Release that witch: Capítulo 723



Poder para sacudir el cielo

 

No había sol en los Meses de los Demonios, que era algo que no había cambiado durante miles de años.

El cielo siempre era como una cortina oscura y lúgubre donde la nieve invariablemente volaba y se arremolinaba con el viento. La gente apenas notó la diferencia en el clima aparte de la intensidad de la nieve. Como el tiempo actual, que sólo uno o dos copos de nieve cayeran a la deriva podría considerarse una señal de que la nieve se había detenido. La mayoría de las veces, la nieve blanca pululaba por todo el cielo, la fuerte caída de nieve flotaba y cubría toda la tierra en todo momento.

Por lo tanto, esta luz blanca fue particularmente llamativa bajo tal fondo. En el momento en que salió de la tierra, el resplandor iluminó la nieve circundante en un instante, como si todo el mundo gris estuviera ligeramente iluminado.

Phyllis no pudo evitar contener la respiración.

Su mirada estaba fija en la luz en ese momento en el que todo parecía rápido y lento.

Cuando la luz se atenuó rápidamente y se convirtió en una bola de fuego naranja, ¡el suelo a 1.000 metros de la pared había sido arrancado!

Esto no era una ilusión. Vio claramente que el campo de nieve plano se elevaba hacia arriba y formaba un arco suave como si la tierra debajo de la nieve no estuviera hecha de tierra y rocas, sino de agua que podría cambiar de forma al azar. En la parte superior del arco, la bola de fuego roja se elevaba como si quisiera deshacerse de los grilletes de la tierra.

¡Lo consiguió! La siguiente escena ocurrió casi en un abrir y cerrar de ojos. ¡Humo y nubes de polvo y llamas surgieron del suelo y rompieron la superficie curva en pedazos! La bola de fuego, junto con ondas de humo negro, se elevaron decenas de metros de altura, extendiendo una pared alta que casi oscureció la luz original del cielo en la visión de Phyllis. Tanto las jaulas como las bestias demoníacas se convirtieron en cenizas frente a la bola de fuego. Para entonces, el rugido estremecedor llegó a sus oídos, haciéndola temblar y latir su corazón.

¡Boom! ¡Boom!

¡De repente, la tierra tembló!

Phyllis abrazó inconscientemente a Agatha, a quien movió los labios y quiso decir algo, pero fue bloqueada por el flujo de aire que venía. La gente en la muralla de la ciudad también se tambaleó por el viento y no volvió en sí hasta mucho tiempo después. Ellos, atónitos por esta escena, se habían olvidado de vitorear y aplaudir. Lo único que pudieron hacer fue mirar hacia la pared de humo que se elevaba.

“¿Es esta … la llave?”

Al tragar, nunca había pensado que la gente común hubiera dominado una fuerza tan terrible en la actualidad. Incluso un Demonio Superior no podría sobrevivir en un fuego subterráneo tan turbulento.

El sol rojo se estaba apagando, dejando solo unas pocas llamas escarlatas asomando en el humo oscuro, pero el humo ondulante se había dispersado en el aire como si conectara las nubes. Las motas de tierra y pedazos de bestias demoníacas que habían volado hacia el cielo ahora caían como una lluvia de sangre y tierra en el campo nevado circundante.

Al mirar esta escena, Phyllis finalmente entendió de dónde provenía la confianza de Agatha.

Con este poder estremecedor, la gente común incluso tendría la oportunidad de enfrentarse a brutales demonios.

Pero todavía no podía entender por qué Roland Wimbledon lo llamaría arte.

“¿La explosión fue arte?” Ella se preguntó. (NTE: Deidara dice que si :v)

Retnin estaba completamente intoxicado por el viento frío que se llenó con el humo de la pólvora. El estruendo de la explosión despertó completamente su deseo.

“¡Esto era química!

¡Esta era la química real!”

Miró a sus compañeros a su lado, el antiguo alquimista en jefe de la antigua Ciudad del Rey, Rayleigh, junto con Archer, cuyos ojos, notó, brillaban con la misma luz, que era irreconciliable con su aspecto envejecido. Vagamente recordó que la última vez que mostró este tipo de resplandor fue cuando se inscribió en el Taller de Alquimia como discípulo a la edad de 10 años.

Retnin sintió que finalmente encontró la meta a la que dedicaría toda su vida.

Eso fue para atraer la atención de todos como el sol, ¡solo la química podría ayudarlo a lograr ese objetivo!

Desafortunadamente, tenía casi 50 años. Qué bueno sería si hubiera visto esta escena 20 años antes y comprendiera el poder real de la química antes de tiempo, que no son las llamas y los vapores que se desprenden de la quema del polvo de nieve, sino la luz y el calor más puros.

Afortunadamente, finalmente lo supo.

Mirando a los atónitos astrólogos a su lado, Retnin no pudo evitar sonreír.

Desde entonces, la palabra Sabio solo registraría un nombre, mientras que el otro pronto se olvidaría por completo.

¡Quería que todos experimentaran el poder de las explosiones, para que elogiaran la grandeza de la química!

No pudo contener su impulso de comenzar más experimentos. Tenía tantos planes químicamente explosivos en “Química intermedia” para probar.

“¿Qué estamos esperando?”

“Solicitemos un laboratorio de Kyle Sichi”

“Eso es lo que estoy pensando”

Los tres alquimistas expresaron sus ideas y sugerencias al mismo tiempo.

Retnin miró por última vez a la columna de humo que quedaba en el aire y luego caminó rápidamente hacia el laboratorio.

“¿Entiendes ahora por qué quiero que te quedes en Neverwinter?” Edith toqueteó la cabeza de Cole.

Este último se quedó en silencio durante mucho tiempo antes de preguntar con voz ronca: “¿Por esto?”

Claramente, estaba realmente asustado por la formidable fuerza de la explosión, con su rostro todavía pálido y una mano agarrando el brazo de su hermana.

“Porque nadie puede resistir a Roland Wimbledon” Edith dijo lentamente: “Los aristócratas, aunque posean sus títulos y tierras, no significan nada en comparación con este tipo de poder. Él haría un reino de la forma que quisiera. Cuando ordenó la abolición de la nobleza, esos aristócratas deberían haber entregado sus tierras y derechos. Pero es una pena que la mayoría de la gente todavía no se haya dado cuenta”

Aunque lo consideró una pena, la Perla de la Región Norte no mostró ninguna expresión de lástima, más bien mostró un sentimiento de regodeo.

Cole Kant frunció los labios. “Nosotros … también somos aristócratas”

“Pero ya no somos aristócratas con títulos” Dijo Edith, llevando a su hermano menor al borde de la pared. Ahora que la gente estaba abandonando gradualmente la muralla de la ciudad y el área se había vuelto mucho más espaciosa, Cole podía ver claramente el oscuro suelo quemado a lo lejos como si lo hubieran arado severamente. Edith continuó diciendo: “Los aristócratas son respetados por su riqueza y poder, no por los terrenos que tienen bajo sus pies, lo que significa que la nobleza no desaparecerá realmente. Al igual que esta llanura, ya sea que su superficie esté rota o limpia, cubierta de nieve o cubierto de hierba, su naturaleza no cambiará. Neverwinter es el punto de partida de la nueva era. Si quieres ser un aristócrata en esta era, tienes que integrarte en las nuevas reglas establecidas por Su Majestad”

Por un momento, Cole sintió que había visto y no visto el punto al mismo tiempo, pero aún asintió bajo la actitud dominante de su hermana acumulada a lo largo de los años. “Me quedaré aquí y ya no discutiré por regresar a la Región Norte”

“Así es. ¿No crees que es mucho más interesante explorar nuevas reglas y nuevas fuerzas que manejar trozos de tierra inmutable?”

Cole miró el bonito perfil de su hermana.

Su largo cabello ondeaba, como el satén más sedoso, con el viento del norte. Sus pestañas largas y estrechas se inclinaron hacia arriba, acentuadas con su elegante curva de nariz y labios, dando una visión de belleza indescriptible.

Lo único que lo desconcertó fue el rubor en la cara de Edith, algo que las mujeres tendrían cuando estaban emocionadas.

“¿Mi hermana está interesada en la columna de humo que se eleva?” Cole dudó.

Cole apartó los ojos, ocultando su duda profundamente en su corazón.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .