Release that witch: Capítulo 686: El legado de las deidades



El hombre que se parecía a Ellington se burló, “¿Monstruo? ¿No es este cuerpo creado por ti? Hiciste este tipo de guerrero extraordinario con la sangre de las brujas y las Piedras de Represalia de Dios, pero desafortunadamente, estaban defectuosos. Debido a la falta de pasos clave, no tienen alma, pero aun así depositaste una gran esperanza en ellos. ¿Crees que estos productos semielaborados sin alma pueden competir con los demonios en el campo de batalla, pero ahora, cuando ves un producto terminado real, lo llamas monstruo?”

“¿Un verdadero … producto terminado?” El corazón de Tayfun comenzó a latir con fuerza cuando descubrió que este hombre parecía conocer mejor que él mismo el proceso de creación del Ejército del Castigo de Dios, un secreto superior de la iglesia.

“¡Ataque total, mátenlos a todos!” ordenó la Guardia Pretoriana.

Los diez Guerreros del Castigo de Dios que lo seguían rápidamente llegaron al frente para proteger al Arzobispo. Se movieron increíblemente rápido, arremetiendo contra los invasores.

Sin embargo, estos invasores también eran Guerreros del Castigo de Dios e incluso más fuertes que ellos.

No superaban en número a los guerreros de la iglesia, pero luchaban con mucha más habilidad. Los atrajeron hacia ellos y los separaron. Cada vez que uno de los guerreros de la iglesia luchaba contra alguien frente a él, pronto lo atacarían por la espalda. En tales circunstancias, incluso Tayfun se dio cuenta de que era mejor retirarse. Sin embargo, los Guerreros del Castigo de Dios no sabrían cómo reaccionar a menos que su controlador, la Guardia Pretoriana, les diera más órdenes. Al controlar a 10 guerreros al mismo tiempo, la guardia pretoriana no pudo hacerse cargo de todas las situaciones en esta pelea, por lo que los guerreros de la iglesia estaban claramente en desventaja con respecto a los invasores que eran igualmente fuertes pero que podían actuar de forma independiente.

Estos extraordinarios guerreros de la iglesia pronto perdieron su capacidad de combate cuando fueron separados.

Los invasores rápidamente los mataron a todos sin víctimas.

El líder de los invasores, “Ellington” asesinó fácilmente a la Guardia Pretoriana al final de la pelea. Después de eso, levantó su espada y la puso en el hombro del anciano arzobispo, que estaba petrificado por la conmoción.

La sangre negro-azul de los Guerreros del Castigo de Dios de la iglesia y la sangre roja de la Guardia Pretoriana se mezclaron en la hoja y gotearon en el cuello de Tayfun.

Tayfun dijo con voz temblorosa, “Tú … no puedes matarme. Si muero, la Ciudad Santa colapsará … Cuando eso suceda, ¿quién detendrá a las bestias demoníacas? Si rompen la línea de defensa de Hermes, me temo que los cuatro reinos caigan en … “

El líder de los invasores interrumpió: “¿Qué caigan en ruinas? Ahórrate los problemas. Puedes engañar a los creyentes ignorantes con esa historia, pero sabemos lo que buscan esas bestias demoníacas. Si no fuiste tú quien las trajo aquí, ¿por qué vendrían enjambres a esta trampa de hielo y nieve durante los Meses de los Demonios cuando el poder mágico está en su punto máximo cada año?”

“Qué … no entiendo lo que quieres decir …”

Este líder que se parecía a Ellington se encogió de hombros y dijo: “¿Qué? Parece que ni siquiera has visto la reliquia. Qué lástima.”

El arzobispo estaba a punto de decir algo, pero de repente sintió frío en el cuello. Pronto el letargo y la frialdad interminables ocuparon su mente.

Elena pateó la cabeza del anciano, enviándola a volar y vio su cuerpo caer lentamente al suelo. Ella recuperó su espada con satisfacción y dijo: “Vámonos. Es hora de terminar nuestra tarea.”

Alguien tiró de ella por detrás y le dijo: “Espera, estás herida. Detén la hemorragia primero o tu cuerpo perderá el control.”

“¿Dónde está la herida?”

“En tu cintura. Primero tienes que quitarte las armaduras.”

Elena maldijo, “Este maldito cuerpo. No siente nada en absoluto.” Se quitó la armadura de pecho y de espalda, revelando un torso bien construido.

“Vaya, mira esto. Costaría al menos cincuenta reales de oro en Taquila. Para ser honesta, ¿alguna vez te has mirado al espejo y …?”

La que estaba curando la herida de Elena interrumpió: “Vamos, Betty. ¿No son ese tipo de fantasías como una tortura para nosotras? Ni siquiera me atrevo a recordar los días en Taquila. En comparación con la vida del pasado, la vida ahora se parece a estar aprisionado en una jaula de vacío sin fin.”

Alguien inmediatamente estuvo de acuerdo con ella, diciendo: “Carol tiene razón. Si alguien puede hacerme sentir lo que es dormir con un hombre de nuevo, daré cualquier cosa por casarme con él … No, incluso lo trataré como mi señor.”

“¿Un hombre? Vamos. Estaré satisfecha si puedo volver a comer un delicioso bistec frito con mantequilla.”

“Solo quiero tomar el sol …”

“Maldita sea, ¿quién trajo este tema?”

“La señorita Betty.”

“Solo quería tener algunas conversaciones casuales. Este es el cuerpo que quería tener en primer lugar …”

Elena se molestó un poco y gritó: “¡Basta! ¡No olvides el propósito de nuestro viaje! Las demás todavía nos esperaban en lo alto de la torre. ¡Concéntrate de una vez!”

Ella llevó al equipo al túnel secreto después de que Carol terminó de tratar la herida.

Llegaron a la biblioteca por el túnel. Otro grupo de brujas con aspecto de Guerreros del Castigo de Dios estaban esperando allí.

Estas brujas eran los miembros restantes de la Unión.

Elena suspiró en su corazón, “Lady Natalya, ¿lo has visto? Ganamos al final”

Ella preguntó: “¿Has encontrado la ubicación de la reliquia?”

Zooey, la líder del otro equipo, se acercó y dijo: “El lugar viejo. Todo está arreglado de la misma manera que en la Ciudad Santa de Taquila. Por cierto, ¿por qué tardaste tanto tiempo allí? ¿Estás segura de que no dejaste ir a una persona?”

Elena tosió dos veces y dijo: “Por supuesto, todo salió bien, así que de acuerdo …”

“Tocaremos la reliquia juntas.”

Ella asintió con la cabeza y dijo: “Eso es todo. Empecemos.”

Esta reliquia, el legado de las deidades, era el origen de las Batallas de la Voluntad Divina y el máximo secreto de la Unión. De hecho, antes del colapso del imperio de las brujas, ninguna de ellas lo sabía. Cuando el antiguo orden se desintegró y se escondieron bajo tierra, todas las supervivientes como ellas finalmente lo habían escuchado de las Tres líderes.

A partir de entonces, se habían vuelto iguales y formaban un grupo sin clases en busca de la forma de derrotar a los demonios, ya que tenían claro que todas y cada uno de las supervivientes de la Unión habrían sido igualmente importantes en este proceso.

Pensando que iba a tocar un objeto creado por deidades, Elena sintió que su corazón latía más rápido.

Sin embargo, sabía que era solo una ilusión, ya que no podía sentir nada en este cuerpo.

Siguiendo a Zooey, cruzó una trampilla detrás de un estante de libros y subió a la parte superior de la biblioteca.

Allí arriba, vio una habitación estrecha sin ventana, que no tenía nada adentro excepto una Piedra Mágica que emitía una tenue luz azul sobre su cabeza.

“¿Es esta la Sala de Oración mencionada por Pasha?”

“Sí.” Zooey levantó un martillo de hierro y lo estrelló contra la pared. Con un ruido sordo, dejó solo una pequeña mancha blanca en la pared.

“No parece estar aquí” dijo y eligió otra posición para martillar. Después de varios intentos, el área de la pared opuesta a la entrada se agrietó.

“¡Encontrado! Ven aquí para ayudarme.” dijo Zooey.

Elena sacó su espada larga y se acercó. Golpearon la pared juntas y pronto abrieron una brecha que tenía la mitad de su altura.

Al mirar el espacio, encontraron que la pared rota era casi tan gruesa como la mitad de un brazo y ambos lados de la pared estaban cepillados con una gruesa capa de mortero. Dado eso, nunca habrían podido encontrar esta sección de pared hueca simplemente golpeando las paredes y escuchando el sonido de los golpes. Mirando a través de la brecha, encontraron una cámara secreta aún más pequeña en lugar de otro pasaje que conducía al subterráneo.

En esta cámara, Elena vio la reliquia de las deidades.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .