Súper Gen Divino – Capítulo 819: Un Grupo de Shuras


Sexto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

“¿Es este su equipo?” Han Sen recogió la armadura y la gran espada de acero. Eran bastante pesadas, pero después de darles unos cuantos golpes, Han Sen pensó que la espada se sentía bien al manejarla.

Han Sen trató de simular el flujo de energía del espectro acorazado, y cuando lo hizo, el gran espadón de acero emitió un rayo de luz verde de unos cuantos metros de largo. La luz era mucho más fuerte que cuando la usaba con su Ardiente Púa de Rex. Parecía ser un equipo exclusivo, y a Han Sen le complacía recibir aún más buen botín de sus recientes escapadas.

Han Sen ordenó a los demás que transportaran la armadura y la espada de acero.

Una vez hecho eso, Han Sen fue a refinar la Esencia Genética Vital en la Sala Espiritual. La Esencia Genética Vital verde se disolvió sin esfuerzo en su cuerpo y, al hacerlo, sintió que sus músculos se tensaban y sus articulaciones se fortalecían.

“La Esencia Vital del Caballero Rey de Acero ha sido absorbida. Has recibido un súper punto genético.”

El anuncio sonó varias veces en su cabeza, y a Han Sen le produjo mucha alegría cada vez. Se sentía decepcionado por su reciente incapacidad para obtener súper puntos genéticos, y se sorprendió deliciosamente al ver que el Caballero Rey de Acero prácticamente se entregaba a sí mismo.

En total, Han Sen recibió ocho súper puntos genéticos de la Esencia Genética Vital del Caballero Rey de Acero. Esto elevó su cuenta total a sesenta y tres.

“Pronto llegaré al máximo, seguro.” El corazón de Han Sen estaba tan alegre como se puede estar. Después de empacar, utilizó el teletransportador del Refugio Shakra para regresar a la Alianza.

De vuelta a la Alianza, Han Sen se puso rápidamente en contacto con Ji Yanran. Le contó su encuentro con los shuras con cuernos de sangre.

“¿Realmente sucedió algo así? Ciertamente debo informar a mi padre sobre esto.” La cara de Ji Yanran parecía mortalmente seria al escuchar lo que tenía que decir. Si la medicina pudiera aumentar rápidamente la aptitud de los humanos y permitir a los evolucionados lanzar poderes elementales a su antojo, un brebaje así sería bastante aterrador.

“Voy a darte la muestra del líquido shura.” Dijo Han Sen.

“De acuerdo, claro. Ven a verme, de todos modos, tenía ganas de verte.” Ji Yanran asintió.

“¿Me necesitas? ¿Por qué, qué es?” Han Sen se preguntó por qué podría haber estado buscándole.

“Te lo diré en persona.” Ji Yanran no respondió.

Han Sen aceptó a pesar de su curiosidad, y entonces se dirigió al despacho de Ji Yanran.

“Si esta fórmula puede aumentar tanto el poder de un evolucionado, es bastante difícil imaginar los cambios que podría traer. Sería una gran ayuda para la humanidad.” Cuando Ji Yanran aceptó el frasco de la sustancia shura, aún no podía creer lo que Han Sen le había dicho.

“Investiga primero.” Han Sen sabía que lo que había encontrado era algo importante, pero hacer declaraciones al respecto no tenía sentido hasta que supieran más. Si podían aplicar ingeniería inversa al suero y descubrir de qué estaba compuesto, entonces podrían fantasear con él.

Pero si no eran capaces de recrearlo, y su asociación con la familia Zhao se hacía pública, Han Sen creía que su influencia y prosperidad serían imparables.

“De todos modos, ¿por qué me buscabas?” Han Sen preguntó a Ji Yanran.

“Una delegación Shura visitará pronto la Alianza, y yo asistiré al banquete que vamos a compartir con ellos. Esperaba que pudieras acompañarme.” Dijo Ji Yanran, mientras guardaba la muestra.

“¿Una delegación Shura? ¿Qué están haciendo aquí?” Preguntó Han Sen, con mucha sorpresa.

“Están aquí para discutir una posible tregua.” Dijo Ji Yanran con una sonrisa.

“¿Una tregua?” Han Sen parecía sorprendido. La humanidad y los Shura llevaban muchos años en conflicto. La lucha había cesado en su mayor parte, pero no había habido ninguna declaración oficial de paz.

Ji Yanran sonrió y dijo, “Los humanos se han desarrollado demasiado rápido, y nuestra tecnología ha superado con creces la de los Shura. Antes, la humanidad y nuestros cuerpos eran mucho más débiles que los de los Shura. Pero gracias a la existencia de los Santuarios, nuestros cuerpos han podido evolucionar. Ahora mismo, los humanos poderosos pueden rivalizar con los Shura. Con todo lo que hemos logrado, hemos conseguido adelantarnos y mantenernos por delante de ellos. Además, el Rey Shura ha muerto recientemente. Muchos nobles están compitiendo actualmente por el trono, lo que hace que todo su gobierno sea un caos. No pueden dedicar tiempo a luchar contra nosotros mientras se ocupan de sus propios problemas. Por lo tanto, tiene sentido que deseen la paz. Quizá dentro de unos cientos de años, a medida que nos desarrollemos y nuestra tecnología siga avanzando, podamos acabar con los Shura.”

“Supongo que tienes razón, pero no creo que eso sea posible.” Cuando Han Sen fue a la escuela, le enseñaron lo crueles y poderosos que eran los Shura. No esperaba que la humanidad superara las capacidades de los Shura.

“Es posible. Los humanos son los mejores del universo cuando se trata de aprender y adaptarse. Los Shura son demasiado tercos y cerrados de mente. Lo que está ocurriendo ahora es de esperar.” Ji Yanran habló como si estuviera orgullosa de ser humana.

Han Sen sonrió y dijo, “De acuerdo, pero hacer la paz es algo muy importante. Es una cuestión de diplomacia, entonces, ¿por qué me quieres allí?”

“No te pido que estés allí para discutir la paz. Sólo quiero que estés allí para mezclarte y conocer a los Shura. Diviértete, baila y diviértete con ellos.” Ji Yanran se rió y apretó la cara de Han Sen. Luego, continuó diciendo, “Mi padre nunca sería tan estúpido como para dejar la verdadera gestión de la paz a alguien tan inexperto como tú. No te ofendas.”

“Ah, ¿quieres que esté allí sólo para participar en las festividades? Puedes confiar en que estaré allí, comiendo y bebiendo. Tengo bastante experiencia en eso, que sepas.” Dijo Han Sen.

Ji Yanran puso los ojos en blanco y le miró. “Crees que te he elegido sólo para que comas.” Dijo. “Si se tratara de comer, conozco a algunos otros a los que podría enviar.”

“Mi querida esposa, debo preguntarte de nuevo, entonces. ¿Con qué propósito me quieres allí?” Han Sen agarró la cintura de Ji Yanran y la subió a su regazo. Mientras lo hacía, sus manos empezaron a navegar por su cuerpo y por su ropa.

Ji Yanran se sonrojó y dijo, “Oye, estoy hablando de algo serio.”

“Bien, entonces dime.” Han Sen claramente no estaba tomando las cosas en serio, y su atención en otras cosas, además, estaba empezando a drenar su interés en el tema. Su cara estaba cada vez más roja.

Ji Yanran agarró la mano que la palpaba y dijo con voz suplicante, “¿Podemos terminar rápidamente este tema tan serio primero?”

“De acuerdo.” Han Sen sonrió y detuvo su mano hedonista.

“Los Shura son un pueblo muy orgulloso. La humanidad aún tiene que determinar el destino y la trayectoria de nuestra raza, por lo tanto, no pueden renunciar a su orgullo. Aunque han venido aquí para hacer la paz, lo más probable es que no puedan abstenerse de encontrar algo por lo que insultarnos.”

Ji Yanran tomó aire y luego continuó diciendo, “Los Shura siempre se burlan y se ríen del cuerpo humano. Habrá muchos jóvenes nobles entre el séquito de los Shura. Encontrarán cualquier excusa para desafiar las habilidades de combate de nuestros jóvenes, y aunque tenemos gente poderosa, pocos son capaces de competir a edades tan tempranas. Si enviáramos a ancianos a luchar por nosotros, aunque ganáramos, se reirían de nosotros. Así que…” Antes de que Ji Yanran terminara su discurso, Han Sen se había dado cuenta de lo que estaba pidiendo. No había ningún otro humano que fuera tan poderoso como él a su edad.

“¿Eso es todo?” Han Sen sonrió y la miró.

“Sí.” Respondió Ji Yanran.

“Entonces vayamos a lo mío.” Han Sen levantó a Ji Yanran y la arrojó al sofá.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .