Súper Gen Divino – Capítulo 808: Atrayendo el Desastre

Segundo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

“Hermano mayor, todavía no he comido nada. ¿Quieres que te devuelva tus hermanos carbonizados?” Las manos de Wang Yuhang temblaban, mientras entregaba una rebanada tallada de ganso asado al recién descendido.

“¡Cuac!” El ganso blanco gritó furiosamente e intentó atacar a Wang Yuhang.

“¡Jefe, solicito su ayuda una vez más!” Wang Yuhang llamó y corrió al lado de Han Sen.

Han Sen despegó hacia el cielo, sin querer matar a su nuevo enemigo. Matarlo podría atraer la atención de más criaturas.

Con Wang Yuhang en las cercanías, había una alta probabilidad de que eso mismo ocurriera.

“¡Jefe, no corras! ¡Sálvame!” Wang Yuhang gritó mientras corría.

“Pequeño tío, no puedo salvarte esta vez. Corre de vuelta por donde viniste!” Han Sen le gritó desde la seguridad de los cielos.

“¿De dónde vengo? ¿De dónde vengo? No tengo ni la menor idea de dónde estoy ni de cómo podría volver a mi lugar de origen.” Dijo Wang Yuhang, nervioso.

“¿No acabas de ser secuestrado? Corre al lugar donde te llevo esa gente. Hazlo y encuentra la forma de atraer la ira del ganso sobre ellos.” Han Sen quería ver quiénes eran las personas que habían secuestrado a Wang Yuhang.

“¿Podría funcionar esa táctica?” Wang Yuhang preguntó con desesperación.

“Sólo vete. Todavía estoy aquí.” Han Sen sonrió.

“¡Jefe, si estoy en absoluto peligro, todavía le suplico que me salve!” Gritó Wang Yuhang, mientras empezaba a correr.

“Por supuesto.” Han Sen observó a Wang Yuhang correr una gran distancia.

Wang Yuhang guiaba al ganso sin ningún problema, y su capacidad de atracción y de kiting era ejemplar, como siempre lo había sido. Condujo al ganso por la nariz, manteniéndolo tan cerca como pudo, todo ello sin sufrir ningún daño. Corrió y corrió, atravesando las montañas.

Había escalado numerosas montañas, y después de pasar por encima de muchas, Han Sen divisó un campamento en el fondo de un valle en particular. Había muchas tiendas allí, y Han Sen sospechaba que en el campamento había al menos doscientas personas.

Pero como no había banderas ni telas con un emblema, símbolo o logotipo de alguna organización en particular, Han Sen no pudo discernir quiénes eran. Cuando Wang Yuhang llegó al campamento, provocó una gran escena, ya que los campistas salieron de su refugio con repentina angustia.

El ganso blanco era terriblemente poderoso, y la criatura no perdonó la vida de los que habitaban el campamento. Decenas de personas murieron y muchas más resultaron heridas.

Hubo un hombre que ordenó a sus compañeros que rodearan al ganso, e incluso después de observarlo, no pudo saber quiénes eran. Pero una cosa era segura, estaban bien entrenados. E incluso en medio del caos, los subordinados fueron capaces de seguir a las órdenes de sus superiores y concentrarse. Ni una sola persona salió corriendo, a pesar de la matanza del ganso.

“¿Quiénes son esas personas? Son bastante buenos. Pero si no pueden enfrentarse a una sola súper criatura, ¿para qué han venido aquí?” Mientras Han Sen reflexionaba sobre ese desconcertante enigma, vio que algo extraño ocurría con la gente que observaba abajo.

Bajo el control del líder, algunas personas sacaron un frasco que contenía algún brebaje. A continuación, se inyectaron el suero. Poco después, sus músculos se expandieron, sus ojos se volvieron rojos y un cuerno rojo brotó de sus frentes.

“¿Shura Cuerno de Sangre?” Pensó Han Sen, con mucha sorpresa. Nunca llegó a averiguar de dónde procedía los shuras cuernos de sangre que le asaltó. Y aunque lo quien más sospechaba era de Genéticas Ángel, no había encontrado ninguna prueba que confirmara que eran ellos.

De todo lo que podría haber ocurrido en su viaje hasta allí, el encuentro con los shuras cuernos de sangre era uno de los más improbables. Y ahora, viéndolos con mayor claridad, no parecían shuras en absoluto. Eran simplemente humanos que habían forzado mutaciones sobre sí mismos.

A pesar de la insensatez de sus acciones, parecían mucho más fuertes tras sus inyecciones y su posterior transformación en lo que Han Sen había denominado un shura cuerno de sangre. Durante un tiempo, fueron capaces de mantener su posición, pero aún así, fueron incapaces de matar al ganso que había caido sobre ellos. Dicho eso, el ganso tampoco fue capaz de destruir totalmente el campamento.

Los élites de entre ellos que habían abierto sus cerraduras genéticas no utilizaron la medicina, y en su lugar salieron tras Wang Yuhang con el deseo de capturarlo una vez más.

Han Sen observó lo que ocurría durante un rato, y parecía que no se estaba causando ningún daño al ganso salvaje. Parecía que se les estaba acabando la paciencia, y entonces uno de los elites se inyectó el suero.

En cuestión de segundos, los músculos del hombre se expandieron enormemente. A la persona le creció un cuerno en la cabeza y su fuerza vital dio un gran salto de poder.

¡Pang!

El cuerpo del hombre estalló en llamas. Lanzó su puño hacia el ganso blanco e incineró una parte del plumaje del ganso blanco.

“¡Imposible!” La cara de Han Sen era de total conmoción. El hombre había infligido un daño elemental a modo de proyectil. Sólo los seres celestiales eran supuestamente capaces de hacer algo así.

Aunque el hombre había desbloqueado su cerradura genética, estaba muy lejos de alcanzar tal nivel. Por lo tanto, ¿cómo era capaz de hacer lo que acababa de hacer?.

“¿Qué demonios es esa medicina?” Se preguntó Han Sen, con angustiosa sorpresa. El ganso blanco no estaba muy herido, pero después de que el hombre imbuido del poder del fuego se uniera a la lucha con todos los demás shuras cuernos de sangre, quedó rápidamente en desventaja.

El ganso blanco, al ver su repentina incapacidad para ganar la batalla, graznó y salió volando. La gente no pudo alcanzarlo, por lo que no pudieron hacer más que verlo partir.

Antes de que Han Sen pudiera comprender la situación, se dio cuenta de que no había hecho otra cosa que ver cómo se desarrollaban los acontecimientos con la boca abierta. Aunque la gente no era demasiado difícil de matar, el hecho de que se hubieran transformado voluntariamente en shuras con cuernos de sangre asustó a Han Sen.

Pero antes de hacer algo, como matarlos, Han Sen sabía que tendría que reunir información y averiguar más sobre ellos primero.

Mientras tanto, Wang Yuhang había sido golpeado por los élites y metido en una jaula.

Por suerte, a pesar de su atroz suerte, Wang Yuhang no era una persona tonta. Aunque estaba de nuevo en el punto de partida, no pidió ayuda a Han Sen, y parecía que sus secuestradores seguían sin darse cuenta de la presencia de otras personas en la Isla Vacía.

Han Sen siguió observándolos desde lejos, empeñado en reunir toda la información que pudiera sobre ellos. Golpearon a Wang Yuhang, pero no por mucho. Tenía claro que lo querían para un propósito concreto. A pesar de su atracción por la súper criatura y de las muertes que se produjeron, sólo lo encerraron en lugar de matarlo.

Sin embargo, después de un tiempo, Han Sen notó algo interesante. Las personas que usaron la medicina empezaron a parecerse a los humanos normales después de una hora.

Cuando volvieron a parecer humanos normales, parecían débiles. No parecían estar muy bien.

“Parece que esa droga tiene efectos secundarios negativos para sus usuarios. Aparte de eso, la transformación en sí no parece durar mucho.” Habló Han Sen para sí mismo.

Sin embargo, el suero parecía durar mucho más en el hombre que había desbloqueado su bloqueo genético. Para que volviera a parecerse a un humano normal, tardó dos horas.

Pero él también parecía ahora más débil que de costumbre. Estaba pálido, como si se hubiera quedado sin energía. Entró en una tienda para descansar.

Han Sen utilizó su Aura Dongxuan para observarlos. Sus fuerzas vitales se habían debilitado mucho, y su estado físico había caído por debajo de cien.

“Director Qu, los problemas de Wang Yuhang van más allá de la mera mala suerte. En el poco tiempo que lleva con nosotros, nos ha causado muchos problemas. Hemos sufrido muchas pérdidas, y me temo que nuestro ejército se agotará antes de que esa cosa germine.” Dos personas estaban enfrascadas en una discusión, dentro de la tienda del líder.

Han Sen agudizó su oído hacia ellos, pensando que podría captar una o dos cosas de interés.

 

 


5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
hace 8 meses

Perdoname pero esto no tiene sentido están mal acomodados los capítulos?

2
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x