El extra que nunca muere: Capítulo 16 – 2

<Capítulo 16: Evan D. Sherden. Creando relaciones de mala gana – 2>

 

EZ: Capítulo Semanal de El extra que nunca muere, disfrútenlo y si era ayer que tenia que subirlo pero tuve que hacer algunas cosas que se me comieron el día.


Al notar que el Rey se iba con el Marqués y el Conde Pellati, muchos de los nobles que sólo habían venido por el Rey también eligieron irse.

 

A algunos nobles se les dio residencias separadas como jardines aislados o mansiones.

 

Eligieron ir ahí a descansar, y los únicos que quedaron fueron o bien nobles jóvenes y astutos, nobles interesados en Evan, o los plebeyos.

 

En otras palabras, los que tenían un estatus muy alto no estaban interesados o estaban demasiado cansados para quedarse y se fueron.

 

“Ahora, vamos a ajustar el escenario por un tiempo. Puede ser ruidoso, así que, por favor, tengan paciencia con nosotros.”

 

La segunda mitad de la fiesta estaba a punto de comenzar.

 

“¡Entonces, cambiemos a una canción más emocionante!”

 

“Por favor, ¡hagan las luces un poco más brillantes también!”

 

Lo primero en la agenda – las músicas invitadas de hoy, las chicas laúd, subieron al escenario.

 

Después de ver a Evan de alguna manera, estas chicas se pusieron muy ansiosas e hicieron lo posible por tocar más espléndidamente ante él. Se pusieron los trajes que habían preparado para la segunda parte de la noche y empezaron a tocar canciones con un tempo más rápido.

 

“Me gustó la canción lenta, pero como era de esperarse, estas canciones son la especialidad de las chicas laúd.”

 

“¡Es genial, es increíble!”

 

“Bailar es una necesidad con una canción tan buena. ¿Le gustaría bailar, Mi Lady?”

 

La atmósfera había cambiado en poco tiempo. Cualquiera que encontrara una pareja entre los presentes salía al escenario y empezaba a bailar alegremente. Los empleados de la Farmacia Brotherhood que antes no podían comer o beber adecuadamente y sólo podían ver la ceremonia de manera formal, ahora tenían vía libre.

 

Con todo, el ambiente era animado.

 

“Ra… Raihan. Si te parece bien, ¿qué tal un baile?”

 

“Uh, oh yo? ¿Estás hablando de mí? Soy muy torpe en el baile, pero si te parece bien, me encantaría hacerlo.”

 

Hannah fue la primera en aprovechar esta oportunidad. Ella, que se había preparado de antemano y se había cambiado al vestido de fiesta que Evan le había preparado, estaba muy hermosa. A diferencia de su actitud habitual, Raihan se sonrojó ligeramente por su apariencia y le tomó la mano.

 

Fueron al escenario.

 

“Ah, llego tarde… ¡Ah, ah!”

 

Inmediatamente después de eso, Serpina, que acababa de aparecer también después de cambiarse de ropa, se desesperó al ver a los dos caminando de la mano. Evan dijo en voz baja.

 

“No es que vayan a bailar para siempre. Puedes pedirle que baile la próxima canción”.

 

“No, ¿pero esa mujer no tiene orgullo? ¿Cómo puede una mujer pedirle a un hombre que baile primero?”

 

“¿Por qué importa el género y el orgullo? Si quieres bailar con alguien, tienes que preguntar primero. Gracias a esa mentalidad, ella fue la primera en subir al escenario con él, ¿verdad?”

 

Por supuesto, Serpina sabía todo eso. Estaba abatida porque había perdido la primera oportunidad. Evan se rió de Serpina, que estaba pateando el piso en su frustración y comenzó a comer una galleta.

 

Pero entonces, una fina mano fue colocada en su hombro. Era Serena.

 

“Evan Oppa, quiero bailar contigo”.

 

“Ah…”

 

Fue entonces cuando Evan se dio cuenta de que había estado cavando su propia tumba. Miró a Serpina, esperando que la salvara, pero ella sólo sonreía. Todo lo que Evan podía hacer era sonreír a cambio.

 

“Recibió una petición de baile de la Princesa y también es el Maestro Evan. Esa chica fue tan valiente, que no podría decirle que no, ¿verdad? Porque el corazón de una mujer es delicado”.

 

“No puedo decir nada seguro sobre Evan. Porque quién sabe, puede estar poseyendo el corazón de acero que rompería el corazón de cristal de la doncella”.

 

“¿No crees que sería realmente cobarde si realmente negara su petición?”

 

“¡Vamos, Oppa!”

 

Evan estaba aturdido por la aparición de la Princesa sosteniendo su mano sin siquiera considerar sus intenciones, pero por supuesto, no quería rechazarla.

 

¿Por qué? ¡Porque ya había declarado con éxito que iba a ser el Comandante de los Caballeros del Calabozo!

 

A menos que el Rey esté loco, no hay forma de que se case con una Princesa que esté atada al calabozo en el futuro. Incluso si la Princesa hiciera la ridícula demanda de convertirse en un Caballero del Calabozo, no estaría de acuerdo.

 

Evan tembló, recordando el momento en que Serena y Arisha se le habían acercado al mismo tiempo, y ambas habían expresado su deseo de unirse a los Caballeros del Calabozo.

 

Él las había alejado y escapado de ahí después de presentar la excusa de que no estaba recibiendo suficientes recursos todavía.

 

Serena, que ya le había hablado una vez de sus motivos, era otro asunto, pero ¿por qué demonios quería Arisha convertirse en miembro del escuadrón de los Caballeros del Calabozo en lugar de unirse a las fuerzas de Pellati?

 

Miró hacia atrás. Arisha lo miraba fijamente. No podía entender realmente lo que ella estaba pensando.

 

‘Eso está bien pero… no le gustó mucho, ¿verdad?’

 

Él realmente esperaba que no. Aun así, no pudo evitar la sensación de que ella podría estar interesada en él. Mientras Evan se estremecía, Arisha ladeó la cabeza. Si realmente miraras sus ojos desde la misma perspectiva que los de Evan, entonces notarías que algo era extraño en ella.

 

Él se alejó de ella.

 

“Evan es muy popular. Eso es muy visible porque puedo ver a muchas personas atractivas y geniales a su lado. ¿Cómo se llama esa chica?”

 

“Es Arisha von Pellati. Es hija de otra familia que gobierna una ciudad calabozo. Sólo la he visto una vez, y apenas me conoce.”

 

“¡Bien, entonces, bailemos!”

 

Mientras Evan y Serena se dirigían al centro del escenario, las parejas que ya estaban bailando se movían a los lados para darles espacio para moverse. Era natural porque, después de todo, sabían quién era el protagonista del día.

 

“Oye, ellos realmente… realmente se están tomando de la mano.”

 

“Sí”.

 

“Por cierto, el maestro Evan será el nuevo comandante de los caballeros del calabozo, ¿verdad? Huh, entonces, ¿por qué lo eligió?”

 

Se oían susurros aquí y allá, pero a la Princesa no le importó en absoluto y se acercó a Evan.

 

Evan sonrió amargamente, agarrando su mano suavemente, y corrigió su postura. Serena sonrió.

 

“¡Sí, vamos a bailar ahora!”

 

“Huh”.

 

La cortesía parecía ser perfecta, ya que una niña pertenecía a la Familia Real, y el otro era el hijo de un noble.

 

Entre los jugadores, los bailes de pareja en el mundo de la Gran Guerra Yo-Ma eran más aristocráticos e infames que los bailes del mundo real.

 

El baile, que se llamaba el vals en los tiempos modernos, era un baile vigoroso y alegre en el que alguien se movía en un círculo con una pareja en un ritmo de tres cuartos. Se había convertido en una necesidad que todo noble tenía que aprender, especialmente los más jóvenes.

 

“El Maestro Evan y la Princesa Serena están bailando.”

 

“Los dos se ven muy lindos juntos. También bailan bien.”

 

“El maestro Evan ha estado entrenando y mejorando su cuerpo desde joven. Sus movimientos de baile parecen ser entusiastas. A medida que crezca, será aún más refinado.”

 

Evan y Serena bailaron jovialmente a través del escenario.

 

Aunque a Evan no le gustaba involucrarse con Serena, no significaba necesariamente que no le gustara.

 

Con grandes sonrisas en sus caras, los dos se separaron y luego se unieron de nuevo. El cabello de Serena se agitó mientras seguía con entusiasmo su ejemplo en el baile.

 

“¡Es tan divertido como jugar con una lombriz!”

 

[¡Wow!]

 

Fue un poco extraño que el Slime Rubí no se cayera del hombro de Serena y se pegara a ella durante las vueltas. Evan decidió no pensar mucho en ello.

 

Poco después de terminar la canción, estallaron vítores a su alrededor mientras todos apreciaban sus habilidades con el vals. Mientras Evan pensaba en ello, se había sentido excelente. ¿Fue el resultado de aprender numerosas habilidades de lucha?

 

“¡Bueno, entonces, bailemos una canción más!”

 

“No se puede evitar”.

 

¿O era porque estaba de buen humor?

 

Incluso Raihan, que no había cambiado de pareja desde el principio, bailaba con alegría, aunque el baile le parecía un poco difícil. El ambiente era festivo.

 

“¡Una canción más!”

 

“… ¿Otra vez?”

 

“Pero es aún más divertido que jugar con una lombriz.”

 

“¿Más que una lombriz? Entonces no hay manera de que pueda negarme… ”

 

“¡Eh, te amo, Oppa!”

 

Si era más entretenido que jugar con una lombriz para Serena, ¿cómo podría Evan atreverse a detenerla? A partir de entonces, tuvo que bailar tres canciones más con la Princesa.

 

Finalmente se detuvieron porque la barbacoa de los pinchos se había servido a un lado del lugar de la fiesta.

 

“¿Quién es ese?”

 

“Uh, creo que lo he visto en algún lugar… Oh, ¿no es el hombre que abrió ese famoso restaurante de brochetas en la ciudad?”

 

Lo primero que se vio fue un gran horno y una placa de hierro.

 

Después, vieron aparecer a un hombre de mediana edad con una expresión feroz, el dueño del restaurante de brochetas. Con la ayuda de las sirvientas, se instaló en la esquina del local y encendió el horno.

 

“¿Está realmente bien asar brochetas en un lugar como este?”

 

“¡Sí! Todos disfrutarán de esto.” La sirvienta respondió con una brillante sonrisa. El dueño no pudo ocultar sus preocupaciones, pero aún así organizó la mesa y los utensilios, extendió los manteles y colgó un cartel. Arriba, estaba escrito audazmente “Pinchos Brotherhood”.

 

“Qué…”

 

“¿Pinchos Brotherhood?”

 

Después de bailar tantas canciones, todos estaban hambrientos. Por supuesto, se habían preparado muchos platos en el salón de fiestas, pero ya se estaban empezando a enfriar.

 

En tal situación, el confiable dueño del restaurante había aparecido, esparció la salsa en un gran pedazo de carne, y comenzó a cocinarla en las parrillas.

 

“Esa es carne de monstruo…”

 

“¿Has probado la carne de monstruo? A menos que puedas cocinar la comida muy bien, no te atreves ni a ponerla en un filete.”

 

“¿En serio? Pero, ¿no es venenosa…?”

 

“Cocinar y vender carne de monstruo está prohibido por el Marqués. No puedes cocinar sin su permiso.”

 

Mientras los pinchos se asaban y la fragancia comenzaba a extenderse, más y más pares de ojos se dirigían a la fuente. Por supuesto, Serena tuvo la misma reacción. Habló mientras tragaba saliva.

 

“Bueno, sólo intentaba mostrarle a Oppa mi lado lindo… Aun así, estoy segura de que comer eso también se ve bastante bien, ¿verdad?”

 

“Eso es normalmente el caso… Ah, sí, es verdad.”

 

“¡Sí, entonces vamos a comer!”

 

De hecho, Evan también quería ir y ser uno de los primeros en probar los pinchos. De esa manera, otros nobles podrían unirse a él y comer sin dudarlo.

 

Cuando los dos se acercaron al dueño, pudieron ver a los otros nobles acercarse también.

 

“¿Es esto realmente seguro de consumir?”

 

“¿Crees que los pinchos están bien asados aquí?”

 

“Puedo asegurarle eso”.

 

“¡Entonces comeré todo lo que pueda!”

 

Masticaba la carne de roble élite y la carne de mantis oscura que había sido entregada especialmente para este día. ¡Se mezcló tan bien con la salsa en su boca!

 

“¡Esto es exquisito!” Serena gritó mientras miraba a Evan. Las estrellas parecían estar parpadeando en sus ojos rosados. Incluso mientras comía, se veía bastante encantadora.

 

“Esto es realmente bueno”.

 

“¿Es eso cierto?”

 

“Sí, es muy delicioso”.

 

Serena mojó los pinchos en la salsa y se los metió en la boca. Era muy linda, pero no mostraba ninguna etiqueta en absoluto.

 

Evan sacó un pañuelo y le limpió la boca.

 

Mientras lo limpiaba, le pidió al dueño que asara brochetas más pequeñas para ella.

 

“Me encanta el sabor cuando los como enteros…”

 

“En primer lugar, tenemos que considerar el sabor. No podemos garantizar que todos tengan una personalidad como la Princesa.”

 

“Hmm, ¿puedo pedir una más?”

 

Espléndida llama, carne chisporroteante, salsa picante y el aroma de la carne quemada. No valía la pena apagarlo para una ocasión formal, pero encajaba perfectamente en este lugar, ¡donde reinaba el vigor!

 

“Oye, es realmente delicioso. Tanto que no puedo realmente menospreciar la cocina de la gente común.”

 

“El precio es también bastante razonable para que la gente común también pueda comerlo. Específicamente, es un plato para aquellos que entran en el calabozo. ¡Su sabor es una bendición!”

 

Como los pinchos que nos deleitan, se venden bien. Viendo que los nobles no expresaban su “desprecio”, se demostró lo positivo que eran los pinchos cocinados con carne de monstruo.

 

Mirándolos, Evan pudo predecir el inevitable éxito de las Brochetas Brotherhood.

 

“¡También queremos algunos!”

 

“¿Podemos comer esto gratis hoy? ¡Debes agradecerle al Marqués!”

 

“¿Es esta la carne que entregamos al Marqués? En realidad, el Marqués buscaba carne de monstruo por alguna razón, así que creo que esta fue la razón.”

 

Mientras tanto, los miembros de los gremios de batalla que no tenían ninguna objeción a comer la carne de monstruo vinieron y recogieron los pinchos como si los hubieran estado esperando desde el principio.

 

Eso llevó a que vinieran aún más nobles.

 

“Hola, maestro Evan”.

 

Uno de ellos, un joven, se acercó a Evan.

 

Era alguien que Evan ya conocía muy bien. No personalmente, sino como jugador de Gran Guerra Yo-Ma 3.

 

Fue en ese momento cuando un interruptor se encendió en su mente.

 

“Eres Jenien del Gremio Thunderbirds, ¿verdad?”

 

“¡Oh, es un honor que me conozca, Maestro! Nuestro Gremio Thunderbirds es un grupo pequeño, y tenemos escasez de mano de obra, así que no muchas personas saben de nosotros…”

 

“No estoy de acuerdo”.

 

“Pero el hecho de que el Joven Maestro ya nos conozca es… ¿Qué?”

 

“No estoy de acuerdo”, repitió Evan.

 

Al ver a Evan, que había rechazado su propuesta incluso antes de haberla redactado, el maestro del gremio Thunderbirds Jenien parpadeó en blanco sorprendido.

 

Evan miró a Jenien, y luego declaró con firmeza, sosteniendo el segundo pincho en su mano.

 

“Estás aquí para reclutar a Raihan. No quiero entregarlo”.

 

El maestro Jenien del Gremio Thunderbirds fue uno de los que reconoció los talentos y los buscó como un fantasma. En las primeras etapas de la Gran Guerra Yo-Ma 3, él podía ser clasificado entre las tres personas principales (los otros dos eran la segunda esposa de la familia Sherden y Arisha von Pellati) que podían reconocer completamente el talento del protagonista.

 

“Oh, ¿qué dijo? ¿Cómo supo que…?”

 

“De nuevo, mi respuesta es no”.

 

También invirtió en el talento del protagonista lo mismo que los otros dos, pero al elegirlo, al jugador le esperaba un final más terrible que el de haber elegido a la segunda esposa.

 

Arisha, la única con conciencia entre las tres mayores beneficiarias, se convirtió en la principal heroína más tarde en el juego.

 

“No entregaré a mi gente a nadie más. Él es mi hermano. Así que, ríndete en silencio y regresa.”

 

“… Entonces se siente como si ya hubieras tomado una decisión, Maestro. Hehe, eres muy codicioso. Pensé que podría haberlo tenido…”

 

Jenien recuperó su hosca sonrisa y se rascó la cabeza.

 

Sí, esa era la naturaleza de los exploradores de las mazmorras. Nunca se inclinaban ante los nobles sólo porque tenían poder. Sólo cuando querían algo se entregaban a la voluntad de los demás. Por eso, era bueno ser cuidadoso con ellos.

 

‘Especialmente un tipo como tú que se puso del lado del Rey Demonio sólo porque estabas en desventaja…’

 

Esta persona ocupaba una gran posición en los libros de reglas que Evan había hecho para sí mismo… estas eran personas a las que tenía que estar atento, y no dudaría en tomar medidas severas contra estos si fuera necesario.

 

‘Estos son los traidores del calabozo.’

 

Aunque estaba en un punto del futuro que aún no había llegado… todavía tenía que prestar atención a cada uno de sus movimientos por adelantado. Definitivamente había algunas personas ahí fuera que lo querían en la oscuridad. Pensando en esto, mordió su brocheta.

 

“¡Aha, el Joven maestro fue capaz de rechazar a Jenien con una sola palabra!”

 

“Sabía que no podía ocultar su naturaleza. dueño, ¡por favor dénos otro pincho también!”

 

“Encantado de conocerlo, Maestro Evan. No nos conocimos cuando estábamos en el salón de baile. Entonces finalmente pude verlo aquí, y debo decir que estoy muy contento de conocerlo.”

 

Evan suspiró al ver que se le acercaba más personas y hablaba de forma amistosa. Había multitudes de personas a las que tenía que vigilar, tanto en el buen sentido como en el malo.

 

El marqués le había dicho que disfrutara de su cumpleaños, pero parecía que estaría muy ocupado toda la noche.

Si lo desean bien pueden darle clic a la siguiente img si no tienen dinero para donar pero quieren apoyarme [leizer5991], gracias por adelantado para quienes lo hagan [recuerden el link los redirecciona a la pag de inicio del blog, pondré estos mismos en el cap final de los subidos de las novelas del día].


Anterior | Indice | Siguiente

5 2 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
cuentisforaguila@gmail.com
cuentisforaguila@gmail.com
hace 8 meses

Chad le queda corto al Joven Maestro Evans B)

Anónimo
Anónimo
hace 8 meses

Gracias por el capitulo!!!

rick4421
rick4421
hace 8 meses

“¿Por qué importa el género y el orgullo? Si quieres bailar con alguien, tienes que preguntar primero.

Bonito consejo pero te salio el tiro por la culata

tp_shin
tp_shin
hace 8 meses

Gracias por el cap, me molesta que no haya bailado ni una canción con Lua

Alan
Alan
hace 8 meses

Supongo que será meses para alcanzar al gringo

5
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x