Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 221


Anterior |Índice| Siguiente


Matando a La Loba

¡La Loba!

¡En realidad era ella!

Ella era una asesina experta con esa velocidad que mostraba. Si Qin Feng hubiera sido descuidado, probablemente habría sido su fin.

No dudó y levantó la mano izquierda, el núcleo de cristal de fuego del nivel Rey explotó en una luz brillante.

“¡Rayo de Fuego!”

Una ráfaga de llamas tan espesa como su brazo se disparó hacia La Loba.

Aunque la oscuridad nubló su visión y suprimió su percepción, ¡la experiencia de años de lucha en la oscuridad le permitió evitar rápidamente el ataque! ¡Su velocidad fue realmente rápida para haber evitado inmediatamente el ataque de Qin Feng!

¡Boom!

El rayo de fuego inmediatamente iluminó el suelo donde impactó. La onda de choque todavía golpeó a La Loba y la arrojó lejos, obligándola a rodar entre los arbustos, pero también la liberó de los efectos de las runas oscuras.

¡En solo unos segundos, estar tan cerca de una situación de vida o muerte aterrorizó a La Loba! Ella era buena, la mejor que había y nadie había evadido sus dagas antes. No esperaba sentirse avergonzada por otra persona así hoy.

En este momento, los chillidos de los obuses de bombas llegaron desde la distancia.

La expresión de La Loba cayó de repente.

El ataque de rayo de fuego en realidad estaba dirigido a ella, pero el impacto expuso su entorno, revelando la ubicación del artillero que estaba con ella.

Tuvo que agacharse y esconderse, lo que redujo drásticamente su efectividad mientras el otro comenzaba a disparar salvajemente.

¡Boom boom boom!

El lugar donde solía estar fue bombardeado por artillería, incluso si uno tuviera equipo rúnico y resistencia interna, aún resultaría en grandes pérdidas.

“Hijo de…” El rostro de La Loba se contrajo de rabia y huyó rápidamente.

Originalmente, Qin Feng quería esperar a que La Loba reapareciera antes de matarla, pero estaba atónito. No había esperado que ella se escapara así.

Después de todo, ¡sabía que había un compañero más que aún no se había escapado!

Por otra parte, ¿había algún miembro de equipo confiable en la Coalición Oscura?

Pensando en esto, Qin Feng decidió no prestar atención a La Loba por ahora. Mientras estuvieran en la isla, ¡se volverían a encontrar!

Después de caminar unos pasos, encontró un área que tuvo las consecuencias del bombardeo de Chi Long. Con tal confrontación, Lin Wuyi y Han Jian habían llegado al campo de batalla.

“¡Loba, perra! ¡Eres inútil!” El artillero gritó antes de comenzar a retirarse.

Desafortunadamente, no se iría a ninguna parte.

El Sable Emperador Verde de Qin Feng emergió de la oscuridad, trayendo consigo un silbido.

“¡Estas muerto!” El artillero recuperó su conciencia y corrió hacia Qin Feng. A una distancia tan corta, no podría haber evitado el ataque, ¡cambiando a una pistola por un ataque más arcaico pero también más poderoso!

¡Era solo que este ataque tenía fuertes efectos secundarios y solo debería usarse en momentos de gran peligro! Su conciencia se agudizó en la de una pequeña flecha antes de hundirse en la frente de Qin Feng.

El artillero estaba seguro de que Qin Feng sufriría de vértigo y sufriría una migraña, y si su conciencia no era lo suficientemente fuerte, incluso podría quedar inconsciente.

La expresión de Qin Feng no cambió y la espada ni siquiera se había ralentizado.

La espada del Sable Emperador Verde entró horizontalmente, asustando al artillero.

“¡¡¡No!!!”

Quería esquivar el ataque, pero su velocidad no se podía comparar con la de Qin Feng. Antes de que pudiera usar más métodos para salvar vidas, ¡ya estaba muerto!

En ese momento, Han Jian y Lin Wuyi, que habían llegado, vieron que la batalla había terminado y se sintieron relajados.

“Justo ahora, escuché a ese artillero llamar a La Loba, ¿eso significa que La Loba estaba aquí?” Han Jian se sintió un poco sorprendido.

La Loba tenía una reputación infame entre las Tres Ciudades Junto al Sol porque había asesinado a innumerables comerciantes ricos y usuarios de habilidad. Incluso tuvo el descaro de perseguir a los líderes de pequeñas colonias.

Había una recompensa de mil millones de yuanes por su cabeza incluida en la red de cazarrecompensas.

“¡Lo estaba, pero huyó!”

En ese momento, escucharon un grito distante. ¡Parecía que pertenecía a una mujer!

Esto hizo que los corazones de los tres saltaran un latido, mirando hacia la dirección de donde venía el ruido, se dieron cuenta de que era del lugar donde había caído el general Dracodrilo.

Casi instantáneamente, sus mentes entendieron la situación.

“Maldita sea, ¿esa mujer está tratando de robar nuestro botín?” Lin Wuyi no sabía lo aterradora que era La Loba, pero pensar en lo que podría haber hecho La Loba lo hizo hervir de rabia.

“¿La Sra. Bai está en peligro?” El corazón de Han Jian latía rápidamente.

El grito de una mujer solo podía ser el de Bai Li, ¡pero la voz de Bai Li no sonaba así!

Sin embargo, su velocidad de reacción no fue tan rápida como la de Qin Feng, que ya se había precipitado hacia la escena. ¡Naturalmente, no creía que le hubiera pasado nada a Bai Li!

Qin Feng y Chi Long llegaron al lugar en un abrir y cerrar de ojos, y lo que vieron los sorprendió.

A La Loba se le rompieron las extremidades y la tumbaron en el suelo. Junto a ella estaba Bai Li, luciendo tan inofensiva como de costumbre.

Obviamente, La Loba solo quería robar el botín de la general bestia. Después de todo, no habría tomado mucho tiempo sacar el núcleo de energía. ¡Usar al artillero para atraer a Qin Feng y al resto era una forma común de hacer las cosas!

Si Bai Li no se hubiera aburrido y hubiera venido a excavar el núcleo de cristal, no habría conocido a La Loba. Cuando estas dos se encontrarán, ¡naturalmente no sería Bai Li quien sufriría!

Después de llegar a la escena, entendió lo que había sucedido y rápidamente se acercó a La Loba, sin dejarla hablar, e inmediatamente tomó medidas.

“¡Asimilación de Asteroides!”

En un instante, la fuerza interna de La Loba fue absorbida. Luego, con un puñetazo, aplastó la garganta de La Loba. No podía arriesgarse a que ella revelara la habilidad espacial de Bai Li.

Con alguien muriendo de una manera tan brutal, los demás miraron a Bai Li con asombro. Cualquiera que escapara de Qin Feng sería asesinado por Bai Li en un combate cuerpo a cuerpo, ¡no podían imaginar lo poderosa que era!

“Limpia esto y distribuiremos el botín más tarde.” Dijo Qin Feng.

Los demás asintieron. Hicieron mucho ruido durante su batalla y eso seguramente atraería a más ultra bestias. Lo más difícil con lo que lidiar en este momento era la horda Dracodrilo y definitivamente no querían verse rodeados.

Después de empacar el botín, todos se retiraron y evitaron la manada entrante de Dracodrilos.

Han Jian y Chi Long se llenaron de alegría después de haber encontrado un lugar seguro. Hoy han cosechado bastante.

Materiales de general Dracodrilo, cuatro huevos de Dracodrilo y cuatro materiales de soldado Dracodrilo.

Qin Feng sacó algunas otras cosas, entre ellas un par de anillos de usuarios de habilidad de nivel E. Uno de ellos pertenecía a La Loba, la infame asesina.

Incluso le había cortado la cabeza y la había dejado en el suelo cercano. ¡Esta bonita cabeza valía una recompensa de mil millones de yuanes ahora!

Durante un tiempo, todos respiraron con dificultad. Ahora, tenían un momento para recuperar la compostura.

“Ya que no participé en la batalla. ¡No tomaré el equipo y la recompensa de La Loba!” Dijo Han Jian.


Anterior |Índice| Siguiente

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .