Todos los demás son un retornado: Historia Paralela 24


Traductor: Expectro

Editor: Expectro


Caído (3)

¿Cómo se siente saber algo de antemano sobre alguien que vas a amar?

Gabriel-no, Yu YongHan estaba preocupado por ese asunto antes.

Cuando sabía de antemano que iba a amar a esa mujer, ¿podría realmente amarla de forma pura? O incluso si realmente se enamoraba, ¿podría decir que era amor?

Tenía tales preocupaciones inútiles, pero era inútil mencionar la conclusión primero.

“¡Por favor reúnase aquí el grupo cuatro! ¡Grupo cuatro! Oh, ¿estás en el grupo cuatro?”

“Sí, soy Yu YongHan”.

Cuando entró en la clase como un estudiante universitario por sus actividades en la Tierra, naturalmente se dio cuenta de eso.

“¿Yu YongHan? Pfftt. No, lo siento. Tu nombre es único. Soy Kim YeSeul, estudiante de primer año de administración de empresas. No eres estudiante en esta clase, ¿verdad?”

“Sí, también estoy en administración de empresas. Soy de primer año”.

“Wow, ¿entonces eres de la clase XX? ¿Eres activo?”

“S-sí”.

“¿Qué? Tenemos la misma edad. No deberías sentirte nervioso”.

En el momento en que vio a la mujer que se convertiría en la madre de su hijo, no tuvo más remedio que darse cuenta.

¿Por qué llegaría a amarla?

No, eso sonaba un poco mal. Para su vergüenza, sintió amor en cuanto la vio.

Al mismo tiempo, pensó que sentía mucha pena por Uriel, pero estaba abrumado con tratar de controlar sus sentimientos.

“Somos cuatro en el grupo cuatro, pero los dos restantes son estudiantes internacionales… y ambos están siempre ausentes”.

“¿No hay cooperación?”

“Los séniores dicen que es más cómodo pensar que no existen desde el principio”.

Debe ser una estudiante de primer año. Pero no estaba seguro de como conoce a algún sénior. Hablaba bastante. Los dos eran, en el buen sentido, opuestos entre sí.

“¿No fuiste a la orientación o a la reunión? ¿No eres demasiado indiferente? Ah… crees en tu cara, ¿eh? Por eso los chicos guapos son…”

“¿Cara?”

“¿Con quién vas a almorzar hoy? ¿Puedo presentarte a mis compañeros de clase? De todos modos, no tienes ningún amigo, ¿verdad?”

“¿A-almuerzo? ¿Compañero de clase?”

A diferencia de Yu YongHan que ha vivido muchos años, Kim YeSeul era una chica pura, joven y vibrante. Además, se acercó a saludarlo con una probabilidad muy alta debido a su don natural.

Aunque su aspecto le recordaba un poco a Uriel, ella se acercó a él con un encanto muy diferente al de Uriel.

“Wow, estás realmente solo. Me sentaré a tu lado”.

“Siéntate. No hay nadie más aquí”.

“Parecía que estabas viendo datos muy complicados”.

“Es del Cielo-err, un idioma extranjero. Probablemente no lo conozcas”.

“Oh, te estás aparentando. ¿Entonces cuándo nos reunimos para las tareas? ¿Deberíamos ir una cafetería?”

Kim YeSeul hizo que Yu YongHan se sintiera sorprendentemente cómodo y agradable. Se sentía muy joven cuando estaba con ella, pero pensaba que la estaba engañando, así que estaba angustiado.

Aunque sabía que el amor en su corazón era real, tenía que dudar de sí mismo una y otra vez; no estaba seguro de si sólo se estaba engañando a sí mismo para hacer realidad la profecía.

“¡Las preparaciones para la presentación están listas! Parece que ha terminado muy rápido, pero vamos bien, ¿verdad? ¿Verdad?”

“Sí”.

“¿Quién hará la presentación? ¿La harás tú, YongHan?”

“Lo siento, pero si voy solo existe la posibilidad de que nadie me reconozca”.

“Pfft, quiero decir, hmpft, no me digas cosas raras con cara serie. Pffufu”.

“Pero lo digo en serio…”

“Entonces haré la presentación, por lo que me invitaras a comer. ¡Sin protestas!”

Kim YeSeul se acercó a Yu YongHan de forma directa, como si entendiera su mente. Así que naturalmente se acercaron, como debía ser. Al final del primer semestre, fue natural que se encontraran.

“Wow, por fin te he encontrado. ¿Por qué es tan difícil verte? ¡Deberías unirte a un club! ¿Quieres unirte al mío?”

“No, creo que es difícil hacerlo porque estoy ocupado”.

“¿En qué estás ocupado? ¿Es algo difícil de hablar? Oh, ¿te gustaría hablar durante la cena?”

Yu YongHan sintió el confort que nunca había sentido en su vida pasada mientras era arrastrado por ella, quien constantemente lo empujaba.

Hallándose a si mismo cada vez más enamorado de ella, finalmente decidió abandonar la vacilación por conocer el futuro y empezó a actuar con más honestidad.

A veces, en lugar de predecir y prepararse para el futuro, ella le recordaba que era más importante disfrutar de la realidad en la que estaba ahora.

“Gracias”.

Expresó su gratitud por ello, pero tomó gran parte de la sinceridad y la verdad que no se podía revelar allí, y le dijo a Kim YeSeul: “Parece que eres tú la que sigue cuidando de mí”.

“Aquí es. Se―¿Qué?”

El problema de los que no hablan mucho con los demás era que de repente se precipitan en sus palabras. En realidad, el mayor inconveniente era que no sabía si esto era abrupto o no.

“E-Espera un segundo. ¿Es eso una confesión?”

“Bueno, acabo de expresar honestamente la gratitud que siento por ti…”

“¿Entonces te gusto?”

“Oh, sí”.

No lo expresó, pero Yu YongHan se sorprendió bastante. Ni siquiera dijo que le gustaba, pero ¿cómo pudo leer a través de su mente?, ¿tal vez tenía una habilidad similar a predecir?

“Fuuuuh, ¿qué diablos con esto? Sin ambiente, no hay romance…”

Kim YeSeul exhaló un suspiro mezclado con irritación al ver a Yu YongHan asintiendo con pensamientos estúpidos. Esto se debía a que los dos estaban ahora chocando vasos de cerveza en la cervecería frente a la escuela.

Sin embargo, fue la primera vez que una sonrisa malhumorada apareció en su boca. Se tapó la boca y tosió con fuerza.

“Hmm, soy una idiota que deseaba una confesión romántica de este viejo de la era Joseon… Entonces voy a ordenar las cosas ahora mismo”. (Ex: Información sobre Joseon aquí)

“¿Cómo?”

“Te me acabas de confesar”.

“¿Sí?”

“Y no tuve un buen lugar, atmósfera, ni palabras, pero aun así recibí una confesión por lo que debo responder”.

Para ser sincero, fue un alivio. Yu YongHan era muy popular por su atmósfera vanidosa única y su rostro inalcanzable.

Sin embargo, era bastante difícil de encontrar en el Departamento de Administración de Empresas, por lo que sólo unas pocas chicas lograron coquetear con él. Excepto Kim Ye-seul.

“¿Eh?”

“¡Salgamos, idiota! Si te encuentras con otra chica, morirás, ¿vale?”

“Pero no tengo más amigos que tú”. (Ex: 😢)

“Ah… no, no es eso lo que quería decir. Y ya no somos amigos, ¿cierto?”

“Supongo”.

Cuando Kim YeSeul, que estaba avergonzada por el ataque de Yu YongHan, volvió a sus sentidos, lo regañó. Yu YongHan puso una cara de sorpresa y felicidad, como si fuera una noticia que escuchaba por primera vez en su vida.

Podía estar tan contento pese a saberlo por ver el futuro. Fue el momento en que obtuvo la iluminación.

“Sí, es cierto. Ya veo. Nunca lo olvidaré”.

“En serio. Eres un viejo”.

Kim YeSeul estaba fascinada por ese aspecto, pero fingía ser de corazón frío porque parecía quererlo bastante.

Sin embargo, desde el día siguiente empezó a salir con Yu YongHan y esparció rumores por todo el vecindario, asegurando así sus alrededores por la seguridad de Yu YongHan.

Ex: Esto estuvo bastante bonito debo decir.

***

El matrimonio entre ambos fue muy temprano. La fecha de la boda se fijó tan pronto como Yu YongHan decidió su trabajo. Eso fue posible porque los padres de Kim YeSeul les dieron una pequeña casa.

Sus padres eran muy honestos y fieles, como se podía ver de Kim YeSeul la cual creció bien con una personalidad brillante y alegre.

Al saber que Yu YongHan no tenía padres, lo abrazaron y le dijeron que les llamara “Padre” y “Madre”. Yu YongHan sintió que no merecía su sinceridad y derramó algunas lágrimas.

‘Si es para proteger a estas personas, lo intentaré tanto como pueda’.

Lo intentó. Se esforzó mucho.

De esa forma, el hijo mayor, Yu IlHan, nació un año después de su matrimonio.

“No, ¿¡qué clase de nombre es Yu IlHan!?”

“Escucha, YeSeul―no, cariño”.

“Si me miras así me hará sentir incómoda. Así que apunta tus ojos hacia abajo”.

Yu YongHan la encaró seriamente. El nombre del niño por supuesto que tenía algo que ver con la profecía. Pero tenía una gran anticipación por nombrar al niño, e incluso un poco más de obsesión.

“Creo que el nombre del niño es muy importante. Este niño será el único. Salvará a mucha gente y se convertirá en un alguien que estará en el centro de ellos. Así que es Yu IlHan, el único. Definitivamente quiero darle este nombre”.

“Cariño…”

Kim YeSeul le dio un abrazo cuando lo vio así.

“Si quieres ponerle ese nombre al niño… entonces hazlo. IlHan se alegrará de saber que su papá pensó así”.

“Gracias, Cariño”.

Tal vez lo malinterpretó, pero no era nada comparado con lo que realmente le sucedía. No quería que ella entendiera y conociera la obsesión que tenía por el nombre, ni su afecto.

En cambio, sentía una profunda gratitud hacia ella por haberle convertido en padre a él que había sido dejado en el borde del mundo. Se enfrentó a su mujer la cual le dijo: “Pero yo le pondré el nombre al segundo”.

“Claro”.

¿Sabían ambos que el segundo hijo no llegaría hasta mucho después?

Sin embargo, Yu IlHan creció muy sano y se parecía a su padre, por lo que su presencia era demasiado borrosa, pero a pesar de ello era fuerte sin desanimarse.

Pero era bastante desagradable permanecer con los visitantes no invitados que venían a la Tierra.

“Ah, no le hice nada. Todavía no… Honestamente este chico es atractivo”.

“No deberías haber hecho nada”, dijo Yu YongHan con calma y expulsó a la Reina Súcubo que había contactado con su hijo. Ella se rio y dio un paso atrás.

“¿Es realmente tu hijo? Entonces será muy divertido…”

“Te dije que no hicieras nada de lo que te arrepentirías”.

“¿Eh?”

“Yo personalmente di una profecía sobre tu padre. Sería bueno que no hicieras nada en la Tierra. Te lo dije claramente”.

“Tsk, pretendiendo saberlo todo, todavía apestas. Pero sí, por mi querido príncipe, ¡tendré un poco de paciencia!”

La Reina Súcubo era un monstruo perteneciente al Ejército Demonio de la Destrucción. Y era igual que el Ejército Demonio de la Destrucción, una mujer que estaba llena de sí misma.

Ella no interferiría mucho con la Tierra, incluso por su propio bien. En el momento en que ella interviniera, todo se habría completado.

Sí, de hecho, todo fue como se planeó.

Yu YongHan lo diseñó lentamente mientras criaba al niño usando el poder de los cuatro arcángeles de la Legión del Cielo, y el poder del grupo superior oculto por su fuerza.

En el futuro, al contacto con los Registros Akáshicos, se establecieron de antemano varios dispositivos en la Tierra cambiante para que su hijo pudiera cargar a su destino predeterminado.

“Lo siento, Hijo. Los años de dificultades te molestarán…”

No dudó de que con seguridad llevaría a todos a un final feliz. Yu YongHan se avanzó y volvió a hacerlo.

“Gabriel. Tu hijo, vine a conocerlo”.

“Uriel”.

Mientras tanto, se encontró con una amiga a la que echaba mucho de menos. Y ahora fue capaz de entenderla más profundamente, porque conoció a Kim YeSeul.

“Me he encargado de todas las pre-variables y… creo que tiene suficientes registros”.

“¿Cómo fue?”

“Uhh… Fue muy encantador. Hubiera sido mejor si hubiera sido mi hijo”, dijo Uriel con una lágrima y añadió: “Cuando todo lo que has arreglado termine, entonces pagarás por los años que me hiciste esperar”.

“Uriel, eso…”

“Porque el pecado de hacerme una vieja virgen, el pecado de hacerme jugar a ser espía entre esos aterradores ángeles es muy grande. Por eso no tienes derecho a rechazarlo. ¿Entiendes, Adivino?”, le preguntó la querida compañera de Yu YongHan con una expresión como si fuera a llorar en cualquier momento si la tocaba.

Se marchó sin escuchar su respuesta, Yu YongHan suspiró después de mucho tiempo.

Hubo muchos problemas menores como ese. Pero finalmente, consiguió tener todo perfectamente preparado.

Finalmente, un cataclismo estalló en la Tierra.

***

Su hijo se quedó solo en la Tierra donde el tiempo se había detenido, y se le concedió el tiempo suficiente para despertar todas sus posibilidades.

Su amada esposa fue enviada a un sitio más seguro que cualquier otro, donde podría mantener la fuerza para no ser arrastrada por la feroz guerra por delante.

Por tanto, finalmente regreso a su trabajo a tiempo completo como cuarto arcángel de la Legión del Cielo y el líder del Jardín del Ocaso.

Controlo la guerra detrás de un escenario invisible de forma que su hijo pudiera ganar al final. De forma que su hijo, que había renacido como un gran ser, pudiera clavar mortalmente una lanza en el corazón de Dios esta vez. De nuevo se preparó para atacar.


Anterior |ÍndiceSiguiente

4 comentarios

  1. Gracias por el cap, una bonita historia, por cierto yo recuerdo que Yu Ilhan al principio era un poco feo y no se si rellenito, pero aquí dicen que es muy guapo, no entiendo porque

    Le gusta a 1 persona

    • Lo de rellenito no, pero que me acuerde no era atractivo, aunque puede que lo que ocurriera es que no tuviera realmente una mala cara, pero por su ocultamiento y ser un solitario de alguna forma parecía más feo de lo que en realidad era, eso o a medida que crecía se fue volviendo feo (no es tan raro que eso pase) y después se remedio cuando subió de nivel.

      Le gusta a 1 persona

  2. No lo expresó, pero Yu YongHan se sorprendió bastante. Ni siquiera dijo que le gustaba, pero ¿cómo pudo leer a través de su mente?, ¿tal vez tenía una habilidad similar a predecir? ……….llamalo instinto de mujer, da miedo

    Bonita la historia de gabriel y Kim YeSeul

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .