ICDS — Capítulo 262


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


No Puedes Escapar de la Santa (2)

[Me he enfrentado a incontables retadores y solo a unos pocos se les ha permitido pasar. La mayoría intentaron derrotarme en grupos, y menos del diez por ciento fueron lo suficientemente valientes como para desafiarme solos. Entre ellos, aquellos que eventualmente me derrotaron únicamente con sus propios poderes podrían contarse con mis dedos. Por supuesto, ninguno logró atravesar mi espada en nuestra primera pelea.]

Me señaló con su gran espada negra y habló con una voz profunda.

[Me pregunto de qué tipo eres.]

“Eres bastante cooperativo con la mazmorra, ¿no?”

Levanté mi lanza y pregunté. El Caballero de la Muerte entonces se rio con voz lúgubre.

[¿Cooperativo? Joven guerrero, digamos que me rebelo contra la mazmorra. ¿Hay algo que pueda hacer?]

“¿No lo hay?”

[No. No hay futuro para aquellos que se han convertido en muertos vivientes. No hay camino que caminar, ni escaleras que subir, ¿¡qué voy a hacer contra alguien a quien no puedo alcanzar con mi espada!?, ¡lo único que puedo hacer es disfrutar de la batalla y hundir a los guerreros soñadores en la desesperación! Ven antes de que pierda el interés. ¡Te convertirás en uno de los innumerables tontos que desesperan ante mi espada!]

Todos los Jefes de Piso eran poderosos. No importa qué tan altas fueran las estadísticas de uno o cuántas habilidades se tuviera, era difícil ignorar el movimiento de un Jefe de Piso. El Caballero de la Muerte estaba en una liga diferente incluso a ellos.

[Si no tienes cuidado, morirás en un instante.]

Aura negra se elevó siniestramente de la gran espada que sostenía el Caballero de la Muerte. Al igual que las Llamas del Caos, parecía ser un poder diferente y no aura pura. Para enfrentarlo, también encendí mis Llamas del Caos.

“Voy”.

[¡Ah!]

Avanzando como un rayo, empujé mi lanza para atravesar directamente el yelmo del Caballero de la Muerte. Sin embargo, la gran espada del Caballero de la Muerte recibió mi lanza justo antes. Sin saberlo mis estadísticas incluso habían superado las de los Jefes de Piso, pero este no fue el caso contra el Caballero de la Muerte. Mi lanza fue empujada hacia atrás poco a poco. Sin embargo, el Caballero de la Muerte parecía ser el más sorprendido.

[Eres fuerte. Anormalmente fuerte.]

“Te estás… ¿¡burlando de mí!?”

Retiré mi lanza, usé Velocidad Divina ​​y apuñalé su gran espada consecutivamente. Parecía que ni siquiera él podía seguir la Velocidad Divina ya que titubeó. Continuando con este impulso, seguí atacándolo.

“¡Huaaaap!”

[¡Hmph!]

El Caballero de la Muerte, que fue empujado continuamente, de repente cambió de postura y bajo su gran espada. Apuntaba precisamente a la punta de mi lanza. En otras palabras, había leído los movimientos de mi lanza. Sin embargo, no me detuve y continué. Cuando su gran espada y mi lanza chocaron, abrió la boca.

[¡Aliento de Muerte!]

“¡Ruyue!”

[¡Congélate!]

La niebla negra que salía de su boca se congeló en el aire. Al mismo tiempo, lo pateé.

“¡Eso es sucio, hijo de puta!”

[¡Kuk!]

El Caballero de la Muerte pronto recobró su postura y blandió su gran espada, lanzando una onda de aura. Dejé de cargar hacia él y salté hacia atrás, tomando prestado el poder de Ruyue una vez más. El aura del Caballero de la Muerte golpeó la barrera de hielo que Ruyue creó y la tiñó de negro. Cuando la barrera se derritió, el agua negra dejó escapar un hedor horrible. Al verlo, asentí.

“Qué simple”.

Cualquier cosa tocada por esa aura se pudría. Al ver cómo Ruyue se escondió asustada detrás de mi espalda, parecía que incluso podía dañar cuerpos espirituales. Fue realmente un aliento mortal.

[¡No deberías tener tiempo para perder!]

“¡Ah!”

Fue rápido y poderoso. Sus técnicas estaban en el reino de los expertos, por lo que luchar contra él era más difícil que luchar contra enemigos que solo tenían cuerpos grandes. Quizás aquellos con un conocimiento superficial de las artes marciales podrían pensar que el Caballero de la Muerte es un oponente más fácil que el Dragón Zombi. Después de todo, las personas que no podían entender la profundidad de las técnicas del Caballero de la Muerte tendrían más miedo de que un enemigo poseyera un cuerpo más grande y duro, así como abundante maná. Solo alguien como yo, que tenía la capacidad de intercambiar ataques con el Caballero de la Muerte, entendería las capacidades reales de este.

Al igual que hizo antes, balanceé mi lanza en un amplio arco y disparé una onda horizontal de Llamas del Caos. De la misma forma que yo estaba cauteloso de su aura, él también lo estaba de la mía. Inmediatamente saltó y esquivó fácilmente mi ataque. Luego, con la adición de su peso descendente, voló hacia mí blandiendo su gran espada.

[¿¡Esto es todo!?]

“¡Por supuesto que no!”

Al igual que lo que hizo antes, también apuñalé mi lanza precisamente donde estaba la hoja de su espada. Cuando los ojos del Caballero de la Muerte se abrieron un poco, las Llamas del Caos danzaron y quemaron su aura, subiendo hasta su brazo. El Caballero de la Muerte se dio cuenta de inmediato de lo que estaba sucediendo. Sus ojos brillaron siniestramente y un aura helada salió disparada de su cuerpo.

[¡Arrogante!]

“¡Muéstrame todo lo que tienes! ¡No me digas que no te queda nada!”

Incluso si no planeaba grindear elixires, todavía necesitaba obtener su equipo. Las habilidades de los Jefes de Piso seguían siendo valiosas. Overlord, que era uno de mis poderes más importantes, fue el resultado de sintetizar habilidades. ¿Quién dijo que otra habilidad como esta no podía surgir?

En ese caso necesitaba derrotarlo diez veces al día durante solo un día o dos como máximo. Si descubría todos sus patrones de ataque en nuestra primera pelea lo tendría más fácil después. No sabía lo que sintió el Caballero de la Muerte por mis palabras, pero liberó un aura espesa de todo su cuerpo y habló en un tono disgustado.

[¡Me subestimas…!]

El aura que emanaba de su cuerpo se disparó como si explotara. Un aura negra y pegajosa se elevó desde su gran espada y ardió como Llamas del Caos. Sin que yo dijera nada, Ruyue chilló y disparó lanzas de hielo, el Caballero de la Muerte las bloqueó sin siquiera moverse. El aura que permanecía en su espada se elevó, se dividió automáticamente y devoró todas las lanzas de hielo que se le acercaron. En un instante, todo el hielo se derritió y fue absorbido por su aura.

[¡Te mostraré el poder de la maldición que obtuve a cambio de convertirme en un muerto viviente!]

“Maldición, dices”.

Circulé con fuerza Circuito Peruta. Un aura platina se arremolinó sobre Deseo Negro Puro, y un remolino que contenía Llamas del Caos se formó por separado sobre mi lanza. En respuesta, las pocas líneas de aura que bailaban en la gran espada del Caballero de la Muerte se detuvieron momentáneamente.

Mi Circuito Peruta todavía estaba a Nivel 9. ¿Cómo sería cuando lo dominara? Cientos y miles de veces al día tuve la tentación de poner mis puntos de habilidad para ello. Sin embargo, supe instintivamente que el resultado no sería bueno si no lo dominaba con mi propio poder, así que apenas me aguanté. Peruta también me había dado un consejo similar.

Luego infundí a Sharana en mi cuerpo y fortalecí los remolinos mientras cargaba hacia él.

“¡Dame ese poder!”

[¡Tú… un Héroe, eres un Héroe!]

Cuando vio el aura platina alrededor de mi cuerpo, los ojos brillantes del Caballero de la Muerte se volvieron más feroces.

[¡Cruz de la Muerte!]

“¡Velocidad Divina!”

Un aura en forma de cruz rebosante de maldiciones se acercó a mí. Inmediatamente concluí que la barrera de Ruyue no era suficiente para bloquearla, y usando Velocidad Divina, salté en el aire. Sin embargo, su aura también volaba hacia mí allí.

[¿¡Eso es todo!?]

Sin responderle, utilicé la duración de Velocidad Divina ​​para esquivar su ataque. Entonces disparé el aura de mi lanza hacia él como una bala. Parecía que no esperaba que esquivara su aura, ya que bajó la guardia y fue golpeado por mi ataque. El yelmo del Caballero de la Muerte se rompió parcialmente y su cabeza podrida apareció a través de las grietas.

[¿¡Te moviste en el aire!? ¿¡Eres un mago!?]

“¡Soy un Elementalista, idiota!”

[¡Kuk, también teñiré tus elementales con maldiciones!]

“¡Inténtalo si puedes!”

Con las Llamas del Caos quemando su yelmo se veía aún más siniestro. Aun así, como no era un dullahan, ¡no debería poder moverse si hago volar su cabeza!

Balanceé mi lanza con el único propósito de tragar su cabeza con Llamas del Caos. Como era de esperar, su gran espada se encontró con mi lanza, creando un resonante zumbido metálico. Con un arte de lanza ordinario no pude encontrar una oportunidad en su defensa. ¡Su habilidad con la espada fue la más grande de todos los monstruos que he conocido hasta ahora! Después de chocar armas una vez más, hice cierta distancia y murmuré.

“Pero solo con eso…”

[¡Kuooooo! ¡Flecha Aguja Oscura!]

En ese momento, un sinnúmero de agujas negras se dispararon desde el suelo debajo de mí. Ruyue, que lo notó antes, creó un lecho de hielo debajo mía, pero algunas agujas lograron atravesar el hielo e incluso mi remolino platino, apuñalando mi armadura. Aunque no estaba herido, me sentí más pesado. Parecía que su maldición también funcionaba en objetos.

[¿Podrás derrotarme con ese pesado cuerpo, Héroe?]

“Hablas demasiado”.

Sin moverme de ese lugar, jalé mi lanza y tomé postura. Casi terminé de analizarlo. Su habilidad con la espada era ciertamente excelente, pero su estilo de lucha ponía más énfasis en utilizar su aura y maldición. Lo más probable es que tuviera al menos un as bajo la manga más. Sin embargo…

“Terminaré con esto antes de que tengas la oportunidad de usarlo”.

[¡Desespera una y otra vez! ¡Esta es la mayor venganza que puedo obtener de la mazmorra!]

“Eres un Caballero de la Muerte… ¿¡Por qué tienes que ser tan mezquino!?”

El remolino que giraba alrededor de mi lanza disminuyó. No se debilitó, solo se comprimió en un único punto. El aura platina que envolvía mi armadura también se había trasladado a la Lanza del Caos.

“¡Toma esto!”

Aunque no se puede llamar un Golpe Heroico adecuado, si se completa, ¡debería poder derribar fácilmente a un simple Caballero de la Muerte! Un ataque de lanza parcialmente incompleto se lanzó hacia el Caballero de la Muerte. Rápidamente movió su cuerpo esquivándolo, pero simplemente sonreí en respuesta.

[¡No creas que puedes huir!]

Peika, que estaba en espera, se disparó en el aire y extendió los brazos. Una cadena de relámpagos dorados crepitó, inmovilizando sus cuatro extremidades.

[¿¡Kuk!?]

[¡Maestro!]

“¡Lo sé!”

Sin un solo momento de vacilación, empujé mi lanza y grité.

“¡Sacrificio!”

Su yelmo estalló en pedazos. La piel podrida y los huesos de un cadáver aparecieron debajo. Cuando la sangre muerta se disparó en el aire, dejó escapar un extraño aullido.

[¡Kiaaaaaaaak!]

“¡Kuk!”

¡Así que realmente le quedaba algo! En un instante, una niebla negra rodeó su cuerpo. De ella salieron grandes hachas de doble filo, cimitarras afiladas como navajas y otras armas cargadas de maldiciones. ¡Cada una de ellas fue suficiente para amenazar mi vida! Debido al efecto de Sacrificio, solo pude esquivarlos con por un pelo.

[¡Estas son las armas llenas de rencor de todos los guerreros que derroté hasta ahora! ¡Tú lanza pronto se convertirá en parte de ellas!]

“Gracioso. ¡Lástima que tu pasatiempo de coleccionar armas terminará hoy!”

Incluso mientras esquivaba las armas con la muerte con solo unos centímetros de distancia, tenía algo más en mente. ¿No es esto… una infracción de derechos de autor? (TI: ¡Ábrete! Puerta de Babi/Gate of Baby-, lo siento)

“Como sea, ¡matémoslo primero!”

[¡Seguro que puedes hablar para alguien que está a punto de morir!]

Circuito Peruta se volvió más feroz. Mientras sanaba mis órganos internos los cuales fueron dañados por Sacrificio, salté. Las armas continuaron disparándose, lo que mostraba la gran cantidad de guerreros que mató. Esquivándolos hábilmente, grité.

“¡Parece que también estás a punto de morir! ¡Deja de resistirte!”

[¡Morirás primero!]

Me eché a reír. Debido a que tuve que derrotarlo varias veces hoy, no usé las habilidades de mi reloj de bolsillo ni ninguna otra habilidad de una vez al día. Parecía que me estaba subestimando gravemente por eso. En este punto, agotar mi poder fue un desperdicio. Ahora que entendía sus capacidades, todo lo que me quedaba por hacer era acabar con él rápida y limpiamente.

Al principio quería aguantar un poco más para ver cuánto duraría esta habilidad suya, pero decidí hacerlo la próxima vez.

“Muy bien, ya voy… ¡Intenta esquivar esto!”

[¡Ven!]

Giré mi cuerpo en el aire y me disparé hacia él. Esquivando todas las armas que se lanzaban hacia mí con Velocidad Divina, concentré mis ojos en su feo rostro. ¡Con mi único objetivo siendo destruirlo, empujé mi lanza!

“¡Muereeeeee!”

Dejé de intentar arreglar mi hábito de gritar. Dado que sin darme cuenta se convirtió en el grito de guerra oficial del gremio, ¡bien podría seguir usandolo!


Anterior |Índice| Siguiente

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .