El extra que nunca muere: Capítulo 16 – 4


<Capítulo 16: Evan D. Sherden. Creando relaciones de mala gana – 4>

 

EZ: Capítulo semanal de neverdie extra, disfrútenlo~~


“¡¿Eh, qué pasó?!”

 

Evan estaba confundido. Había entrenado mucho para convertirse en el Comandante de los Caballeros del Calabozo hasta ahora, por lo que había intentado golpear al Príncipe lo más ligeramente posible, pero éste cayó al suelo como si estuviera sin vida.

 

Evan sabía que se habría metido en un buen problema si le hubiera hecho un mínimo rasguño en la cara al Príncipe, así que se había girado justo en el último momento. Ni siquiera había utilizado un poco de su potencial, pero aun así, ¡el Príncipe fue noqueado! ¡Algo así también había sucedido una vez!

 

“¿Qué pasa?”

 

“Mira al Maestro Evan… Parece tan sorprendido”.

 

“Es porque su oponente era más débil de lo que esperaba…”

 

“El Príncipe ni siquiera pudo ver venir el ataque. Se desmayó tan pronto como fue golpeado…”

 

“Ni siquiera tuvo tiempo de responder correctamente y entonces ¡pum! ¡Haha! ¡Ah, no! No puedo reírme!”

 

Evan corrió hacia el Príncipe. El traumatismo del golpe no fue grande gracias a Evan, que había retrocedido y se había girado en el último momento. Pero debido a la naturaleza de la técnica que había utilizado, que se llamaba Cheonjung, la cantidad de energía recogida en sus puños fue suficiente para provocar al Príncipe una herida interna.

 

“Pero aún no he usado mis habilidades…”

 

“Joven Maestro Evan, usted tiene habilidades especiales de lucha. Pero el Príncipe… es simplemente demasiado débil”.

 

Uno de los caballeros escolta se adelantó y le susurró eso al oído de Evan. Cuando escuchó eso, Evan se sintió tonto.

 

‘¿Significa que no pudo estimar mi fuerza ni siquiera cuando luchaba con el Comandante de los Caballeros? ¿Es tan débil que aún no ha encontrado su aptitud?’ Evan estaba perplejo.

 

“¿Dónde está el sacerdote? ¿Sacerdote?”

 

“Oh, puedo curarlo”.

 

La Familia Real había traído consigo a un sacerdote cuyo deber era curar las posibles heridas, pero Serpina ya se había acercado al Príncipe y lo estaba despertando. Dado que era la asistente del Obispo, tenía excelentes técnicas de curación, que estaba utilizando ahora mismo. Todos los presentes admiraban su pericia.

 

“Hay muchas personas con talento en esta ciudad calabozo. Si el asistente del Obispo está mostrando tanta destreza, ¿entonces qué hay del propio Obispo?”

 

“Creo que no sería exagerado decir que las personas más inteligentes y fuertes del mundo se encuentran en la ciudad calabozo”.

 

“¡Oh vaya!”

 

El Príncipe se levantó de repente. Su respiración era superficial. Primero se miró a sí mismo y luego a Evan, que se sentía tan ansioso como absurdo.

 

Mostrando cierta reticencia, escupió.

 

“Si al menos hubiera ganado… seguiré encomendándome a ti, hermana mía”.

 

“No, no puedes. ¿No prometiste ya que no pedirías nada si ganaba?”

 

Evan asintió en dirección al Príncipe. El Príncipe le gruñó.

 

“Hmm, haré honor a mis palabras. No te pediré nada. Pero, ¿cómo va a superar mi hermana a ti? Es tan testaruda que nadie puede con ella”.

 

“Tú eres parte de su familia. Eres su hermano, así que sólo tú puedes hacerla entrar en razón”.

 

“¡Woohoo! ¡Qué batalla fue! Por supuesto, no estoy orgulloso de ello, ¡pero seguro que me haré más fuerte para derrotarte en el futuro!”

 

Evan se sintió bastante afortunado ya que el Príncipe había decidido no insistir en darle la responsabilidad de la protección de su hermana menor.

 

Tras exhalar un suspiro de alivio, Evan decidió decirle algo. Se acercó al Príncipe para que nadie más pudiera oírle y le dijo en voz baja

 

“Majestad, quiero hacerle una sugerencia”.

 

“Adelante”.

 

“…La espada no le conviene a Su Majestad”.

 

“¡Qué!”

 

Ante los comentarios de Evan, el Príncipe exclamó con fuerza. Las personas cercanas empezaron a preguntarse qué había hecho gritar al Príncipe en voz alta y de qué estaban hablando.

 

“Empuñar un arma que no corresponde a tu aptitud es casi como envenenarse. Si realmente quieres practicar con las armas, ¿qué tal si empiezas a practicar con otra?”

 

“Pero yo voy a ser el Rey algún día. La espada es el arma del Rey”.

 

“La espada no es más que una de esas armas convenientes que puede considerarse el arma del emperador en cuanto la empuña, o puede convertirse también en el arma de un mendigo en cuanto se hace con ella. Su Majestad no tiene que molestarse en dar significados inútiles a las distintas cosas”.

 

El aprendizaje de la esgrima se consideraba una parte crucial de las ‘artes aristocráticas”‘ El padre de Evan, el marqués, también intentó nombrarle espadachín una vez.

 

En particular, el Príncipe, que era un sucesor de la Familia Real y que más tarde se convertiría en el Rey, pensó que había sido derrotado por el hecho de que cuando no sabía manejar la espada.

 

‘En el juego, se recomendaba sin duda tratar con un arma que se adaptara a ti. Todos llegaron a conocer su propia especialidad a través de un incidente impactante o se dio cuenta de ello por sí mismo más tarde.’

 

Era beneficioso entrenar según tu aptitud. Evan deseaba tener la oportunidad de experimentarlo, aunque ya lo había descartado.

 

“Creo que un martillo le vendría bien”.

 

“¿Qué, un martillo? ¿Ni siquiera una lanza, sino un martillo?”

 

“Sí, un martillo. Por favor, intente empuñar uno al menos una vez”.

 

Sonaba ridículo. Sin embargo, el Príncipe no se atrevía a ignorar las palabras de Evan, el oponente que acababa de derrotarlo. Evan se sintió satisfecho con lo que había dicho y dio un paso atrás.

 

‘Si el Príncipe intenta entrenar con un martillo al menos una vez, sentirá la diferencia. Debido a esto, el Príncipe comenzará a entrenar con el martillo unos años antes de los juegos originales, y se hará más fuerte… Cuanto más aumenten los aliados en fuerza, mejor será para mí’.

 

Si el Príncipe, que era poderoso incluso en el juego, descubría antes su aptitud y empezaba a practicarla, seguramente podría adquirir aún más fuerza en el futuro. Quizás también podría ayudar a la Princesa a no ser secuestrada.

 

“Ok, lo tendré en cuenta… Serena, ¿estarás presente aquí el resto del día?”

 

“Sí, estaré con el Maestro Evan, Su Majestad”.

 

“Muy bien entonces. Evan D. Sherden, te confío la seguridad de mi hermana por el día”.

 

“…Si es sólo por el día entonces estaré más que feliz de ser el caballero de la Princesa”.

 

En su interior, Evan deseó que el Príncipe se llevara también a la Princesa, pero se marchó rápidamente junto a sus caballeros escolta.

 

Mirando al Príncipe que había aparecido como una repentina ráfaga de viento y que ahora se marchaba de forma igual de dramática, algunos de los exploradores seguían soltando carcajadas de forma intermitente.

 

‘Si hubieran visto al Príncipe con su martillo, no se habrían atrevido ni a sonreír.’

 

Si el Príncipe volvía a encontrarse con él, y se había hecho más fuerte, entonces Evan podría haberse enfrentado a otra señal de la muerte. Por eso, Evan se anotó mentalmente que debía seguir machacando slimes para estar atento en el futuro. Un nivel más alto significaba mayor resistencia, y más resistencia significaba mayor fuerza.

 

Ahora, Evan simplemente quería escapar de la fiesta.

 

“Evan Oppa, ¿quieres bailar de nuevo?”

 

“Ya he bailado bastante por hoy, y además, no me gusta la canción que están tocando”.

 

“Entonces juega conmigo”.

 

En el mejor de los casos, podía rechazar la oferta de la princesa, pero en ese preciso momento, una chica de inmensa belleza apareció a su vista. Por supuesto, era Arisha von Pellati.

 

Llevaba pinchos gordos en ambas manos, pero a diferencia de Serena, su boca estaba limpia. Pero, eso no era lo importante ahora.

 

“¿Por qué no bailas? Parece divertido”.

 

Evan podía optar por bailar con alguien que no fuera ellas dos. Esa táctica podría funcionar. O podría ser contraproducente. Recordó que cuando le había preguntado a Arisha que por qué quería convertirse en un caballero de las mazmorras, ella había respondido diciendo: “Porque sería divertido”.

 

La respuesta de Arisha a la mayoría de las preguntas y cosas de su vida era: ‘Podría ser divertido’.

 

“Vamos, Maestro Evan. Una vez más, por favor…” Arisha había decidido lo que quería, y no había forma de que la detuvieran.

 

“Ni siquiera quiere bailar con la hija de la Familia Real, así que hay menos posibilidades de que baile contigo Arisha… El Maestro Evan también tiene una hermana menor y sabrá cómo es cuando crezca”.

 

Crow mordió el pincho que llevaba en la mano y dijo eso con una voz deprimente. Evan finalmente cedió y tomo la mano de Arisha, que le había tendido. Tomados de la mano, caminaron hacia el escenario.

 

“Bye, Oppa. Cuando vuelvas, tienes que jugar conmigo, sabes”.

 

“El maestro Evan es un tipo muy popular”.

 

“Ya he intentado ligar con algunas bellezas, pero hasta ahora… Mala suerte”.

 

“Con esa cara tuya, ¡quién querría ir contigo! ¡haha!”

 

¡La causa más probable de muerte de Evan ahora mismo estaba sosteniendo su mano en ese mismo momento! ¡Eso significaba que tenía que tener cuidado!

 

‘¡Mujeres! No puedo coquetear con ellas en absoluto!’

 

De hecho, Arisha nunca había matado a Evan en el pasado.

 

Ella sólo proporcionó el motivo para que Evan se suicidara. ¡Arisha era una persona que había sido retenida por Evan, que era su patético prometido, durante años, y luego finalmente encontró el amor y huyó de él hacia la libertad!

 

‘Ni siquiera me comprometeré esta vez’.

 

Ya era diferente de Evan en el juego. No iba a ser un miserable que elegiría suicidarse si rompía con su prometido.

 

Había tanto que hacer y disfrutar en esta vida. ¿Por qué iba a suicidarse?

 

“Estamos aquí. Vamos a bailar.”

 

“…Ok.”

 

Cuando Evan subió al escenario con Arisha, las chicas laúd, que se estaban tomando un descanso hasta ahora, se levantaron de nuevo y empezaron a tocar. Evan trató de expresar su gratitud a través de sus ojos, y ellas se regocijaron con alegría y emoción.

 

“Son muy populares, ¿verdad?”.

 

“Sí, lo son. Y sus melodías también son bastante pegadizas”.

 

Esta canción era un poco más lenta que el resto. Los dos se movían lentamente, bailando el vals al ritmo de la melodía y hablaban en susurros.

 

“Yo también soy muy popular. Pero no soy muy bueno bailando ni tocando el laúd”.

 

“¡Es como una coincidencia! A mí me pasa lo mismo”.

 

Ya entonces se dio cuenta de que era una tremenda bendición haber nacido con una apariencia hermosa. Más aún, Evan sabía lo mucho que había sido bendecido porque su antigua novia tenía una apariencia única. Si no hubiera sabido que había cientos o miles de formas de morir sólo por su apariencia, en el futuro, entonces, honestamente, podría haber hecho alarde de su belleza.

 

‘No sé, podría haber disfrutado de la popularidad.’

 

“La apariencia externa no te dice nada de lo que la persona es por dentro, porque es estúpido pensar lo contrario”.

 

“¿Es hora de filosofar? Pero no puedo negar tu elegancia. Si empiezas a negar esos elementos o bendiciones, entonces también podrías negarlos todos. Tal vez incluso la belleza interior.”

 

Evan pensaba que algunas personas eran intrínsecamente malas, mientras que otras eran puras.

 

La apariencia de uno sólo podía cambiarse un poco según los propios esfuerzos, pero ¿podían afirmarse esos esfuerzos o incluso fomentarse? Por mucho que uno quisiera intentar parecer atractivo, al final no importaba.

 

“Estoy agradecido por todo lo que he sido bendecido. Sólo puedo cambiar algunos de mis atributos según mis esfuerzos”.

 

“Sí, es así… Pero odio ser popular”.

 

Arisha pareció un poco sorprendida al escuchar los pensamientos de Evan, pero no negó que tuviera razón. Después de todo, las normas eran diferentes en este mundo. Aunque ella tenía la misma edad que Evan, eso era sólo en este mundo. Al fin y al cabo, Evan todavía tenía todos los recuerdos de su vida pasada.

 

“La popularidad no es tan mala en sí misma, pero la odio porque tengo que esperar la negatividad de las personas. ¿Seguro que tú también has experimentado algo así?”

 

“Sí, lo he hecho”. Afirmó Arisha con frialdad. Claro que sí. Evan aún tenía doce años, pero ¿no era hermosa? Estaba presente en todo el mundo. Sólo los pervertidos habían cambiado tal bendición en una maldición para ella.

 

“Pero… Eso no significa que no puedas felicitarme por mi aspecto. Creo que tienes razón”.

 

“Me alegro de que hayas sido capaz de ver las cosas de forma positiva”.

 

“Fue divertido hacerlo”.

 

“Entonces, ¿qué es lo que querías decir?” En ese momento, Evan, que no pudo aguantar más y se encontró preguntando. Arisha entonces dejó caer casualmente una bomba en su conversación.

 

“Tal vez nos comprometamos”.

 

Evan se estremeció hasta la médula. Apenas podía mantenerse en pie mientras Arisha seguía bailando sin dejar de sostener su mano con calma.

 

Evan controló su voz temblorosa y de alguna manera trató de contrarrestar sus palabras.

 

“No, en absoluto. Mi padre se negará. Al menos yo mismo me niego”.

 

“Mi padre me presionaba. Así que tuve que ceder”.

 

Y justo entonces, Evan recordó algo. El hecho de que el rey, el marqués de Sherden y el conde Pellati estuvieran juntos podría ser una señal de que estaban discutiendo la muerte de Evan.

 

Evan había pensado que sólo iban a hablar de los problemas actuales de los dos países y de las condiciones dentro de las mazmorras. ¿Estaban hablando realmente del compromiso de Evan?

 

“No, probablemente no. Voy a ser el Comandante de los Caballeros del Calabozo, así que nadie en su sano juicio querría comprometer a su hija conmigo”.

 

“Ya he dicho que sí”.

 

“…¿Por qué aceptarías?”

 

Esta persona que dijo que no le gustaba evaluar a las personas por su apariencia debe haber sido irónicamente afectada por la apariencia de Evan.

 

“Tú, tratas de asustarme como si lo supieras todo en el mundo”.

 

En ese momento, Evan sintió que su corazón se contraía. Éste era sólo su segundo encuentro con ella. ¿Pero cómo había adivinado tanto? ¿Cómo lo sabía?

 

Evan trató de volver a poner su expresión en una cara de póquer, pero descubrió que se le daba fatal.

 

“¡Esto es muy divertido!”

 

Arisha von Pellati agitó su plateada cabellera en un giro redondo. La luz de la luna que entraba por la ventana iluminaba su pelo, haciéndola parecer una hermosa hada bailarina.

 

“Tengo curiosidad por saber cuándo te vas a asustar al fin”.

 

Tras el giro, Arisha, que iba de la mano de Evan, sonrió débilmente. Era la expresión que ponía cuando encontraba algo realmente interesante.

 

Evan se dio cuenta intuitivamente de que, en realidad, ella ya lo estaba apuntando.

 

“Sólo quiero mirar desde el margen”. pensó Evan con sinceridad, enfrentándose a ella mientras temblaba.

 

Eso era porque cuando las hadas aparecían en los cuentos antiguos, inevitablemente ocurrían cosas malas.

Si lo desean bien pueden darle clic a la siguiente img si no tienen dinero para donar pero quieren apoyarme [leizer5991], gracias por adelantado para quienes lo hagan [recuerden el link los redirecciona a la pag de inicio del blog, pondré estos mismos en el cap final de los subidos de las novelas del día].


Anterior | Indice | Siguiente

5 comentarios

  1. Me molesta bastante que la actitud del protagonista sea la típica actitud cliché de varios isekais de princesos, es decir, podrían hacer que se subestime un poco menos o que no rechace todos los avances de mujeres por favor? Gracias por el cap p

    Le gusta a 1 persona

    • Pero no lo hace porque se sienta inferior o le de vergüenza, sino porque no quiere morir. No es un princeso, aunque entiendo que pueda molestará los continuos rechazos a mujeres hermosas. Personalmente la nueva es ñla que tiene más carácter y me gusta. También entiendo que todas las anteriores son niñas y no tienen carácter desde el inicio, ese es un problema de los isekais. Las waifus que conocen a los protas desde pequeños no tienen personalidad

      Le gusta a 1 persona

    • Hombre a diferencia de los otros isekai aquí la vida del prota esta en juego el simple hecho de sonreír lo pone en peligro osea tiene sentido, pero igual espero que en algún momento formen una relación con alguna de las potenciales wafles.

      Le gusta a 1 persona

      • Pero el 90% de ese peligro está en la imaginación del prota, no entiendo su miedo a Arisha, literalmente es imposible que el prota se suicide solo porque Arisha rompa el compromiso que ella quiere. Y respecto a lo otro, siendo esta una novela de Toika, ten presente que esto acabará en harem

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .