Súper Gen Divino – Capítulo 820: Yu Qielan

Séptimo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Ji Yanran le contó a Ji Ruozhen lo del líquido shura, y éste lo tomó como el asunto serio y preocupante que era. Ji Ruozhen le pidió a Han Sen que le hablara de nuevo del líquido, y ese mismo día se llevaron la muestra.

La familia Ji se estaba tomando todo el asunto más en serio de lo que Han Sen creía. Esperaba que pudieran investigarlo con éxito, porque si no, las capacidades de la familia Zhao conmocionarían a toda la Alianza.

Como Han Sen se estaba preparando para unirse al encuentro con los Shura, no tuvo tiempo de volver al Santuario.

Ji Yanran comenzó a describir a los miembros de la delegación Shura que venían, presentándole fotos para que supiera exactamente quién era cada uno.

“Vienen dos familias de la realeza Shura. Uno de los miembros de la familia real es un luchador shura de cuarto rango, y es el que encabeza todo el colectivo que vendrá. No es una persona que pierda fácilmente los estribos, pero incluso si lo hace, serán otros los que se encarguen de ello. No depende de nosotros resolverlo.”

Después de eso, Ji Yanran le mostró una imagen diferente. Era una foto de un joven y apuesto shura. Tenía un cuerno púrpura y una larga cabellera púrpura. Tenía un aspecto noble y místico a la vez.

Era difícil encontrar humanos que pudieran compararse con él.

La sociedad de los Shura se basaba en la autoridad. Había existido mucho más tiempo que la humanidad. La monarquía real se había establecido a lo largo de muchas generaciones, y era algo a lo que ninguna familia humana podía acercarse.

Cuando la humanidad comenzó su Era Interestelar, los Shura les proporcionaron ayuda debido a su apariencia similar.

En aquellos tiempos, los Shura consideraba a la humanidad como inferior. Los humanos no eran tan avanzados tecnológicamente, ni tan atractivos, a sus ojos. Pero nunca esperaron que la humanidad creciera y lograra tanto con tanta rapidez, ni que un día se convirtiera en su mayor enemigo y amenaza.

Y ahora, los humanos estaban por delante de los Shura. La raza Shura se encontraba ahora en una situación de agitación política debido a su incapacidad para acordar un nuevo rey para el trono, y tenía que negociar una paz.

Pero los Shura siempre habían sido arrogantes, y nunca habían respetado realmente a la humanidad. A pesar de sus avances, los Shura seguían considerando a los humanos como una especie inferior.

La realeza Shura siempre había sido una clase superior, y todas las personas de su sociedad tenían que adorarlos. La sociedad humana no funcionaba así, y era una razón más para que la realeza despreciara a sus enemigos.

“Este Shura de la realeza se llama Yu Qielan. Tiene veintidós años y es un miembro muy notorio de la familia Yu. Nuestra información dice que cuando los Shura llegan a la edad adulta, su nivel de forma física se calcula en torno a los doscientos. Si continúan entrenando y aprendiendo sus habilidades Shura, pueden volverse aún más fuertes. Se estima que la aptitud de Yu Qielan es de unos doscientos sesenta. No es un número exacto, pero es una aproximación de nuestra mejor información.” Ji Yanran presentó al hombre.

“Parece bastante poderoso, pero debe haber muchos transcendidos humanos que rondan los veinte años. ¿No sería más fácil para ti llamar a un transcendido?” Preguntó Han Sen, con visible confusión.

Los humanos podían entrar en la primera zona de El Santuario de Dios cuando alcanzaban la edad de dieciséis años. Si tenían suerte, acababan en un gran y poblado refugio que ofrecía mucha ayuda de las facciones más grandes. Esto ahorraba a la gente mucho tiempo a la hora de reunir suficientes puntos genéticos para llegar a la segunda zona de El Santuario de Dios. Lo mismo se aplicaba en la segunda zona de El Santuario de Dios para convertirse en transcendido.

Aunque eso no ocurría muy a menudo, había mucha gente entrando en todo momento, por lo que un buen número acababa siendo así de fortuito.

“Bueno, sí. En efecto, hay muchos jóvenes afortunados que son transcendidos. Y aunque seamos capaces de llamarlos, la realeza shura podría no querer interactuar con ellos.” Ji Yanran esbozó una sonrisa irónica.

“¿Por qué? ¿No son igual de jóvenes?” Preguntó Han Sen con sorpresa.

“Sus identidades serían diferentes.” Ji Yanran continuó explicando, “A los ojos de los Shura, la humanidad se considera una imitación de su propia especie. No lo dirían delante de nosotros, pero en el fondo nos desprecian. Si Yu Qielan desea luchar, seguramente llamará a alguien famoso. Si quiere que alguien luche, lo más probable es que me elija a mí.”

“¿Por qué?” Han Sen estaba cada vez más confundido. Ji Yanran no era muy popular en la Alianza, en absoluto. Puede que fuera la hija del presidente, pero no era una gran luchadora.

Con la lógica humana normal en la Alianza, nadie la desafiaría.

Ji Yanran se rió y dijo, “Los Shura piensan de otra manera. Para ellos, nuestro presidente es el rey. Como hija, eso me convertiría en la princesa. Es un shura de la realeza, y acabaría viéndose obligado a elegirme para un duelo como única candidata medianamente viable.”

“Los Shura conocen bastante de nuestra sociedad. Si me desafían, no es porque no sepan que no puedo luchar, querrían humillarnos.” Ji Yanran respiró profundamente y luego continuó, “Mi padre pidió que vinieras para asegurarse. Si me pide que luche, entonces necesitaré que seas mi campeón. Eres mi prometido, después de todo.”

“¿No debería llamarme príncipe? El marido de una princesa se llama príncipe, si no recuerdo mal.” Dijo Han Sen con una sonrisa.

Estaba muy interesado en el shura porque deseaba saber si Zero era un humana o un shura. Era uno de sus mayores misterios sin resolver en ese momento.

Cuando encontró a Zero, también encontró un frasco de una sustancia desconocida. Han Sen no se atrevió a mostrárselo a nadie, ya que no estaba seguro de lo que hacía. Al no querer invocar problemas a él o a ella, lo colocó en su banco por seguridad.

Han Sen supuso que el líquido estaba probablemente relacionado con el Zero, pero no confiaba en ninguna organización de investigación lo suficiente como para entregarlo para su investigación y análisis.

Por lo tanto, Han Sen tenía ganas de conocer a shuras de la realeza y ver si podía notar una diferencia entre ellos y Zero cuando entraba en ‘modo shura’. Pensó que podría aprender algo.

Han Sen no tenía ningún problema en luchar contra un shura de la realeza, ya que era algo glorioso que se le permitiera hacer.

Después de todo, la humanidad y los shura habían luchado entre sí en esa galaxia durante muchos años, y un sinfín de víctimas habían caído en sus manos. Influidos por su educación y su entorno, era natural que los humanos consideraran a los shura como su mayor enemigo. Cualquier triunfo sobre ellos sería muy glorioso.

 

 


5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
ats
ats
hace 8 meses

Gracias por el pack <3

Kenoge
Kenoge
hace 8 meses

Gracias por los caps

Anónimo
Anónimo
hace 8 meses

Gracias!

lokijm
lokijm
hace 7 meses

Gracias por el pack

lightdarkness02
hace 7 meses

gracias por la droga bro, se te extrañaba

Key
Key
hace 1 mes

Ahora es donde se saca el miembro y les parte su madre xD

6
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x