Dragon Egg: Capítulo 516


Anterior |Índice| Siguiente


Comandante de los Caballeros Sagrados, Alexio (Lado de Volk)

 

 

Me senté a horcajadas sobre la espalda de Lacertilia.

Yo, junto con Lacertilia y Magiatite, atacaremos a los caballeros sagrados desde el cielo. Mientras tanto, Alo, Atranart y Treant atacaran a los caballeros sagrados que se acerquen al suelo.

Así es como lo planeamos.

Con esto, usaremos la ventaja del atacar desde el cielo a nuestro favor y evitaremos los ataques unilaterales. Si la Santa o Beelzebub, el rey de las moscas, aparecen, será difícil lidiar con ellos, pero el enemigo querrá concentrar su fuerza principal contra Irushia y derrotarlo. No enviaran su fuerza principal en contra de nosotros.

—… Aquí vienen. —Atranart murmuró.

Siguiendo sus palabras, aparecieron innumerables sombras en la niebla en el cielo. Los caballeros sagrados montando dragones son veinte, no, veinticinco.

Lacertilia inclinó su cabeza y me miró para confirmar.

—¡Sí, vuela! ¡Vamos a interceptar a los subordinados de la Santa! (Volk)

“¡Kishi!”

Lacertilia extendió sus alas oscuras parecidas a las de un murciélago, pateó el suelo y vuela por los aires. Sostengo a Magiatite convertido en la [Espada Espiritual de Acero Mágico Dorado].

Dos caballeros sobre dragones toman la delantera y aparecen en frente de mí. Se dividen a la izquierda y derecha, atacándome en pinzas.

Vi que Lacertilia hinchaba sus mejillas.

—Qué…

“¡Kishi!”

Lacertilia lanzó una niebla venenosa de su boca. Los dragones, que se dirigían hacia mí, cierran sus ojos y pierden el rumbo.

—¡Kuh! ¡Escapemos y reagrupémonos! —Uno de los caballeros dragón gritó.

Se separan a la izquierda y derecha, alejándose de mí.

—Magiatite, por favor. (Volk)

Levanté mi espada, extendiendo mis brazos y haciéndola brillar hacia los lados. La espada se transforma y extiende su hoja.

—¡Qué…!

La espada Magiatite acuchilló al caballero en el hueco del abdomen de su armadura y las alas del dragón del otro caballero, que debería haber estado fuera del camino.

El dragón grita de dolor y se retuerce. Sin embargo… ninguna era una herida lo suficientemente profunda para ser mortal.

Uno de ellos puso su mano en el hueco de la armadura lleno de sangre, apretó los dientes y regresó al cielo. El otro cayó en una trayectoria inestable mientras usaba [Descanso] sobre el dragón.

—Hubiera sido mejor apuntar a uno de ellos con seguridad. La única manera de compensar la diferencia de números es disminuyéndola de forma constante. (Volk)

Miro fijamente el suelo. Los caballeros sobre los dragones arrugaron sus frentes mientras me miraban.

—Qué desgraciado…

—No es solo el que está montando y la espada, sino que su propio cuerpo es de un monstruo. Supongo que no solo era un aventurero fuera de lugar después de todo. Es mucho más poderoso de lo que esperaba, derribó un Zephyr y destrozó la armadura de un caballero sagrado de un solo golpe.

—¡Es imposible derribarlo solamente atacándolo cuerpo a cuerpo! ¡Rodéenlo y atáquenlo con magia!

Algunos caballeros dragón me miran.

—Interesante, muéstrenme lo que tienen. No me importa si son diez o veinte. (Volk)

—¡Desgraciado…!

Cuando uno de los caballeros dragón estaba a punto de venir, el hombre que estaba detrás de él se adelantó y lo detuvo con su espada.

—Ustedes se harán cargo de los monstruos de abajo. Tengo un poco de curiosidad. Yo me encargare de ese hombre.

—¡C-Comandante Alexio…!

—¡Sí! ¡Sí, señor!

El que apareció era un hombre alto rubio y de ojos azules. Si bien tenía un rostro serio y digno de un caballero, sus ojos eran los de una bestia que disfrutaba cazando.

Las alas del dragón que montaba son más grandes que la de los demás dragones circundantes. Probablemente sea un dragón de primera clase.

He escuchado el nombre de Alexio antes. Estoy seguro de que es el espadachín más poderoso del Reino Sagrado de Realm y el líder de la Orden de los Caballeros Sagrados, Alexio Osrode.

—Me quedare con tu vida, Volk el cazador de dragones. (Alexio)

Alexio levanta su espada, es delgada y larga, una forma que solo se puede conseguir al no tenerle miedo al daño en las batallas reales… probablemente se haya utilizado un metal mágico especial.

La hoja de espejo de plata refleja la luz del sol. Es hermosa.

—Ya veo, es una buena espada… Apareció un oponente problemático. (Volk)

—Eres un poco fuerte, y eso es decir mucho. (Alexio)

Miro a Alo y a los demás. Los caballeros dragón se dirigen hacia ellos.

… El propósito de esta batalla es dispersar a los que están en el aire para que Alo y los demás no sean atacados unilateralmente desde el aire. Concentrar mi atención solamente en Alexio se desvía de la estrategia original, pero no es un oponente contra el que pueda pelear mientras me distraigo.

—No me molesta cruzar espadas con los fuertes, pero no tengo mucho tiempo libre en este momento. Te venceré de inmediato. (Volk)

—¡Vete al infierno, cazador de dragones! (Alexio)

A pesar de sus palabras, Alexio se ríe alegremente. Su dragón ruge y se dirige hacia mí.

—Escuché que no eras bueno con la magia, ¿qué te parece esto? (Alexio)

La luz se reúne en la punta de su espada. Una bola de fuego salió disparada desde la hoja toda velocidad.

—¡[Esfera de Fuego]! (Alexio)

Lacertilia intenta cambiar de rumbo, pero no hay que preocuparse.

—¡Déjamelo a mí! (Volk)

Recibo la bola de fuego con la parte baja de la espada. La bola de fuego se deslizó, cambio su trayectoria y pasó justo a mi lado.

La [Espada Espiritual de Acero Mágico Dorado] tiene una alta resistencia a la magia, por lo que puede atraer y repeler balas mágicas. Es más seguro utilizar la [Hoja Demoniaca] para cortar las balas mágicas, pero consume poder mágico, por lo que el número de veces que puedo utilizarla es limitado.

—¡Se está poniendo interesante cazador de dragones! ¿Qué te parece esto? ¡[Luna Luchen]! (Alexio)

La luz solar que toca su espada se convierte en una innumerable masa de calor y viene hacia mí. Lacertilia baja la altitud para evitarla. Balanceo mi espada y toco la luz.

Alexio viene hacia mí en línea recta.

Blando mi espada de par en par.

—¡Onda de Choque!

—¡Onda de Choque!

Los dos blandimos nuestras espadas de manera casi simultáneamente. Las dos espadas chocaron exactamente en el centro y explotaron.

“¡Kishi!”

Lacertilia arroja una niebla venenosa de su boca y frena a Alexio.

—¡No te preocupes! ¡Entra ahí, Zephyr! —Grita Alexio.

Lo veo saltar a la niebla.

“¿¡Kishi!?”

Lacertilia levanta su voz en confusión.

… Es difícil leer los movimientos de una espada en esta situación, donde la visibilidad esta obstruida. No esperaba que saliera así. Esta será una batalla entre la intuición y la velocidad de la espada, en lugar de la habilidad.

—¡Aaahhhhhhhh! ¡Te tengo, cazador de dragones! (Alexio)

Nuestras espadas se cruzan.

Mis manos se entumecen. Cuanta fuerza. Nunca había cruzado espadas con alguien que tuviera tanta fuerza.

Apenas puedo usar magia. Pero, a pesar de todo, pensé que tenía un talento natural con la espada. Hay un valor de talento que se le asigna a cada persona, y yo estoy inclinado hacia la espada. Y estoy seguro de que es el mismo estado del que a veces habla Irushia.

Pero este hombre es diferente. Puede manejar la magia con la suficiente libertad para utilizarla en la batalla, y al mismo tiempo tiene más fuerza que yo. Nunca había oído hablar de un hombre así en el Reino Sagrado.

—¡Pero, no me puedo permitir el ser empujado aquí…! (Volk)

—¡Ya veo, eres un hombre lo suficientemente poderoso para poder combatir conmigo! (Alexio)

Levanta su espada e inmediatamente ataca desde otra dirección. Apenas tuve tiempo de mover mi espada y bloquear el golpe, pero fue un golpe rápido y fuerte.

Alexio hace un gesto con la espada, y pasa junto a mí. Hace un giro y me apunta con su espada una vez más.

—Ha pasado un tiempo desde que puedo tener un combate con alguien a quien puedo tomar en serio. Es una pena… porque si no fuera por la vida de la Santa, me hubiera gustado divertirme un poco. A continuación, terminare contigo. (Alexio)


Rachidor: Nada como un buen duelo de espadas montando dragones en el cielo para hacer que las cosas se prendan, debido Irushia los cabaleros sagrados parecen débiles, pero ellos siguen siendo los mejor que tiene la humanidad, es solo que su oponente es un dragón legendario.

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya


Anterior |Índice| Siguiente

4 comentarios

  1. Si este tipo fue capaz de poner en esa situación a Volk tiene bien merecido ser el líder de una de las fuerzas militares más grandes del mundo

    Me gusta

  2. Bueno en mi caso, tengo que decir que está es de las novelas que llevan mejor el sistema de niveles (creo yo que hasta mucho mejor que el de Kumo)
    Las batallas dependen tanto del Estado, habilidades y el ingenio y análisis de cada uno.
    Y si ya Irushia hace parecer débiles a medio mundo pero tambien es alguno que aún comaprandoce com ellos IRushia los reconoce Por el mismo haber sido débil (me agrada eso de el no se vuelve el típico presumido de isekai por estár Op)
    Y las batalla entre sus compañeros siempre son bastante entretenidas pues la cosas entre sus enemigos son más iguales y le da bastante emoción a las peleas.

    Le gusta a 1 persona

    • El sistema de niveles de Kumo es un mal chiste, toda esa acumulación de valores y habilidades a lo bestias que al final no son más que un decorativo molesto que llena la pantalla, en pocas palabras, desde que Kumo mató a Alaba todo lo divertido, interesante y entretenido sobre el sistema de niveles y el como lo usa la prota se murió con él

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .