ICDS — Capítulo 241


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Lo Que Pasó Dos Veces Pasará… (1)

Lin inmediatamente se dirigió a trabajar en las recompensas. Como los accesorios no eran algo que pudiera hacer en uno o dos días, Daisy y yo tuvimos rendirnos en verlos por un tiempo.

Para que conste, aunque Sipua había cometido graves pecados como escapar de la mazmorra y cooperar con el enemigo de un mundo, considerando la situación, simplemente recibió un castigo de quinientos años en confinamiento. Cuando escuchó la sanción me vio con ojos anhelantes, pero sencillamente los ignoré. Parecía que sería una sentencia efectiva.

“Regresemos, Daisy”.

“Un… ¿No te reproducirás?”

“¿Soy una bacteria?”

“¡Te veré en un momento, Shin-nim!”

“Tú, no vengas nunca…”

Dejamos el Jardín de Hadas y regresamos a la casa del gremio. Los miembros del gremio que habían estado esperando a que regresáramos se sintieron aliviados cuando la mazmorra comenzó a funcionar nuevamente y nos preguntaron qué había sucedido. Sin embargo, como era demasiado oscuro para decirlo, les di una respuesta evasiva. No saber la verdad no les haría daño de todos modos.

“Whew, finalmente se acabó… ¿Cuál es tu plan, Daisy?”

“Voy a dormir”.

Daisy bostezó. Ahora que lo mencionó, no había pegado ojo todavía. Justo cuando estaba pensando en irme a dormir también, Daisy se quitó la boina en medio del pasillo y luego se retiró el abrigo. Entonces de repente inclinó la cabeza y preguntó.

“¿Dormir juntos?”

“¡No! ¡Y si te vas a desvestir más, hazlo en tu habitación!”

“Querías dormir…”

“¡Pero no contigo!”

“… ¿Vas a dormir con reina elfa?”

“¡No digas eso incluso bromeando! ¿¡Sabes lo asustado que estaba!? ¡Voy a dormir solo! ¡S.O.L.O!”

Aunque estaba exhausto, todo este incidente solo había llevado un día. Aparte del hecho de que Revival se había convertido en un gremio Rango A, nada había cambiado desde el día anterior. La Tierra todavía estaba en paz, y ni los cuatro reyes restantes ni la raza demoníaca habían aparecido.

Como no quería volver a la mazmorra y luchar, decidí simplemente dormir.

Había usado el poder de Overlord y Hermes… Parecía que mi cuerpo estaba esperando descansar después de un duro trabajo físico. Tras tomar una ducha fui a mi habitación en la casa del gremio y me desplomé en la cama como alguien que acaba de terminar un maratón. Entonces me quedé dormido. Se sentía cálido.

Cuando desperté, Ina dormía a mi lado.

“… ¿Eh?”

Cuando me senté, Ina rumoreó en voz baja. Le di unas palmaditas y la mantuve durmiendo. ¿Pero por qué Ina estaba en mi habitación? No necesité pensar por mucho tiempo ya que podía ver claramente la puerta que había dejado ampliamente abierta.

“Gracias a dios es Ina…”

Murmuré instintivamente y temblé. Parecía que el trauma no desaparecería por un tiempo. Me bajé de la cama y me cambié. Vi el reloj. Parecía que había estado durmiendo durante quince horas seguidas. Teniendo en cuenta el hecho de que normalmente solo necesitaba tres horas de sueño, fue una cantidad sorprendente.

“Mm, bien podría ir a la mazmorra ahora”.

¡Esa era la única forma en que sabía cómo pasar mi tiempo libre! Desesperado por mi estilo de vida lleno de batallas, salí de la habitación. Cuando cerré la puerta en silencio para que Ina pudiera dormir tranquilamente, Daisy estaba parada en el pasillo.

“¡Whoa!”

Me miró fijamente.

“Dijiste que dormirías solo. Pero te acostaste con otra mujer”.

“¡Ina es mi hija!”

“… ¿Hija también, piensa eso?”

“¡Por supuesto!”

Como Daisy era la que lo decía no pude evitar preocuparme un poco… No, ¡solo estaba tratando de burlarse de mí! Como para demostrar que este era el caso, las comisuras de las bocas de Daisy se curvaron.

“Bromeando. No leí, sus pensamientos”.

“Si es posible no hagas bromas que me den ataques al corazón…”

“Hay algo, que quiero decir”.

Noté que Daisy vestía su traje formal de combate el cual se quitó cuando se fue a la cama. Cuando no iba a la batalla por lo general usaba ropa holgada que hacía que los miembros masculinos del gremio la miraran, por lo que su atuendo actual se destacaba un poco.

“Cumpliste promesa, muy rápidamente. Entonces, de ahora en adelante, trabajaré para Kang Shin. Devolveré gratitud”.

“¿Eso es todo…? Hiciste tu mejor esfuerzo desde que ingresaste al gremio. Como en las Filipinas, por ejemplo”.

Sin embargo, Daisy negó con la cabeza y habló.

“Lo que Kang Shin está haciendo, yo también quiero hacerlo”.

“… ¿Hm?”

“Lo que Kang Shin planea hacer, yo también lo haré”.

“Ah”.

Apenas entendí lo que estaba tratando de decir. Había visto mi plan.

“Tu objetivo, me gusta. Así que, hagámoslo, juntos”.

“Soy al que se le ocurrió… pero va a llevar mucho tiempo”.

“Un. Hagámoslo, juntos”.

“Como sabes, el motivo tampoco es puro…”

Me rasqué la cabeza y Daisy ladeó el cuello en respuesta.

“Motivo no importa. Hagámoslo, juntos”.

“Realmente no te entiendo… pero por ahora centrémonos en la Tierra. Tenemos mucho tiempo para hablar de esto”.

“Un. Solo quería, decirlo de antemano. Quería convertirme, en tu primer aliado”.

Con eso, Daisy sonrió levemente. Sus ojos menguantes se veían hermosos y su sonrisa también trajo una sonrisa a mi rostro. Sentí que había obtenido una inesperada pero confiable amiga.

“¿Entonces, dormir juntos, ahora?” (Ex: Jamás cambies Daisy)

“¡No!”

“¿Duermes con tu hija, pero no con tu aliada?” (Ex: Exacto, díselo, tiene que ser justo con todas)

“¿¡Solo querías burlarte de mí, verdad!?”

Después de eso ahuyenté a Daisy, quien comenzó a quitarse la ropa para irse a la cama, y luego regresé a la Tierra. Ahora que lo pensaba tenía que enfrentarme al Jefe del Piso 20 de Más Allá. Como no ha pasado un día desde que usé Overlord estaba un poco reticente en pelear con él. Solo pensar en un monstruo que era una mezcla de Dullahans y Segadores hizo que mi estómago se revolviera.

Además, me di cuenta de que no había visto a mi familia desde que regresé del continente Sylon. Mi madre se estaba quejando recientemente de que nunca podía ver la cara de su hijo, así que planeé aprovechar esta oportunidad para mostrar más mi rostro.

“Ah, Shin…”

“Ludia”.

La primera a la que encontré después de volver a casa fue Ludia. La escena de ella con su túnica blanca de sacerdotisa aspirando el piso fue un poco irónica. El hecho de que pareciera tan acostumbrada también era un poco triste.

“Pensé que volverías a casa inmediatamente. ¿Terminaste yendo a la mazmorra?”

“No, solo me quede en la casa del gremio”.

“Después de preocuparme hasta la muerte, en serio…”

“Lo siento”.

No intenté poner ninguna excusa. Ludia resopló ante mi sincera disculpa y volvió a aspirar el suelo. Mientras movía la aspiradora hacia adelante y atrás con tanta habilidad como mi madre, murmuró con una voz que apenas atravesaba el ruido de la aspiradora.

“Está bien siempre y cuando estés a salvo…”

“Gracias por preocuparte por mí”.

“Eso es todo lo que puedo hacer por ti, siempre”.

Su voz tenía un tono autodespreciativo.

“Desde que te conocí no ha habido un día en que no haya pensado en ti. Eres realmente molesto”.

“Tú también eras molesta cuando nos conocimos…”

Rápidamente esquivé una aspiradora oscilada a mi cara. Ludia habló mientras veía.

“Cómo odias perder, aunque sea por una pulgada también me molesta”.

“Solo digo lo que es cierto… No, lo siento”.

Ludia, que se estaba preparando para un segundo ataque, abrió mucho los ojos cuando me disculpé. Luego se rio y volvió a pasar la aspiradora. Parecía estar terminando, pero se ve que tenía más que decir.

“Sigo pensando en eso recientemente… Me he calmado ahora y tengo la tranquilidad de ver hacia atrás”.

“Eso es… bueno”.

Al principio ni siquiera quería moverse si no estaba a su lado. Ahora sin embargo estaba bien incluso si no estaba cerca suya durante varios días, y ni siquiera me buscó mientras subía la mazmorra con Shuna todo el día. Fue una verdadera mejora. También ha pasado un mes desde la última vez que se metió a mi cama.

“Como cuando te conocí, cuando nos reunimos… o cuando mataste a Shina”.

“… Ludia”.

Era muy raro que Ludia hablara de ese incidente. Antes de que me hubiera dado cuenta, la aspiradora estaba apagada.

“Debe haber sido porque estaba abrumada por tantos sentimientos. No sabía cuáles eran las emociones que estaba sintiendo. En ese momento pensé que estaba trabajando para vengarme… pero parece que no fue así”.

“¿No lo fue?”

“… Me imaginé del otro lado. ¿Qué habría hecho si hubieras muerto tú, no Shina? Entonces la respuesta fue simple”.

Ludia devolvió la aspiradora a donde iba. Parecía que éramos los únicos en la casa ya que estaba completamente en silencio.

“Cómo me comporté en ese entonces… debe haber sido una evasión desesperada”.

Sentí que entendía. Al ver su expresión de dolor, eso fue lo único que pude hacer.

“Me sentí aliviada de que no murieras. Incluso cuando murió mi hermana menor… me sentí aliviada de que fuera Shina quien murió, no tú. Si fuera al revés, habría matado a Shina con mis propias manos, sin importar si era la espía del Señor Demonio o no”.

“Ludia, puedes parar ahí”.

“No podía perdonarme por cómo me sentía en ese entonces. No quería admitirlo. Es por eso. Aunque la respuesta fue tan simple…”

Suspiró y continuó.

“Shin, en ese entonces… No, tal vez incluso antes, debí haber estado enamorada de ti. Debes haber sido más importante para mí que cualquier otra cosa”.

“Uk…”

Como acababa de experimentar un incidente potencialmente catastrófico derivado del amor, la confesión de Ludia no se sintió tan ligera. Mientras dudaba en decir algo, Ludia sonrió levemente.

“No necesito una respuesta. Ya sé que no me amas”.

“Ludia…”

“Dije que no necesito una respuesta. ¿Necesitas rechazarme completamente para estar satisfecho?”

Ah, su forma habitual de hablar había vuelto. Al verla fruncir el ceño, me tragué mis palabras.

“Entonces la promesa está anulada. De todos modos, era solo que yo siendo terca, no tienes que hacerte responsable de mí para siempre”.

“Pero—”

“Dije que no respondas, orco”.

La mano de Ludia me dio una palmada en el brazo. Luego lo agarró suavemente. Una sonrisa había vuelto a su rostro.

“Puedes quedarte tal como eres. Te amaré por mi cuenta y te perseguiré de igual forma”.

“Será doloroso para ti”.

“No lo será, estúpido. Poder estar con alguien que amas es una bendición en sí mismo… Incluso si esa persona está enamorada de otra”.

Soltó mi brazo y luego puso sus manos sobre mis hombros. Fijó sus ojos azules zafiro en mí y habló como si quisiera grabar sus palabras en mi mente.

“No planeo dejar ir jamás este amor. Puede que sea pesado e incómodo, pero déjame ser. Ser amado por una chica persistente como yo es tu desgracia, así que… sigue cuidándome a partir de ahora”.

Tenía la sensación de que las cosas serían exactamente como las describió. Que estaría con ella por siempre. No tenía forma de distanciarme de ella. ¿Loretta podría hacerlo? No, estaba seguro de que no podía, y tampoco Hwaya, Ye-Eun o cualquier otra persona.

El día que conocí mi amor, obtuve una aliada para toda la vida y una adorable carga que me seguiría eternamente.


Anterior |Índice| Siguiente

10 comentarios

  1. “¡No digas eso incluso bromeando! ¿¡Sabes lo asustado que estaba!? ¡Voy a dormir solo! ¡S.O.L.O!”

    Meh solo debias decir my body is ready y lorreta hacia todo XD

    Daisy es top waifus

    Gracias por los caps

    Me gusta

  2. Gracias por el cap. Me he dado cuenta que shin tira hacia la edad. Waifu principal: Loretta, waifu más queridas después de Loretta: Daisy y hwaya (se que está solo tiene unos cuantos años más, pero es mayor), otras waifus: Ye-Eun, la del escudo, waifus rechazadas o no vistas como waifus: Ludia, su hermana pequeña, Ina. No me disgusta ni me gusta, pero me he dado cuenta. Ya estoy previendo que gente me dirá alguna otra que se me haya pasado.

    Me gusta

Responder a tp_shin Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .