición me erosiona gradualmente y, finalmente, pierdo el alma … Quiero morir antes de lastimar a los demás.”

Falma preguntó sobre la situación con más detalle.

“Los sacerdotes que conocen importantes secretos del templo han sido maldecidos desde el momento de su nombramiento para no traicionar al templo. A menos que regresen al Gran Templo y continúen tomando medicinas para purificar la maldición, el corazón de la persona dejará de latir y morirá”

(Me pregunto si hay algo tan horrible … me lo he estado preguntando durante mucho tiempo, pero la parte superior del templo es demasiado peligrosa)

“¿Dónde está la marca de la maldición?”

Ella niega con la cabeza y se niega a hablar. Cuando Falma observa con sus ojos, un patrón azul negruzco estaba grabado en su nuca. El patrón comienza a crecer en su piel.

“Haciendo cosas tan terribles.”

Por los hechos sucios hechos por la Gran Iglesia, Falma se enoja. Sin embargo, están mejorando su fuerza organizativa al intentar hacer este tipo de cosas. Era demasiado espeluznante.

“Déjame tocarlo.”

Después de que Falma dijo eso, de repente la agarró por la nuca mojada.

“¡Hii uu… nn!”

Gritó involuntariamente porque de repente la agarraron y cerró los ojos. Su maldición desapareció por completo cuando Falma impuso directamente su poder divino sobre su maldición.

“Está eliminado. Ahora eres libre.”

“¿¡Eh… eeh!?”

Ella estaba aturdida.

“No hay forma de deshacerse de esta maldición en ningún lugar del mundo …”

“Si es así, solo yo puedo hacerlo.”

“Falma-sama, después de todo, es por mucho la deidad guardiana más poderosa de todos los tiempos… en cientos de años, la deidad guardiana no ha bajado a este mundo. Es como si el poder de todas esas deidades guardianas estuviera en usted.”

Por lo que escuchó, entiende que el poder divino de las deidades guardianas durante algunas generaciones que no aparecieron le fue transferido.

“No soy una persona tan grande, así que no tengas miedo. Me alegraría que pensaras que soy igual a ti.”

Incluso si el poder del dios de la medicina reside dentro de él, los sentimientos internos de Falma son que él es un ser humano.

“¿Qué está tratando de hacer la Gran Iglesia con mi poder divino?”

“El frágil mundo está atado con “engranajes de virutas”. Para evitar que se desprendan las virutas que conectan el mundo, se aprietan con engranajes. Para mover el instrumento, es necesario el poder divino de la deidad guardiana. Incluso si lastimas a la deidad guardiana y haces algo que va en contra de tu fe, no hay nada que podamos hacer para detener el colapso del mundo en erosión …”

“¿Erosión del mundo?”

Debido a que ella pertenece a la parte central de la Gran Iglesia, se vio expuesta inesperadamente a una gran cantidad de información.

Solomon dijo que la Gran Iglesia atrajo a las sucesivas deidades guardianas, realizó su sellado hasta que desaparecieron, por lo que parece que hubo tal desarrollo detrás de todo.

Falma estaba confundido acerca de que la parte superior de la iglesia tuviera un grupo de fanáticos.

(¿Es eso cierto?)

Falma usa sus ojos de observación para tratar de detectar pistas de si ella estaba mintiendo.

No hay cambios en la temperatura corporal, el pulso o el flujo sanguíneo al cerebro. Usando ese método de medición, es el llamado polígrafo detector de mentiras lo que es científica y completamente infundado, aunque examinar las áreas del cerebro que se activan cuando está mintiendo da una pista de si está mintiendo.

Su fisiología cerebral no cambia después de completar algunas preguntas.

(Tal vez sea cierto … Si es así, es una razón inevitable para el intento de la iglesia de restringirme y drenar mi poder divino)

“¿Cómo planeabas quitarme mi poder divino para llevarlo de vuelta? ¿Alguna vez pensaste que no podrías vencerme y arrastrarme de regreso?”

“Porque hay un tesoro que absorbe el poder divino… Pero, ya no puedo hacer eso.”

“¿Es un tesoro que se inserta junto a tu báculo?”

“Mmm, es esto …”

“Préstame eso.”

Falma toma el tesoro de manos de Juliana y rápidamente saca la espada de su vaina. Dos hojas delgadas salen en paralelo del mango. Tiene el mismo tamaño que un cuchillo de fruta.

“Es como un enchufe. ¿Cómo succionas el poder divino?”

Incluso cuando traza los bordes de la hoja con las yemas de los dedos, no hay sangre. No cambia ni siquiera cuando sostiene las espadas.

“Por favor devuélvalo, y definitivamente no es bueno … No puedo lastimar a Falma-sama, ya que esto está mal”

Juliana intenta desesperadamente recuperar el tesoro.

(¿No hay dolor? Es decir, por apuñalar)

Falma toma una decisión y clava la hoja en su muslo.

El cuerpo de Falma no es sólido y no sale sangre.

Hay algunas sensaciones de fatiga y dolor, pero no son insoportables.

“¿¡Kyaa aaah!? ¡Falma-sama!”

“¿No es esto una especie de batería?”

Cuando imagina que puede inyectar su poder divino en la espada, la espada comienza a brillar y parpadear violentamente. Entonces, el poder divino ya no se puede empaquetar en él cuando alcanza cierta capacidad.

“Esto está completamente cargado. Sí, pude hacerlo. ¿Hay alguna otro de estos tesoros? Parece que puedo llenar algunas más.”

Mientras tanto, después de 20 segundos.

“¿¡Eh!? ¿Eh? ¿No pasó nada? Se sabía que esta espada causaba un dolor severo a la deidad guardiana, y le quitaba su poder divino.”

“No pasó nada en absoluto, y el poder divino en mi cuerpo no ha disminuido en absoluto. ¿Podrás completar tu misión y regresar al templo? Si no tienes suficiente poder divino, simplemente regresa de nuevo, ¿E ira a esos engranes después de que lo acabas de entregar?”

Falma duda de su comprensión de que es un dispositivo como un engranaje o un artilugio.

“Sí, sí… no puedo creerlo.”

Ella respondió que será la fuerza motriz de los engranajes durante un período de tiempo considerable.

“¿Esa rueda dentada está ubicada en la Ciudad Santa?”

“En lo profundo del subsuelo de la iglesia, hay una entrada a otro mundo. A partir de ahí …”

“Entonces, infórmame sobre lo que observes la próxima vez. Entonces, ¿la existencia del mundo? Cooperaré si algo sale mal.”

Le dijo a Juliana que hablaría con ella si se acercaba a él normalmente, sin hacer algo tan furtivo.

“No sé si no me hablas, pero a veces puedes saberlo hablando.”

Falma se ríe después de decir eso.

Juliana regresará a la Ciudad Santa al día siguiente.

Juliana está preocupada, si no regresa pronto, un nuevo espía será enviado a Falma nuevamente si ella falla. El personal de Falma no conoce la situación.

Finalmente realizó un sincero masaje mágico a todo el personal de la farmacia. Se dijo que el masaje mágico es una técnica realizada por los sacerdotes médicos. Y por idea de Lotte, también tienen una pequeña fiesta de despedida.

“Incluso si fue por poco tiempo, les agradezco su apoyo.”

“Ojalá pudieras quedarte un poco más …”

Ellen quería retener a Juliana. La comodidad de su masaje mágico puede haberse vuelto adictiva.

“Sí, esta vez te vas a casa, pero ven a vernos de nuevo.”

Falma habló con tanta despreocupación. Es como si los eventos de ayer no hubieran sucedido.

“Hasta ahora, la iglesia pensaba que los humanos no pueden comunicarse con la deidad guardiana, pero … eso fue un gran error. Falma-sama llegó aquí y piensa en muchas personas con el corazón. Junto con el tesoro que me ha encomendado, lo informare al gran sacerdote”

Juliana le confió a Falma sus sentimientos sobre su partida. Regresaba a la Ciudad Santa.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x