ICDS — Capítulo 265

Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


No Puedes Escapar de la Santa (5)

Al principio, estaba demasiado sorprendido para decir algo, pero cuando lo pensé, que poseyera Ojos Malvados era natural. Correcto, tenía una poderosa maldición que ningún avance en ciencia o medicina, o habilidad curativa del rango más alto podría sanar. No tendría sentido si no fuera causado por algo como Ojos Malvados.

“¿De verdad eres tú, Héroe-nim?”

“Te lo dije varias veces. Mi nombre es Kang Shin”.

“¡Realmente eres Héroe-nim…!”

“Veo que no escuchar las palabras de otras personas no ha cambiado”.

A pesar de que era la primera vez que hablaba desde que nació, la forma en que movía naturalmente los labios y la lengua daba un poco de miedo. Realmente era como una princesa liberada de una maldición, de esas que aparecen en los cuentos de hadas.

Indudablemente poseía Ojos Malvados desde el día en que nació. Ojos Malvados eran una autoridad aterradora que colocaba una inmensa carga sobre el cuerpo de uno. En ese entonces debería haber tenido poco o ningún maná en su cuerpo. Su cuerpo debe haber sabido que solo la muerte le esperaba si abría los ojos.

Por eso no podía abrir los ojos. Debido a que su vista no era suficiente, también perdió la audición y la voz. No era una maldición, sino su intento desesperado por aliviar la carga sobre su cuerpo. Por supuesto, nunca se dio cuenta.

Pensé en explicarlo, pero decidí no hacerlo. Sentí que solo alentaría su forma de pensar engrandecida.

Sin embargo, por alguna razón, Ciara estaba callada. Ahora podía ver y hablar. No importa lo callada que estuviera antes, no sería una reacción exagerada para ella parlotear con entusiasmo. Además, si fue Ciara quien siempre puso signos de exclamación en sus oraciones…

“¿Ciara?”

“¡Sí! ¡Sí!”

No, me equivoqué. Nunca había visto el mundo con sus propios ojos. Tenía sentido que se aturdiera.

De repente, Ciara, que me miraba, comenzó a llorar. Esperaba que se emocionara, pero aun así fue una sorpresa ya que las lágrimas no eran algo con lo que la asociara.

“¿Por qué estás llorando? Te dije que podía arreglarlo”.

“N-No. ¡No es nada, Héroe-nim…! ¡Es, es solo…!”

Ciara no se secó las lágrimas y solo me miró. Luego murmuró en voz baja.

“Incluso… Incluso más, mucho más hermoso de lo que pensaba…”

“… Eso es bueno de escuchar”.

No había forma de que el mundo que creaba en su corazón fuera el mismo que el que veía con sus propios ojos. Ahora podía ver y juzgar todo ella misma. Incluso si no fuera a mi grado… esperaba que llegara a reconocer el valor de los demás.

Sintiendo simpatía por Ciara por primera vez, extendí la mano y le acaricié el cabello. No reaccionó exageradamente y simplemente sonrió. Si tan solo pudiera seguir siendo así… Sentí un dolor de cabeza al saber que este no sería el caso.

Ciara recuperó el acceso a la luz y sonido. Además, sus ojos eran Ojos Malvados de nacimiento. Su poder de previsión fue simplemente el resultado del despertar de su poder innato.

Sus ojos podían ver el futuro. Era una habilidad simple, pero las consecuencias fueron inmensas. Con solo abrir los ojos, su habilidad llegó a superar con creces lo que era antes. Si hacía un esfuerzo y controlaba sus ojos, realmente podría no haber ningún lugar que pudiera escapar de su vista. Aunque tenía pensamientos peligrosos, siempre que estuviera a su lado me seguiría. Revival acababa de conseguir un aliado insustituible.

Sin embargo, la situación de Ciara no solo era buena. Como dije antes, la razón por la que no podía hablar y tenía los ojos cerrados era que su cuerpo no podía soportar sus Ojos Malvados. Ese era todavía el caso ahora, incluso como usuaria de habilidad.

Fortalecida por Enigma, el Elixir amplificó el maná en su cuerpo y forzó su cuerpo a su estado normal. Cuando el efecto del Elixir se agotará, su cuerpo volvería a ser agobiado, quizás incluso más que antes. Fue mi error, ya que nunca había considerado la posibilidad de que poseyera Ojos Malvados. Pero dado que abrió los ojos, fue necesario entrenar su cuerpo, mente y maná. Inmediatamente.

Hwaya respondió a mi solicitud con una expresión agonizante.

“Odioso…”

“Por favor, Hwaya. Haré lo que quieras”.

“Sabes muy bien que no puedo rechazarte… Huu, también es por Revival, muy bien. Lo soportaré”.

“Muchas gracias”.

Ciara hizo una reverencia a Hwaya. Claramente se había calmado después de abrir los ojos. Hwaya resopló mientras replicaba.

“Primero trabajemos en controlar el maná dentro de ti. En este momento todo está enredado por dentro”.

“Es porque no puede controlarlo conscientemente. Su potencial no debería ser malo… Después de todo es la distribuidora de todas las habilidades”.

“Eso espero, Shin. Voy a ser un poco ruda, así que danos un poco de espacio. Cuatro días”.

“¿¡Cuatro días!?”

¿¡Qué planea hacerle a esta niña!? ¿No me digas que va a desahogar su ira? Hwaya se rio disimuladamente al ver mis ojos preocupados.

“¿Qué? Soy la primera persona en la Tierra en entrenar sistemáticamente en maná. Desde que la acepté como discípula, no puedo ser suave incluso si ella es una niña. Necesito cuatro días, así que vete”.

Con eso, Hwaya me envió un mensaje.

[Puedo aproximadamente resolver lo que te preocupa en ese período de tiempo.]

“… Eres realmente una mujer increíble”.

“Si, lo sé”.

Hwaya asintió como si fuera la verdad más obvia. Luego agitó las manos sin siquiera mirarme. Sonreí y me fui como quería.

“Buena suerte, Ciara. Yo me ocuparé del resto”.

“Sí, Héroe-nim. ¡Lo haré lo mejor que pueda! ¡Por Héroe-nim!”

“No, hazlo por ti misma, no por mí”.

Así, la bruja aceptó a la santa como discípula a petición del héroe. Que desastre.

Después de dejar a Ciara con Hwaya, fui a buscar a Walker. Como ya había hablado con Hwaya y algunos otros, no necesitaba dudar en hacer lo que había planeado.

“¿Qué pasa, Kang Shin? Tu cara está más desagradable de lo habitual”.

“¿No debería?”

Le envié un mensaje a Walker de antemano, pero parecía que no estaba en la mazmorra de todos modos. Con lo que sucedió la última vez con las Mazmorras de Evento y la invasión de los demonios, estaba escalando la mazmorra con determinación, por lo que parecía que mi sincronización era buena. Cuando lo visité, Walker no estaba en su casa, sino que estaba fumando afuera.

Era mediodía. Habría estado protegiendo a Yua si fuera el pasado. Aunque no había pasado mucho tiempo, sentí que muchas cosas habían cambiado. Hice una sonrisa amarga. Walker encendió su cigarrillo y habló secamente.

“Si vas a visitarme dímelo antes”.

“Lo hice”.

“Tres o cuatro horas antes”.

“… ¿Tienes otro invitado?”

“… No”.

Walker esquivó mi mirada. Por un momento, sus ojos miraron la ventana del segundo piso. Las cortinas estaban bien cerradas como para ocultar lo que había dentro. Bueno, no importaba. Le dije a qué vine. (Ex:…)

“Realmente ya no necesitas el Contrato del Alma”.

“Te has vuelto atrevido, Kang Shin”.

“Creo que debería confiar en quienes puedo confiar”.

“¿Tú? ¿A mí? Me desperté demasiado tarde para verlo, pero el sol debe haber salido por el oeste”.

“Walker, necesito tu consentimiento para destruirlo. El Contrato del Alma, vamos a eliminarlo”.

Ignorando las tonterías de Walker, saqué nuestro Contrato del Alma y hablé con voz clara. Walker abrió mucho los ojos y aspiró un cigarrillo. Mientras exhalaba, tiró el cigarrillo y asintió.

“Bien, vamos a destruirlo”.

Sin que yo hiciera nada, el Contrato del Alma se hizo trizas. Podía sentir que el vínculo contractual entre Walker y yo desaparecía por completo. En ese momento, Walker apareció detrás mía. Su puño estaba envuelto en un aura negra.

“¡Solo déjame golpearte una vez…!”

“Rechazado”.

No importa cuánto creció Walker, no era mi oponente. Debido a lo predecible que era, no podía dejar que me golpeara incluso si quisiera. Rocé ligeramente su cuello con mi codo. Walker cayó hacia atrás y maldijo.

“Maldito seas, eres demasiado tacaño”.

“Gracias por el cumplido”.

“Jodete. Voy a ir y soltar todas las maldiciones que reprimí hasta ahora”.

“Sí, eres libre de hacerlo”.

Sonreí. Cuando estaba a punto de darme la vuelta, me di cuenta de que me quedaba algo que decir.

“Tú eres quien formó un Contrato del Alma con Sophie, ¿verdad? Dado que la restricción desapareció, también deshaz el suyo”.

“Entendido”.

“Quiero verla y decírselo yo mismo, pero como estás afuera debe ser preocupante para ella encontrarse con alguien en su estado actual”.

“¡Kuhuk!”

Walker tosió con brusquedad. Sonreí y le di otro golpe.

“Entonces, ¿cuándo puedo comer mis fideos? Me encantan los fideos, ¿sabes?” (Ex: A mí también)

“Hijo de puta…”

Walker apretó los dientes mientras yo salía sintiéndome mejor que nunca. Tarareé feliz.

Sería bueno llevar esta felicidad directamente al Piso 30 de Más Allá, pero había algo que tenía que hacer de antemano. Era el combate con Peruta que se producía una vez al mes. Dado que entrenar con él periódicamente me permitió darme cuenta de cuánto había mejorado, no tenía planes de tomármelo con calma.

Inmediatamente fui al Área Residencial y me dirigí a la sala de entrenamiento del sótano. Sumire era la única allí, empujaba su lanza en el aire por su cuenta. Me sorprendió un poco.

“¿Sumire?”

“¡Ah, Shin-nim!”

Me recibió con una sonrisa. Ya sabía esto por lo cerca que estaba de Hwaya, pero entre un perro y un gato, era más como un perro. Si tuviera cola, sospeché que se agitaría cien veces por segundo.

“¿Viniste a entrenar?”

“Sí, con Peruta”.

“¡Me iré, así que siéntete libre! ¿Después puedes entrenar conmigo…?”

“Por supuesto. Eres muy trabajadora, Sumire”.

“Solo estoy haciendo lo que puedo. Incluso en el último incidente, muchas personas resultaron heridas porque no pude protegerlas. No quiero que eso vuelva a ocurrir”.

Era tan deslumbrantemente brillante que no podía mirarla. ¿No debería Sumire ser la Santa en lugar de Ciara? (Ex: Completamente)

“Además, Atenea también tiene una habilidad relacionada con la lanza. Simplemente no puedo usarla porque no soy lo suficientemente hábil. Tengo que obtenerla antes de la próxima vez que aparezcan Mazmorras de Evento”.

“… Perdón por hacerte trabajar tan duro”.

“Sé que Shin-nim lo tiene más difícil. ¡Estoy feliz de ser de ayuda!”

¡Un ángel!

“Ah, tomé demasiado tiempo. Entonces, me voy. ¡Llámame cuando hayas terminado de entrenar!”

“No, Sumire. Puedes mirar desde un lado”.

“¿Eh? Pero…”

“Está bien. Puede que aprendas algo. Mmm, recuerda esto sin embargo”.

Agregué con una sonrisa irónica.

“Parecerá que estoy bailando solo”.

Me paré en el centro de la sala de entrenamiento con los ojos cerrados y llamé a Peruta. Aparentemente sabía lo que quería, ya que inmediatamente creó un mundo imaginario y se enfrentó a mí. Una sonrisa de satisfacción apareció en su rostro.

“Te diriges al siguiente reino”.

“Quiero llegar lo más rápido posible. Tengo mucho que pagarles”.

Levanté mi lanza y tomé postura. Peruta hizo un gesto con la mano mientras respondía.

“La impaciencia es el tabú de un guerrero. La impaciencia conduce a errores y los errores llevan a pérdidas. Cuando una persona se vuelve incapaz de recuperar lo que perdió, es cuando se convierte en Kahar”.

“Tomaré nota. Aunque no sé qué es un Kahar”.

“Oops, mi error. Kahar significa desastre en el idioma de mi continente. El tipo de desastre que permanece oculto, aparece de repente y lo devora todo. Cuando una persona se convierte en Kahar, no quedará nada, incluido él mismo. Al final destruirá incluso las cosas que quería proteger”.

Para ser honesto, sonaba genial.

“Recordaré eso”.

“Entonces recuerda esto también. En otro idioma, un Kahar se llama el Dios de la Venganza”.

Peruta levantó su lanza, apuntando hacia mí y gritando con fuerza.

“¡Ahora ven! ¡Deshazte de tu impaciencia y sed de venganza! ¡Por ahora solo piensa en alcanzar la cúspide de la lanza!”

“¡Por supuesto!”

Diez horas después.

Mi Tifón Loco alcanzó el Nivel 7.


Anterior |Índice| Siguiente

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
Kenoge
Kenoge
hace 7 meses

Gracias por los caps

tp_shin
tp_shin
hace 7 meses

Kahar el Dios de la Venganza posiblemente sea el cuarto Dios que le dé su título a Shin. Gracias por el cap.

rick4421
rick4421
hace 7 meses

Gracias por los caps

5
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x