Parallel World Pharmacy: Volumen 4 Capítulo 15: La verdad de la piedra filosofal



Una noche después de cenar en la residencia de la familia de Medicis. Mientras Falma estudia el caso del paciente bajo el cuidado de Palle, lo llamaron a la oficina de Bruno.

“¿Qué está pasando?”

“¿Qué le pasó a Falma y qué hizo?”

Sorprendido por la pregunta de Palle, Falma mete el cuello en la habitación cuando está a punto de entrar en la oficina de Bruno.

“¿Has solicitado mi presencia, padre?”

La expresión de Bruno es sombría.

“Parece que el conde Trémoïlle ha dimitido como farmacólogo de la corte. ¿Te involucra a ti?” (NTE: bastante, si :v)

Bruno mira a Falma mientras espera su respuesta. Falma quiere decir que Hugo lo atacó y apenas logró regresar en una sola pieza, pero sus palabras están mezcladas de manera incoherente.

“F-Fu … Fue por …”

No puede decir que no conoce la situación. Sin embargo, Bruno le aconseja a Falma que hable para volver a contarles el incidente con el trasfondo completo de la situación.

“A partir de ahora, muchos farmacólogos ya reconocen que tus conocimientos y habilidades como farmacéutico son completos o mejores. Quiero que recuerdes la bendición de Su Majestad. Sin embargo, lo que estás declarando como la verdad y la verdad puede parecer inaceptable para la corte real. Recuerda siempre que todavía eres medio humano. Especialmente, si conviertes a alguien con tremenda influencia política en un enemigo de la corte real.”

“Sí. Tienes razón.”

Falma escucha obedientemente la explicación de Bruno. Bruno sospecha que Falma pudo haber estado involucrado de manera inconveniente detrás del retiro de Hugo. Dado que nunca ha habido un caso en el que un farmacólogo de la corte real se haya retirado voluntariamente, existe la sospecha de que este incidente fue la conspiración de Bruno que acechaba en las profundidades de las sombras.

“No luches con los cortesanos, incluso si tu eres un poco molesto con ellos. No te avergüences, critiques o descartes innecesariamente. Especialmente cuando todavía eres un niño, sin una posición de poder como orador.”

“Recordaré mi posición.”

La actitud de Bruno puede ser diferente si sabe lo que sucedió, seguramente reconocerá los comportamientos resultantes de Falma, pero Bruno solo comprende las acciones excesivas actuales de Falma durante este incidente sin darse cuenta de la verdad, por lo que Falma debe aceptar el regaño de Bruno obedientemente.

“Enviaré una disculpa al conde Trémoïlle.”

Bruno estaba a punto de tener una sesión de moxibustión realizada por Falma, que estaba originalmente programada, pero Falma decidió seguir a Bruno durante este tiempo. (NTE: La moxibustión es un tratamiento que forma parte de la medicina tradicional china. El proceso consiste en usar moxa (hojas pulverizadas, secadas y trituradas de la planta Artemisia abrotanum a la que se le da forma de cigarro) para entibiar regiones y puntos de acupuntura con la intención de estimular el organismo a través de puntos concretos ayudando a estimular el flujo de sangre y qi.)

Mientras Falma está inusualmente entusiasmado por escribir cartas durante el descanso en la farmacia sin ninguna mala intención, Lotte pregunta mientras sirve té y dulces.

“Falma-sama, ¿le está escribiendo a alguien?”

Las cartas se entregarán donde no se puedan utilizar palomas mensajeras. Los usos de las palomas mensajeras que dependen del instinto de búsqueda de la paloma son básicamente calles de un solo sentido, por lo que solo pueden usarse para personas que se han mantenido en contacto con frecuencia. Además, una carta puede ser más conveniente porque la paloma mensajera que ha pasado por alto su destino previsto no regresaría al mismo destino por sí misma. Aun así, enviar cartas es un caso raro.

“Falma-kun, estás escribiendo una carta …”

Ellen asoma la cabeza por encima de él.

“Voy a visitar a Sir Hugo, así que solo te lo hago saber.”

Una parte del motivo de esta carta se le oculta a Ellen, aunque ya se conocía el hecho de Hugo.

“Creo que puede ser bastante aterrador por parte de Falma visitarlo después de haber sido golpeado tanto … podría pensar que tu visita es para perseguirlo.” (NTE: jajajaja recuerdo cuando Ellen pensó eso y se le presentó en armadura completa, se puede decir que habla por experiencia XD)

Sin embargo, Falma no tiene que preocuparse por eso.

“Es por eso que estoy escribiendo esta carta. No tiene que estar preparado. No se sorprenderá si aparezco de repente.”

Escuchó de los funcionarios de la corte que se entregaría la carta de Falma, por lo que estaba preocupada por Falma.

“Estoy sorprendida, o más probablemente, creo que no es más que una amenaza.”

Ellen murmura en voz baja a Falma, que no parece disuadirse.

“Voy contigo. No sabes lo que va a pasar cuando visites la base de operaciones del enemigo.”

(Hmm. Creo que es más peligroso tener a Ellen conmigo.)

Falma no cree que Ellen acompañándolo sea un obstáculo, pero quiere evitar poner a Ellen en peligro.

“La otra persona ya no puede usar las artes divinas, así que no te preocupes por eso.”

Si un hombre de dioses que depende en gran medida de los apoyos de los dioses como Hugo se ve privado de la conexión, no es más que un soldado común. Además, Hugo es un hombre de mediana edad cuya fuerza física está debilitada, la diferencia de capacidad entre él y Falma es comparativa entre el cielo y la tierra, ya que los sentidos de Falma se agudizan y sus pensamientos se aceleran durante la percepción de una crisis.

“Pero, ¿qué pasa cuando hay un ataque físico? Como proyectiles, por ejemplo.”

“Echa un vistazo a esto.”

Después de confirmar que no hay nadie cerca de Ellen, usa la punta de su bolígrafo y se lo mete en el brazo. Sin embargo, la punta del bolígrafo atraviesa el brazo de Falma y se clava directamente en el escritorio.

“¿¡Hu-huh!? ¿¡Que está pasando!? Tu cuerpo…”

“¿Qué pasó?”

Esto es lo que Falma quiere al dar a conocer su intención. Dado que el cuerpo de Falma es mitad mortal y mitad divino, los ataques físicos pueden filtrarse.

“Dado que esto no está claro para nadie más, se me considera más el enemigo. No estoy preocupado por eso.”

Ellen está visiblemente preocupada. Falma puede leer su estado de ánimo.

“Gracias por tu preocupación. Si es así, quiero que me sigas por todos los medios. Por cierto, quiero preguntarte si eres buena con las alturas.”

“¿Qué quieres decir?”

Ellen tiene una premonición desagradable ya que su rostro muestra nerviosismo.

“Tengo que asegurarme de preguntarte primero.”

Ellen lamenta haber dicho que lo acompañará.

Al día siguiente, los dos están volando a una velocidad tremenda a través del cielo azul claro.

“¡Kyaaaaa! ¿¡¡Entonces esto es lo que quisiste decir cuando me preguntaste!!?”

Los gritos de Ellen siguen aumentando mientras está sentada detrás de Falma. Ellen no puede tocar físicamente el báculo del Dios de la Medicina directamente, pero Ellen puede sostenerse de los hombros de Falma mientras están sentados en el báculo en una posición de dos asientos mientras vuelan.

“¡Basta! ¡Estoy cayendo!”

Parece como si los dos solo estuvieran teniendo una cita aérea.

“Puedes ralentizarlo un poco más que esto. ¿Estás seguro de que estás volando a baja velocidad ya que parece un poco rápido?”

Falma está acostumbrado a volar a este ritmo, por lo que su sentido de la velocidad está fuera de lo común.

“¡Hii-hii!”

“Bueno, será solo un poco más, así que trata de estar tranquila. Ya que me agarras de los hombros y tienes miedo de mirar hacia abajo, ¿por qué no miras hacia arriba?”

Mientras escucha a Ellen gritar hiihii, revisa el mapa del camino que está tomando para volar hacia el territorio de Hugo en línea recta, y los dos llegan rápidamente cerca de su destino.

Cuando mira al suelo mientras aterrizan, Ellen se asoma con una voz lúgubre mientras dice: ” Ugh, necesito un descanso … ” y bebe el agua creada a partir de su arte divino para saciar su garganta sedienta. Sus necesidades de hidratación mediante el uso del agua de su arte divino son más que suficientes.

Mientras observa el exterior del castillo con Ellen de su lado, Falma pregunta.

“¿Es este Mont Saint-Michel … qué es este lugar en medio del mar?” (NT: Falma está comparando el lugar con el Mont Saint-Michel que se encuentra en Normandía, Francia, en la Tierra.)

La residencia de Hugo recuerda a una fortaleza marítima. Es una pequeña isla que parece flotar sobre el mar con la fortificación de altos muros que rodean todo el lugar. Las partes del castillo se asemejan a torres dentro de la isla, es un complicado edificio de gran altura. Uno puede ver las torretas de armas y guardias en las paredes de la puerta. Solo hay una entrada y, por lo tanto, una salida, que compone una puerta principal enorme y ancha que conecta con el continente.

“El lugar está rodeado por el agua para la defensa. Las artes divinas utilizadas para la defensa están conectadas a las diversas divinidades de los diversos dioses.”

Ellen explica mientras traga el agua que creó.

Falma recuerda que la mansión de la familia De Medicis también mira hacia el río de la misma manera, y el jardín de hierbas de la residencia está en un banco de arena del río.

“¿Quiénes son los dioses de este lugar?”

Él se pregunta al respecto ya que ella no dio más detalles antes, luego Ellen entra en detalles sobre el conjunto de artes divinas en este lugar. Se ha sabido que las artes divinas de este lugar se activan automáticamente mediante el uso de encantamientos y poderes divinos en forma de figurillas, con ciertas características y condiciones de activación.

(Es como los usados en los círculos mágicos)

Falma comprende aproximadamente la explicación.

“Si configura un conjunto de artes divinas con anticipación, puede detectar inmediatamente a los intrusos que no entran por la puerta principal y ataca automáticamente con artes divinas basadas en agua. La mansión de la familia De Medicis también tiene un diseño similar.”

“¿Es así? Es muy conveniente.”

(¿Solomon y otros usan variaciones similares para sus propias necesidades?)

Falma recuerda su primer encuentro con los Inquisidores enviados por Solomon con los que luchó, ya que también colocaron trampas similares en la forma del sello de divinidad que resultó ser bastante brutal.

“Entonces, ¿deberíamos pasar por la puerta principal?”

Será bastante incómodo intentar un robo y quedar atrapado en el acto por el conjunto de artes divinas.

“Es la única forma. De lo contrario, caeremos en las trampas del conjunto de artes divinas como presas. Por cierto, ¿no llegamos mucho antes de la carta enviada por Falma-kun?”

Hay un servicio postal de propiedad imperial en la Ciudad Imperial, y su carta fue enviada por la mañana por el personal de entrega. Dado que el correo urgente es utilizado exclusivamente por los grandes aristócratas para su entrega, el tiempo de entrega se puede calcular con precisión.

“Basé mi cálculo en la entrega y el tiempo de lectura de la carta.”

“Eso no le va a dar al conde Hugo cualquier momento para escapar.”

Incluso la columna vertebral de Ellen se siente congelada debido a la falta de simpatía de Falma.

Los dos se acercan a pie a la puerta principal de la fortaleza marítima para no levantar sospechas. Cuando Falma se acerca al castillo, siente algo desagradable.

(Este sentimiento extraño, no debería preocuparme por eso. Aunque es bastante denso.)

Mientras reflexiona sobre lo que está sintiendo, Falma sostiene un amplificador de voz y llama a los dos guardianes de guardia de pie y cansados. La fortaleza de Hugo parece estar alerta, ya que muchos de los guardias se están reuniendo a lo largo de las murallas.

“Hola. Aunque la carta fue entregada antes, lamento la visita repentina. Mi nombre es Falma de Medicis, farmacéutico de la corte real. ¿Puedo encontrarme con el conde Trémoïlle?”

“El dueño de este lugar no está aquí actualmente.”

Los porteros se sorprenden al escuchar que el niño es farmacéutico de la corte y responden cortésmente.

“Entiendo. ¿Cuándo volverá?”

“Solo sabemos que estará fuera por un tiempo.”

Como respuesta sobre la ausencia del Conde durante un largo período de tiempo, finge retirarse del lugar por ahora.

“No se puede evitar, así que volveré un poco más tarde.”

Los rostros del portero muestran signos de alivio. Falma escucha un leve ruido en la distancia y mira hacia la imponente fortaleza. Agarra la mano de Ellen y luego envía su poder divino al báculo del Dios de la Medicina.

“¿Pasa algo?”

Ellen le pregunta a Falma.

“¿Qué es?”

Falma agarra a Ellen y salta directamente a la habitación de Hugo a través de la ventana entreabierta. Sucede tan rápido que los guardianes no pueden ver lo que acaba de suceder.

“¿Qué pasó justo ahora?”

Los dos guardias se miran perplejos.

“¡¡Wua aaah!!”

Hugo es sorprendido por la intrusión de Falma desde una distancia inesperada, salta y hace un extraño sonido, corre hacia la pared de la habitación, luego choca con ella y se derrumba.

“Buen día, conde Trémoïlle.”

Falma saluda al conde. Hugo intenta escapar, pero Falma se para frente a la puerta y bloquea la ruta de escape.

“¿¡C-Cuál es el significado de esto!?”

Hugo ya está llorando cuando mira a Falma.

“Como he dicho en mi carta, simplemente tengo algunas preguntas. Nos estaba mirando desde la ventana abierta. Si realmente estuviera ausente, no debería mirarnos, ya que nos daríamos cuenta de usted.”

Falma recuerda el consejo de Bruno mientras habla con Hugo, asegurándose de ser cortés y permitiendo que todos los eventos pasados ​​se eliminen.

“Eso … eso lo entiendo, entonces …”

Hugo está aturdido por el miedo y no tiene más palabras que pronunciar. Incluso Ellen tiene miedo de la tenacidad de Falma, donde Hugo no es rival para él.

“… ¡Entonces dígame el motivo de su visita!”

Mientras sostiene su cabeza temblorosa en sus manos, Hugo siente el bulto en su frente.

Falma se disculpa y responde: “Como he escrito en mi carta, por favor, no tema mi visita de hoy.

Sé que ha pagado su compensación a los alquimistas engañados, así que he aceptado su acto y no se lo voy a informar a Su Majestad.”

Falma ha venido a visitar a Hugo para verificar si es cierto, ya que se rumoreaba que Hugo ha sufrido un colapso mental. Cuando Falma escanea con su ojo divino, ve una luz celeste en el cerebro de Hugo.

“Trastorno de estrés agudo.”

El diagnóstico inicial de Falma es acertado. La parte más preocupante es que Hugo ha desarrollado un trastorno de estrés agudo. Un trastorno de estrés agudo es una reacción de estrés como un flashback de una experiencia previa, que resulta en un comportamiento de evitación y un trastorno de ansiedad que aparece después de sufrir un trauma severo. Hugo entró en pánico cuando vio a Falma y sufrió un grave insomnio a partir de entonces. Si esta condición persiste durante un largo período de tiempo, puede convertirse en TEPT. Cuando se trata de la autosuficiencia, Falma no está tratando de disciplinar a Hugo hasta el punto de que no pueda recuperarse. (NTE: TEP es la abreviación para Trastorno por estrés postraumático)

Las habilidades farmacológicas de Hugo no son insignificantes y, aunque se retiró una vez antes, todavía puede volver a ser farmacólogo de la corte real, ya que es una lástima que se retire por completo.

“En este momento, le estoy pidiendo que me perdone …”

Hugo abandona su postura de llanto mientras piensa cómo responder a la solicitud de perdón de Falma. Falma se pregunta si se verá obligado a disculparse con Hugo por el resto de su vida, y le da escalofríos.

“A partir de hoy, creo que ha sido lo suficientemente disciplinado, así que creo que es hora de reabrir su vena divina. No podrá ocultar la pérdida de su poder divino a las personas que le rodean para siempre.”

Esta puede ser la razón por la que incluso el guardia ocultó los hechos cuando Hugo se retiró a la fortaleza.

“La razón por la que estoy aquí es para preguntar, ¿cuál era el propósito de su estafa? Si es honesto con su respuesta, con mucho gusto volveré a abrir su vena divina.”

Falma coloca una cláusula condicional para su oferta.

“… El propósito era la piedra filosofal.”

“Las piedras filosofales eran todas falsas.”

Ellen interrumpe rápidamente su declaración.

“Quería averiguar si alguien más había sintetizado la piedra filosofal.”

Hugo presenta su historia a Fama. Inicialmente escuchó varias historias sobre la síntesis de la piedra filosofal entre los alquimistas de la Ciudad Imperial. Reunió a las masas en un lugar que estaban interesadas en la piedra filosofal. Si hubiera alguien que realmente hubiera sintetizado la piedra filosofal, esa persona consideraría que las piedras filosofales pertenecientes al alquimista Hermès son falsas y entraría en contacto con la persona que las rechazó.

(No sé lo que está tratando de decir, pero para esto …)

“¿Por qué buscaba a un alquimista que pudiera sintetizar la piedra filosofal de una manera tan indirecta? ¿De verdad cree que existe una piedra filosofal así?”

Falma se vuelve más confuso mientras conversan.

“Es posible sintetizar la piedra filosofal, pero hay una implicación de gran peligro en sintetizarla.”

Hugo presenta su argumento con tono convincente, mientras se traga la botella de vino que tiene a su alcance. Durante este tiempo, no hay mentira en su entonación.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .