After Story III — Arifureta: Capítulo 309

Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


After Story III ― Arco de Lord Abyss – Capítulo 2: Sharon Obaachan

Hubo una extraña tensa situación en la sala de estar de la casa Nagumo.

Una de las partes que creó tal tensa situación estaba sentada en el sofá excesivamente mullido de la familia Nagumo. Sharon Magdanese, jefa de la agencia de seguridad nacional de 『Gran Bretaña』.

Moriré si desvío la mirada…

Ella miraba hacia abajo a su lado con una expresión rígida como diciendo eso.

“Jii-”, “Jiii~~~”, quien veía a la Jefa Magdanese era la amada hija del Rey Demonio.

Era Myu.

“…”

“…”

Por alguna razón, las dos permanecieron inmóviles mientras se mantenían en silencio. Ambas estaban sentadas con la espalda recta, con las manos sobre sus regazos con buenos modales. Eran solo sus rostros los que se veían el uno al otro.

Mientras las dos estaban así, el grupo británico de Allen, Vanessa y la familia Grant los observaba mientras tragaban saliva nerviosamente. Yue y compañía, la familia Nagumo también estaba igual.

Alternativamente dirigían miradas a Myu y a la Jefa Magdanese.

Todos estaban pensando.

¿Qué es esta atmósfera…? De esa forma.

Por cierto, la conversación entre la Jefa Magdanese y Yue, que era la representante de la familia Nagumo, terminó sin ningún problema en particular.

Emily y compañía llegaron desde 『Gran Bretaña』 a la casa Nagumo en 『Japón』 instantáneamente usando la teletransportación de Yue. Ni siquiera había una “gran mazmorra cuando se ingresó” como esperaba Vanessa. Tampoco hubo una entrada repentina de Shuu o Sumire para deleitarse con la reacción de los visitantes.

Además, participando en la charla del lado de la familia Nagumo estaban Yue, Tio, Kaori, Shizuku, Remia y Myu. Solo ellas. No hace falta decir por qué Hajime y Shia no estaban incluidos. Sumire y Shuu parecían estar ocupados con su trabajo, así que esta noche dormirían afuera y no regresarían a casa. Aiko tampoco vino esta noche.

Los guardias de la agencia de seguridad en este momento estaban de pie alrededor de la casa Nagumo. Parecía que estaban organizando carros para el transporte en 『Japón』 y también otros procedimientos, pero en realidad no estaban presentes porque no era deseable poner a varios guardias de su lado mientras hablaban con el propósito de construir una relación amistosa, o más bien, hablando francamente no tendría sentido incluso si estuvieran presentes. Esa fue la consideración (?) de la Jefa Magdanese.

El tema de la conversación tampoco parecía en absoluto la Jefa Magdanese exigiendo algo o tratando de imponer restricciones. Hasta el final, esta charla fue solo para que ambas partes se conocieran y para que la Jefa Magdanese dijera que si la familia Nagumo la contactaba de antemano cuando tenían negocios en 『Gran Bretaña』, entonces podría brindar su cooperación. El tema de la plática no era muy diferente del acuerdo que había intercambiado con Kousuke en el caso Berserk, por lo que Yue tampoco se opuso particularmente.

Si la Jefa Magdanese realmente estaba tratando de comenzar algo, Yue planeaba ser Yue-sama, por lo que la consideración de la Jefa Magdanese en esa área podría decirse que era como se esperaba de la jefa de las personas que estaba asumiendo la seguridad nacional.

Su sentimiento de querer construir una relación amistosa ciertamente se transmitió al lado de la familia Nagumo. Yue también prometió que, en el futuro, también prestaría atención a la conveniencia de la otra parte cuando se reunieran, por lo que para la Jefa Magdanese fue una charla de la que podría estar satisfecha.

Así, la conversación terminó y pasaron al tema de cómo Emily y su familia irían a la casa Endou, mientras que la Jefa Magdanese y sus hombres se dirigirían al hotel que habían reservado, fue entonces que:

Myu, que había estado callada todo ese tiempo, de repente hizo un pequeño trote “Totetote” y se sentó junto a la Jefa Magdanese. Luego comenzó a mirarla “Jii”.

Incluso cuando la Jefa Magdanese preguntó “¿Qué pasa?”, parecía que Myu tenía curiosidad por algo, solo vio apasionadamente a la Jefa Magdanese sin hacer nada más. En poco tiempo, por alguna razón incluso la Jefa Magdanese también miró a Myu sin decir nada…

Parecía que Vanessa finalmente se volvió incapaz de soportar el silencio y:

“Allen, eres el asistente de la Jefa, ¿verdad? Haz algo con esta atmósfera”.

“!?”

Susurró al oído de Allen. Allen le envió a Vanessa una mirada como si estuviera viendo a un superior que lo iba a enviar a una misión suicida.

“¡Eso es demasiado irrazonable! Aunque es una niña pequeña, la otra parte es la hija del Rey Demonio, ¿¡sabes!? Si por alguna casualidad hiero sus sentimientos… ¿¡me estás diciendo que muera!?”

“Desde el principio eres alguien que está dedicando su vida por el país ¿verdad? Está bien, ve”.

“¡Eso es demasiado cruel! ¡O mejor dicho, si se trata de dedicar la vida al país tú eres igual!”.

“Mi vida ya pertenece a Kousuke-san. No puedo morir por el bien del país”.

“¿¡Aunque eres agente de la agencia de seguridad!?”

Allen y Vanessa estaban actuando como un dúo cómico susurrando, pero la mirada mutua de Myu y la Jefa Magdanese estaba completamente inalterada.

“… ¿Re, Remia? ¿Qué está haciendo Myu?”

Yue también estaba inusualmente desconcertada y pidió ayuda a la verdadera madre de Myu. Remia sonrió “Ara ara, ufufu”… y rápidamente desapareció a la cocina diciendo “Prepararé otra porción de té” mientras decía “Ara ara, ufufu”.

“S, Se escapó, dejándonos atrás”.

“… Maldita seas, Remia. Qué brillante retirada”.

Kaori levantó su cintura diciendo “A, Ayudaré――”, pero Shizuku la interceptó con un firme agarre en su hombro. “Más bien, yo ayudaré――”, estaba en el proceso de decir eso, pero Kaori también la agarró sólidamente del hombro.

La atmósfera que fue provocada por Myu y la jefa tenía una extraña tensión en ella, al punto que incluso las veteranas esposa~s no pudieron soportarlo.

No se sabía si las dos en cuestión podían escuchar el tumulto de los alrededores, pero finalmente Myu rompió el estancamiento.

“Jefa-san”.

“¿Qué es?”

“¿Papá da miedo? ¿Y todas la Onee-chans también?”

“…”

Al instante, Yue y las demás dijeron “Geez, Myu, ¿¡estás provocando en este momento!?” mientras le lanzaban una mirada como si parecieran una niña aterradora. Pero el estado de Myu que no parecía divirtiéndose en lo más mínimo hizo que inclinaran la cabeza de inmediato.

Por otro lado, la Jefa Magdanese se quedó sin palabras. Estaba justo en frente de esas “Onee-chans”. Se preguntó cuál era la respuesta correcta. No había forma de que pudiera dar una réplica evasiva, ya que aunque la otra parte era una niña, seguía siendo la amada hija del Rey Demonio.

Pero mientras estaba al final de su ingenio buscando la mejor respuesta, Myu tomó acción. Su pequeño dedo tocó cómodamente la mano de la Jefa Magdanese.

“No está temblando, pero lo está”.

Palabras contradictorias. Sin embargo, la Jefa Magdanese no pudo negar nada. Porque pensó que había sido vista a través.

La Jefa Magdanese tenía la confianza de que no sería vista a través incluso cuando se enfrentara a la máxima autoridad de un país extranjero o a terroristas, pero parecía que la hija del Rey Demonio tenía mejores ojos incluso que ellos.

Como se esperaba de la hija del Rey Demonio, era un poco demasiado anormal, lo que la hacía apta para ser llamada así. Pensar que incluso tenía ese tipo de habilidad. ¿O tal vez también recibió una herramienta única de su padre al igual que el lord?

Si ese era el caso, se estaba dirigiendo a ella en este tipo de momento con algún tipo de objetivo…

Cuando la Jefa Magdanese aumentó su vigilancia al mismo nivel que cuando estaba frente a Yue, Myu la miró fijamente una vez más mientras preguntaba.

“¿La Jefa-san está protegiendo a mucha gente?”

“… Sí, es correcto”.

“¿Tienes un poder asombroso que te permite proteger a mucha gente?”

“No. No tengo un poder asombroso como todos ustedes”.

“Aunque estés temblando y no tengas poder, ¿los protegerás?”

“Ese es mi trabajo. Pero, es correcto. Sobre no tener poder, tendré que corregirte un poco en eso”.

Contra una niña pequeña como su compañera de conversación, dejando de lado sus palabras, la Jefa Magdanese le estaba dando a Myu una respuesta seria sin menospreciarla en lo más mínimo. Su mirada fluyó hacia Allen y Vanessa.

“Ellos, el personal de la agencia que confían en mí, son mi fuerza. Y entonces, también estoy confiando en ellos. Son exactamente el “poder asombroso” que ejerce el jefe de la agencia de seguridad nacional”.

Allen dijo “¡JEFA!” con lágrimas en los ojos, mientras que Vanessa tomó una pose chuuni. ¿Era la pose de un águila salvaje?

La jefa actuó como si no lo viera.

Myu continuó mirando fijamente “Jii” a la Jefa Magdanese. Cuando escuchó esas palabras, en un segundo, su boca formó una amplia sonrisa como si estuviera convencida de algo. Fue un gesto que hizo que la expresión seria anterior que incluso emitía una atmósfera tensa se sintiera como una mentira. Se sentía como si alguien pondría una cara cálida al ver eso.

Incluso la Jefa Magdanese no fue una excepción. Su expresión se volvió un poco sorprendida.

Myu habló con tal Jefa Magdanese con un rostro algo feliz.

“Verás, Jefa-san. Myu también, tampoco tiene ningún poder nano”.

“¿Eh?”

Las pupilas de la Jefa Magdanese se convirtieron en puntos. Cuando había estado alzando la guardia preguntándose qué clase de poder absurdo tenía esta niña pequeña ante sus ojos, en realidad resulta que era una chiquilla impotente.

Yue y compañía también abrieron mucho los ojos al escuchar las palabras de Myu. Remia estaba asomando secretamente su rostro desde la cocina.

“Myu no podría hacer nada sin recibir ayuda nano. Myu no podría proteger a nadie y no podría vencer a los tipos malos nano”.

Eso no era cierto, pensaron Yue y las otras, especialmente Kaori y compañía que estaban en ese lugar en ese momento.

Una vez, Hajime se desesperó y se transformó en una encarnación de destrucción. En ese momento, quien se interpuso en su camino fue este pequeño héroe. Incluso dentro de la tormenta que borraría su existencia con solo ser tocada, Myu no dio ni un solo paso atrás.

Al recordar eso, Yue y las demás asintieron 「Ah, ya veo」.

La razón de la repentina acción de Myu. Eso era, seguramente, porque sentía simpatía.

Ella misma no tenía poder. Sin embargo, también tenía algo que quería proteger, algo por lo que debería luchar.

La Jefa Magdanese era igual que ella, sin embargo, esta mujer había protegido a muchas más personas que ella, en mucho más tiempo.

Por lo tanto, el interés de Myu se sintió fuertemente atraído por ella.

La mirada de Yue y las demás se volvió cálida ante la inesperada emoción de Myu.

A pesar de que se le habían dado numerosos artefactos y crecía día a día al recibir la educación especial de las Onee-chans, parecía que Myu no se había vuelto arrogante. Del hecho de no haberse obsesionado con la fuerza, ella era sin duda la hija del Rey Demonio a pesar de que no estaba relacionada por sangre con él.

“Sobre tu pregunta de ahora”.

“¿Myu?”

Myu inclinó la cabeza. La Jefa Magdanese le devolvió una mirada directa mientras respondía.

“Tengo miedo de tu padre. Todas tus hermanas mayores también dan mucho miedo. Después de todo el “poder asombroso” que mencionaste es algo que puede destruir completamente lo que considero importante. Me siento realmente aterrada”.

“Mi… Papá y también todas las Onee-chans no harán nada como eso nano”.

“Si. Así parece”.

Siempre que nosotros, o cualquier otra persona, no hiciéramos “algo estúpido”. La Jefa Magdanese agregó eso dentro de su corazón mientras continuaba.

“También creo eso debido a la charla en este momento. Lejos de eso, siempre y cuando nuestros intereses coincidan seguramente seremos capaces de cooperar entre nosotros. Decir esto probablemente no hará que tus hermanas mayores se sientan bien, pero esa “cooperación” también se convertirá en mí, en la fuerza de la agencia de seguridad”.

Vine aquí hoy para eso, dijo la Jefa Magdanese.

Cuando la Jefa Magdanese envió una mirada a Yue y las demás, estas se encogieron de hombros con una sonrisa irónica. Rezo para que la “cooperación” no se convierta en nada como “hacer uso”, por el bien de ambos lados… La Jefa Magdanese ciertamente leyó esas palabras implícitas entre líneas y asintió.

Y entonces:

“Por eso, tú también has eso. Crea muchas personas que cooperarán contigo. Toda esa gente se convertirá en tu fuerza. Si haces eso, seguramente podrás proteger lo que quieres proteger y luchar contra lo que quieres luchar. Eres la hija del Rey Demonio. Entonces deberías poder hacerlo mucho mejor que alguien como yo”.

La Jefa Magdanese terminó con una mirada que, aunque estricta, contenía bondad en alguna parte.

Por un momento, Myu miró fijamente “Jii” a la Jefa Magdanese. La Jefa Magdanese también vio a Myu. Sus expresiones eran mutuamente rígidas sin ninguna sonrisa, pero no había ninguna tensión extraña como antes en lo más mínimo.

Si bien nadie decía nada, al poco tiempo Myu mostró una sonrisa suave que era la misma que antes, pero aun así más cálida y esponjosa.

Inmediatamente después de eso, Myu se subió de repente al regazo de la Jefa Magdanese.

En respuesta a esto, incluso la Jefa Magdanese pareció sorprendida. Inusualmente, aceptó en silencio el lindo acto agresivo de Myu con una postura como si estuviera apuntada por un arma.

Allen dijo “Awawa, hacerle eso a la Jefa… ¡Jefa! ¡Por favor no te enojes!” luciendo muy nervioso mientras se cubría la boca con las manos, al mismo tiempo Vanessa veía fijamente la rara escena. Durante ese tiempo, Myu le confió su espalda a la rígida Jefa Magdanese y movió alrededor su trasero para ponerse cómoda.

Cuando finalmente encontró la mejor posición, miró a la Jefa Magdanese y habló. Junto con la mejor y más deslumbrante sonrisa.

“¡Sharon-obaachan! ¡Myu hará todo lo posible!”

“!?”

“¡¡KRAKKATOOOOMM!!”, todos allí alucinaron la escena de la Jefa Magdanese siendo impactada por un rayo.

“¿Sha, Sharon-obaachan?”

