Shiki: Volumen 03: Capítulo ocho: parte 9


[Anterior] [Índice] [Siguiente]


Natsuno durmió y se despertó varias veces. Cada vez que se despertaba, su conciencia le llegaba poco a poco. Como el agua, la superficie de sus pensamientos que se habían vuelto planos se ondularon poco a poco hasta que sus emociones fueron arrastradas junto con esa superficie ondulante.

Pensó que era lamentable. Ser tratado así era lamentable. ¿Era su compasión hacia Akira, o era hacia algo en sí mismo que Akira había sido un símbolo? Quería ver la carretera nacional, pensó. Ese y único camino por el que escapar de este recinto. Si en ese momento su cuerpo se moviera como lo deseaba, Natsuno probablemente se habría ido al sur y por ese camino. Eso es todo lo que haría falta, tal convicción brotó dentro de él. –Pero era demasiado tarde.

Varias veces Yuuki miró dentro de la habitación. Varias veces Natsuno levantó sus pesados párpados, viendo el rostro de la persona más cercana a él. Hasta el final, ni una sola vez hicieron contacto visual.

“…… Papá…” Natsuno cerró los ojos y murmuró en una de esas ocasiones en que había venido su padre. “abre la ventana por favor.”

Pero su padre habló al mismo tiempo que él.

“Es difícil respirar …… Sólo un poco, deja que entre la brisa.”

Parecía que asintió con la cabeza y se oyó el sonido de la ventana abriéndose. La sensación de la brisa fresca se podía sentir débilmente soplando.

“¿Cómo te sientes?”

“Mm ……. Es duro, pero no tan malo. Creo que se aliviará mañana ……”

Ya veo, respondió la voz.

Se durmió de nuevo. Durante cada breve sueño, era consciente de que sus pensamientos se aclaraban. Así que sabía que se acercaba la noche. La parálisis de sus pensamientos se debilitó con el paso del tiempo. Y cada vez que la parálisis desaparecía por completo, se producía otro ataque. Así es como era, así lo había aprendido.

Así que cuando llegó Tohru, incluso sin abrir los ojos, supo qué era él. Podía saber lo que estaba sucediendo por lo que sus oídos podían captar a su alrededor y podía saber la fuente de los sonidos por su dirección. Y entonces, aquí vamos, pensó, como pudo sentir cuando Tohru llegó al lado de la ventana.

Apareció por la ventana. Echó un vistazo al interior. Abrió aún más la ventana apenas abierta. El aire fresco de la noche entró.

“…… Será mejor que te des prisa…” murmuró Natsuno. “Papá, puede que venga a ver cómo estoy.”

Podía sentir el cuerpo en el lado de la ventana poniéndose tenso.

“Quiero ir allí por ti, pero no puedo levantarme.”

Todas sus extremidades se sentían pesadas y no podía moverlas. O más bien, se sentía como si hubiera perdido sus extremidades. Sabía que estaban allí, pero estaban marchitas y no podían moverse en absoluto.

Finalmente, después de algunas dudas, sintió que la persona trepaba por la ventana y se acercaba. Probablemente había comprobado que los que estaban en la casa estaban dormidos, pero aun así se necesitó un valor considerable para entrar.

Lo siento, susurró una voz cercana.

“Está bien …… De alguna manera …… Yo, pensé que nunca podría salir de aquí ……”

Ya veo, dijo la voz.

Se inclinó sobre él. Cayó agua. De temperatura era bastante fría, probablemente eran lágrimas.

— ¿Los vampiros también hacen cosas como llorar? pensó.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .