ICDS — Capítulo 256


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Sobre la Tierra Congelada… (7)

En el momento en que golpeé con mi Lanza Caótica, un rayo negro salió disparado en un patrón en zigzag desde el centro de la tierra congelada. Solo tomó un momento antes de que la tierra blanca pura se volviera negra.

[¡Wow!]

[¡Qué habilidad tan asombrosa!]

“¡Se derrumbará pronto!”

Empujé Lanza Caótica más profundo y la ennegrecida tierra congelada con una grieta en el medio comenzó a crepitar con feroces rayos. Aunque mi poder original podría no haber sido suficiente para causar tal hazaña, con el Anillo Colapsador que obtuve recientemente, ¡pude lograr tal proeza milagrosa! Incluso los demonios que podrían haber tenido dudas ahora comenzaban a comprender lo que estaba haciendo.

[¡Deténganlo! ¡Esa es una habilidad!]

[¡Qué habilidad tan poderosa! ¡Si tan solo Lespina-nim estuviera aquí!]

¿¡Pero esta Lespina-nim no está aquí, verdad!?

Grité y empujé mi lanza más profundamente. En ese instante, mi habilidad se activó por completo. La enorme capa de hielo se separó en cientos de miles de pedazos gigantes y cayó al suelo. Todas las piezas se fortalecieron hasta el límite con mi maná y se imbuyeron con el atributo de rayo negro a través del efecto de Explosión Gaia. Era una vista magnífica que uno querría capturar con su cámara.

[¡Rayos llenos de una maldición maligna! ¡Esquiven!]

[¡Hay demasiados, maldita sea!]

¿Maldita sea? ¡Eso es bueno de escuchar! Volé usando Talaria y miré la magnífica escena que creé. Las rocas heladas que crepitaban con rayos negros se lanzaban hacia los demonios.

Los demonios resistieron con su magia o armas, pero había demasiados con los que lidiar. Además, mi maná imbuido en cada trozo de roca helada les impedía destruirlos fácilmente. Una vez que un demonio no podía defenderse de uno, eso era todo, ya que varias decenas y luego varios cientos de rocas heladas pronto cosecharon sus vidas. Por supuesto, Explosión Gaia no terminó solo porque el objetivo murió. ¡El poder del rayo negro terminó con una gran explosión final!

[¡Kuaaaak!]

[¡Es un desastre!]

[¡Pensar que hay un humano con una habilidad tan aterradora!]

[Im, Imposible… ¡Es la furia del Dios Demonio-nim, la furia del Dios Demonio-nim!]

“¡No soy un Dios Demonio! ¡Soy Kang Shin! ¡Ujajajaja!” (TI: Dios Demonio = Ma Shin (마신), que claramente es similar al nombre del protagonista)

Las rocas heladas negras que llovían sobre la zona costera de Nueva Zelanda no se detuvieron hasta que los gritos de los demonios ya no se escucharon. Cada vez que aparecían demonios que parecían querer decir algo, las rocas restantes explotaban con un feroz maná y los silenciaban.

Con tanto maná explotando a la vez, se crearon remolinos de maná en varios lugares. Rápidamente volé hacia abajo y los atraje hacia mí con Circuito Peruta.

“Whew, estoy obteniendo tanto maná de estos. ¡Quizás sea porque fueron hechos de mi maná! ¡Sharana, Ruyue! ¡Matemos a los supervivientes!”

[¡Déjamelo a mí!]

[¡Yo también, yo también!]

Las dos elementales materializadas recibieron el maná recuperado por Circuito Peruta y se dispararon en diferentes direcciones. Con Talaria, volé rápidamente a través de la medio destruida Nueva Zelanda y busqué demonios sobrevivientes.

[¡Maldito bastardo! ¿¡Sabes a cuántos de nuestra especie acabas de matar!?]

Uno parecía tener una habilidad de tipo sigilo, ya que un demonio de piel azul repentinamente se lanzó desde el suelo cuando estaba volando cerca de la tierra y trató de apuñalarme con una daga. El demonio se movió más rápido de lo que pude detectarlo con mi maná, pero ¡desafortunadamente había subestimado mi velocidad de reacción!

“Puede que no sepa a cuántos maté, pero…”

Con un rápido empuje de mi lanza, perforé el cuello del demonio. Sin embargo, la velocidad de su daga no se vio afectada en lo más mínimo. Incluso mientras tosía un bocado de sangre, se obligó a abrir los ojos y gritó con una risa atroz.

[¡Su Majestad, el gran Señor Demonio, derramará tu sangre como sacrificio!]

En el continente Luka tuve una buena cantidad de experiencia con demonios. Una cosa que todos los demonios tenían en común era su tenaz fuerza vital. Antes de que su daga llegara a mi cuello, encendí Llamas del Caos y quemé todo su cuerpo. Entonces terminé mi oración.

“Sé que puedo agregar otro al contador”.

[Ku…]

Como para borrar incluso sus sonidos de agonía, las Llamas del Caos surgieron violentamente y quemaron su cuerpo hasta dejarlo crujiente. Murmuré con un bufido.

“¿Mataste a millones de humanos y tienes curiosidad por saber cuántos demonios maté? ¿Estás tratando de hacerme sentir culpable?”

No existía la justicia. Todos lucharon por sobrevivir. Lo importante era conocer el peso de los crímenes y seguir avanzando. Desde hace mucho que tengo esa resolución.

Congelado por los demonios, bombardeado por el hielo negro, y ahora quemado y aplastado indiscriminadamente. Las tierras de Nueva Zelanda ahora parecían realmente el escenario de una catástrofe. Los cadáveres de la gente de cuando los demonios invadieron habían sido enterrados en hielo. Ahora fueron revelados bajo el hielo agrietado… No, la mayoría fueron destruidos. Al verlos, no pude evitar pensar que mi ataque había dañado estos cadáveres.

“Estos malditos demonios, ¿se atreven a hacerme sentir culpable con cadáveres humanos por todas partes?”

No importa cuán sucio me sintiera, no podía detenerme por eso. Incluso ahora, Guardián y Alas de la Libertad ni siquiera podían acercarse al perímetro de Oceanía. Sin embargo, si enloqueciéramos y obligáramos a los demonios a venir hacia nosotros, Guardián y Alas de la Libertas naturalmente tendrían la oportunidad de entrar. Eso significaría una recuperación de tierras más rápida.

Aunque estaba un poco avergonzado de lo que había hecho, vine aquí para proteger Oceanía. Vine para evitar que se produjeran más víctimas. En lugar de cadáveres de personas ya muertas, los vivos eran más importantes para mí.

“Huu… Está bien, vamos”.

Absorbí el maná liberado por el cuerpo del demonio y creé un remolino negro que envolvía mi lanza. Al mismo tiempo, elevé el poder de este maná y grité a todo pulmón para que todos escucharan.

“¡A todos los supervivientes, vengan! ¡El Héroe que tanto quieren matar está aquí!”

[¡Usaste Provocar! ¡Todos los que están en esta tierra te atacan con intenso odio!]

De lo que parecía una tierra desolada, demonios heridos de repente comenzaron a surgir. Lo más probable es que empeore sus heridas con mi provocación. Debe ser doloroso y molesto. Puede que hubiera demonios con la capacidad de soportar mi Provocar, pero la mayoría de ellos seguramente no se resistieron a propósito.

[Es el Héroe.]

[¡Si lo matamos el Señor Demonio no necesita venir!]

[Es quien masacró a nuestra especie.]

[¡Gloria al Señor Demonio, Bendición del Dios Demonio a Lespina-nim!]

Los demonios comenzaron a acercarse a mí. Ruyue y Sharana volaban afanosamente, creando pilares de hielo y guadañas de viento para acosar a los demonios. Sin embargo, sus miradas estaban fijas en mí. Viendo sus ojos llenos de odio, sonreí. Al mismo tiempo, llevé al límite el poder de mis Ojos Malvados.

[¡Kak!]

[¡M-Mi cuerpo…!]

[¿¡El Héroe incluso tiene Ojos Malvados!?]

Fue sorprendente. Esperaba que los demonios que quedaban en Nueva Zelanda fueran más débiles que los de Australia, pero solo alrededor del treinta por ciento de ellos se convirtieron instantáneamente en piedra. La mayoría de los demás solo tuvieron afectados sus movimientos. Aunque podría petrificar a más de ellos si aumentaba mi maná al extremo, fue más rápido para mí simplemente matarlos directamente. Después de todo, incluso si no vertí maná en mis Ojos Malvados, ya estaban restringiendo los movimientos de los demonios.

“¡Peleemos!”

[¡Cobarde!]

El demonio de aspecto más fuerte, un demonio femenino que aparentemente tenía una fuerza Rango SSS, cargó hacia mí. En un instante, liberé mi Encanto y lo lancé hacia ella. Inmediatamente dejó de moverse. Su rostro se sonrojó mientras alzaba su poder mágico para resistir desesperadamente mi Encanto. Durante este tiempo estaba revelando demasiadas aperturas al punto que no sabía por dónde empezar.

[¡Tú…!]

No había necesidad de dudar. Un torbellino de llamas blancas, formado por las Llamas del Caos y Aura Heroica, hizo volar su cabeza. Aunque su cuerpo decapitado permaneció de pie por un momento, pronto se esparció por el aire como partículas de maná. La poderosa rotación de Circuito Peruta inmediatamente atrajo el maná hacia mi lanza y fortaleció el remolino envolvente.

Aunque los demonios tenían mucha fuerza, sus defensas eran incluso peores que las de los monstruos ordinarios. Un solo golpe de ellos podría ser fatal, pero era igualmente probable que murieran de un único ataque. Solo tenía que matarlos antes de que pudieran matarme. ¿Qué tan simples podrían ser las cosas?

[Él es…]

[¡Fuerte…!]

Por un momento se hizo silencioso. Parecía que era realmente la más fuerte del grupo, ya que el resto se veían incapaces de aceptar el hecho de que murió tan fácilmente. Con una sonrisa, los provoqué.

“¿Qué? ¿No van a atacar?”

[… ¡Mátenlo!]

Sin embargo, cada uno de los demonios tenía su magia especial, y su magia negra era particularmente molesta de tratar. Si atacaban simultáneamente, las cosas se volvían aún más fastidiosas.

[¡Arde!]

[¡Este rayo aún más poderoso que el tuyo te quemará!]

Todos los demonios que me rodeaban me atacaron con malicia. Sin retraso, las alas de Talaria batieron. Instantáneamente me disparé hacia el cielo, esquivando sus ataques. Luego balanceé mi lanza una vez.

“¡Oh elementales, ayúdenme!”

Como estrellas iluminando la vía láctea, innumerables elementales siguieron el rastro de mi lanza. Una cantidad inimaginable de elementales se pegaba a ella.

[¡Respondan a la furia del Príncipe!]

[¡Sigan la voluntad de esta estrella, la voluntad del Príncipe!]

[¡Formen parte de la luz que aleja el mal!]

¿Eh? Los comentarios de los elementales fueron diferentes a los habituales. ¿Estudiaron filosofía? Aunque tenía un poco de curiosidad, ya había varios hechizos mágicos volando hacia mí. Desde el comienzo de esta batalla nunca tarde en llevar mis pensamientos a la acción.

Ruyue y Sharana volaron y bloquearon los ataques mágicos uno por uno, pero las hice retroceder. Luego liberé el poder del maná y los elementales que envolvían mi lanza.

“¡Tempestad Elemental!”

[¡Golpe Crítico!]

[¡Kuaaaak!]

[¡Señor Demonio, Alteza!]

[¡Maldita sea!]

La furia de los elementales cubrió la tierra y, al mismo tiempo, decenas de guadañas aparecieron en el aire y cortaron a los demonios. La agonía de los demonios resonó y pronto sopló una brisa fresca. Era como si el poder del dios de la muerte me estuviera siguiendo.

“Huuu…”

Como resultado de Tempestad Elemental hubo silencio. Aceleré el Circuito Peruta una vez más para reponer mi maná reducido a la mitad y retraje mi lanza. En ese momento, alguien voló a mi abrazo.

“¡Papi!”

“Oh, Ina. ¿Estás aquí ahora?”

“¡Un! ¡Regresé después de limpiar las moscas azules en el cielo!”

Lo siento, Ina. Perdona a tu padre que solo puede enseñarte estas cosas…

“Genial. Trabajemos duro un poco más. Cuando terminemos, papá jugará con Ina durante todo un día”.

“¿¡En serio!? ¡Vale! ¡Daré lo mejor de mí!”

Ina apretó los puños con alegría. Siguiéndola, llegaron otros miembros de Revival. Entramos perfectamente a Nueva Zelanda. Lo único que quedaba por hacer era liberar esto de los demonios sin líder. Establecí mi determinación y grité.

“¡Vamos, todos! ¡Terminaremos con Nueva Zelanda para el final del día!”

[Ueeeeek… ¡ya no puedo girar…!]

Bien. Afortunadamente hubo uno que reprobó su clase de filosofía… (Ex: Nmms pajuo, te pasas de pendejo)

Ex: Pues la verdad es que en lugar de matarla al momento debido de usar Tentación de Lilith para tratar de controlarla y entonces sacarle información, después de eso si la podía matar, el que hiciera esto se siente bastante como un desperdicio.


Anterior |Índice| Siguiente

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .