ICDS — Capítulo 255


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Sobre la Tierra Congelada… (6)

Había pasado un día desde que Oceanía fue tomada por la raza demoníaca y quedó aislada de todo contacto externo. Por alguna razón, internet tampoco funcionó. Realmente fue como si Oceanía estuviera aislada del resto de la Tierra y estuviera en la época medieval.

No importa cuán poderosos fueran los miembros de Revival, no podíamos decir que nos ocuparíamos de todo nosotros solos cuando comenzara la verdadera invasión. Como tal, contactamos a varios gobiernos y dividimos las áreas que manejaríamos. Les dijimos que entraríamos una vez que todos los integrantes de Revival estuvieran reunidos, y les aconsejamos que formaran tropas de élite formadas por usuarios de habilidades de al menos Rango S. El resto dependería de ellos.

Como no era eficiente para todos venir al océano Antártico, decidimos encontrarnos en el medio, en el océano Pacífico. No importa cuán grave fuera la situación con Oceanía, no podíamos dejar de limpiar las otras Mazmorras de Evento.

Los que estaban listos hoy fueron Daisy, Padre, Ye-Eun, Hwaya, Ina, Michel e Ilayda. Los otros todavía tenían varias mazmorras que necesitaban completar y no podían venir.

[Buena suerte, Oppa. ¡Iré tan pronto como termine con mi área!]

[Con tu habilidad, terminarás antes que yo de todos modos. No nos obligues a esforzarnos más y encargarte de ello por tu cuenta… Buena suerte.]

[¡Puedes hacerlo, Shin-nim!]

[Sé que no tengo que preocuparme por el Príncipe Heredero, pero aun así mantente en guardia. Ser descuidado es la forma más fácil de morir.]

[… Es bueno que haya una sacerdotisa sustituta. Tenías razón, Shin.]

[No sé si soy lo suficientemente buena para sustituir a Palludia-nim, ¡pero haré todo lo posible!]

Lo que más me sorprendió fue que Ludia accediera. La pasada Ludia le habría dicho a Ilayda que ocupara su lugar para que pudiera venir conmigo. Realmente ha mejorado. No, tal vez simplemente evolucionó a su forma final… Aun así, le di la bienvenida a su transformación.

[También limpiaré las Mazmorras de Eventos lo más rápido que pueda. Espera unos días, Shin.]

[Tu seguridad siempre debe ser lo primero, Ludia. Ten cuidado.]

[Si, gracias.]

Terminé mi conversación con Ludia con cierta torpeza. Luego animé a los otros miembros y cerré el canal de comunicación antes de remar en mi bote para unirme a los otros miembros atacantes.

Este “bote” era una capa gigante de hielo que Ruyue y Sharana hicieron con sus habilidades. Con un diámetro de un kilómetro y un grosor de varios metros, era más un pequeño pedazo de tierra que un trozo de hielo. También fue extremadamente firme. Dado que fue hecho con 200,000 MP, sería extraño de lo contrario.

“¿Todavía lo estás fortaleciendo, Querido Esposo?”

“Por supuesto. Me pregunto por qué solo pensé en esto ahora”.

Tragué una poción de maná mientras respondía a Licorice. Cualquiera a mi lado podría escuchar el sonido del Circuito Peruta girando a la vez que reunía maná ferozmente y se lo vertía a Ruyue y Sharana. Sharana, que estaba pilotando esta gigantesca capa de hielo como un bote, fortaleció el hielo a medida que recibía más maná, y Ruyue hizo la capa más grande y dura al congelar el agua.

“Querido Esposo… ¿Por qué lo estás haciendo tan grande? Va a ser difícil derretirlo después”.

“No es necesario. Más tarde lo vamos a estrellar contra los monstruos. Tenemos que vengarnos por lo que le hicieron a la Antártida”.

“Mm… ¿Es eso posible?”

“Debería serlo si Sharana y Ruyue se materializan y uso mi habilidad”.

Hice un signo de V con mis dedos, haciendo reír a Licorice.

“Eso definitivamente será impactante. Puede que no lo sea tanto como ver una parte de la Antártida arrancada, pero debería compensarlo hasta cierto punto”.

“¿Cierto?”

“Entonces puedes hacer algo como esto al contratar tres elementales… ¿Debería ayudar también, Querido Esposo?”

“Estaba a punto de pedirlo”.

Intercambiamos sonrisas traviesas. Una persona más ahora estaba bebiendo pociones de maná cada diez minutos.

Como mi inventario estaba lleno de pociones de maná de la más alta calidad que fácilmente costaban más de cien millones de wons, todo lo que necesitaba eran diez minutos para llenar mi maná nuevamente.

Cada poción daba 50.000 MP, aproximadamente una cuarta parte de mi maná máximo. Si estuviera en batalla, con solo una cuarta parte de mi maná capaz de llenarse cada diez minutos, no podría usarlo libremente como lo hago ahora. Sin embargo, la situación actual era completamente diferente a un combate. Como era la primera vez que me preparaba para algo derramando mi maná, me quedé absorto en ello.

Ahora que lo pensaba, ya que podía reponer mi maná con Circuito Peruta cuando quisiera, ¿estaba perdiendo el tiempo al no hacer nada con mi maná completo cuando no estaba en batalla? Esto fue lo que pensé cuando hice esta “arma estratégica”. Pero cuando pensé más en ello, la única vez que no estaba en combate era cuando comía o me duchaba. Mi propio estilo de vida me hizo llorar un poco.

De cualquier forma, cuando me encontré con los demás, me había convertido en el capitán de una tierra helada de tres kilómetros de diámetro.

“¿¡Que es esto!?”

Hwaya gritó en el momento en que vio lo que hice. Sintiendo la energía helada rezumando, se estremeció de sorpresa.

“¿Cortaste una parte de la Antártida, Shin? ¿Copiaste a ese demonio?”

“¿Por qué cortaría una tierra perfectamente bien cuando hay agua alrededor? Esto es solo hielo”.

“¿Hiciste esto congelando agua? Tú… vas más allá de mis expectativas cada día”.

Hwaya se rio como si acabara de escuchar la cosa más absurda. Después de eso elogió mi habilidad de construcción.

Los siguientes comentarios fueron en su mayoría positivos. A Padre, quien le gustaban las cosas a gran escala, obviamente le agradaba lo que había hecho, Michel también sonrió cuando escuchó para qué estaba planeando usarlo. Ilayda aplaudió sin importar lo que hiciera, e Ina disfrutó que todo fuera hielo. Por supuesto, fue puesta a fortalecer la tierra con Licorice y conmigo inmediatamente después.

“¡Frío! ¿Esto es para ayudarnos a adaptarnos al frío, Shin?”

“¿Adaptar?”

“Sí. Ya sabes, los países de Oceanía están todos congelados en este momento”.

“Oh, me olvidé de mencionar eso”.

Cuando me di la vuelta, Licorice hizo una expresión de ‘Oops’. Suspiré y le pregunté. (Ex: ¿No se había dicho ya que estaban congelados?)

“¿Hay algo más?”

“Las imágenes satelitales solo muestran la tierra blanca congelada, Guardián y Alas de la Libertad tampoco pueden ingresar. Hace demasiado frío y hay demasiados enemigos en las zonas de aterrizaje”.

“Lo esperaba cuando escuché que la tierra estaba congelada… ¿Es un demonio que puede controlar la energía helada?”

“¿Entonces esta tierra no será contraproducente?”

“No necesariamente. Puedo convertirla en un atributo diferente con mi habilidad”.

“¿Esta tierra de tres kilómetros de hielo?”

“Eso es lo que hace la habilidad”. (Ex: ¿Tenía una habilidad así?)

No hice la tierra más grande después de eso. De hecho, Ina, Licorice y yo la comprimimos lentamente con nuestro maná. Por supuesto, todavía era enorme y un satélite nos tomó una foto navegando por el océano. Parecía que el satélite realmente no tenía mejores cosas que hacer.

Mientras Guardián y Alas de la Libertad seguían sentados sin poder hacer nada, avanzamos hacia Nueva Zelanda. Más de unos pocos tenían sus esperanzas en nosotros. Por un lado, gente aclamaba por Revival, mientras que por el otro se quejaban de que estábamos tardando demasiado. Algunos incluso dijeron que estábamos holgazaneando durante un momento de crisis para la humanidad.

“Es genial que tanta gente ame y se preocupe por el futuro de la humanidad. La Tierra tiene un futuro brillante”.

“Los guerreros de teclado nunca desaparecen”.

“¡Pensé que gente como ellos solo estaba en Corea!”

“Eso es un malentendido, Ye-Eun. Todos los humanos son buenos imponiendo sus creencias y sentido del deber a los demás”.

La razón por la que nos dirigíamos a Nueva Zelanda era simplemente debido a que era la más cercana. Planeamos pasar por todas las islas comenzando desde Nueva Zelanda, luego entrando en Australia.

Mientras nos acercábamos a Nueva Zelanda, Hwaya de repente exclamó con sorpresa.

“¡No puedo acceder a Internet!”

“Así que estamos empezando…”

Saqué mi ballesta y miré hacia el cielo. Cuando puse más fuerza en mis ojos, pude ver seres alados en el cielo de Nueva Zelanda. Como para copiarme, Ina también abrió los ojos en la misma pose. Acaricié su cabeza y le pregunté.

“¿Quieres jugar un juego de disparos con Papi?”

“¡Un!”

“¿Qué le estás enseñando a una niña…? ¡Deja que mami también se una!”

Mientras Ina, Hwaya y yo estábamos uno al lado del otro en el glaciar y sacamos nuestras armas, Daisy también se acercó. Abrió su inventario y habló con orgullo.

“Hoy calidad sobre cantidad. Laki, hora de brillar”.

Bien, se sospechaba que el demonio enemigo usaba hielo. Laki, que utilizaba lava, sería su enemigo natural. Sin embargo, le pregunté a Daisy con preocupación.

“Su lava era fuerte cuando estaba vivo, pero ¿puede empuñar lava cuando es un muerto viviente?”

“No como, cuando estaba vivo”.

¿¡Daisy reconoció el defecto de su muerto viviente!? Por supuesto, no había terminado.

“Pero atributo cambió. Se volvió más tóxico. Su cuerpo se tornó más duro. Ahora, no hay nada que temer”.

“Es bueno que tengas confianza, pero voy a estar muy preocupado por ti”.

“Ya dije, es demasiado pronto. El amor de Kang Shin, tendré que rechazarlo”.

“A veces tengo muchas ganas de golpearte”. (Ex: Yo de abrazarla, me encanta)

Junto a mí, todos los demás atacantes de largo alcance comenzaron a atacar. Disparé rayos, mientras que Hwaya e Ina también lanzaron ferozmente fuego y hielo. Con Licorice y las varias decenas de súcubos, innumerables ataques volaron por el aire.

“Por lo general, los que están en el aire son los más fuertes”.

“Casi me siento mal por ellos”.

Sentí que podía escuchar los gritos de los demonios. Sin embargo, Daisy no parecía disfrutar escuchándolos.

“Laki, ve”.

[¡Grrrrrraaaah!]

Laki soltó un rugido desagradable y salió disparado del inventario de Daisy. Su inmenso calor intentaba derretir la tierra que tanto tiempo pasamos congelando.

“Hey, mándalo rápido”.

“… Laki”.

Daisy infló las mejillas ante mi regaño. Laki batió sus alas varias veces y se elevó hacia el cielo en un instante. Entonces ignoramos a los demonios que luchaban contra Laki y continuamos lanzando ataques.

[¡Es fuerte! ¡Podría igualar a Lespina-nim!]

[¡Disparates! ¡Solo sigue acumulando poder, es un simple muerto viviente!]

Seguimos reduciendo el número de demonios en el aire. Aunque su objetivo inicial debimos haber sido nosotros, pero Laki cargó hacia ellos con su enorme cuerpo, los azotó con su cola, vertió lava sobre ellos, los envió volando con ondas de choque y mostró en general una fuerza abrumadora.

Laki fue más que suficiente para lidiar con los ataques de los demonios. De hecho, con él, las cosas serían aún más rápidas. Si continuaba como lo hacía ahora, solo sería cuestión de tiempo antes de que aterrizáramos.

“¿Puedes detectarlo, Hwaya?”

“No estoy segura, pero sé que su líder no está en Nueva Zelanda. Sé con certeza que está en el interior de Australia. Aquí también hay algunos fuertes, pero… son manejables”.

“Bien. ¡Cuando la tierra esté a la vista todos bájense del hielo y estén en espera! ¡Los que pueden hacer ataques de largo alcance deberían dividirse a la mitad y luchar contra los demonios en tierra y aire!”

Solo tomó un instante para que llegara este momento. Una tierra congelada pronto apareció en la distancia junto con demonios sonrientes de piel negra azulada que nos lanzaron ataques mágicos.

Parecía que la parte arrancada de la Antártida chocó por primera vez aquí. Aunque ahora se veía que estaba en Australia, una parte de la costa de Nueva Zelanda era un desastre.

“Juju… haré que se arrepientan”.

“Mmm… ¿No molestará más a los ciudadanos de Nueva Zelanda?”

“¿Pero no se verá bien? Estoy seguro de que están más preocupados por los monstruos y demonios que por su tierra”.

“Eso es cierto… Está bien, encárgate del resto. ¡Buena suerte!”

Hwaya apretó los puños y voló sin saber exactamente lo que planeaba hacer. Cuando la vi irse, sonreí. ¡La costa ahora estaba cerca!

“¿Están todos listos para saltar?”

[¡Héroe es el único que queda!]

Lotte gritó con los que no podían volar en su espalda. Los atacantes a distancia todavía estaban lanzando ataques, bloqueando los disparos mágicos y las llamas de los demonios. ¡Todo era perfecto!

“¡Ruyue, Sharana!”

[¡Estoy lista!]

[¡Que interesante!]

Las dos elementales se materializaron, se tomaron de las manos y se pararon en el centro de la tierra helada. Podía sentir su energía concentrada por completo en la tierra congelada. ¡La tierra respiraba!

“¡Disparen!”

En ese instante, la tierra congelada que se había comprimido a 1,5 km de diámetro aceleró repentinamente. El enorme glaciar de repente atravesó el océano a una velocidad de varios cientos de kilómetros por hora. ¡Sin duda fue un espectáculo para la vista!

“¡Wow, incluso la escala de esquí acuático de Querido Esposo es diferente!”

“Eso se ve divertido… ¡Yo también quiero estar en eso!”

“¡Whooooooo!”

Aullé sobre la tierra congelada que atravesaba el océano. Los demonios que nos miraban jadearon conmocionados y dispararon proyectiles mágicos hacia nosotros, pero no solo la mayoría de ellos fallaron, también pude golpear los pocos que se acercaron con mi lanza.

Sin embargo, los demonios eran efectivamente diferentes a los monstruos. Una vez que se dieron cuenta de que su magia era ineficaz, la mayoría de ellos se dispersaron, mientras que algunos permanecieron en un área segura y reunieron maná en masa. Parecía el método que empleaban los humanos para tratar con monstruos masivos.

¡Por supuesto, todo era inútil!

[¡Surfea!]

En el momento en que Ruyue y Sharana gritaron juntas, las olas se volvieron más feroces y violentas. Finalmente, la ola se tornó lo suficientemente grande como para llevar la tierra congelada. Ruyue y Sharana me estaban quitando una gran cantidad de maná para controlar este fenómeno natural, ¡pero podía soportar está cantidad!

Aún no había terminado. Bebí una poción de maná que había preparado de antemano y les grité a las chicas.

“¡Vamos! ¡Salta!”

[¡Salta!]

La ola se elevó más. La tierra congelada de 1,5 km estaba perfectamente equilibrada sobre la ola de decenas de metros de altura. Por supuesto, hubiera sido imposible sin el poder de Ruyue y Sharana. Lo que sucedió a continuación fue aún más impactante. Como dije antes, ¡la ola se volvió aún más violenta y finalmente arrojó ferozmente la tierra congelada en la que estábamos montados!

“¡Whoo! ¡Volemos directamente a Nueva Zelanda!”

[¡Si estabas planeando algo tan divertido, deberías haberme dejado unirme!]

“¡Es demasiado tarde!”

Como la tierra congelada ya estaba ampliamente fortalecida por mi maná, no se rompió en lo más mínimo mientras se elevaba rápidamente hacia el cielo. Al mismo tiempo, una sonrisa refrescante apareció en mi rostro. La tierra congelada que hice ya estaba mucho más allá de la costa, sobre los ojos de innumerables demonios que nos veían atónitos.

Solo quedaba una cosa por hacer.

“¡La explosión es un arte! ¡Explosión Gaia!”


Autor: ¡La tierra congelada final tiene un diámetro de 1,5 kilómetros y un grosor (altura) de 4 ~ 5 metros! ¡Muestra lo fuertes que se han vuelto Sharana, Ruyue y Shin!

Editor: Mi narutard interior está muy contento.

Ex: En cuanto a lo de narutard lo único que se me ocurre es que se refiera a esto, y como realmente no veo la relación con el capítulo, ni idea, si fuera su chuuni interior sí, pero esto no.


Anterior |Índice| Siguiente

9 comentarios

Responder a Jonathan Vaya Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .