Arifureta — Capítulo 324


Autor: El Diario de Viaje a Tortus en el último episodio:

  • Helina parecía que iba a convertirse en posesión del Rey Demonio.
  • Randell fue hundido en un instante por la madre e hija Shirasaki, pero mostró sus agallas.
  • Liliana era una superior sin corazón. La comandante de los caballeros también parecía que se convertiría en posesión del Rey Demonio.
  • Helina vino a informar que la preparación de la reina Luluaria había terminado <- Estamos aquí ahora mismo.

Ex: Lo más recomendable es que lo vuelvan a leer para refrescar la memoria, adicionalmente pueden dejar un me gusta y comentario en caso de que no lo hubieran hecho antes.

Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


After Story III ― Diario de Viaje a Tortus – ④: Historia Oscura del Rey Demonio por el Regalo de la Reina

El lugar al que Helina llevó a Hajime y compañía era un pequeño jardín en el palacio.

No había varias flores floreciendo profusamente ni árboles que fueron podados artísticamente como el jardín anterior. Tampoco tenía un tamaño ideal para que los niños pequeños jugaran al escondite.

Sin embargo, era un jardín que estaba dando vagamente una atmósfera suave que soplaba una refrescante brisa fresca la cual calmaba el corazón que ardía continuamente con fervor por la restauración de la nación.

Hajime y compañía se sentaron alrededor de una mesa larga de color blanco puro que se colocó en medio de ese jardín. Una voz brillante que invitaba a la jovialidad resonaba con té y dulces frente a ellos.

“Ara, Sumire-sama. Si habla más que eso Hajime-dono ya no podrá recuperarse”.

La que estaba hablando elegantemente con un sonido agradable y agudo mientras colocaba su mano frente a su boca era Liliana en diez años más… era una hermosa mujer que podía provocar esa confusión.

Luluaria SB Heiligh, era la madre de Liliana y la actual reina viuda de este 『Reino Heiligh』.

Este año cumpliría treintaicuatro, pero su figura sentada al lado de Liliana en la cabecera de la larga mesa parecía como si fueran hermanas. Estaba cubierta con una atmósfera gentil y amable que era similar a Liliana.

Aunque a diferencia de Liliana, tal vez por ser reina, rebosaba gracia y dignidad que deberían expresarse como los de una dama entre las damas.

Con la muerte del rey del reino, su esposo Eliheid, la destrucción de la capital, y luego los asuntos relacionados con la reconstrucción, su corazón y cuerpo estaban agotados por todas las situaciones agitadas. Se veía más delgada en comparación con antes, por eso estaba expectante por el futuro de su hija Liliana.

“¿Qué estás diciendo, Luluaria-sama? Mi hijo será tu yerno, así que hay muchas cosas más que quiero que sepas――”

“Kaa-san, solo cállate ya”

La suplicante voz de Hajime interrumpió las palabras de Sumire que iba a continuar hablando alegremente.

Sumire le envió una mirada insatisfecha que decía 「Aunque iba a ser la parte buena a partir de ahora」. Delante de su vista estaba la figura de Hajime tumbado boca abajo sobre la mesa con una atmósfera como si estuviera herido por alguna razón.

“Incluso si hay cosas que su majestad la reina debería saber, mi historia oscura no es en absoluto una de ellas”.

Sí, después de que terminaron con la autopresentaciones y la charla ociosa, Luluaria preguntó cómo era Hajime en su hogar. Desde entonces hasta ahora Sumire siguió hablando sobre la historia oscura de Hajime, cómo trató de lanzar un Kame○meha en el jardín mientras gritaba con gran espíritu cuando era un niño (Ex: Tranquilo, todos lo hemos vivido), cómo sentía que estaba siendo apuntado por una organización misteriosa cuando estaba en primaria, cómo no dejaba de jugar hasta colapsar hacia adelante mientras estaba sentado cuando se encontraba en la escuela media y secundaria.

En el medio, Hajime trató de interceptar, pero Shuu interceptó la intercepción. Además, las esposa~s que estaban ansiosas por saber sobre Hajime en el pasado, sin importar de qué se tratara, bloquearon a Hajime usando todas las habilidades que tenían, así que al final Sumire siguió hablando hasta que el alma de Hajime se deslizó fuera de su boca.

Así, al ver a las sirvientas que estaban conteniendo desesperadamente su risa y a Hajime que parecía que su alma iba a dejar su cuerpo debido al inesperadamente lindo (ella no diría que era doloroso sin importar que) pasado del Rey Demonio que escuchaba de su madre, Luluaria finalmente extendió una mano para ayudar a Hajime.

Luluaria cambió el tema con indiferencia incluso mientras sonreía con alegría. ¡El Rey Demonio-sama le envió una mirada agradecida como si estuviera viendo a un mesías!

“Sin embargo, es un alivio saber que Sumire-sama y Shuu-sama son personas amables. Todos los demás también son buenos individuos que superaron mis expectativas. Ahora no tengo ninguna duda sobre la felicidad del futuro de mi hija”.

“Oh no, eso es realmente exagerado… ¡No!”

“¡Jajaja-, le daré una calurosa bienvenida a una buena niña como Lily-chan!”

Mamá Sumire y papá Shuu no eran tímidos en absoluto, incluso cuando hablaban con una reina.

Aunque Tomoichi y los demás retrocedieron tímidamente ante la desbordante gracia y dignidad de la reina cuando se presentó, estos dos fueron los únicos cuyos ojos se iluminaron desde el principio.

¡Un encuentro! ¡Con la en serio verdadera reina de otro mundo! ¡Gracias señor, gracias!

Así era como actuaban. No hace falta decir que la expresión de Luluaria convulsionaba un poco al ver eso.

Tomoichi abrió la boca con un poco de reserva.

“Sobre eso… su majestad, ¿no siente ninguna insatisfacción ni nada de que la pareja de su hija tenga una relación con otras mujeres?” (Ex: Creo honestamente le preguntaste a la persona equivocada, sentimientos aparte como realeza eso es algo relativamente normal)

“Espera, Querido”.

Kaoruko le dio un codazo a su esposo regañándolo. Kaori estaba viendo a su padre con las pupilas de sus ojos contrayéndose a puntos. Tomoichi-san goteaba sudor como una cascada.

Luluaria percibió el sentimiento de un padre de tal Tomoichi y respondió mientras hacía una pequeña sonrisa.

“Desde el principio las personas con un alto estatus social suelen estar rodeadas de amantes o concubinas, y cuando se trata de realeza y nobleza es algo natural el aceptar amantes. Mi esposo, Eliheid, no teniendo concubinas era un caso raro.

“Ugh… Ya veo, ciertamente hay una imagen de que la realeza y la nobleza son así”.

Tomoichi asintió con una expresión amarga. Le costaba aceptarlo. A pesar de que pensaba que tal vez podría aumentar sus aliados con Luluaria, algo como 「¡Cómo puede mi hija no ser la primera esposa cuando es princesa!」… Era completamente obvio que estaba pensando tal cosa.

Hannya-san en esper~a. Un aura extraña se elevaba de Kaori que veía con sus pupilas contrayéndose en puntos.

La sonrisa de Luluaria que sentía la habitual pelea de padre e hija se profundizaba más, luego acarició suavemente la cabeza de Liliana que estaba sentada a su lado.

“Originalmente esta niña no tenía la libertad de casarse por amor. Un matrimonio que no es útil para los intereses de la nación está en contra del deber como realeza. Tal cosa no puede ser reconocida pase lo que pase”.

Era un sentido de valores que no se encontraría en el 『Japón』 moderno. Tomoichi y compañía inconscientemente contuvieron la respiración al escuchar a Luluaria quien estaba afirmando seriamente eso sin adornarlo.

“Pero afortunadamente mi hija se enamoró del Rey Demonio Asesino de Dioses, y ese sentimiento es aceptado. El amor e interés de la nación coexisten en este caso, y no solo eso, sino que es una oportunidad incomparablemente buena que no puede ser igualada por ninguna otra. Incluso si no se convierte en la primera esposa, no hay ninguna razón para objetar. Así de grandiosa es la existencia de Hajime-dono para este mundo”.

Hajime, que era el Rey Demonio Asesino de Dioses y el salvador del mundo en el reconocimiento de la gente de 『Tortus』, tenía una posición que estaba por encima de la realeza de cualquier nación. Por lo tanto, incluso si una princesa solo se convirtiera en su concubina o incluso en una amante, eso sería un honor y una fortuna inigualables… ese era el pensamiento de las personas en este mundo.

Dejando a un lado a Tomoichi que estaba haciendo una expresión difícil, Luluaria continuó “Además…”.

“Esta niña pasó por muchas dificultades debido a mi inutilidad. Como madre, quiero que este al lado de un caballero al que ama sin preocuparse por algo como el interés nacional”.

“O, Okaa-sama no es inútil. ¡Nunca pensé que pasé por dificultades!”

Luluaria parecía disculparse desde el fondo de su corazón. Liliana apretó su mano con fuerza mientras respondía con palabras de negación.

Ciertamente era Liliana quien estaba atrapando públicamente la popularidad y el corazón de la gente. También era Liliana quien manejaba la diplomacia con el imperio.

Sin embargo, fue Luluaria quien reunió a los nobles después de que el rey y las principales autoridades murieran y el reino cayera en caos. También estaba soportando la mayor parte de la carga relacionada con los asuntos gubernamentales. Aunque Liliana actuó como sustituta del rey, hasta ahora era Luluaria quien desempeñaba el papel de héroe no reconocido.

Luluaria dirigió una expresión amorosa hacia su hija, quien estaba discutiendo con vehemencia en su contra, mientras afirmaba que por tal motivo no tenía ninguna queja incluso si Liliana no se convertía en la primera esposa de Hajime.

“Además, esta niña está diciendo cosas como estas, pero es un hecho que está agobiada por muchas cosas. Quizás debido a su educación estricta, se convirtió en alguien que priorizó completamente el deber por encima de todo lo demás… incluso si realmente entró en un matrimonio político, me preocupa que si es esta niña seguirá trabajando y no podrá construir una buena vida matrimonial”. (Ex: Su hija está enferma señora)

Liliana miró a Luluaria con un aspecto conmocionado.

Al mismo tiempo, la figura de la comandante de los caballeros que acababan de encontrar pasó por la mente de Hajime y compañía. La capitana Kuzeri que era como una lamentable oficinista acorralada tanto en cuerpo como en mente por una compañía negra.

Hajime asintió mientras hablaba.

“Ya veo. Ciertamente, si es Lily siento que su primera oración al despertar a su esposo por la mañana será ‘¡Ahora, es tiempo de trabajar!’”.

“… Nn. Incluso en medio del trabajo, creo que dirá ‘¿Eh? ¿Descanso? ¿No lo acabas de tener por cinco segundos hace un momento?’”.

“Eso es posible. Lily parece alguien que dirá algo como ‘¿Feriado? Lamento mi ignorancia. Buscaré la palabra en un diccionario en un momento’ cuando le pregunten sobre festivos”.

“Más bien, incluso si su esposo la invita a una cita en feriado, creo que ella dirá algo como ‘¿Porque es festivo no deberíamos hacer un trabajo divertido en su lugar?’ con una cara seria desuu”.

“Lily… una cita de trabajo, como se esperaba, será demasiado lamentable para el esposo…”

“Liliana-san. Quizás es extraño escuchar esto de una maestra como yo, pero creo que es mejor introducir la ley de normas laborales en esta nación”.

“¿¡Es así como todos piensan de mí-!?”

Como era de esperar, Liliana aulló de sorpresa al ser tratada como una esposa lamentable desde las bocas de Hajime y compañía. Golpeó la mesa repetidamente y protestó ferozmente diciendo que era una doncella sana y una princesa sumamente apropiada.

Sin embargo, en realidad priorizó su deber como princesa y decidió no ir con Hajime a la 『Tierra』. Su acción eliminó completamente la persuasión de su protesta.

“¡Uu, Okaa-sama! ¡Okaa-sama también, por favor diles la verdad!”

“Veamos. De hecho, creo que ahora mismo se ha vuelto mucho más femenina que antes. Fufufu, ese día, cuando regresaste del imperio y seguiste hablando interminablemente sobre Hajime-dono en la reunión, me puse a pensar 「¡Ara ara, entonces el día en que incluso esta niña conozca el amor finalmente llegó!」 y me puse de un buen humor que no era apropiado de mí”. (Ex: Creo que se refiere a esta imagen)

Liliana recordó el pasado vergonzoso e hizo “Uh” sin palabras. Yue inmediatamente instó a Luluaria “Más detalles de esa historia por favor” a continuar hablando.

Según Luluaria, después de que la “revuelta Haulia” en el imperio terminó y el asunto en 『Faea Belgaen』 se acabó, Liliana, quien regresó al reino, asistió a la reunión para dar un informe y consolidó su plan a futuro, donde se quejó de Hajime sin cesar.

Pero eso también estaba sucediendo solo al principio y su queja se convertía gradualmente en una charla que sonaba como de una doncella enamorada.

“Si mal no recuerdo, dijiste que te ayudó galantemente cuando estabas en peligro, ¿verdad? Y luego creo que mencionaste que en la fiesta posterior alejaste al príncipe imperial que era tu prometido y le pediste un baile. Y también dijiste que incluso con el príncipe mirándote, te tomó la mano mientras se veía realmente preocupado, ¿verdad?”

Las miradas de Hajime y los otros se dirigieron a Liliana. Liliana desvió la vista rápidamente.

Era un hecho que Hajime tomó la mano de Liliana. También era verdad que bailó con ella mientras ignoraba al príncipe Baius. Sin embargo, fue sutilmente astuto. Podría interpretarse como que Hajime estaba tratando de quitarle a Liliana al príncipe imperial.

“Recuerdo que ella también estaba hablando felizmente de cómo Hajime-dono elogió que se veía bien en su vestido”.

“¿O, Okaa-sama? Paremos con――”

Liliana tiró de la manga de Luluaria mientras sudaba por la mirada de Yue y el resto, pero Luluaria continuó aún más con un aspecto encantado.

“Además, cuando Lily habló de cómo Hajime-dono dijo algo como que la protegería sin importar lo que pasara, geez, ella estaba realmente-, su rostro estaba adorablemente rojo. Nunca la había visto así antes… Esa era verdaderamente la cara de una doncella enamorada. A pesar de que es mi hija, hizo que mi corazón latiera rápido”.

“Basta yaaaa――”.

Luluaria se sonrojó al recordar lo sucedido en ese momento. Las mejillas de Liliana se sonrojaron aún más que ella mientras le rogaba que se detuviera.

Ciertamente, también era un hecho que Hajime dijo “algo así como” que la protegería.

Sin embargo:

“Oi, Lily. Si no recuerdo mal, en ese momento――”

“¡Así es, lo exageré un poco! ¡Tienes algún problema! ¡Lo siento!”

La princesa explotó y confesó. Su corazón de doncella quería hacer que su experiencia sonara un poco más como una historia conmovedora sin importar qué. Era lo que la gente llamaba impulso repentino.

Kaori estaba viendo a Liliana con una expresión complicada.

“¿Cómo debería decirlo? No está diciendo ninguna mentira, pero el cómo está hablando de una manera para crear malentendidos es completamente similar a Hajime-kun cuando incita a la gente”.

“… Nn. Después de todo, ellos son el redactor del borrador y el editor de la verdad (lol) de la iglesia y dios”.

“En cierto sentido, estos dos son la pareja provocadora más fuerte, ¿no?”

“Bu, Bueno, cualquier doncella exageraría sobre su capítulo de amor”.

La charla susurrante de Kaori, Yue y Shia que no estaba oculta en absoluto hizo que Liliana cayera postrada sobre la mesa.

Fue solo Shia quien al menos le envió palabras de consuelo, pero… lo más probable es que viniera de su sentimiento de compañerismo con Liliana. Shia solía alterar el comienzo de su romance sin ser consciente de ello.

「――¿Cómo se sintió cuando me encontré con Hajime-san por primera vez? ¡Sentí un impacto que sacudió mi cerebro y un hormigueo que hizo que todo mi cuerpo se pusiera rígido! ¡También me sentí como si estuviera volando por el cielo! ¡Fue realmente un encuentro destinado!」 (Ex:…)

Algo como eso.

Luluaria estaba mirando a Liliana, la cual se retorcía de vergüenza, mientras parecía algo entretenida. Se ve que se estaba burlando de su hija con plena conciencia de lo que realmente sucedió.

“Por cierto, ¿está bien si les pregunto a todos cuál es su plan a partir de ahora? Si es posible deseo realizar un desfile de bienvenida y una fiesta…”

Sumire y compañía abrieron mucho los ojos al escuchar cosas como un desfile o una fiesta de bienvenida. En su imaginación, era algo así como un desfile en Disney ○nd. Ellos avanzando por las calles mientras saludaban con la mano a los muchos ciudadanos que los rodeaban.

Kaoruko cuya expresión se contrajo la primera intercambió miradas con Tomoichi a su lado mientras hablaba su reserva.

“E, Eso es un poco… y, ya sabes, verdad, Querido”.

“S, Sí. Hacer algo muy grandioso también es un poco… demasiado”.

Parecía que su sensibilidad como personas normales quería evitar ser actores principales de tal desfile. Akiko también asintió hacia arriba y abajo a gran velocidad de acuerdo con la pareja Shirasaki.

“Así es. No soy bueno en destacar”.

“Los Yaegashi viven en las sombras――cough-. Después de todo, solo somos plebeyos”.

“Será preocupante que nuestra cara sea conocida por tanta gente”.

Shuuzou, Koichi y Kirino también parecían reacios a causa de su sensibilidad como plebeyos… o algo que parecía ser un poco diferente de eso.

Shizuku vio fijamente a su familia. Era una mirada que se sentía como si dijera 「¿¡En este momento casi sueltas algo como ‘Después de todo somos una familia que vive en las sombras’, no es así!?」

“¿Parece que a todos ustedes realmente no les gusta aparecer ante el público? Creo que será un gran estímulo para la gente de esta nación ver a todos aquí, pero…”

“H~m, suena divertido, estoy completamente de acuerdo con eso. ¿Verdad, Querido?”

“Oh. ¡Quiero experimentar eso al menos una vez en mi vida! Algo así como aparecer con impacto, ya sabes”.

La pareja Nagumo estaba muy animada. Tomoichi estaba viendo a Shuu con ojos que parecían decir 「¡Este tipo, increíble!」.

“Ahora, mira aquí, Nagumo Shuu. He estado pensando en decir esto desde hace algún tiempo, pero en mi opinión, un adulto de tu edad saltando a cualquier cosa solo por curiosidad no es correcto”.

“Tomoichi-kun. Eres un hombre sin agallas, ¿no? Es porque eres así que Kaori-chan es más cercana conmigo――”

“¡No digas esoooo! ¡Llevémoslo afuera, bastardo!”

Kaoruko amonestó a Shuu y Tomoichi, quienes parecían que iban a empezar a pelear como de costumbre, mientras hacía todo lo posible por expresar su intención de negarse con palabras que no ofendieran.

“Su Majestad, gracias por sus amables palabras, pero acerca de que nos convirtamos en un estímulo para la gente solo por ser vistos… será un asunto diferente si se trata de mi hija, Hajime-kun y las demás, pero solo somos su familia, realmente solo somos plebeyos”.

“… Ya veo. Parece que hay una pequeña diferencia en nuestra percepción aquí”.

“¿Diferencia?”

“Sí, debería haber dejado en claro nuestra posición respectiva desde el principio. Fue algo que es lo normal para nosotros así que se convirtió en un lapsus en mi memoria”.

Luluaria se disculpó ligeramente antes de explicarle a Kaoruko y compañía que estaban inclinando la cabeza.

“En primer lugar, si estamos hablando de estatus, entonces todos aquí están por encima de mí, ¿saben?”

“¿Eh? No te refieres a Hajime-kun y a mi hija Kaori, ¿verdad?”

Luluaria asintió en silencio. Kaoruko y los demás parecía que realmente no lo entendían.

“Naturalmente. Sumire-sama, Shuu-sama, Tomoichi-sama, Kaoruko-sama, Shuuzou-sama, Koichi-sama, Kirino-sama y Akiko-sama, todos ustedes son familia de los apóstoles de dios, ¿saben? Desde el punto de vista de la gente de este mundo, todos ustedes son iguales a los residentes del cielo”.

“E, Eso es exagerar…”

“No, estoy diciendo la verdad. No hace falta decirlo con respecto a Sumire-sama y Shuu-sama quienes son los padres del Rey Demonio, pero… es especialmente incluso más cierto para Akiko-sama”.

“¿Eh? ¿Yo?”

Akiko, cuyo nombre fue mencionado de repente, vio a Luluaria con cara de asombro.

“Sí. Akiko-sama es la madre de Aiko-sama, quien es la ‘Diosa de la Buena Cosecha’, así como la ‘Diosa de la Victoria’ después de todo. El ser el padre que dio a luz a un dios viviente… desde el punto de vista de la gente de la iglesia, eres digna de convertirse en un objeto de adoración”.

“¿¡Pero solo soy la ama de casa de una granja!?”

Ama de casa en el campo. Pero en otro mundo se convirtió en una existencia que era como la santa madre María. (Ex: María tampoco tenía una posición extraordinaria antes de dar a luz a Jesús, solo ello de por si es un hecho más que suficiente para ser inmensamente reverenciado)

La santa madre cuya especialidad era la tortilla enrollada y raíz de bardana picada. La dura santa madre que avanzó en una bicicleta de abuelita durante un viaje de ida y vuelta de catorce kilómetros por el bien de una venta especial, cuatro veces por semana. (Ex: Info de bardana aquí)

Akiko vio a Aiko luciendo como si quisiera decir 「Hay algún tipo de error, ¿verdad?」. Aiko desvió la mirada rápidamente. Akiko se tambaleó débilmente. Filtró una voz extraña “Uboo” mientras sus ojos rodaban hasta que se les veía el blanco. “¿¡Okaa-saaaaaan!?” Aiko gritó mientras la apoyaba inmediatamente.

Aiko también, tal vez porque sabía sobre el fervor de la gente, especialmente los de la iglesia hacia ella, le suplicaba a Hajime “¡Por favor ahórranos el desfile, de verdad!” con ojos llorosos.

Hajime sonrió con ironía mientras hablaba con Luluaria.

“Su Majestad. Lo siento, pero no haga ningún desfile. En cualquier caso, tal cosa supondrá una gran carga en el tiempo y también en el gasto de mano de obra para ello mientras esta nación está en medio de una reconstrucción como esta, ¿no es así?”

Luluaria sonrió con un rostro que parecía un poco preocupado.

“Si Hajime-dono dice eso, entonces no se puede evitar. Aunque en primer lugar este es un recorrido turístico para su familia”.

“Sí. Vinimos aquí utilizando los feriados consecutivos que están sucediendo en nuestro mundo. No tenemos tanto tiempo. Somos estudiantes y nuestros padres también tienen trabajo”.

“Entiendo. Pero en los albores de la finalización de la reconstrucción, honre a las personas con su aparición junto con su familia también. Todos seguramente estarán felices con eso después de todo”.

“Lo consideraré”.

De alguna manera, el desfile de bienvenida se evitó con éxito. Kaoruko y los demás suspiraron aliviados. Enviaron miradas agradecidas hacia Hajime. Pero al mismo tiempo estaban admirativos de que pudiera intercambiar una conversación con la reina de manera adecuada a diferencia de sus padres. Dirigían ojos extremadamente complicados a Shuu y Sumire que parecían muy decaídos por no tener un desfile.

Estuvieron charlando un rato después de eso. Y luego, cuando todos estaban empezando a pensar que podría ser el momento de separarse pronto, Sumire hizo una sola petición.

“Luluaria-sama. Tengo una solicitud…”

“Ara, ¿qué podría ser? Si es una solicitud de Sumire-sama, entonces no diré que no”.

Luluaria respondió con una sonrisa amistosa, pero…

“Si es posible, ¿puede permitirnos hacer una oración frente a su tumba?”

“――”

Luluaria contuvo la respiración espontáneamente en una pérdida de palabras. No era necesario preguntar a quién se refería Sumire.

Solo podría haber una persona si Sumire estuviera solicitándoselo a Luluaria en este lugar.

Sí, era el marido de Luluaria, el fallecido rey, Eliheid SB Heiligh.

“Escuché de Lily-chan que las tumbas para los que murieron aún no están construidas. Pero como era de esperar, no creo que incluso el rey tenga una tumba con solo su nombre en un monumento así…”

“… Sí. Es como dijo. También está relacionado con la dignidad de la nación, por lo que hay un cementerio que es exclusivo para la realeza dentro del terreno del palacio. La tumba de mi esposo está allí… Sumire-sama, estoy muy agradecida por su consideración”.

Luluaria esbozó una leve sonrisa y asintió levemente.

En respuesta a eso, Sumire ocultó su actitud frívola y miró directamente a Luluaria.

“No estoy siendo considerada”.

“¿Eh?”

“Solo quiero saludar a la persona que se convertirá en familia después de esto”.

“Familia…”

“Sí. Aunque ha muerto, familia sigue siendo familia. Me preguntaba si sería un mal comportamiento hacia alguien que era miembro de la realeza, pero parece que no hay necesidad de preocuparse por eso”.

“Eso… por supuesto, Sumire-sama tiene un estatus más alto que yo después de todo”.

Luluaria disminuyó la dignidad de reina que llevaba desde el principio y mostró una apariencia un poco perpleja. Sumire negó con la cabeza levemente ante las palabras de Luluaria.

“Escuché de Lily-chan que Luluaria-sama deseaba honestamente reunirse con nosotros. Nosotros también sentimos lo mismo. Sin embargo, lo que quiero no es reunirme con la reina viuda de esta nación como la madre del Rey Demonio. Quiero venir aquí para conocer a mi nueva familia”.

“Sumire-sama…”

Por eso estaba interactuando con Luluaria con una actitud más amigable en comparación con otras personas. No entendía la forma en que pensaba Luluaria y su sentido de valores, por lo que le habló de forma proactiva para probar y captar la sensación de distancia entre ellas.

“Desde el fondo de mi corazón expreso mis condolencias, Luluaria-sama”.

“… Muchas gracias, Sumire-sama”.

Soplaba una brisa gentil. Las palabras de Sumire que quería interactuar con ella como familia hicieron que los ojos de Luluaria se humedecieran un poco. Las lágrimas no brotaban de sus ojos porque era una noble que no debía llorar frente a otras personas, pero esos ojos expresaban sus sentimientos de manera más elocuente que cualquier otra cosa.

Liliana agarró la mano de Luluaria con una expresión amable. Luluaria también se aferró con su calentado corazón a ella.

En ese momento, juzgando que la charla había llegado a un punto final, Helina apareció silenciosamente.

“Luluaria-sama. Se acerca la hora del almuerzo, ¿qué debemos hacer?”

“¿Ara? ¿Ya es esa hora?”

Parecía que habían estado hablando durante bastante tiempo. Se ve que la propia Luluaria también estaba disfrutando de la fiesta del té más que como una simple recepción. Adicionalmente estaba cómo Sumire hablaba demasiado. Viendo cómo un tercio de toda la conversación consistió en la historia oscura de Hajime, en cierto sentido debería decirse que ella era más fuerte que el Rey Demonio en este mundo.

Al final, esta fiesta del té se convirtió en un almuerzo y después de eso tuvieron aún más charlas animadas. Básicamente, cada padre se emocionó al exponer la historia oscura de cada uno de sus hijos, el Rey Demonio y sus esposa~s más fuertes parecían incómodos, o más bien se veían desesperados en soportar su vergüenza. La gente de la capital seguramente dudaría de sus ojos si pudieran ver esto.

Aunque, a cambio del sacrificio de los niños, Sumire y los otros parecieron lograr profundizar su amistad, especialmente Sumire y Luluaria entraron en una relación donde se llamaban “Sumire” y “Lulu”.

Así, mientras Hajime, Kaori, Shizuku, Aiko y Liliana estaban completamente flácidos debido al agotamiento mental, todo el grupo salió a dar un paseo por la capital.


Autor: Muchas gracias por leer esto cada vez.

Muchas gracias también por los pensamientos, opiniones e informes sobre errores ortográficos y palabras omitidas.

El capítulo esta vez se convirtió en una historia que solo consistió en conversación debido a mi mala salud además de los negocios que tengo que hacer.

Quizás revise este capítulo más adelante.


Anterior |Índice| Siguiente

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .