Súper Gen Divino – Capítulo 818: Rey Caballero de Acero


Quinto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Cuando la mente de Han Sen regresó, la mujer se había ido. Ya se había llevado a la Bruja Espíritu Vacío de vuelta a través de las puertas de madera.

Mientras la Bruja Espíritu Vacío se marchaba, volvió a mirar la mochila de Han Sen como si realmente echara de menos la calabaza.

Las viejas puertas de madera se cerraron y luego desaparecieron del cielo.

Han Sen lanzó un largo suspiro. Cuando se tocó la frente, no sintió nada. Al mirarse en el espejo, notó que el punto rojo de antes había desaparecido. Había sido sustituido por lo que parecía ser el símbolo de un loto, aunque habría que prestar mucha atención para determinar qué era. A simple vista, se podría suponer que era un punto o un grano.

“¡Estos imbéciles! ¿No tienen nada mejor que hacer que ir por ahí dejando sellos en la gente?” Gritó Han Sen con rabia.

Pero en el siguiente segundo, esa ira se calmó al ver la fruta. Cuando corrió rápidamente hacia ella, descubrió que estaba madura y que había sido abierta. Aunque el núcleo había desaparecido, aún quedaba mucha pulpa para atiborrarse.

Antes de que Han Sen volara hacia la enredadera para recuperar la fruta, la Enredadera Vacía empezó a marchitarse. Se estaba muriendo ante sus ojos, y al hacerlo, sus hojas se volvieron amarillas.

¡Boom!

La Isla Vacía comenzó a temblar y pronto empezó a desmoronarse.

Con más prisa, Han Sen se elevó a la cima y cogió la Fruta Vacía rota. Luego, se alejó de la isla hacia una región más segura de los cielos.

La gigantesca Vid Vacía empezó a desmoronarse hacia el mundo inferior, y la isla se fue con ella. Grandes montañas de piedra se derrumbaron sobre sí mismas, cayendo a las tierras inferiores y aplastando las lianas que una vez las mantuvieron en alto. El ruido de tal destrucción natural era ensordecedor.

La zona pronto tuvo un aspecto apocalíptico, como si un pilar que antaño sostenía el mundo se hubiera doblado bajo el peso de la vida en lo alto. Se había roto, y el mundo estaba cayendo en un abismo de tierra arruinada y rocas escarpadas.

La liana gigante cayó y la isla cayó con ella. Era como si el mundo gritara y, con la huida de la armonía y la compostura, sólo quedara el caos para ocupar su lugar.

Han Sen se elevó en el aire, observando cómo se desarrollaba todo desde arriba. En las tierras inferiores, se formó un cráter negro sin fondo aparente. Nubes de polvo se materializaron, cubriendo los picos destrozados que bordeaban la región montañosa sobre la que se había derrumbado.

Esas montañas se doblaron y se derrumbaron bajo el peso de las tierras que cayeron sobre ellas, también. Y desfiguró las toscas tierras altas hasta convertirlas en un ruinoso paisaje infernal.

Han Sen esperó a que todo se asentara antes de volver a las tierras inferiores. Bajó volando para observar el lugar donde la isla se había derrumbado. Estaba rota, y sus montañas labradas casi se habían desmoronado y desaparecido, pero aún quedaban pruebas de su pasado. Sin embargo, extrañamente, el pico de la montaña donde nacieron las cuatro frutas estaba totalmente intacto.

Las cuatro súper criaturas también estaban allí, de pie como una fauna esculpida. Las plántulas de sus cabezas ya parecían crecer sanamente. Sus raíces debían de penetrar profundamente en la cima, aunque Han Sen no podía adivinar hasta dónde llegaban.

Han Sen contempló la vista durante un rato más y finalmente decidió marcharse. Se preguntaba si recibiría algo cortando las plántulas. Pero si lo hacía, las vides se extinguirían.

Y a Han Sen le preocupaba la posibilidad de que la vid intentara protegerse de los posibles atacantes, por lo que renunció a su idea de darles un corte.

Han Sen ya había recibido muchas recompensas de esa salida. Su calabaza había sido curada y había recibido la Fruta Vacía. No había necesidad de que cortara los plantones.

Han Sen intentó mordisquear un poco de la Fruta Vacía para sí mismo, pero era como arena. Era imposible para él consumir algo así. Pero sabía que era bastante similar a la carne del Rinoceronte Sagrado, que también fue dañina cuando intentaba comerla.

El hada intentó salir corriendo del caparazón para consumir la fruta con avidez, pero Han Sen fue lo suficientemente rápido como para detenerla y empujarla de nuevo al interior.

Cuando Han Sen había necesitado ayuda en las graves situaciones que habían surgido en esa salida, ella no había ayudado ni una sola vez. Han Sen no estaba en absoluto dispuesto a darle una parte del botín.

El zorro plateado empezó a mostrar algún movimiento, y estaba claro que también quería algo de la Fruta Vacía. Lo acarició para reconfortarlo, pero invocó su Tañido Fúnebre y sacó su calabaza para ver si la querían primero.

No mostraron ninguna reacción, así que Han Sen cortó la fruta en cinco porciones separadas. Le dio un trozo al zorro plateado, otro al hada y otro al búho. Los dos últimos trozos se los dio a la Emperatriz Shakra.

La Emperatriz Shakra había demostrado ser muy valiosa y había ayudado mucho a lo largo de esa excursión. Por lo tanto, no estaba dispuesto a disminuir la recompensa que deseaba darle.

La Emperatriz Shakra aceptó las dos piezas, y después de eso, la forma en que miró a Han Sen fue algo diferente. Ella creía que Han Sen sólo estaría dispuesto a darle un trozo como máximo; se sorprendió mucho al recibir dos.

“Si me sirves bien, no te maltrataré. Te lo has ganado.” Dijo Han Sen a la Emperatriz Shakra.

La Emperatriz Shakra asintió como respuesta y luego se comió las dos piezas de fruta. Nada cambió, y entonces Han Sen la devolvió al Océano Espiritual.

“¿Dónde estará Tiito? Seguro que no quedó sepultado bajo la carnicería de la isla que se derrumbó, ¿verdad?”” Han Sen estaba ligeramente preocupado por la desaparición de Wang Yuhang, y fue a buscarlo .

Mientras Han Sen pensaba en dónde podría cavar y buscar al compañero, lo divisó en la distancia. Estaba saludando.

Han Sen suspiró y fue a reunirse con él. Le dio indicaciones para llegar a un lugar más seguro y luego regresó al Refugio Shakra.

Cuando Han Sen regresó al Refugio Shakra, fue recibido con el sonido de la batalla. Los ruidos de una pelea chocaban con los rugidos de Pequeño Negro y Gran Negro.

“¿Quién se atreve a entrar en mi territorio sin invitación?” Han Sen corrió al interior y vio al espectro acorazado luchando contra los dos.

Gran Negro era incapaz de vencer al espectro acorazado, y Pequeño Negro aún se estaba recuperando de sus heridas. Y ahora, ambos sangraban mucho por las heridas sufridas en la pelea.

El espectro acorazado había visto a Han Sen a punto de ser atrapado por la enredadera en la isla, por lo que creía que había muerto. Por lo tanto, había regresado aquí para refugiarse.

No esperaba su repentino regreso y, en cuanto apareció Han Sen, intentó huir.

“¿Vienes aquí, intimidas a mis perros guardianes y ahora intentas huir? No lo creo. Ve a por él.” Han Sen convocó a la Emperatriz Shakra y a la Ángel Santa para que atacaran al intruso.

El espectro acorazado era bastante poderoso, y duró una hora entera contra ellos antes de que la Emperatriz Shakra pudiera acabar con él.

«La Emperatriz Shakra ha cazado a Súper Bestia Caballero Rey de Acero. Se ha obtenido el Espíritu de la Súper Bestia Caballero Rey de Acero. Carne no consumible. Consumiendo la Esencia Genética Vital de la Súper Bestia Caballero Rey de Acero hay oportunidad de obtener 0-10 súper puntos genéticos.»

«Puedes recuperar el espíritu de la bestia de la Emperatriz Shakra. ¿Recuperarlo ahora?»

Sin dudarlo ni un segundo, Han Sen tomó inmediatamente el espíritu de la bestia.

Una cosa de esa última muerte le llamó la atención a Han Sen en particular. El Caballero Rey de Acero era una criatura de segunda generación, y el anuncio decía que era incapaz de consumir su carne.

Si una súper criatura de primera generación no pudiera ser consumida, su cuerpo se descompondría. Sin embargo, extrañamente, este cuerpo permaneció.

La luz verde se desvaneció, pero la armadura y la espada no desaparecieron.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .