ICDS — Capítulo 222

Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Overlord (2)

Después de ocuparnos de la primera ola de monstruos reunidos en la costa, solo el denso bosque que se extendía hasta el horizonte llenaba nuestros ojos. La vegetación realmente se extendió a cada rincón de nuestra vista. Nadie se sorprendería si de repente apareciera la cabeza de un dinosaurio.

No tenemos tiempo suficiente para examinar a fondo por todos los rincones de Filipinas en busca de monstruos. No podíamos perder el tiempo. Por supuesto, habíamos venido con una solución preparada.

“¿Así que solo canto canciones que atraen?”

“Sí. Solo concéntrate en cantar. Yo me ocuparé del resto”.

“¡Un!”

La solución no fue otra que Plene. Para matar monstruos con mis Ojos Malvados, necesitaba que estuvieran a mi alcance. Aunque sería bueno si pudiera atraerlos hacia mí con Provocar, el alcance de este no era tan grande.

Sin embargo, a diferencia de mis gritos, el canto de Plene viajó por todas partes como el dulce aroma de las flores llevado por las abejas. Plene nunca me había acompañado a Mazmorras de Evento o misiones de Mercenario Dimensional, pero ahora era su momento de brillar. Ah, ahora que lo pienso, brilló antes cuando Mazmorras de Evento aparecieron en la Tierra.

“Lala~ Lalala~”.

“Qué hermosa voz”.

“No caigas, Padre. Contrólate”.

Padre parecía estar a punto de abrir una botella de cerveza. Lo contuve y circulé con fuerza Circuito Peruta. Podía sentir un sinnúmero de monstruos acercándose atraídos por el canto de Plene.

“Unidades de combate, pueden descansar. Deben estar cansadas. Si quieren pueden incluso volver al Lugar de Descanso de los Ángeles”.

“Gracias por tu consideración, Querido Esposo, pero ¡podemos recuperar nuestras fuerzas a través de la batalla!”

“Muy bien, entonces estén en espera. Pueden ayudar a encargarse de los monstruos que no se ven afectados por mis Ojos Malvados”.

“¡Si!”

Para ser honesto, la capacidad de compartir mentes de las súcubos era bastante conveniente. Podría agarrar una al azar y el resto entendería lo que dije. Dicho esto, ¡quería negar el que su impresión favorable de mi aumentase al mismo tiempo!

Todos prepararon sus cuerpos y mentes contra los fuertes enemigos que enfrentaríamos. Mientras circulaba Circuito Peruta y esperaba a que llegaran los monstruos en la lejanía, pensé en formas de liberar efectivamente mi Encanto.

Las estadísticas Fuerza, Destreza y Constitución afectaron directamente a mi cuerpo, Magia era mi maná mismo. Aunque no estaba seguro de qué hacía exactamente Suerte, podía controlar más o menos las otras estadísticas. Era capaz de manifestar tanta fuerza como quisiera y mostrar tanta velocidad como deseara. Si eso no fuera posible, sería imposible para los exploradores vivir su vida cotidiana.

Al principio pensé que la estadística Encanto era como Suerte, algo que estaba fuera de mi control. Sin embargo, después de experimentar muchas cosas, me di cuenta de que era controlable. Entonces debe ser posible controlar cuánto utilicé al igual que con otras estadísticas.

Además, si pudiera enfocarlo para fortalecer una parte de mi cuerpo, como los ojos, por ejemplo, y dejar de liberarlo en el resto de partes, podría hacer que Hwaya y Ludia dejaran de mirarme con ojos críticos. Como tal, aprender a controlar mi Encanto era una de mis principales prioridades. ¡Después de todo el Encanto era una capacidad monstruosa que incluso podía destruir el autocontrol de un usuario de habilidad!

“¡Lala, lalala~! ¡Laaa~!”

“Vienen. ¡Puedo sentirlo!”

“¿Será aproximadamente el 0,1% de los monstruos de Filipinas?”

“¡No lo sé, pero seguro que hay muchos!”

0.1%… ¿Entonces solo tuvimos que hacer esto 999 veces más? Aunque traté de engañarme a mí mismo para pensar positivo, no pude evitar suspirar. Tratar con monstruos a escala de un país no era broma.

“No suspires demasiado, Shin… estoy feliz, ha pasado un tiempo desde que hice algo contigo ya que no puedo acompañarte en la mazmorra”.

“Lo entiendo, así que aléjate, Ludia. Tus ojos son realmente peligrosos en este momento”.

“Querido Esposo es tan extraño. Es natural que un hombre y una mujer se abracen, ¿por qué lo rechaza tan rotundamente?”

“Por primera vez estoy de acuerdo contigo, Licorice. ¿Por qué no intercambiamos algunas ideas?”

“Claro, cooperemos, Bruja”.

¡Te juro que aprenderé a enfocar mi Encanto solo en mis ojos! Si esto continúa, seré conquistado antes de que pueda conquistar Filipinas. (Ex: No le veo lo malo)

En solo cuatro días logramos eliminar por completo a los monstruos del cuarenta por ciento de Filipinas. Aunque había monstruos lo suficientemente poderosos como para resistir el canto de Plene, no podían ocultarnos su presencia. Solo teníamos que encontrarlos y matarlos. Estos monstruos también podrían resistir mi petrificación. Cuando les pregunté a Daisy y Yua si estaban interesadas, negaron con la cabeza.

“¿Este tampoco?”

“No es lindo”.

“No es lindo”.

“¿Hay algún estándar que no conozca? ¿Es realmente porque no son lindos?”

Solo teníamos cinco horas para descansar por día. Yo fui el único que pensó que era demasiado largo. Al principio, todos pusieron los ojos en blanco y me llamaron tirano.

“Sé que estamos en espera la mayor parte del tiempo, pero Shin, siempre estás usando tu poder. ¿Estás bien?”

“¿Eh? ¿Estabas preocupada por mí?”

Como planeaba tomarme dos horas de esas cinco para cazar Jefe de Pisos, no pude evitar sentirme nervioso por la pregunta de Ye-Eun. ¿Estas personas todavía dudaban del poder de las estadísticas de los exploradores? Recibí la respuesta a mis dudas a la mañana siguiente.

“Extraño. ¿Por qué no estoy cansado?”

“Hmm, incluso después de convertirme en un usuario de habilidad todavía me sentía somnoliento de vez en cuando… pero ahora ya no tengo sueño”.

“¡Así que este es el poder de las estadísticas…!”

Espera, ¿estas personas estaban en la mazmorra solo ocho horas al día como un trabajo de oficina? Cuando les pregunté, los demás me miraron fijamente como diciendo ‘¿Qué es este monstruo?’, parecía que yo era el raro. Hwaya me aconsejó seriamente.

“Shin, sé que te sientes presionado por el tiempo, pero hay un cierto nivel de estrés que recibes solo por luchar. Sin siquiera darte cuenta, tu mente está siendo herida. Ya te estás volviendo más fuerte rápidamente, así que no te esfuerces demasiado. Muchos de nosotros aquí sentimos dolor al verte herido”.

“S-Sí…”

Ya que estaba realmente preocupada, no podía refutarla a pesar de verdaderamente no sentir nada. Sintiéndome incómodo por la mirada de Hwaya, asentí. Al final no le dije a nadie que pasé dos horas cazando Jefes de Piso. Sin embargo, sospechaba que algunos de ellos ya lo sabían.

Fue al cuarto día cuando sucedió algo inesperado. Durante estos cuatro días recorrimos Filipinas utilizando el canto de Plene y mis Ojos Malvados para acabar con los monstruos. Antes de que nos diéramos cuenta, la cantidad de criaturas que nos atacaban disminuyó. No es que hubiera más monstruos que pudieran resistir el canto de Plene.

“Debería haber más monstruos cuanto más nos acercamos tierra adentro. Que extraño”.

“Querido Esposo, haré que las niñas inspeccionen el área”.

“Poder morir, peligroso. Muertos vivientes, seguro”.

Daisy detuvo a Licorice y sacó el esqueleto de un halcón de su inventario. Luego puso una pequeña bola de cristal en su cuenca del ojo.

“Explora”.

[¡Kiaaa!]

El halcón gritó y se elevó por los aires. Su velocidad fue increíblemente rápida. Al mismo tiempo, Daisy sacó otra bola de cristal que parecía una versión ampliada de la de antes.

“Podemos ver, con esto”.

“Wow, ¿podemos usar esto para ver lo que ve el halcón?”

“Tienda de Piso 770.000 oro. Privilegio de Revival, 70.000 de descuento”.

Sin darme cuenta, mi nombre estaba siendo usado aquí y allá. Me dije que debía disculparme con Loretta la próxima vez que la viera, mientras veía la bola de cristal. La increíble rapidez del halcón hizo que fuera difícil ver el paisaje circundante, pero una vez me acostumbré pude ver la densa zona boscosa que nos rodeaba.

Durante unos cinco minutos no hubo nada fue fuera de lo común. Como ya despejamos esta área, no había ningún monstruo a la vista. Aunque hubiera sido bueno si eso continuara, Hwaya pronto gritó.

“Espera, ¿qué es eso?”

“Migración de monstruos”.

Daisy respondió con una expresión de asombro. Tenía razón. Un grupo, no una manada de monstruos finalmente había entrado en la vista del halcón. Extrañamente todos se estaban moviendo hacia una dirección. Las criaturas terrestres atravesaban el bosque, mientras que los voladores batían sus alas y surcaban el cielo. Era casi como si corrieran hacia la misma línea de meta.

“Esto es…”

“Realmente hay un comandante…”

Hwaya tragó saliva. Podía sentir su voz temblar levemente. Lo entendí porque uno de los monstruos que corría en la bola de cristal era…

“¿No es del mismo tipo de monstruo que odia Yua?”

“Sí, es el mismo monstruo que el que no se petrificó. De la cantidad de maná que tenía…”

Sumire continuó el murmullo de Hwaya.

“Era un Rango SSS”.

“Ho”.

Estaba claro lo que eso significaba. No había forma de que un monstruo Rango SSS corriera como un perro ante un ser más débil que él. Significaba que había algo que era abrumadoramente más fuerte que un monstruo Rango SSS.

“Un mapa, ¿alguien?”

“Aquí tienes, Hwaya-nim”.

Una de las súcubos le entregó a Hwaya un mapa holograma 3D de Filipinas. Comparando la proyección con el paisaje en la bola de cristal, Hwaya calculó hacia dónde se dirigían los monstruos.

“Isla de Luzón… área más al sur”. (Ex: Información de Luzón aquí)

La voz de Hwaya sonó. Pronto se le ocurrió una respuesta.

“Volcán Bulusán… ¿¡Van a un volcán!?” (Ex: Información del Bulusán aquí)

Mis instintos me dijeron que había un monstruo contra el que mis Ojos Malvados no podían hacer nada allí.

“Está bien. No sé si hay suficiente espacio allí para que se reúnan todos estos monstruos, pero esto es más conveniente para nosotros. Vayamos mientras nos ocupamos de los lentos”.

“No, no sabemos qué habrá allí, Shin. Dividamos nuestras fuerzas. No sé qué están haciendo los monstruos, pero ciertamente no están tratando de ayudarte a matarlos todos a la vez”.

Eso era cierto.

“Entonces matémoslos antes de que más lleguen al volcán”.

“Tenemos seis unidades de batalla súcubos. Nos separaremos e iremos con ellas. Shin, ve con Plene y mata a todos los que puedas”.

“Entendido”.

“¡Alinéense, Súcubos!”

Las unidades de batalla inmediatamente comenzaron a alinearse. Los otros miembros de Revival también se pararon nerviosos ante el vigor helado de Hwaya.

“Puede que haya un monstruo más fuerte que cualquiera que hayamos enfrentado hasta ahora. No pueden simplemente confiar en Shin para que se encargue de todo. ¡Asegúrense de estar resueltos!”

“Oh, mi candidata a hija seguro que es energética”.

“Padre, asustaste a otras candidatas con eso”.

“Chicos, ¿Filipinas es el único país con un monstruo como este?”

“Probablemente no…”

No pude evitar recordar al Comandante del Ejército Demonio que conocí en el continente Luka. Un monstruo que lo superaba con creces probablemente nos estaba esperando. Uno que podía controlar monstruos Rango SSS… ¿cuántos monstruos como este existían en la Tierra?

“Así que la verdadera guerra está comenzando… Estoy temblando un poco”.

“Hmph, solo tenemos que matarlos. ¿Qué, tienes miedo?”

Al murmulló de Michel, Walker resopló y respondió. Michel sonrió y replicó.

“Por supuesto que no. Pero como estás tan lleno de espíritu, espero mucho de ti”.

“¿Tratas de actuar genial, viejo?”

Después de dividirnos en un total de siete equipos, partimos. Nuestro destino final fue la zona más al sur de la isla de Luzón, el volcán Bulusán. La batalla no estaba lejos.


Anterior |Índice| Siguiente

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
tp_shin
tp_shin
hace 8 meses

Esto se va a descontrolar.jpg. Gracias por el cap

rick4421
rick4421
hace 8 meses

Esto va a estar de locos :v

4
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x