Súper Gen Divino – Capítulo 817: Tú Me Perteneces


Cuarto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Han Sen aceptó felizmente. Recibiría un regalo sin tener que arriesgar su vida.

Al ver la fruta fuera de la Bruja Espíritu Vacío, entonces pensó en algo.

Cuando el Rinoceronte Sagrado entró en la tercera zona de El Santuario de Dios, se desprendió de toda su carne vieja. Ahora que ella iba a la tercera zona de El Santuario de Dios, Han Sen se preguntó si eso significaba que también tendría que dejar el fruto donde crecía. Si lo hacía, podría ser tan bueno como la carne de ese rinoceronte.

Entonces, Han Sen esperó a que naciera la Bruja Espíritu Vacío para poder tomar el fruto. Aunque no pudiera comerlo, podría resultar beneficioso para su nuevo Búho Espiritual.

La enredadera con el fruto regresó a la colina y, a medida que avanzaba, desprendía una fragancia refrescante. A medida que pasaba el tiempo, Han Sen pudo observar el bebé que crecía dentro del núcleo.

No era una escena impactante y violenta como lo había sido con el Rinoceronte Sagrado. Todo el espectáculo era tranquilo y sereno. Permaneció allí en silencio, esperando su propio nacimiento.

Tal vez había evolucionado lentamente a lo largo de mil años, y no era una transformación repentina como había ocurrido con el rinoceronte.

Todo era natural, y Han Sen esperó allí durante dos días. En la mañana del tercer día, el núcleo de la fruta se rompió. Como un bebé de verdad, la Bruja Espíritu Vacío salió de la fruta.

Era casi del mismo tamaño que el hada, pero carecía de alas. Estaba desnuda y una marca púrpura adornaba su frente. Aparte de eso, no había nada especial en su persona.

La Bruja Espíritu Vacío se acercó y llegó ante Han Sen. Estaba rodeada de puntos de luz, que flotaban hacia el cielo.

“Saca el Espíritu Santo.” Dijo la Bruja Espíritu Vacío, situándose a medio metro de Han Sen.

Estaba alerta, pero aun así abrió las manos para mostrarle la calabaza. La miró fijamente, si intentaba robársela, la retiraría y lucharía.

Se poso sobre la mano de Han Sen y se cortó el dedo. Una gota de sangre transparente cayó sobre la calabaza.

La sangre era más clara que el agua, y cuando goteó sobre la calabaza, ésta la absorbió en un segundo.

Después de absorber la sangre, la calabaza seca y amarilla mostró movimiento. La calabaza empezó a temblar como si tuviera vida.

No parecía que hubiera un gran cambio, pero Han Sen podía sentir el movimiento de su fuerza vital como nunca antes.

El corazón de Han Sen se alegró enormemente. Había creído que ella iba a hacer algo con mala intención, y ahora mismo, en realidad, le estaba ayudando en su cuidado de la calabaza.

Han Sen solía sentir que a la calabaza le faltaba algo, y que el flujo de energía crecía con demasiada lentitud. Pero ahora se había dado cuenta de que había nacido dañada, y por eso era lenta.

Ahora, con la sangre de la Bruja Espíritu Vacío, la fuerza vital de su interior era como una planta recién crecida. Parecía mostrar un hambre que nunca había tenido, una sed insaciable de sangre mágica.

Las líneas doradas que decoraban la calabaza aparecieron en mayor número. Ya habían aparecido antes, pero carecían de la vitalidad y la chispa de vida que se mostraban visiblemente ahora. De hecho, parecía algo que acababa de ser recogido de la vid.

La Bruja Espíritu Vacío miraba la calabaza de un modo que sugería que estaba esperando algo, pero no sabía qué.

Han Sen reconoció que ella ocultaba algo, y que había un motivo oculto para ayudarle. Había una razón por la que inicialmente quería la calabaza para sí misma, pero era algo que Han Sen aún no había descubierto.

¡Boom!

El aire vibró y una vieja puerta doble de madera apareció en el cielo. A través del marco de la puerta, surgió una presencia aterradora. Y como si hubiera influido en la propia atmósfera, el cielo cambió de color.

Los puntos de luz que flotaban alrededor de la Bruja Espíritu Vacío empezaron a flotar ahora directamente hacia la puerta y entonces, desde detrás de ella, se acercó una sombra con forma humana. Han Sen pudo verla, a pesar de la niebla y la borrosidad que enmascaraban la entrada.

Bajo la gravedad de la tremenda fuerza que llegó, Han Sen no pudo permanecer de pie por mucho tiempo. Cayó al suelo. Esto ya le había ocurrido una vez, así que sabía que era inútil intentar resistirse.

Ni siquiera las súper criaturas podían resistir la presión que venía de más allá de esas puertas. Y Han Sen era sólo un humano, y uno que tampoco era un ser celestial.

“Guarda el Espíritu Santo.” Los ojos de la Bruja del Espíritu Vacío parecían extraños mientras le hablaba. Sus labios no se movían, pero él la escuchaba claramente en sus oídos.

Aunque Han Sen no sabía qué estaba planeando, devolvió inmediatamente la calabaza a su mochila. Cuando levantó la cabeza, ella ya estaba volando hacia las viejas puertas de madera.

¡Boom!

La puerta se abrió y una dama con apariencia de elfa apareció desde el más allá. Exudaba una elegancia que ninguna mujer humana podría tener, y sin embargo, la forma en que aparecía parecía tan natural y casual. Mirar a esa mujer una vez te imprimía en la mente una visión que nunca podrías olvidar. Era tan natural que se mezclaba con el entorno. Ninguna otra mujer tenía ese aspecto.

La mujer salió de la puerta y miró a la Bruja Espíritu Vacío, que volaba hacia ella ágilmente. Sonrió y preguntó, “¿Me seguirás por el camino de la evolución?”

“Sí.” La Bruja Espíritu Vacío respondió con calma, mientras volaba hacia la mujer.

La mujer sonrió en respuesta. Extendió la mano y permitió que la Bruja Espíritu Vacío se posara en ella. Pero justo cuando se dio la vuelta y estaba a punto de volver a entrar por la puerta, miró hacia abajo y se detuvo. Se dio la vuelta y miró a Han Sen.

La Bruja Espíritu Vacío la vio mirar a Han Sen, e hizo que su corazón diera un salto con una repentina preocupación.

La mujer observó a Han Sen tumbado en el suelo y pareció sorprendida. Entonces, miró directamente al punto rojo de la frente de Han Sen.

“¿San Fan estuvo aquí antes? Esto es interesante. Si me encuentro con él, no puedo dejarlo pasar.” La mujer parecía estar hablando consigo misma.

Han Sen seguía siendo aplastado contra el suelo, y no pudo oír lo que decía. Sin embargo, la Bruja Espíritu Vacío sí lo oyó, y esto pareció aliviarla. También se volvió para mirar a Han Sen de nuevo, con mucha sorpresa.

Pensó que la mujer se había fijado en la calabaza que poseía Han Sen, pero se sorprendió al ver que la mujer se fijaba en el propio hombre.

La Bruja Espíritu Vacío nunca habría considerado que Han Sen, que ni siquiera era un ser celestial, fuera digno de la atención de la mujer.

Han Sen se sintió mal al ser aplastado contra la tierra, pero poco después, la presión desapareció. La fuerza se sintió más ligera y se liberó. Entonces, se levantó.

Pensó que la mujer ya se había llevado a la Bruja Espíritu Vacío de vuelta a través de la puerta, pero al levantar la cabeza, se sorprendió al verla todavía allí, flotando en el cielo. Sus hermosos ojos le miraron y le sonrieron cálidamente.

“A partir de ahora, me perteneces.” En medio de la confusión de Han Sen, no tenía ni idea de por qué seguía mirándole fijamente. Él también pensó que ella había descubierto la presencia de su calabaza, pero entonces la mujer le apuntó con un dedo directamente.

¡Boom!

Una luz rompió el aire y golpeó la frente de Han Sen.

 

 


Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .