ICDS — Capítulo 257

Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Sobre la Tierra Congelada… (8)

Nueva Zelanda era una nación 2,5 veces más grande que Corea, pero Australia era fácilmente más de 25 veces mayor que Nueva Zelanda. Aunque no pensé que este enorme país estaría lleno de demonios en cada rincón, todavía esperaba que tuviera más que Nueva Zelanda. Cuando pensé en enfrentarme a ellos, no pude evitar apresurarme.

Después de dejar al Laki de Daisy todas las batallas aéreas, rápidamente comenzamos a recuperar regiones de Nueva Zelanda. A diferencia de los monstruos que se movían con sus instintos, los demonios lo hacían por un propósito y una meta. Fue para destruir la civilización humana y aniquilar a los humanos. Prácticamente no había humanos supervivientes en Nueva Zelanda y no había ni un solo edificio en pie inalterado.

“Cruel… ¡Solo han pasado dos días…!”

“Tal vez debería haber venido incluso si fuera solo”.

Empecé a sentirme apresurado. Me pregunté si tomé la decisión equivocada. Si hubiera sabido que Nueva Zelanda había sido aniquilada, debería haber ido a Australia de inmediato. Al menos la población de Nueva Zelanda y Australia no era demasiado grande… No, no debería pensar de esta manera.

Deje a un lado mis pensamientos inútiles. Lo único en lo que debería centrarme ahora es en llegar a Australia lo más rápido posible.

“Australia podría estar en una mejor situación. La mayor parte de la población vive en zonas costeras. No necesitaremos adentrarnos profundo”.

“Limpié las Mazmorras de Evento allí, así que lo sé. Pero tener a la población junta significa que son blancos más fáciles. Maldita sea. Espero que a Guardián y Alas de la Libertad les vaya bien”.

Pensando en lo poco confiables que eran esos dos grupos para cosas como esta, suspiré. Definitivamente había tropas desplegadas en Nueva Zelanda, pero ni siquiera podíamos verlas todavía y casi habíamos terminado. No quería creer que fueron aniquilados, pero… quizás los daños que recibieron esta vez fueron demasiado severos.

Como dije audazmente, limpiar Nueva Zelanda solo nos llevó un día. Con la mayoría del ejército de demonios estacionado en Australia, bombardeamos sin piedad a los demonios, solo teniendo cuidado de posibles supervivientes. Intentamos derretir la tierra congelada con el poder de Laki y Hwaya, pero parecía no tener fin. Al final decidimos buscar otra forma después de eliminar la causa de esta situación.

[¡Todos se doblegarán ante el poder de Lespina-nim!]

“Y tú te doblegaste ante el mío”.

[¡La diferencia entre Lespina-nim y yo es como la del cielo y la tierra! ¡No creas que puedes alcanzar su nivel subyugándonos fácilmente!]

“Sí, sí, adiós”.

Corté la cabeza del demonio y suspiré. Con esto terminamos en Nueva Zelanda. Sin embargo…

No importa cuánto miráramos, no pudimos descubrir ningún detalle específico sobre este demonio llamado Lespina. Todo lo que sabíamos era que Lespina es mujer. Cuando Hwaya se enteró, tenía una expresión preocupada y me miró.

“¡Ella es un demonio, Shin! ¡Alguien que ejecutó una masacre de este nivel! ¡Si alguien se entera, la imagen pública de Revival se desplomará! ¿Entendido?”

“¿Crees que puedo seducir a todas y cada una de las mujeres?”

“¿Eh…?”

El rostro de Hwaya me hizo sentir extraño. A mí, quien una vez fue llamado orco, Hwaya Eleni Mastiford me trataba de esta manera. Sin embargo, esto fue sin duda debido a mi estadística de Encanto.

“No te preocupes. No dejaré que un demonio viva pase lo que pase”.

“S-Sí. Bien”.

“Huu…”

Balanceé mi lanza y quité la sangre de demonio antes de mirar al cielo. La batalla aérea también estaba llegando a su fin con la lava de Laki tragándose a los demonios. Hasta el último demonio de Nueva Zelanda fue asesinado. Fue el resultado de un duro día de trabajo.

¿Pero qué importaba? Hubo demasiados daños irreversibles. La tierra todavía estaba congelada, los edificios se derrumbaron y la gente estaba muerta. No importa dónde viera, ruina fue la única palabra que apareció en mi cabeza. Pregunté en un murmullo.

“¿Cuántos supervivientes hay?”

“Aún quedan unos quinientos mil vivos. Nueva Zelanda no era su principal objetivo”.

“… Demos prisa a Australia”.

Gracias a que llamamos la atención aquí, para cuando limpiamos el último demonio que quedaba, Guardián y Alas de la Libertad podían entrar en Nueva Zelanda. Nos pusimos en contacto con ellos y los dejamos para que se encargaran de las secuelas antes de dirigirnos inmediatamente a Australia.

Aunque había muchas islas pequeñas, Oceanía estaba compuesta principalmente por Australia. Esta Lespina también debería estar allí. El plan era matarla y prevenir daños futuros. Si los demonios apuntaran sus espadas a otra parte, no habría un desastre como este.

[¡Guaaaaaaa!]

El rugido de Laki retumbó bastante lejos. Fue por la innumerable cantidad de demonios que nos esperaban sobre los mares costeros de Australia.

[Él es el Héroe de este mundo.]

[Uno que mató a los de nuestra especie.]

[¡Háganlo de forma que Lespina-nim no tenga que venir ella misma!]

“Laki, limpia”.

[¡Guooooooooo!]

Daisy ordenó con calma mientras agitaba su látigo. Inmediatamente después de que sonó el rugido de Laki, una gran cantidad de llamas salieron de la boca de este y atacaron a los demonios. También derribamos a los demonios que esquivaban las llamas de Laki y disminuimos su número. Aun así, más y más demonios aparecían.

[¡Acábenlo aquí!]

[¡Decidamos el destino de la Tierra, Héroe!]

Aunque las llamas de Laki quemaban sin cesar a los demonios, con su gran número no pudimos evitar que lanzaran su magia. Entre ellos estaban demonios especiales que se reunieron para crear una magia gigante capaz de amenazarnos. Al final salté de la espalda de Laki y me subí a Lotte.

“¡Ustedes carguen hacia adelante!”

“También tomaremos la mitad, Shin. ¡Encárgate del lado izquierdo!”

Hwaya e Ina parecían estar pensando lo mismo, ya que ambas se dispararon por los aires. Confié en ambas. Asentí y comencé a cargar hacia adelante.

“¡Uoooooo! ¡Intenten matarme!”

[¡El Héroe ha avanzado!]

[¡Concentren su magia en él!]

Elevé el poder de Alma Absoluta al extremo. El giro de Circuito Peruta creó un remolino de aura que envolvió mi cuerpo, mi arma e incluso a Lotte. Un sinnúmero de elementales y una cantidad ilimitada de maná cubrieron el torbellino como para protegerlo.

“¡Ira del Rey del Viento!”

Añadí viento y relámpagos encima. Los demonios enviaron innumerables magias volando hacia mí. Algunas de ellas parecían lo suficientemente poderosas como para hacerme partir de este mundo, pero simplemente sonreí y cargué contra la tormenta de magia.

“¡Haaaaaap!”

Choqué con ellos. Cuando estas destructivas masas de maná detonaron, el maná que absorbí con Alma Absoluta superó la fuerza vital que perdí.

“Lotte, puedes soportarlo, ¿verdad?”

[¡Estoy bien! ¡Matémoslos, Héroe!]

Cuando los demonios me vieron cargar continuamente sin pausa, se pusieron nerviosos y perdieron su formación. Aunque había demonios que continuaban disparando magia hacia mí, a menos que usaran un canto mágico masivo, ninguno podía atravesar mi feroz torbellino de aura. De hecho, en el momento en que lo tocaron, el maná que los componía fue absorbido por el remolino, únicamente fortaleciéndolo.

[¿¡Está absorbiendo nuestra magia!?]

[¿Podría ser de nuestra raza?]

[Es demasiado rápido… ¡Kuhuk!]

“¡Los atravesaré a todos!”

Grité con vehemencia, corriendo por el aire con Lotte. Éramos como una lanza gigante. Visto desde el exterior el remolino de aura centrado a nuestro alrededor, probablemente nos veríamos así.

Por otro lado, el poder mágico de Hwaya e Ina arrasó e interrumpió la magia de los demonios. Este también era un buen método, y uno mucho mejor si uno no planeaba pelear directamente con su cuerpo como yo. ¡Sin embargo, para alguien como yo que nació estúpido…!

“¡Vengan, monos azules! ¿¡A dónde se fue su espíritu de antes!?”

[¡Ese tipo está loco!]

[¡La magia de la raza demoníaca no funciona!]

Funcionaba. ¡Era solo que estaba usando su poder mágico para regenerarme! El Circuito Peruta restauró las partes del cuerpo destruidas por resistir su magia y energizó todas las funciones corporales. Solo que esto no fue suficiente para llenar mi fuerza vital perdida. Aunque nunca lo aprendí de nadie, llegué a comprender el estado de mi cuerpo, y cuando me volví más hábil con el Circuito Peruta, ¡pude hacer esto tan fácilmente como respirar!

“¡Uoooooo!”

Mi carga se hizo cada vez más intensa. El remolino de aura que giraba a mi alrededor se hizo tan grande que era cada vez más difícil de manejar. El viento y los relámpagos creados por Ira del Rey del Viento también potenciaron el torbellino. Ahora la magia promedio se volvía trizas en el momento en que tocaron este ciclón. Los demonios no fueron la excepción.

[Detengan su carga.]

[¡Es verdaderamente el Héroe! ¡Póngase en contacto con Lespina-nim!]

“¡Todos morirán antes de eso!”

La amplificación de Ira del Rey del Viento ya alcanzó su punto máximo, pero no tenía intención de detenerla. Agarré con fuerza la lanza envuelto por la energía extrema de la que podría perder el control con un momento de descuido. Cambié fluidamente mi dirección en el aire y cargué hacia otro grupo de demonios con Lotte. Fue en este momento que.

[¡Detente!]

Mi cuerpo se detuvo. Al mismo tiempo, sentí que la energía que giraba a mi alrededor temblaba. ¿Por qué? Sabía la razón exacta. ¿Fue porque me acostumbré tanto a sentir y blandir maná?

La esquina de mi boca se curvó en una sonrisa. Reuní con urgencia la energía que se disipaba y la esparcí en todas direcciones. Se escuchó un sonido atronador.

[¡Kuaaaaak!]

[¡Lespina-nim!]

[Maldita sea… ¡Kuaaaa!]

Fue solo entonces que me di cuenta de lo inmensa que era la energía que estaba ejerciendo. Se sintió como si un pedazo del cielo se estuviera destruyendo.

El aparentemente infinito número de demonios que llenaban el cielo se desintegró sin dejar rastro, mis compañeros también retrocedieron conmocionados.

No pasó mucho tiempo hasta que la gran explosión de maná se calmó. Fue porque la intensa rotación de Circuito Peruta no dejó solo el maná disperso y lo recuperó.

La energía creada por la explosión también fue absorbida reuniéndose en un solo punto, la punta de la lanza que extendí. Con eso, recuperé una visión clara del entorno.

Me enfrentaba a un demonio. Era hermosa al igual que el poder que tenía en su cuerpo.

“No pensé que te encontraría tan pronto. Pensé que me estarías esperando en lo más profundo de Australia”.

[No puedo permitir que sigas diezmando libremente el ejército de Su Alteza El Señor Demonio. Planeaba encargarme de todos ustedes cuando todavía estaban en ese pequeño país insular, pero…]

“Todos eran demasiado débiles. Aunque todavía no he terminado”.

Sonreí. Comprimí el maná acumulado en la punta de mi lanza a algo aún más pequeño. La demonia de cabello largo apretó los dientes. También era capaz de manejar una energía masiva que me igualaba. Podía decirlo con solo ver la espada larga en su mano.

Además, me di cuenta de que la habilidad que usó antes era fatal para mí, quien había obtenido mi poder de la mazmorra. Como me dio una vez, podía decir qué tipo de efecto tenía, pero no podía entender el mecanismo detrás suyo. ¿Podría usar su habilidad sin conocer los principios detrás de ella de la misma forma a como yo utilicé las habilidades que tenía?

[Humano arrogante… ¡Alguien que solo confía en un poder que no le pertenece!]

“Ven, Lespina. Te haré saber si este poder me pertenece o no”.

Fue el comienzo de una pelea de jefe.


Anterior |Índice| Siguiente

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

7 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
rick4421
rick4421
hace 7 meses

Esto se prendio :v
gracias por los caps

Kenoge
Kenoge
hace 7 meses

Gracias por los caps

ats
ats
hace 7 meses

Y si la termina domando? De este prota me lo espero xd

tp_shin
tp_shin
hace 7 meses

Gracias por los caps

7
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x