Súper Gen Divino – Capítulo 825: Venceme y Podrás Luchar con Dollar


Quinto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Los cuatro regresaron a la plaza con el ánimo por los suelos. Aunque no conocían realmente a Huang Xiao, se sintieron muy mal al saber lo que le había ocurrido.

“Por favor, cumple con tu obligación y tráeme a Dollar. Después de todo, es tu joven más fuerte.”

Han Sen, a su regreso, escuchó a Yu Qielan hablando con el responsable.

“¡Caramba! Si yo fuera un transcendido, le daría una paliza tremenda.” Dijo Tang Zhenliu, enfadado. Deseaba ser un transcendido, porque en su estado actual, apenas podía ponerle un dedo encima a Yu Qielan.

Con la Transformación Shura y la Inyección de Sangre, Yu Qielan ya era capaz de vencer a un transcendido que era un ser celestial. El poder oculto que poseía era algo que ni siquiera Huang Xiao tenía la capacidad de superar.

Lin Feng estaba tranquilo y no dijo nada más. Sin embargo, la gente que le conocía bien, podía decir que estaba reprimiendo un gran fuego de ira en su interior.

Han Sen se levantó de repente y caminó hacia el escenario. Estaba furioso, y aunque no conocía a Huang Xiao, despreciaba a Yu Qielan lo suficiente como para saber lo que tenía que hacer. Además, había pedido repetidamente luchar contra Dollar.

Han Sen se rió en su interior y pensó, “Quieres luchar contra Dollar, ¿verdad? Como quieras. Prepárate para ser gastado.”

“Han Sen, ¡¿qué estás haciendo?!” Al ver a Han Sen acercarse al escenario, Ji Yanran se preocupó increíblemente.

“¡Amigo Han, no seas imprudente! Podemos matarlo juntos, una vez que nos convirtamos en transcendidos!” Tang Zhenliu gritó.

“Es sólo un shura de la realeza. No hay necesidad de esperar tanto.” Dijo Han Sen en respuesta, mientras sus dedos se deslizaban por la cara de Ji Yanran. Luego le dijo, “Siéntate ahí y espera a que mate a ese imbécil.”

Después de eso, Han Sen continuó su aproximación al escenario.

Tang Zhenliu seguía queriendo impedírselo, y la preocupación de Ji Yanran no se alivió.

“Si tanto quiere ir, debe estar seguro de sí mismo.” Dijo Lin Feng con calma, impidiendo a los dos cualquier otro intento de hacer cambiar de opinión a Han Sen.

Mientras Han Sen se acercaba al escenario, Yu Qielan seguía pidiendo que alguien encontrara a Dollar para poder luchar.

“Yu Qielan, ¿verdad? ¿Tienes que luchar contra Dollar para sentirte bien contigo mismo?” Dijo Han Sen, mientras subía al escenario y miraba directamente a su futuro enemigo.

La atención de todo el mundo se centró ahora en silencio en Han Sen, sin saber qué pensaba hacer.

“Aparte de Dollar, ¿con qué otro retador puedo luchar que merezca la pena?” Yu Qielan declaró con orgullo.

Había otros aparte de Huang Xiao que estaban dispuestos a luchar contra él, pero Yu Qielan los rechazó a todos.

“De acuerdo, entonces. Puedes luchar contra él. Pero primero, debes vencerme a mí.” Dijo Han Sen con calma.

“¿Tú? ¿Y quién eres tú exactamente, idiota? Estoy cansado de que ustedes, los humanos, traten de impedir mi verdadero deseo. ¿Cuánto tiempo esperas que luche contra escuálidos seres sin valor antes de poder enfrentarme a Dollar?” Yu Qielan miró a Han Sen con desdén.

“Ya perdí contra Dollar una vez. Dollar me eliminó de un golpe y medio. Si me ganas, puedo llamar a Dollar para que venga aquí y te azote como a un perro. ¿Qué te parece?” Han Sen miró a Yu Qielan.

“Un golpe y medio, ¿eh? ¿Este tipo es de verdad?” Yu Qielan ignoró a Han Sen y se dirigió directamente a la responsable.

“¡Por supuesto, es mi prometido! Sólo dice la verdad.” Ji Yanran se levantó y dijo.

“¿La hija del presidente Ji? Bien, te creeré una vez más.” Yu Qielan miró a Ji Yanran y luego devolvió su mirada a Han Sen. Continuó diciendo, “Si gano y sigo sin poder ver a Dollar, entonces el combate de esta noche habrá terminado. No tengo interés en seguir luchando contra los novatos.”

Han Sen dijo entonces con frialdad, “La humanidad está agraciada con el deseo de mantener su palabra. Además, somos educados. Permitiste que Huang Xiao golpeara primero en el último combate, así que permíteme devolver el gesto. Yu Qielan, quiero que hagas el primer ataque.”

“Bien. Si puedes resistir un golpe y medio de Dollar, podremos determinar rápidamente si puedes o no resistir un punto cero de mis golpes.” Yu Qielan no perdió el tiempo e inmediatamente blandió su puño.

Mientras golpeaba, utilizó la Transformación Shura y el miserable método de aumento de poder de la Inyección de Sangre. Planeaba matar a Han Sen de un solo golpe.

Han Sen había empezado ese combate, así que no podía permitirse ser golpeado y derrotado inmediatamente.

Si el semidiós intervenía ahora, sería humillante no sólo para él, sino para toda la humanidad.

Los Shura se reirían de tal historia durante muchas generaciones más. Sería una broma, la historia de un humano orgulloso que pretendía iniciar una pelea, pero que fue noqueado por un solo puñetazo en un solo segundo.

El semidiós era ambivalente, y no estaba muy seguro de qué pensar. No podían salvarlo con razón, pero no querían que lo mataran. Por ello, no estaban seguros de qué hacer.

“Han Sen sigue siendo un evolucionado. ¿Va a estar bien?” Un hombre de mediana edad frunció el ceño mientras miraba el vídeo.

“A menos que esté cerca del rango de Ser Celestial, incluso si es de la familia Luo y hubiera aprendido el Sutra del Cielo Falsificado, no creo que pueda vencer al shura. Y digo esto sabiendo que el Sutra del Cielo Falsificado es un talento maligno y asesino. Es verdaderamente malvado, pero sin el poder necesario, no dará los resultados que él desea. Morirá.” El anciano tenía un aspecto sombrío mientras hablaba. Odiaba el comportamiento de Yu Qielan y, a pesar de su funesta predicción, quería que Han Sen ganara.

Pero el abismo de poder era muy amplio, y para que Han Sen ganara, se necesitaría nada menos que un milagro. Por eso, incluso las predicciones de ese anciano eran pesimistas.

En otro planeta, Luo Haitang observaba el combate a través de una transmisión de vídeo mientras Luo Li le preparaba té.

Luo Yin no había encontrado a Han Sen, pero Luo Haitang creía que Han Sen llevaba la sangre y las cualidades genéticas de la familia Luo. Por ello, no creía que Han Sen tuviera lo necesario para negar el atractivo de aprender el Sutra del Cielo Falsificado.

“Muéstrame hasta dónde ha llegado tu práctica del Sutra del Cielo Falsificado.” Luo Haitang miró intensamente a Han Sen a través de la transmisión de vídeo, esperando seriamente que tomara represalias con la habilidad mortal.

Ji Yanwu y Ji Ruozhen también observaban la escena y parecían nerviosos. Aunque tenían fe en el Sutra del Cielo Falsificado, sabían que Yu Qielan tenía la Inyección de Sangre, y creían que el shura era devastadoramente más poderoso.

La familia Ning, la familia Qin, la familia Wang, la familia Dong Lin y la familia Zhao estaban viendo el mismo combate. Querían ver qué camino había decidido seguir Han Sen. Se preguntaban si se parecería más a Luo Haitang, haciéndolo para impresionar a todos.

Ji Yanran y sus amigos estaban muy ansiosos. Sabían que Han Sen era fuerte, pero seguían preocupados. El poder que poseía Yu Qielan superaba con creces el posible poder de un evolucionador.

Mientras todos observaban con la respiración contenida, Han Sen no optó por esquivar el golpe. En su lugar, lanzó su propio puño.

Han Sen apuntó a la cabeza de Yu Qielan, optando por arriesgar su vida para hacer daño al igual que Huang Xiao.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .