ending

Ending Maker: Capítulo 16 – 1


<Capítulo 16: Flor de invierno – 1>

 

EZ: 1/2


Hace unos 300 años, hubo un rey que se llamaba el Rey de la ingeniería civil.

 

Construyó una gran muralla a través de la frontera norte para prevenir la invasión de los bárbaros del norte.

 

Fue un proyecto de construcción enorme y a gran escala.

 

La construcción, que comenzó en el quinto año del reinado del Rey de la Ingeniería Civil, duró más de 30 años y fue finalmente terminada en el tercer año después de la muerte del mismo.

 

El muro norte estaba custodiado por los Jackdaws.

 

Sin embargo, ni el muro ni los Jackdaws eran perfectos.

 

Como se extendía a lo largo de toda la frontera, el muro entero no tenía una altura, grosor y defensa uniformes.

 

También había un límite en el número de Jackdaws, por lo que era imposible vigilar de cerca toda la frontera.

 

De ahí que se produjeran inevitables lagunas.

 

Había áreas donde la defensa se dejaba sólo a la pared.

 

“Por aquí”.

 

Era el mismo lugar donde Red Wind cruzó la frontera.

 

Jude siguió la guía de Red Wind sin quejarse, mientras que Cordelia se quedó dormida con la cabeza delante de Red Wind mientras cabalgaban juntas.

 

Alrededor de media hora pasó otra vez así.

 

En un lugar donde los rastros humanos eran escasos y estaba desierto y fuera de la vista, Jude decidió tomar un descanso.

 

“Si la patrulla pasa por aquí, verán nuestros rastros.”

 

Porque sus huellas se podían ver claramente en el campo nevado.

 

Pero no se preocuparon por eso por ahora.

 

Jude barrió apropiadamente la nieve bajo un árbol para crear un lugar para sentarse.

 

“Cordelia, por favor”.

 

“¿Huh? Está bien.”

 

Cordelia estaba medio dormida y tenía la cara adormecida, pero asintió y calentó la cantimplora de agua para que el agua fría no se enfriara.

 

No importa lo poco frecuente que fuera el lugar para los humanos, seguía estando dentro del área de vigilancia de los Jackdaws.

 

Si iniciaban un incendio, existía el riesgo de ser atrapados de inmediato por el humo.

 

“Aquí, carne seca”.

 

“La cecina está dura”.

 

Cordelia se quejó, pero sabía bien que no tenían muchas opciones. Después de que le dio un poco a Red Wind, empezaron a masticar la carne seca.

 

Siguieron comiendo durante mucho tiempo sin decir una palabra.

 

De repente, Red Wind tiró de la manga de Cordelia.

 

“¿Eh? ¿Qué pasa?”

 

Cuando Cordelia preguntó con una sonrisa, Red Wind dudó un momento como si estuviera eligiendo sus palabras, antes de volver a hablar.

 

“Cordelia, tengo curiosidad por una cosa, eso.”

 

“Sí, ¿qué es?”

 

“¿Fack Fuck?” (EZ: parece que aquí no usa [según lo que dicen más adelante] el idioma de pleiades, es el inglés con el que maldecía en el juego, ya que en general maldice con el idioma de pleiades al parecer…)

 

“…¿Huh?”

 

Cordelia preguntó de nuevo con una cara aturdida, y Red Wind dijo de nuevo.

 

“Cordelia, a menudo, lo dices. Jude y palabras secretas, palabras de amor, que compartes.”

 

Era algo que no estaba en el idioma oficial del continente.

 

‘Palabras de amor’ que a menudo eran usadas por los dos.

 

Cuando Red Wind escuchaba atentamente, ‘Mierda y joder’ era una palabra que salía muy a menudo.

 

“N-, no. Espera, espera un segundo.”

 

Cordelia estaba avergonzada. Estaba tan avergonzada que ni siquiera pensó en el comentario de las palabras de amor.

 

“¿C-, cómo lo explico?”

 

Hacía tiempo que no hablaban en coreano y su vieja costumbre había resurgido.

 

Cordelia gimoteó y miró a Jude, y Jude respondió con su mirada.

 

‘Es el karma, karma. ¿Quién te dijo que maldijeras tanto?’

 

‘¿No son maldiciones? ¿Son una exclamación?’

 

Pero fue una pelea inútil.

 

Cordelia se giró de nuevo hacia Red Wind en lugar de hacia el inútil Jude, mientras decía con la mayor calma posible.

 

“Esto… lo que ‘fuck’ significa es…”

 

“Sí, fuck”.

 

Cordelia se estremeció ante Red Wind diciendo eso con una sonrisa. Parecía que a Red Wind que tanto le gustaba la estaba insultando.

 

“Ah… bueno, eso es. Eso es… una exclamación.”

 

“¿Exclamación?”

 

“Sí… una exclamación. ¡Qué genial! ¡Maravilloso! ¡Increíble! Bueno… ¿algo así?”

 

No parecía que su explicación funcionara, pero cuando uno pensaba en ello, Cordelia había usado esa misma palabra para ese tipo de propósito.

 

Al oír la explicación desesperada de Cordelia, los ojos de Red Wind brillaron y luego dijo con una amplia sonrisa.

 

“Fuck Cordelia. Fuck Jude. ¡Los dos son fuck!”

 

Red Wind gritó brillantemente antes de enviar una mirada impaciente a Cordelia.

 

Parecía que sus ojos pedían una respuesta.

 

“Sí, sí… Red Wind es fuck”.

 

“¡Fuck Cordelia, qué bien, Fuck!”

 

Mientras Red Wind abrazaba a Cordelia y maldecía, o mejor dicho, repetía la ‘exclamación’, Jude finalmente no pudo evitar reírse.

 

“Kuku… ku… haha, haha… ¿es esto karma?”

 

Aunque Red Wind brillantemente usando lenguaje obsceno era impactante, parecía ser útil de alguna manera.

 

De esa manera Cordelia reduciría el uso de exclamaciones en el futuro por cuestiones de educación.

 

Y de hecho, cuando Cordelia trató de exclamar sucesivamente por reflejo, cerró la boca por la fuerza y estaba angustiada.

 

“Ah, esto es tan divertido. Es muy divertido”.

 

“Jude, ¿esto es divertido?”

 

“Me alegro de que ustedes dos se estén divirtiendo”.

 

Jude evadió la mirada de enfado de Cordelia y le dijo a Red Wind otra vez.

 

“Red Wind, ¿Vamos a entrar en el valle así?”

 

“Sí, pero el valle es escarpado. Es estrecho. Los caballos no pueden ir”.

 

Ante las palabras de Red Wind, Cordelia se sorprendió cuando sus ojos se abrieron ampliamente, mientras que Jude asentía.

 

Porque Jude ya lo había adivinado a grandes rasgos.

 

‘Sería natural, ya que es un lugar donde la vigilancia de los Jackdaws es negligente’.

 

“Jude, ¿qué pasara con los caballos entonces?”

 

Al mismo tiempo que lo pensaba, escuchó la voz de Cordelia.

 

Jude respondió encogiendo sus hombros, ya que no tenían otra opción.

 

“Tenemos que liberarlos”.

 

“¿Serán liberados?”

 

“Oh, se convertirán en caballos salvajes… o alguna persona afortunada los encontrará.”

 

Cordelia se mostró muy reacia a escuchar la respuesta de Jude, ya que le pareció un hecho muy duro.

 

“Vamos a liberarlos en este punto. Si los llevamos a lo profundo del valle, tendremos problemas para salir también”.

 

“…Lo entiendo.”

 

Cordelia respondió con una voz sombría antes de levantarse de su asiento y soltar la silla del caballo en el que había estado montando hasta ahora. Había una sensación de arrepentimiento en cada uno de sus toques, como si le tuviera mucho cariño.

 

‘De alguna manera, eres muy cariñosa.’

 

Jude la miró felizmente antes de levantarse de su asiento también, desabrochar la silla del caballo, y juntar su pequeño equipaje.

 

Y el momento de la despedida finalmente llegó.

 

Jude y Cordelia hicieron que los caballos corrieran hacia adelante dándoles una palmada en el trasero.

 

Los dos caballos comenzaron a correr por el campo de nieve blanca.

 

“Adiós, Jude”.

 

“Adiós, Cordelia”.

 

Los dos que hablaron al mismo tiempo se miraron y dijeron inmediatamente de nuevo.

 

“¿Cordelia? ¿Le pusiste al caballo el nombre de Cordelia?”

 

“¿El tuyo era Jude?”

 

“No, era un caballo macho.”

 

“En ese caso, yo también. Era un caballo hembra.”

 

Red Wind estalló en risas al escuchar las palabras de los dos.

 

“Ustedes tienen la misma mentalidad. Ustedes dos. Realmente jodidamente fantásticos.”

 

Tenía una brillante, inocente y bonita sonrisa.

 

‘Haz algo con ella.’

 

“T-, trabajaré duro”.

 

Después de terminar su conversación sólo con la mirada, Jude y Cordelia trataron de detener Red Wind que trataba de usar su recién aprendido vocabulario, mientras la instaban a dar un paso adelante de nuevo.

 


 

El tiempo había pasado.

 

Por la tarde, el grupo pudo llegar a la entrada del valle después de pasar por la tormenta de nieve que comenzó.

 

“Se ensancha después de pasar por aquí. Sólo hay que luchar un poco.”

 

Red Wind dijo que al pasar por un estrecho sendero que una persona apenas podía atravesar, mientras que Jude se preguntaba si debían acampar esta noche o pasar la noche.

 

Y Cordelia se detuvo de repente.

 

“¿Cordelia?”

 

Jude lo descubrió demasiado tarde al darse la vuelta y preguntar, pero Cordelia no respondió inmediatamente. Miró a sus espaldas con el ceño fruncido.

 

“Oye, es una historia extraña… pero no tengo un buen presentimiento de aquí.”

 

Ella había estado sintiendo algo siniestro desde hace un tiempo. Era como si alguien estuviera clavándoles una lanza por detrás.

 

Si fueran las palabras de alguien más, lo habría dejado pasar.

 

Pero eran las palabras de Cordelia.

 

‘Los sentidos de Cordelia son especiales.’

 

Sus sentidos eran simplemente geniales – no era algo que terminara a ese nivel.

 

En Pleiades, el mundo de Legend of Heroes, existían varias habilidades.

 

De hecho, no era sólo Cordelia, ya que la memoria y las habilidades de cálculo de Jude estaban en un estado más fuerte comparado con los días en que estaba en la Tierra e incluso antes de que despertara aquí y abriera la 2ª puerta de las Nueve Puertas del Noveno Cielo.

 

Lo mismo podría decirse de la sensibilidad de Cordelia.

 

Quizás era un poder que pertenecía a algo que estaba cerca de la previsión.

 

De hecho, los sentidos de Cordelia habían sido mucho más precisos que antes, desde que aprendió la Transformación de Bruja.

 

“No veo nada.”

 

Dijo Red Wind.

 

Como poseía la sangre de los elfos de invierno, su visión era superior a la de los humanos, así que no podía ver ningún enemigo a su vista cerca de ellos.

 

Pero Jude creía en los sentidos de Cordelia.

 

“Démonos prisa”.

 

Jude empezó a caminar como si casi estuviera corriendo, y Cordelia también aumentó su velocidad. Así, Red Wind no tuvo más remedio que correr y seguir a las dos personas.

 

El estrecho camino terminó, y un camino ancho se hizo visible. Era un terreno de cuenca rodeado de escarpados acantilados.

 

Aún no había nadie cerca de ellos. Era un lugar tranquilo con sólo los tres aquí.

 

Pero Cordelia seguía mirando hacia atrás.

 

Su ominoso sentimiento se hacía cada vez más fuerte. La sensación de ser apuñalada por la espalda también se hizo más fuerte.

 

“¡Owooooh!”

 

En ese mismo momento, el rugido de una bestia pasó por encima de sus cabezas.

 

Sobre el valle.

 

Tres grandes perros bajaron de la empinada pared. Con su pelaje rojo oscuro y sus ojos amarillos, definitivamente no eran animales salvajes ordinarios.

 

“¡Hellhounds*!” (EZ: *Traducido es Cazadores del infierno)

 

Un perro demoníaco.

 

No terminó con los tres. Más perros demoníacos aparecieron desde arriba del valle.

 

“¡Corran!”

 

Jude  gritando, arrojo rápidamente el equipaje que llevaban y luego llevó a Red Wind a su espalda. Cordelia también activó inmediatamente la Transformación de Bruja y lanzó la magia <Haste> sobre ella y Jude.

 

“¡Owooooh!”

 

“¡Awooh!”

 

Más de diez hellhounds bajaron de la pared a toda prisa.

 

Jude apretó los dientes y se concentró sólo en correr. Interceptar múltiples enemigos era la especialidad de Cordelia, y no la del propio Jude.

 

“¡Aléjense de nosotros!”

 

Mientras el cabello rojo oscuro de Cordelia revoloteaba, ella liberó su magia. Más de diez misiles mágicos golpearon en medio de la frente de los sabuesos como si fueran misiles guiados.

 

Era una habilidad realmente maravillosa. En todo el Reino Sälen, apenas se podía contar en sus manos a aquellos que podían mostrar ese nivel de control mientras corrían con <Haste> activado.

 

Los Hellhounds que fueron golpeados en el medio de sus frentes se cayeron al azar. Cordelia continuó lanzando <Grease> en sucesión sobre una amplia área mientras alcanzaba a Jude. Y mientras todo eso sucedía, escupió algunas palabras extrañas.

 

“¡Algo, puedo sentir que hay algo más!”

 

Un sentimiento que le resultaba difícil de explicar.

 

Jude corrió y miró hacia atrás. Gracias a la zona con <Graase>, los Hellhounds fueron retenidos y varados en la zona bastante amplia.

 

‘Son el grupo de avanzada.’

 

No importa lo desierto que estuviera el lugar, no podían haber traído diez Hellhounds desde el principio, así que era evidente que fueron convocados cerca.

 

Y eso significaba una cosa.

 

Saluzia se había movido.

 

Ella, la jefa de la rama, finalmente había venido y los había golpeado aquí.

 

¿Pero cómo sucedió esto? Normalmente no era posible.

 

Incluso si habían notado que el propósito del grupo era cruzar la frontera, les era imposible atacar a su grupo en un lugar tan desolado como si fuera una emboscada.

 

El grupo no especificó su ubicación a nadie más, ni dio una pista para inferir su propósito, como fue el caso del Girasol.

 

Había algo. Algo que el mismo Jude no sabía.

 

Jude cortó sus pensamientos ahí.

 

Lo importante era el hecho de que Saluzia estaba en algún lugar cercano.

 

Jude siguió corriendo y pensando.

 

Los sentidos de Cordelia.

 

Había otra cosa que ella sentía.

 

No era Saluzia.

 

Saluzia estaba con la manada de Hellhounds.

 

Era un sentimiento ambiguo en primer lugar, pero eso no significaba que fuera algo caótico.

 

Lo otro.

 

Lo otro que sintió Cordelia.

 

“¡Caaww!”

 

Jude y Cordelia miraron simultáneamente al cielo.

 

Vieron un cuervo.

 

Y en ese momento, Jude se dio cuenta. Cordelia también tuvo una corazonada.

 

Eso fue todo.

 

Esa otra cosa que Cordelia sintió.

 

Tenían que seguir a ese cuervo para salir de su crisis actual.

 

“¡¿Jackdaw?!”

 

Red Wind, quien tardó en ver al cuervo, dijo con una voz mezclada con el miedo.

 

Para ella, una bárbara del norte, el Jackdaw era un mal augurio entre todos los malos augurios.

 

Pero no lo era.

 

El pájaro completamente negro era diferente de un Jackdaw.

 

Era un cuervo (blanco?) puro.

 

En cuanto a lo que eso significaba…

 

“¡Owooooh!”

 

Los Hellhounds se las arreglaron para salir de la zona con <Grease> con alguna dificultad y comenzaron a acelerar y a ladrar de nuevo.

 

En lugar de mirarlos, Jude miró al cielo. Los cuervos estaban aumentando. Parecían aumentar uno por uno, y antes de que se diera cuenta, los cuervos cubrieron el cielo. El sonido del batir de sus alas en el cielo parecía ser ensordecedor.

 

Red Wind se asustó mucho y encogió su cuerpo. Además, sus ojos vieron la dirección hacia la que se dirigían ahora.

 

“¡Un acantilado!”

 

Era un acantilado. Pero Jude no se detuvo. Más bien, corrió más rápido. Los Hellhounds ladraban ruidosamente a sus espaldas.

 

“¡Owooooooh!”

 

“¡Awoooo!”

 

Jude vio a Cordelia. También Cordelia, y asintió. Ella sonrió refrescantemente.

 

Uno podía contar en sus manos los personajes de Legend of Heroes que tenían una entrada tan espléndida.

 

O mejor dicho, ¡sólo había una persona que el cuervo simbolizaba en primer lugar!

 

“¡Abrázame!”

 

Jude extendió su mano. Cordelia se lanzó sobre Jude, y él apenas llevó a Cordelia en sus brazos mientras Red Wind estaba de espaldas. Juntos, se arrojaron por el acantilado.

 

“¡Kyaaaaa!”

 

Red Wind gritó, pero fue por poco tiempo.

 

El aleteo de las alas de decenas, o mejor dicho, cientos de pájaros, se tragó todos los sonidos circundantes.

 

La bandada de cuervos envolvió a Jude y Cordelia. Cordelia abrazó fuertemente el cuello de Jude mientras cerraba los ojos. También lo hizo Jude.

 

Y el tiempo pasó.

 

El sonido de las alas, que parecía no tener fin, se fue apagando poco a poco.

 

Tierra firme.

 

Un lugar donde pudieran pisar y pararse.

 

Jude se tambaleó por un tiempo, pero pronto recuperó el equilibrio. Abrió lentamente los ojos, confirmando la existencia de Cordelia, a quien abrazó con fuerza.

 

Aún estaban en un lugar cubierto de nieve blanca. Los cuervos que volaban en el cielo se dispersaron en todas las direcciones y desaparecieron.

 

Y en el frente.

 

Una persona miró a Jude y Cordelia que se apoyaban mutuamente y respiraban con dificultad.

 

Esa persona tenía ojos azul oscuro, pelo blanco puro y cara blanca, pero todo lo demás era negro azabache.

 

Jude conocía a esa persona, que llevaba una larga túnica negra sobre su cabeza. Por lo tanto, puso primero el nombre de esa persona en su boca.

 

“Jude Bayer saluda a Kamael.”

 

Espada Fantasma Kamael.

 

Una de las seis cabezas de los Guardianes de la Cruz Sagrada.

 

El protagonista, que junto con Landius, eran las dos estrellas gigantes de Legend of Heroes 1.

 

“Discípulo de Landius.”

 

Kamael habló en voz baja, respondiendo al llamado de Jude. Y luego dio un paso hacia Jude y Cordelia.

Si lo desean bien pueden darle clic a la siguiente img si no tienen dinero para donar pero quieren apoyarme [leizer5991] (si es posible cómanse la publicidad con lo cual me ayudan mucho), gracias por adelantado para quienes lo hagan [recuerden el link los redirecciona a la pag de inicio del blog]


Anterior | Indice | Siguiente

5 comentarios

  1. Capítulo 16
    Y por eso deben tener cuidado de decir exclamaciones frente a niños XD
    Pd:errorws
    1.-Cuando Viento Rojo
    Red wind

    2.-Son una exclamación
    Son exclamaciones

    3.-Ante las palabras de Jackdaws, Cordelia se sorprendió cuando sus ojos se abrieron
    ?? Jackkdaws? No es red wind?

    Pd2:gracias por el capitulo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .