Súper Gen Divino – Capítulo 812: La Fruta Vacía Madura

Sexto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Han Sen había calibrado el poder que poseían el Director Qu y sus seguidores. No estaban lejos de la fuerza de una súper criatura, pero la fuerza que tenían no era estable. No era pura.

Cuando se convertían en shuras de cuernos de sangre, sus habilidades eran similares a las de un ser celestial. Podían desatar proyectiles elementales, sí, pero ni siquiera eran capaces de derrotar a Han Sen, cuya aptitud rondaba los doscientos sesenta. Su pureza y estabilidad eran demasiado bajas, lo que les impedía competir.

Otra cosa era su falta de experiencia con los poderes que les habían sido otorgados. Han Sen no estaba seguro de si se debía a la falta de práctica con esa fuerza o a la incapacidad de manejar el poder con delicadeza debido a que procedía de la medicina.

“Parece que he sobrestimado el poder de ese fluido shura. Parece que no funciona tan bien, después de todo.” Han Sen lanzó la Ardiente Púa de Rex al Director Qu como un bumerán, y lo derribó. Entonces, Han Sen le apuntó a la cabeza y dijo, “Responde a mis preguntas y te liberaré.”

“¡Pah! Ahorra tu aliento, no te diré nada.” El rostro del gerente Qu cambió al hablar. Su cuerpo comenzó a inflarse y expandirse como un globo.

¡Boom!

Han Sen se alejó de un salto cuando el cuerpo del Director Qu explotó como una piñata, esparciendo trozos de su persona por toda la zona en una repentina neblina roja. Los menudillos del gerente Qu empezaron a pudrirse rápidamente y a desvanecerse en la nada.

La cara de Han Sen cambió, incapaz de creer que una persona pudiera despreciar tan completamente la importancia de su propia vida. Nadie quería morir voluntariamente, pero el comportamiento del gerente Qu le hizo fruncir el ceño.

“Parece que alguien podría haberles hecho algo. Si no es así, ¿cómo ha ocurrido?” Han Sen frunció el ceño y miró hacia donde habían ido su Ángel y la emperatriz.

Un rato más tarde volvieron con las manos vacías, lo que decepcionó a Han Sen. Lo mismo les había ocurrido a ellos, habían intentado capturar a los que huyeron, pero se entregaron de buena gana a un final repentino y canicular.

“¿Quiénes son estas personas?” Han Sen frunció el ceño. No pudo averiguar nada sobre sus identidades, ya que todos llevaban el mismo equipo. Obviamente, alguien les había distribuido sus mercancías. Averiguar algo sobre ellos parecía imposible.

Sin embargo, Han Sen consiguió hacerse con unos cuantos frascos sin usar del fluido shura. Cuando volviera, pensaba hacer que otros investigaran su contenido por él.

Han Sen guardó los viales en su mochila y se dirigió hacia la Vid Vacía. Se oyeron rugidos y sonidos de impacto mientras se producía una gran pelea.

Han Sen mantuvo un perfil bajo, mientras desconvocaba al Ángel y a la emperatriz. Sigilosamente, se aventuró hacia la cima. Allí, fue testigo de cómo el fénix negro lanzaba ráfagas compuestas de fuego negro mientras batía sus alas hacia la enredadera.

Pero las llamas no llegaron muy lejos, ya que un elefante verde levantó su trompa y sopló agua de color lima para apagarlas.

Alrededor de la cima, otras ocho súper criaturas montaban guardia. Impedían el acercamiento de cualquier otra criatura.

En la cima, un hombre con largas y afiladas orejas se alzaba. Tenía los ojos rojos y vestía una túnica negra. Estaba de pie junto a las cuatro Frutas Vacías, esperando pacientemente a que terminaran de madurar.

Las Frutas Vacías eran de color púrpura y, al mismo tiempo, luminosas. Sus agradables fragancias se extendían a lo largo y ancho, cubriendo las tierras con un maravilloso aroma durante decenas de kilómetros. Cualquiera que lo oliera se embriagaría. Sus corazones saltarían con un repentino entusiasmo y vivacidad, y estarían mucho más animados.

“Parece que la Fruta Vacía va a estar madura en cualquier momento.” El corazón de Han Sen se llenó de emoción.

La situación era mejor de lo que temía. Le preocupaba que el Rey Sangre de Demonio sólo hiciera un movimiento y se liberara una vez que la fruta hubiera madurado.

Ahora, ya había conquistado la cima, y estaba custodiado por una serie de súper criaturas que seguían sus órdenes. Eso era lo que Han Sen quería, pues era lo que más le beneficiaba.

Al ver que la Fruta Vacía aún no estaba madura, Han Sen no se precipitó. Con paciencia, observó el desarrollo de la lucha.

Ahora había nueve súper criaturas corriendo por las laderas, con la Fruta Vacía como objetivo. Han Sen había visto muchas de ellas antes.

El fénix de llama negra y el kirin verde estaban allí. El tigre negro, el espectro acorazado, el esqueleto negro y el gran ganso blanco también estaban allí. Los otros tres se acercaron juntos, y él no los había visto antes. Sin embargo, por lo que pudo ver, parecían aterradores.

Aparte del fénix de llamas negras y el kirin verde, que atacaron al elefante verde lima, los demás lucharon con el resto uno a uno. Sin embargo, a medida que la batalla se recrudecía, ninguno triunfaba sobre el otro. En general, parecían estar en un punto muerto.

Han Sen no sabía de dónde había sacado el Rey Sangre de Demonio sus ocho súper criaturas, pero todas eran increíblemente poderosas y no parecía que fueran a perder.

Aunque el espectro acorazado, el esqueleto negro, el fénix de llamas negras y el kirin verde eran lo suficientemente fuertes como para restringir a sus oponentes, era demasiado difícil para ellos progresar y alcanzar la cima. Seguramente no lo conseguirían en poco tiempo.

Los cuatro Frutos Vacíos también estaban a punto de madurar ahora. Parecía que las súper criaturas atacantes no iban a llegar a su destino a tiempo.

Han Sen continuó escondiéndose en la ladera de la montaña cercana, y entonces convocó a la Emperatriz Shakra. En silencio, le preguntó, “Shakra, ¿cuánto falta para que madure?”

La Shakra miró la Fruta Vacía y frunció el ceño. Dijo, “Parece que hay un problema con la Fruta Vacía.”

Han Sen parecía desconcertado. Cuando observó la fruta, no notó nada fuera de lugar. Entonces, preguntó, “¿Qué problema?”

Emperatriz Shakra se tomó un segundo para contemplar su respuesta, y luego dijo, “He visto la Fruta Vacía antes, y sé que sólo debería haber una. Aunque eso fue hace más de cien años, de ninguna manera debería haber tres más. Tendrían que pasar otros mil años para que ocurriera algo así, así que no puedo entender por qué tiene tres adicionales de repente.”

“¿Estás diciendo que tres de esas Frutas Vacías son falsas?” Han Sen parecía sorprendido por esta repentina revelación.

“No lo sé, pero parecen lo suficientemente reales.” Respondió la Emperatriz Shakra, tras pasar un largo rato contemplando la fruta.

“Jeje.” Han Sen iba a preguntar algo más, pero de repente, volvió a oír esa extraña risa. Le inquietó, y miró a su alrededor para encontrar de dónde venía. De nuevo, no había nadie, todo lo que podía ver eran las criaturas luchando en la ladera de la montaña.

“Extraño. ¿Qué es este peculiar fenómeno?” Han Sen estaba bastante asustado. Ahora era consciente de que alguien tenía que estar siguiéndole, pero no podía descubrir quién era.

“No, eso no está bien.” Dijo la Emperatriz Shakra con el ceño fruncido. Sus ojos se clavaron en la Fruta Vacía con visible confusión.

“¿Qué no está bien?” Preguntó Han Sen.

“No es sólo el número lo que es incorrecto, la fruta en sí tampoco está bien.” Dijo la Emperatriz Shakra.

“¿Por qué? ¿Qué es lo que no está bien?” Han Sen no apuró a la Emperatriz Shakra para obtener una respuesta. Se limitó a mirarla, mientras una sensación de inquietud le invadía.

“Aunque nunca he visto una Fruta Vacía madura, y éstas parecen estar a punto de madurar muy pronto, hay algo diferente en ellas.” Dijo la Emperatriz Shakra, mientras señalaba hacia la enredadera.

Justo cuando la Emperatriz Shakra estaba a punto de dilucidar el motivo, las cuatro frutas empezaron a brillar de repente. El agradable olor se convirtió en una niebla, como la fruta sagrada cuando maduró por primera vez.

 

 


0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x