Repitió la Jefa Magdanese con voz ronca. Ella, que lo había dedicado todo hasta ahora por la protección del país, nunca había sido llamada así.

Allen dijo “Awawa, hacerle eso a la Jefa… ¡Jefa! ¡Por favor no te enojes! ¡Por la seguridad del país!” luciendo muy nervioso mientras se cubría la boca con las manos, al mismo tiempo Vanessa seguía presionando sin para su cámara ante la rara escena. Durante ese tiempo, Myu estaba enviando una mirada hacia arriba a la rígida Jefa Magdanese mientras se inquietaba.

“Obaa-chan de Myu… ¿No es bueno que Myu haya dicho eso?”

“Soy la Sharon-obaachan de Myu, ¿sabes?”

Fue una respuesta instantánea. Con una expresión tensa y seria, la jefa de la agencia de seguridad nacional de 『Gran Bretaña』, ¡cayó!

Los ojos de Allen se abrieron inmediatamente en estado de shock, mientras que Vanessa gritaba “¡N, No quiero este tipo de Jefa!”. (Ex: Nosotros no queríamos este tipo de agente y aun así aquí estás)

Yue y las otras pensaron: 「¿Eh? Se siente como un déjà vu… ah, es lo mismo que esa vez con Okaa-sama y Otou-sama」.

La expresión de Myu se convirtió en una expresión brillante sin importarle el entorno.

“¡Sharon-obaachan! ¡Quédate aquí por hoy nano! ¡Habla con Myu nano!”

“Eh… S, Supongo. Pero Myu, Sharon-obaachan también tiene que trabajar en el hotel después de esto…”

Este fue un viaje repentino, y aunque era de noche en 『Japón』, en 『Gran Bretaña』 todavía era de día. Había varias cosas que tenía que hacer, como informar el resultado de la conversación y también el contenido de la misma a la sede de la agencia de seguridad, e igualmente debía recibir un informe de allí.

Incluso Myu pudo adivinar eso.

“Es un trabajo importante. Por favor entiende. Myu es una buena niña, ¿verdad?”

“… Sí nano. Myu es una buena niña”.

Abatimiento, tristeza. Aunque estaba hablando con comprensión, Myu pareció absurdamente deprimida al ver que su invitación para pasar la noche fue rechazada.

Y así, Sharon-obaachan:

“Allen. Escribiré mi carta de renuncia. Por favor ocúpate del resto”.

“¿¡Jefa!?”

“No es Jefa. Es Sharon-obaachan”.

¡Una declaración firme! ¡La Jefa Magdanese, llamada la piedra angular de la seguridad nacional, abandonó la protección del país!

Todo fue por el bien de la amada nieta. ¡La Jefa Magdanese renunció y se convirtió en Sharon-obaachan!

Por el momento, Allen puso los ojos en blanco y se desmayó. Parecía que la jefa a la que respetaba inesperadamente fue sobrecargada en la capacidad de su corazón. Incluso Vanessa estaba retrocediendo aterrorizada.

“At, Aterrador… ¡Nuestra Jefa fue completamente sometida por la hija del Rey Demonio!”

“Vanessa. Entiendo tus sentimientos, pero cállate un poco”.

Incluso mientras hacía tal tsukkomi, Emily también le estaba enviando a Myu una mirada de estremecimiento. Lo que era aterrador no era solo la jefa que estaba tomando una acción imposible, sino que fue Myu quien la obligó a hacer tal cosa.

“… Nn-. Ee~rr, ¿Magdanese?”

La situación se había vuelto extraña, por lo que la primera esposa, Yue, avanzó. Sharon-obaachan habló con una expresión seria.

“Em. Yue. Quiero adoptar a Myu en la familia Magdanese. ¿Lo permitirás?”

“… Obviamente no está permitido”.

La mirada de reproche de Yue apuñaló hacia adelante.

Parecía que la Jefa Magdanese había perdido de alguna forma la cordura por el ataque moe sin precedentes.

Miradas temblorosas se vertieron una vez más hacia Myu, quien había derretido a la mujer de hierro hasta niveles flácidos.

“¿Myu?”, no parecía que Myu entendiera lo que había hecho, tal vez esa era la salvación mínima que podía tomarse aquí.

Si actuó mientras apuntaba a esto, sí, si por ejemplo procedió intencionalmente con el fin de obtener “cooperación”, entonces Myu ya debería ser llamada no una bruja sino como una pequeña bruja. En cierto sentido, era más mágica que Yue y las otras.

“¿Vas a dejar de ser “Jefe-san”, Sharon-obaachan nano?”

La expresión de Myu se volvió triste. La cara de la Jefa Magdanese se volvió “!?”.

“¿Es culpa de Myu?”

¿Fue quizás porque estaba actuando triste…? Pensando eso Myu se deprimió.

Y así, la Jefa Magdanese:

“Myu, hablemos de nuevo lentamente la próxima vez. Sharon-obaachan tiene que trabajar después de esto”.

Declaró eso con una expresión tensa y seria. Parecía que retractó su declaración de renuncia. Allen también expuso su felicidad “¡Regresó! ¡La Jefa ha vuelto a la normalidad!” mientras revivía.

La expresión de Myu también se volvió igualmente tensa y saludó por alguna razón.

“¡Trabaja duro en el trabajo nano! ¡Jefa Sharon-obaachan!”

La expresión de la Jefa Sharon-obaachan, que era constantemente fría hasta el extremo como la tundra, se estaba derrumbando en un rostro descuidado como si fuera una pesadilla y devolvió el saludo.

Emily dijo.

“Esa Jefa está poniendo ese tipo de cara… como pensaba, en la familia Nagumo incluso la niña pequeña es terrorífica. ¿No es así, Kousuke?”

“¿Qué, solo te diste cuenta de ello tan tarde, Emily?”

Todos pensaron.

「¿¡Estás allí!?」

A pesar de que Yue lo trajo aquí, pero solo por estar un poco callado sin hablar, incluso las esposa~s se olvidaron de Kousuke-kun (clon).

En cierto sentido, también era igual cuando se hablaba de ser terrorífico.

(Ex: No mentiré, me sorprendí tanto como el resto al notar a Kousuke, no recordaba en absoluto que estaba allí)


Después de eso, Emily salió de la casa Nagumo y fue a la casa de Kousuke.

Yue también podía enviarlos a la casa Endou usando teletransportación, pero el personal de la agencia que estaba esperando afuera había preparado vehículos, por lo que Kousuke se negó.

La Jefa Magdanese, Allen y varios guardias se dirigieron a su hotel de inmediato. Ya era tarde en la noche con el reloj apuntando a las nueve en punto, por lo que retrasarían la reunión con la familia Endou para el día siguiente. Una vez que terminaran con eso, se prepararían para regresar a 『Gran Bretaña』 a través de la embajada. No tenían registro de salida, por lo que no podían usar un vuelo normal.

En cuanto a Kousuke, él junto con la familia Grant, Vanessa y tres guardias a quienes conocía bien por proteger a la familia Grant usaron carros para dirigirse a la casa Endou.

En la entrada, una mujer que parecía una autoridad importante estaba rodeada de hombres extranjeros con aspecto severo…

Esa mujer trató a la gente de la familia Nagumo con cortesía.

Luego, varios autos tipo sedán negro que se obtuvieron de quién sabía dónde…

Los vecinos observaban debidamente incluso a las nueve de la noche. “¡Es el lugar de los Nagumo-sans otra vez! ¡Es mafia! ¡Mafia extranjera viene a saludarlos! ¡Qué hacemos, Querido!” “¡Oi! ¡Siempre te he dicho que no mires así! Hay un límite incluso para ser descortés… hmm, no importa cuántas veces las vea, todas son realmente hermosos eh” “… ¿Querido?”, ese tipo de conversación se desarrollaba aquí y allá dentro de las casas de los vecinos… quizás.

Parecía que la Jefa Magdanese sintió de alguna manera las miradas que se dirigían hacia ellos desde los huecos de las cortinas de esos vecinos. Sus mejillas estaban grandiosamente crispadas. 「Realmente no tiene sentido hacer una charla no oficial」 pensó.

El palacio del Rey Demonio en la zona residencial.

Incluso la Jefa Magdanese fue incapaz de anticipar esto.

Myu, que vino a despedirla, agitó su mano enérgicamente mientras decía.

“¡Sharon-obaachan! ¡Haz tu mejor esfuerzo en tu trabajo nano! ¡Ven a jugar de nuevo!”

“Sí, volveré a jugar. Myu también, si tienes la oportunidad, ven a visitarnos. Sharon-obaachan te llevará a donde quieras”.

La jefa no vino aquí a jugar de ninguna manera. Era imposible para el personal cuyos ojos se abrieron ampliamente en estado de shock por presenciar la pesadilla de una jefa dere, el hacer tal tsukkomi.

“¡Contrólate, Allen! ¡Protege a Sharon-obaachan! Nano”.

“¿¡Eh!? ¿¡Solo yo soy llamado sin honorífico!? ¿¡Lo que es más con un tono de alguna manera importante? ¡Tú “nano” ahí sonaba como una adición sin importancia, sabes!”

Seguramente Myu tenía un ojo perspicaz para discernir a la gente. Durante el breve período de espera por los carros, hubo tiempo para que el grupo de 『Gran Bretaña』 y la familia Nagumo charlaran con Myu como centro, pero durante ese breve tiempo, Myu parecía haber adivinado por el comportamiento de su entorno la forma correcta de interactuar con Allen. (Ex:…)

¿Estoy en lo cierto? Myu miró a Vanessa preguntando. Vanessa le envió un firme pulgar hacia arriba. (Ex:…)

“¡Endou también! ¡Protege a Emily-oneechan correctamente! Nano”.

“Yo también como esperaba eh…”

Kousuke se rio secamente a la vez que a su lado Allen caía a cuatro mientras gritaba “Incluso una niña pequeña-, incluso una niña pequeña me trata así-. ¡Dios! ¿¡Hay una chica amable para mí en este mundo!?”. Amablemente le dio una palmada en el hombro al asesino profesional que estaba molestando a los vecinos. (Ex:…)

Kousuke estaba poniendo ojos gentiles. Allen sonrió con ojos llorosos diciendo “Aby-san, mi amigo íntimo”, Kousuke también dijo “Dejando de lado el ser amigo, mi nombre es Kousuke” y le devolvió una sonrisa.

Así, Kousuke y compañía se marcharon de la casa Nagumo.

Se dividieron en dos carros y se dirigieron a la casa Endou.

En el primer auto, Kousuke y Emily se sentaron en el asiento trasero, Vanessa en el delantero, mientras que uno de los guardias conducía. En el segundo carro, la madre de Emily, Sophie, Carl y la abuela Sierra se sentaron en el asiento trasero, al mismo tiempo que los dos guardias restantes se sentaron al frente. Ese fue el arreglo.

El tema en el interior del carro era, naturalmente, la historia de la jefa dere dere. Vanessa envió de inmediato la cara sonriente de la Jefa Magdanese a Bernard y los otros en el cuartel general. Justo ahora, la sede seguramente estaba cayendo en caos. Cuántos puntos SAN disminuirían del personal…

La principal culpable del ciberterrorismo fue su compañera de trabajo, la SOUSAKAN.

“Si no lo haces con moderación, la Jefa volverá a destruir tus cosas importantes, ¿sabe?”

“Sin embargo, Lyle-san. Si este tipo de información importante se mantiene en secreto, me juzgaran antes de ser condenada por mis colegas”.

El conductor, el guardaespaldas Lyle O’Connor, su edad estaba en la mitad de los treinta. Un hombre que se veía bien con un corto bigote negro, sonreía con ironía.

De esa forma estuvieron avanzando un rato emocionados. En el momento en que faltarían diez minutos más antes de que llegaran a la casa Endou, sonó el teléfono de Vanessa.

Cuando miró la pantalla, allí estaba la letra “M”. En otras palabras, era de la jefa-sama. La tez de Vanessa palideció en un instante. Se preguntó si ya se había descubierto su crimen.

Sin embargo, esta fue la llamada de la reina absoluta. ¡Apretó el botón de contestar rápidamente sin dudarlo!

“S, Si, aquí Paradis dessu. Je, Jefa――”

「¡Paradiiis! ¡Estamos bajo ataque! ¿¡Cómo está la situación allí!?」

Un grito enojado resonó dentro del carro. Ese fue sin duda el alarido de la Jefa Magdanese que comunicó la situación de emergencia.

Al mismo tiempo,

“¡Lyle-san-! ¡De la derecha!”

“!? ¡Shield 2-! ¡Enemigo-! ¡Desde las tres en punto!”

Al mismo tiempo con la advertencia de Kousuke, el guardaespaldas Lyle usó su radio para contactar al carro detrás de él mientras pisaba el acelerador con una increíble velocidad de reacción. El pisar el pedal rápidamente fue para evitar que el enemigo bloqueara su ruta.

Pero fue un desastre que el carro no fuera el auto exclusivo habitual de la agencia. El coche no aceleró tan rápido como imaginaba. Permitió que el automóvil que venía cargando desde la derecha se estrellara contra el maletero.

“¿¡Kyaa!?”

“¡Emily!”

Inmediatamente después de la colisión, Kousuke abrazó a Emily, por lo que esta no parecía herida. Aun así, fue un choque de un carro que venía corriendo a gran velocidad. El impacto fue algo grande.

Además, debido a que el carro recibió un impacto en la parte trasera, el auto de Kousuke y compañía estaba girando. El guardaespaldas Lyle manejó el volante con un aspecto desesperado para enderezar el equilibrio del vehículo.

Estaban en un cruce en ese momento, por lo que el espacio era bastante grande. Gracias a eso de alguna manera pudieron evitar chocar contra la valla de contención o la pared. Incluso con el humo blanco que se elevaba por la fricción de los neumáticos, los carros se detuvieron de alguna manera.

“Maldita sea. ¡Shield 2!”

「¡Aquí Shield 2! ¡No hay problema de este lado! ¡Dos faros a las seis en punto! ¡Cinco siluetas a nuestro alrededor!」

“¡Recibido! ¡Nos retiramos de aquí!”

En respuesta al grito enojado del agente Lyle, el carro detrás; el nombre clave Shield 1 se refería al agente Lyle, mientras que Shield 2 era el agente Rob Garret quien conducía el auto en el que viajaban Carl y compañía, informó de la situación.

El agente Lyle escuchó eso mientras pisaba el acelerador una vez más para partir de inmediato. Pensando en la advertencia de la jefa justo antes de esto, no había forma de que fuera solo un accidente. Era imposible quedarse en este lugar.

Afortunadamente, el carro que chocó contra ellos impactó contra la valla de contención y no se movía. Shield 2 fue capaz de seguir a Shield 1 sin problemas.

Pero justo después de que el auto de Kousuke y compañía acelerara con una fuerza que hizo que los neumáticos dejaran marcas de derrape, alguien vino corriendo desde el frente. Era un japonés de unos treinta años. Ese hombre vino desde adelante hacia el carro de Kousuke y compañía el cual se movía rápido.

Sin pausa, el hombre saltó sobre el capó del coche. Sin importarle que el carro estuviera en marcha, empezó a golpear el cristal delantero con un martillo que sostenía.

“¿¡Qué cojones con este tipo!?”

“No me digas, ¿¡ellos también están en 『Japón』!?”

Kousuke, el cual cubría a Emily, miró al hombre que estaba rompiendo el cristal delantero y gritó. El agente Lyle pisó el freno con fuerza mientras el carro avanzaba rápidamente, lo que hizo que el hombre saliera volando. Durante ese tiempo, Vanessa gritaba por su teléfono.

“¡Jefa! ¡Ahora mismo estamos bajo ataque! ¡No hay heridos! El atacante es un hombre de unos treinta años. ¡Un japonés! ¿¡La situación ahí!?”

「Alonso fue herido por un disparo. No hay ningún peligro para su vida. Los atacantes son en su mayoría japoneses. Uno de ellos es un policía. Ahora mismo Allen los está reprimiendo. Nuestro carro choco. Actualmente viajamos a pie. El número de transeúntes y autos aquí son anormalmente pocos. Estamos planeando regresar a la casa Nagumo de alguna manera.」

“Recibido. Después de agruparnos con la familia Endou también nos dirigiremos a la casa Nagumo”.

Una atmósfera ligeramente aliviada fluía. Vanessa mantuvo el teléfono en modo altavoz mientras veía a Kousuke a través del espejo trasero.

“Kousuke-san, la información de los atacantes. Por tu reacción de ahora sabes algo, ¿verdad?”

“Sí. Estos tipos――¡vienen de nuevo!”

El clon ya transmitió la información sobre este ataque a su cuerpo principal. Del mismo modo, la información que Kousuke obtuvo de su conversación con el profesor Littman también fue compartida. Iba a transmitirla, sin embargo, antes de que pudiera un camión de tamaño mediano salió corriendo desde la dirección frontal del cruce.

Mirando más de cerca, era un camión que era famoso por su servicio de mudanzas. Y los ojos del conductor brillaron en rojo, al igual que el atacante anterior.

“No es bueno, el ancho de la carretera. ¡Aby!”

“¡Es Kousuke!”

Con el ancho de la carretera era imposible evitar por completo la carga desde el frente del camión de tamaño mediano. Incluso si el carro se movía para esquivar, si el oponente quisiera podría moverse, sin embargo, chocarían de todos modos con el ancho de la vía.

El agente Lyle, que concluyó eso, gritó. Kousuke dio su respuesta habitual antes de pulverizar la ventana con un codazo, luego lanzó su kunai.

“¡Todos, agárrenme!”

Kousuke sostuvo a Emily con una mano mientras la otra se extendía. Vanessa y Lyle agarraron esa mano.

Al momento siguiente, la luz del camión cubrió su visión. El camión estaba tan cerca que era como una pared.

Y entonces, impacto. Un terrible sonido estrepitoso reverberó. El carro de Kousuke y compañía se lanzó hacia adelante con un lado flotando en el aire. Su frente estaba aplastado. La parte trasera del camión de tamaño mediano también estaba flotando――

Kousuke y compañía miraron esa escena desde un camino un poco lejano. Era imposible incluir el carro, pero teletransportar a cuatro personas no fue un problema.

El camión y el auto rebotaron varias veces antes de detenerse. El conductor tenía la cara enterrada en la bolsa de aire sin mostrar ningún signo de moverse. No tuvieron tiempo de confirmar si había muerto o no.

Kousuke suspiró mientras murmuraba.

“Es como ver una película de zombis”.

“Ese es mi género favorito, pero ahórrame experimentarlo de verdad”.

La gente salía en multitud desde los edificios circundantes. De un vistazo todas eran personas que se podían ver en cualquier lugar. También había bastantes extranjeros, pero alrededor de la mitad eran japoneses. Sin embargo, los ojos de todos brillaban de rojo.

“Kiki-”, el sonido de frenado resonó y el carro de atrás se detuvo frente a Kousuke y compañía.

“¡Emily! ¿¡Estás a salvo!?”

“¡Padre! ¡Sí, estoy bien!”

Carl no pudo contenerse y se asomó por la ventana, llamando a Emily.

El agente Rob lo detuvo mientras levantaba la voz hacia Kousuke y compañía.

“Si necesitan el carro nos quedaremos atrás, ¿qué van a hacer?”

Un auto no sería suficiente para todos aquí. Por lo tanto, Rob preguntó si Kousuke, Emily y Vanessa viajarían en el carro restante mientras los tres guardaespaldas se quedaban atrás. Fue una suerte que el camión se volcara y no bloqueara el camino. Si fuera ahora, el coche podría deslizarse por el costado.

Se acercaban figuras de personas. También vinieron varios autos.

Y entonces:

――GIIiIIIIIH-

――AaAAAAAAA-

Repulsivas voces reverberaron. Innumerables sombras corrían por la pared y el suelo circundantes. La luz se desvaneció de los edificios de los alrededores para cuando se dieron cuenta, e incluso el semáforo que estaba un poco lejos se estaba apagando en este momento.

“O, Oi oi… ¿Qué es esta vez?”

“Parece que es fantasía de nuevo, ¿sabes?”

El agente Lyle sacó su pistola mientras se empapaba de sudor frío. Vanessa habló con frivolidad, pero su expresión era afilada. No había la menor señal de su habitual estupidez.

Las luces de la calle parpadeaban de forma anormal. Se estaban desvaneciendo a la vez partiendo de las más lejanas. En la noche de cielo nublado donde ni siquiera había luz de luna, la luz artificial apagándose era como si se acercara un muro de oscuridad.

Al mismo tiempo, innumerables voces resonaron dentro de la cabeza de Kousuke.

Esa fue la voz telepática de los artefactos que fueron suministrados a todos sus compañeros.

「¿¡Oi-, me escuchan!? ¡Es Sakagami aquí! ¡Por alguna razón soy atacado por tipos extraños!」

「¿¡Todos-, pueden oírme!? ¡Esta es Nana! ¿¡Se siente como si hubiera algo extraño en mi casa!? ¡Que alguien me ayude!」

「¡Yuukaaa! ¡Nanaaa! ¡Ahora mismo estoy afuera, pero está completamente oscuro a mi alrededor! ¡Puedo oír susurros! ¡No soy buena con el horrorooooor! ¡Ayudaaaa!」

「¿¡Taeko!? ¡Esta es Yuuka! ¡También me atacan aquí! ¡Los atacantes son extranjeros, además hay algo invisible!」

「¿¡Ustedes también!? ¡Este es Kentarou! ¡Estoy con Juugo ahora! Puedo escuchar una voz repugnante aquí, pero no puedo ver su figura. ¿¡Ah, Juugo!? ¿¡Estas bien!?」

「¡Atsushi aquí! Los ojos de estos chicos están rojos, pero no son monstruosos, ¿¡verdad!?, ¿¡es malo cortarlos!?」

「¡Alguien ayúdeme! ¡Es Saitou! ¡Shinji está extraño! No, normalmente ya es extraño, pero esto no es eso, ¡de alguna manera se está riendo locamente! Ah, no, normalmente también suele reír a veces, pero… de todos modos, ¡algo es extraño!」

「¿¡Eh!? ¿¡Todos también!? ¡Soy Suzu! ¡Cuando entré al baño, algo salió! En este momento lo estoy reprimiendo con una barrera, pero ¿¡qué es esto!?… siento que mi cabeza se está volviendo extraña.」

Los contactos de emergencia vinieron de los compañeros de clase uno tras otro.

Es más, Kousuke, el teléfono del cuerpo principal estaba sonando. El clon y el original estaban en un estado de compartir información, por lo que la conversación se transmitió en tiempo real.

「¡Kou-niii! ¡Ayuda! ¡¡Otou-san está!!」

La voz de la jefa provino del teléfono de Vanessa que aún estaba en llamada.

「Hubo contacto hace un momento. La sede está siendo atacada. Paradis, únete a nosotros rápidamente.」

Esta noche, bajo este cielo nublado, parecía que los demonios y adoradores que estaban poseídos por demonios comenzaban a moverse.

“¡Kousuke!”

La voz de Emily. La última farola finalmente se apagó. Vanessa y compañía encendieron linternas, pero incluso eso se disipó de inmediato.

Mientras la oscuridad los envolvía, la reverberación de chillidos agitó sus mentes…

“¿A quién creen que le están ladrando?”

Kousuke se puso las gafas de sol.

A pesar de que el entorno estaba completamente oscuro.


Autor: Muchas gracias por leer esto cada vez.

Muchas gracias también por los pensamientos, opiniones e informes sobre errores ortográficos y palabras omitidas.

En el capítulo anterior había una escena en la que Kousuke confirmaba la seguridad de Emily y los otros, pero la corregí.

Pensándolo cuidadosamente, Yue trajo su clon para poder compartir información con él.

Sencillamente me olvidé del clon… (Ex: Descuida, yo en este también me olvidé de Kousuke)

Quizás porque estoy escribiendo esto al mismo tiempo que el trabajo para la publicación del octavo volumen que se planea vender el próximo mes, recientemente la historia se siente repetitiva pase lo que pase, mis disculpas.

Pronto mi trabajo de publicación también terminará, así que a partir de la semana que viene creo que podré desarrollar la historia un poco más adecuadamente.

Además, me da vergüenza anunciarlo aquí, pero al mismo tiempo que el octavo volumen, también se planea lanzar el tercer volumen del manga y el primer volumen de la versión Nichijou.

A continuación, se muestran sus portadas.


Anterior |Índice| Siguiente

5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
rick4421
rick4421
hace 8 meses

mientras que Vanessa gritaba “¡N, No quiero este tipo de Jefa!”. …..primero mirate un espejo

F por allen y omae wa mou shindeniru para los bastardos >:v

kinsatsujin
kinsatsujin
hace 8 meses

Gracias por el nuevo capitulo… esa habilidad de abyss traspasa incluso la cuarta pared xD

Hajime X Shizuku
Hajime X Shizuku
Respondiendo a  expectro2000x
hace 1 mes

Kousuke: Oye eso es racista
Ex:¿Pero tengo razón?
Kousuke: Tienes razón

5
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x