After Story III — Arifureta: Capítulo 302

Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


After Story III ― Arco de Lord Abyss – Capítulo 2: Estimado Señor Nagumo-sama. El Vaticano Son Realmente Malas Noticias, En Serio

Un poco antes de que Emily y los demás presenciaran la desaparición de Kousuke y fueran a la agencia de seguridad.

Kousuke, que llegó a 『Roma』 a altas horas de la noche, se alojaba en un hotel barato como cuando estaba en 『Gran Bretaña』.

Aunque no era como antes cuando realmente era un hotel viejo, este era barato, su calidad estaba bien, y parecía capaz de curar el cuerpo que estaba un poco cansado por el largo vuelo durmiendo toda la noche.

Especialmente cuando no hubo tiroteos que se iniciaran en el piso de arriba, o intrusos irrumpiendo por la ventana y entrando como en una película de Hollywood. Kousuke dio la bienvenida a la mañana de forma segura y terminó sus preparativos rápidamente antes de salir.

Entonces disfrutaba del agradable sol de la mañana y del aire del país extranjero mientras de momento entraba a un café a desayunar porque no se podía luchar con el estómago vacío.

“Bueno, no es como si fuera a la guerra. Todavía es el primer día, así que miraré alrededor de la ubicación mientras hago turismo al mismo tiempo”.

Kousuke habló consigo mismo de esa manera mientras decidía el menú.

La camarera no se daría cuenta incluso si llamaba, así que fue por su cuenta a ordenar.

La señora de la cafetería, que solo notó que había un cliente japonés después de que le tocara el hombro, mostró una expresión de asombro, pero Kousuke no le prestó atención porque era un hombre experimentado. En sigilo.

Pidió un set que consistía en un croissant, ensalada y varios tipos de jamón en finas rodajas. Y luego una taza de capuchino.

No era un sándwich de salmón. No era, un sándwich de salmón. ¡No lo era-!

“¿Oh? Este capuchino… es delicioso”.

El capuchino estuvo exquisito. Dentro de la suave dulzura que aliviaba se podía sentir una amargura sutil, haciéndole sentir así que podía seguir bebiendo varias tazas. El croissant tampoco estaba mal. Era crujiente y esponjoso, con una fragancia aromática que lo deleitó.

“Sí, solo entré al azar, pero gané el premio mayor. Aunque no tienen sándwich de salmón”.

Su asiento estaba al lado de la ventana, por lo que se llevó el desayuno a la boca mientras contemplaba el paisaje urbano de 『Roma』.

Las hermosas calles de pavimento de piedra y las estructuras que desbordaban ambientación. No había ningún edificio de gran altura que arruinase el paisaje, lo que le hizo sentir como si hubiera ido a un mundo de fantasía. La atmósfera de alguna manera le recordó a 『Tortus』.

Naturalmente, lo que pasó por su mente fue su amada, la Onee-san con orejas de conejo. En la próxima “apertura de puerta” se quedaría por completo en la casa de la familia Endou.

Su estancia aquí también sería un tipo de prueba de preparación para cuando el “esto y aquello” relacionado con los Haulia en 『Tortus』 también se haya calmado hasta cierto punto y tengan construida su base en este lado. Entonces ella vendría aquí junto con varios otros Haulia.

Aunque su familia también estaría allí, estaría viviendo junto con Rana…

Sus salvajes delirios aumentaron.

Entonces, Emily-chan voló hacia sus delirios como si interrumpiera.

“…”

También había terminado de presentar a Emily a su familia, y su familia ya la había aceptado. Los Grant igualmente habían aceptado a Kousuke como parte de ellos.

No tenía intención de lavarse las manos.

No tenía esa intención, pero… en realidad, hasta ahora Kousuke todavía no le había transmitido claramente sus sentimientos a Emily con palabras.

A pesar de que su entorno lo aprobaba, la sensibilidad japonesa que se había cultivado dentro suyo desde que nació ardía. No pudo expresar los sentimientos dentro de sí mismo usando palabras. También estaría bien si hubiera algún tipo de ímpetu que lo impulsara limpiamente, pero…

“No, eso es solo mi excusa. Simplemente soy yo siendo sencillamente un bueno para nada…”

Se burló de sí mismo mientras se llevaba el capuchino a la boca y veía a Emily usando la capacidad de compartir información de su clon. Pero la taza ya estaba vacía.

Preguntándose qué estaba haciendo perdiendo el tiempo soñando a pesar de que vino por una misión, la sonrisa autodespreciativa en los labios de Kousuke se hizo aún más profunda. Entonces decidió por el momento pedir otra taza de este delicioso capuchino que encontró en este viaje.

“Disculpe~. Otra taza por favor”.

Naturalmente nadie lo notó.

Caminó rápidamente y tocó el hombro de la señora una vez más.

“¿¡Hii!? ¿¡Quien!?”

“… Es el cliente japonés que ordenó hace poco. ¿Puedo pedir otra ración de capuchino y croissant?”

Después de un momento la señora sonrió mientras decía “¡Oh, dios santo, soy tan olvidadiza!” para encubrir su error antes de comenzar a preparar apresuradamente la orden de Kousuke. Era una mujer con un cuerpo regordete y un rostro afable, por lo que no podía odiarla sin importar qué. Aunque en primer lugar estaba acostumbrado a este tratamiento, por lo que no estaba enojado.

Kousuke regresó a su asiento luciendo un poco abatido como de costumbre. Contempló el paisaje urbano con un sentimiento diferente al de antes. El rostro de Kousuke, que estaba poniendo un aspecto distante cuando se le veía de lado, desprendía una tristeza que era inesperada viniera de un adolescente.

“Aquí, disfrute. Capuchino y croissant…”

“Ah, dos de ellos”.

“Sí♪”.

Seguramente la señora entendió que a Kousuke le gustaba el croissant porque sacó dos que parecían algo más grandes de su canasta y los colocó en su plato de muy buen humor.

Y luego, tal vez para encubrir cómo había olvidado la existencia de Kousuke hace un momento, o quizás simplemente por tener curiosidad, la señora no se fue de inmediato y habló con Kousuke quien estaba mordiendo el croissant con deleite.

“Pareces muy joven. ¿Estás con tu familia?”

“Ah~, no, estoy solo”.

“¡Ara! Todavía estás en tu primer año de secundaria, ¿verdad?, ¿podría ser que eres un estudiante extranjero?”

“No, no, estoy haciendo turismo. Planeo ir al 『Vaticano』 después de esto. Además, tengo dieciocho”.

“¡Oh, perdóname! Es difícil distinguir la edad de los japoneses…”

La mujer agitó la mano con una expresión como 「Dios mío」, y luego empezó a hablar de varias cosas. Quizás era una verdad universal que a todas las señoras les gustaba hablar, o tal vez era solo que a esta le gustaba hablar.

Kousuke tuvo la sensación de que era el caso de esto último mientras escuchaba cortésmente.

Desde que regresó a la 『Tierra』 el juego de pies de Kousuke fue ligero y sus viajes al extranjero eran cada vez más frecuentes. Disfrutaba de los encuentros en medio de sus viajes, ya sea con personas, cosas o lo que sea. Y así, a Kousuke también le gustaba la gente a la que le gustaba hablar.

Esa señora le estaba enseñando a Kousuke sobre los lugares turísticos del 『Vaticano』, la ruta eficiente, restaurantes deliciosos y buenos lugares turísticos poco conocidos de una forma experimentada.

“De todas formas, ese lugar está completamente abarrotado, así que te recomiendo que vayas temprano en la mañana si quieres subir a la cúpula. En general el lugar ya está lleno un poco antes de las once”.

“Ya veo. Lo tendré en mente”.

Por cierto, a lo que aquí se refería con la cúpula se trataba de la cúpula de la 『Catedral de San Pedro』. Era un lugar encantador donde la gente podía tener una vista sin obstáculos de 『Roma』 y el 『Vaticano』, pero era un lugar estrecho, por lo que la gente a menudo tenía que esperar cuando se llenaba de gente. (Ex: Más información aquí)

Kousuke, que había terminado su desayuno y bebió el resto del capuchino, se puso de pie pensando que debería partir pronto.

“También, veras――”

“…”

La señora a la que le encantaba hablar parecía seguir hablando. ¿Kousuke era un buen oyente?

No pudo decir claramente que ya era suficiente. Kousuke, cuyo comportamiento era típico de un ciudadano japonés en cierto sentido, volvió a sentarse.

“Recientemente parece que hay muchos turistas aquí”.

“? ¿Sucederá algo pronto en el futuro?”

“No. No hay ningún plan como ese. Por eso es extraño. Por lo que escuché parece que en estos pocos meses el número promedio de turistas a aumentando 1.5 veces”.

A esta señora le encantaba hablar. Se preguntó de dónde sacó esa información.

No hubo proceso de inmigración y emigración para ingresar al 『Vaticano』. También había personal del Vaticano que iba y venía entre 『Roma』, así que quizás fue por eso.

Entonces la tía bajó un poco la voz “También” mientras acercaba su rostro a Kousuke y dijo.

“Las personas que vinieron aquí para hacer turismo hace unos meses, parece que están visitando repetidamente con una frecuencia asombrosa”.

“¿Están visitando el mismo lugar?”

La señora asintió. Parecía que era información que se obtuvo de la red de ciudadanos locales que echaron sus raíces en 『Roma』. Cuando preguntó se ve que había una gran cantidad de turistas entre los clientes que visitaban esta cafetería y los restaurantes de los conocidos de la mujer.

También existía la posibilidad de que esas personas se quedaran aquí por largos períodos debido a trabajo, pero su apariencia parecía consistir en parejas normales, familias o grupos de amigos que venían de turismo.

Ciertamente fue una historia extraña.

Aunque también existía la posibilidad de que una celebridad publicara cosas sobre 『Roma』 o el 『Vaticano』 en sus cuentas, lo que provocó que el tema se hiciera popular temporalmente.

De hecho, parecía que la señora también pensó que esa era la causa.

“Pensé que viniste aquí también por eso…”

“Ah~, no, no es el caso. O mejor dicho nunca había escuchado algo así en internet”.

“¿No es así? También intenté investigar qué tipo de celebridad está popularizando esta área, pero no encontré nada de eso en absoluto. Estaba pensando en que me dijeras si lo sabías, pero… es una pena”.

A esta señora no solo le gustaba hablar, parecía que también era una amante de los rumores, los chismes y la investigación.

Kousuke sonrió irónicamente mientras decía “Siento no haber cumplido sus expectativas”, y entonces la señora finalmente notó que Kousuke había terminado su desayuno desde hace un tiempo y “Dios mío, ¡me quedé demasiado absorta en hablar!” agitó la mano mientras mostraba una sonrisa avergonzada.

Kousuke pagó la cuenta y se dirigió al 『Vaticano』 mientras pensaba que acababa de escuchar una historia extraña apenas comenzar la mañana.

Era una rara oportunidad, por lo que intentó experimentar caminar lentamente por la 『Via della Conciliazione』, donde la catedral era visible más adelante. La cámara de su teléfono seguía haciendo clic. (Ex: Avenida de la Conciliación, más información aquí)

Se lo mostraría a su familia cuando regresara a casa. También se tomó una selfie. Actualmente, un fenómeno sobrenatural como que la cámara no lograra capturar la imagen de Kousuke nunca había sucedido. (Ex: Todavía, eventualmente llegara el día en que ni las cámaras o espejos logren captarlo, y entonces necesitara dispositivos especialmente hechos por Hajime para él. Imaginarlo me hizo reír)

Al poco tiempo, la plaza y el obelisco de San Pedro aparecieron a la vista. Allí pudo ver a la Guardia Suiza de pie galantemente con un traje colorido y una postura rígida, y a los turistas que estaban de visita temprano. (Ex: Más información aquí)

“Oh… como se esperaba, es una gran vista”.

La catedral frente suya iba sin decir. La línea de pasillos con pilares con varios cientos de árboles que rodean la plaza, y luego más de un centenar de estatuas de santos alineados sobre ella también eran impresionantes.

“No se puede evitar que tenga que apurarme debido a la misión, pero… como pensaba, es mejor venir a este tipo de sitio en grupo en lugar de solo”.

No odiaba viajar solo, pero como era de esperar, era mejor si había un amigo, familiar o amante con quien expresar sus impresiones y compartir sus sentimientos. Kousuke vio a los turistas a su alrededor mientras hablaba consigo mismo sintiéndose un poco solo.

Dejando eso a un lado, cambió sus sentimientos mientras tensó sutilmente su expresión.

“… La señora dijo que estaría lleno alrededor de las once en punto, pero… ya hay bastante gente aquí”.

Parecía que la historia sobre el aumento repentino del número de turistas era verdadera. Aunque todavía eran alrededor de las nueve, se había formado una multitud bastante grande.

Kousuke se recompuso y pensó un poco, “Ahora bien, qué hacer desde aquí”.

En realidad, hace algún tiempo trató de contactar a Hajime para pedirle que confirmara la ubicación de la persona que robó la información de la compañía involucrada, pero la señal no conectó.

En primer lugar, no sabían si el ladrón era realmente del 『Vaticano』, así que esto fue para confirmarlo con seguridad. Si era cierto sería fácil de investigar.

Aunque era inútil abogar por algo que no existía. En su primer plan pensaba escalar la cúpula para tener una vista de pájaro de todo el lugar, pero…

Cuando vio, ya se había formado una línea frente a la entrada de la cúpula.

“No es como si no pudiera escalar físicamente, pero…”

Había dos formas de subir a la cúpula. Primero fue usando un elevador para ir hasta la mitad y luego continuar subiendo por las escaleras, o utilizar las escaleras desde el principio. Sin embargo, habría más de 500 escalones si las personas utilizaban las escaleras desde el principio, por lo que la mayoría de las personas usaban el ascensor.

Aunque incluso después de usar el ascensor las personas aún tendrían que subir más de 300 escalones. Además, las escaleras se volverían más estrechas cuanto más se subiera.

Si fuera Kousuke, entonces podría escalar sin preocuparse por eso, pero aun así esta situación no era adecuada para ver alrededor con prisas.

“H~m. Bueno, ya estoy aquí, así que esperemos mientras también hacemos un poco de turismo”.

Intentaría esperar una o dos horas. Si parecía que la cola no se movía, usaría la pared exterior y subiría físicamente. Estaba teniendo pensamientos tan absurdos mientras cambiaba su teléfono al modo selfie y avanzaba.


Aproximadamente dos horas después.

Kousuke, cuyo corazón fue completamente robado por las solemnes y maravillosas obras de arte y estructuras, volvió a sus sentidos repentinamente debido al hambre que levemente sintió.

“Mierda. Estaba completamente absorto. A pesar de que estoy en medio de una misión, estaba haciendo turismo con normalidad en su lugar… Qué terrorífico, 『Vaticano』. Es demasiado hermoso”.

Kousuke fingió secarse el sudor que ni siquiera exudó.

No era como si lo fueran a regañar por hacer eso, pero de alguna manera se sintió como si sería amonestado 「¿Qué estás haciendo holgazaneando así?」 por Hajime, así que trató de encubrirlo actuando como una persona completamente tímida.

No era como si estuviera dando vueltas mirando todo, pero había ido durante bastante tiempo a los lugares que estaban abiertos al público, así que pensó que pronto debería comenzar a infiltrarse de verdad bajo el pretexto de “solo estoy colándome, ¿hay algún problema?” y actuó para hacer eso.

Pero en ese momento:

“¿Hm?”

Kousuke dejó de moverse de la extraña presencia que sintió de repente. Cerró los ojos para concentrarse un poco, y luego su mirada se dirigió hacia debajo de sus pies, más exactamente hacia el suelo como si viera a través del subsuelo.

“¿Hay un pasaje subterráneo? Bueno, parece que debajo de la catedral hay una tumba, y no es extraño incluso si hay un pasaje subterráneo que no está abierto al público, pero…”

El problema era la ubicación actual de Kousuke y la dirección a la que se dirigía la persona que caminaba bajo tierra.

“… Un pasaje subterráneo que está conectado con el exterior, eh”.

Sí, Kousuke en este momento estaba en el borde del lado noroeste del museo de arte del 『Vaticano』. Y entonces, la persona que caminaba bajo tierra se dirigía hacia el norte sin parar. Era obvio que había un pasaje subterráneo que conectaba el exterior con el interior.

Kousuke, que se interesó, salió por la puerta del museo de arte del 『Vaticano』 y luego siguió la dirección hacia donde se dirigía la persona en el subterráneo.

No había pasado mucho tiempo antes de que llegara a un edificio de cuatro pisos un poco viejo que se alzaba discretamente entre los alrededores. El primer piso parecía ser una tienda general donde se ve estaba la selección de objetos y el dependiente el cual no tenía motivación.

Quizás los pisos superiores eran para vivir. Aunque era mediodía la cortina estaba cerrada y no se podía observar la situación en el interior.

Debido a que estaba cerca del lugar de atracción turística pasaba mucha gente, pero nadie ni siquiera volvió la mirada hacia la tienda general.

Así de discreta y silenciosa era la atmósfera del edificio.

“… La persona subió eh. Directamente al cuarto piso sin siquiera mostrarse”.

Kousuke estaba observando la tienda general desde el otro lado de la calle sin particularmente esconderse. Sintió la presencia de la persona bajo tierra subiendo por el mencionado edificio.

Cuando intentó detectar las presencias en el interior, parecía que no había nadie en el segundo y tercer piso, pero solo había una persona en la cuarta planta.

Por ahora intentaría buscar dentro. Decidiendo eso Kousuke se iba a mover, pero antes de que pudiera apareció una persona a unos metros a su lado cruzando la calle.

Casualmente volvió su mirada hacia esa persona. Se trataba de un joven de cabello castaño ceniza y rostro muy hosco, su estatura rondaba los cientos setenta centímetros. Llevaba pantalones de aspecto muy normal y una sudadera con capucha mientras cargaba una gran mochila de cuero en la espalda.

“…”

Después de echarle un vistazo parecía un lugareño sin nada particularmente destacable, por lo que también se le podía considerar un turista.

Pero Kousuke lo entendió. Como mínimo, este joven no era alguien con una ocupación respetable.

La forma en que se movía y el movimiento de su mirada lo demostraba. Fue la atmósfera que lo envolvió lo que le dio especialmente la sensación de “alguien familiarizado con la lucha”. No era un sentimiento que se basara en una base definitiva, pero Kousuke, que había sobrevivido a la carnicería en 『Tortus』, de alguna manera lo entendió.

Como era de esperar, el joven observó un poco su entorno antes de entrar a la tienda general con un rostro indiferente.

Luego conversó un poco con el dependiente de la tienda que parecía desmotivado.

“Buena sincronización esa”.

Kousuke comenzó a caminar hacia la tienda general con una leve sonrisa.

Entró a la tienda casualmente.

Normalmente Kousuke podría entrar sin que nadie le prestara atención, incluso sin que hiciera nada. De hecho, a pesar de que Kousuke se sintió un poco deprimido por eso, aún entró a la tienda sin dudar de ello, pero…

Entonces, inesperadamente:

“…”

“――Tsu”.

El joven vio a Kousuke.

No era que su mirada se dirigiera accidentalmente a Kousuke. Detectó a alguien entrando en la tienda y su mirada se movió hacia este con precisión.

Kousuke se elogió a sí mismo por cómo pudo evitar que el desconcierto dentro de su corazón se mostrara en su rostro.

Se dirigió hacia el lugar donde se vendía una bebida dentro de la tienda sin perder el ritmo.

「¿Me notó? Ciertamente ni siquiera usé invisibilidad, pero… ¿en serio?」

Dentro de su corazón, 「¡Este no es el momento de sentirse feliz, no es así yo!」 calmó su corazón de esa forma mientras adelgazaba su presencia poco a poco reforzando su invisibilidad.

La mirada que estaba fija en él se alejó lentamente.

“? ¿Qué pasa, Aziz?”

“… Nada. Iré”.

“Sí, buen trabajo”.

Su conversación continuó con una naturalidad como si no hubiera nadie más allí. El joven llamado Aziz entonces subió las escaleras dentro de la tienda.

Kousuke lo seguía con normalidad.

El dueño de la tienda parecía como si ni siquiera lo notó cuando pasó junto a él. La invisibilidad de Kousuke estaba en una dimensión diferente a [Ocultar Presencia]. Era algo que realmente debería llamarse [Adelgazamiento de Presencia]. En una situación en la que se volviera realmente invisible se convertiría en algo espantoso hasta el punto en que una persona normal no se daría cuenta incluso cuando agitara la mano frente a sus ojos.

“…?”

「¿¡En serio!? ¡No me nota, pero este tipo al menos siente algo fuera de lugar!」

El joven de repente se dio la vuelta dentro de la estrecha escalera e inclinó la cabeza. Kousuke inmediatamente saltó al techo y se quedó allí, por lo que la mirada del joven no lo encontró.

“¿Es sólo mi imaginación?”

El joven murmuró eso y negó con la cabeza. Su rostro hosco se volvió aún más ceñudo por el descontento mientras se apresuraba a subir al cuarto piso como para recomponerse.

「De la historia de Nagumo, el tipo que robó la información sobre nosotros de la Compañía Reletense usaba un abrigo ajustado y una máscara, y también utilizó un arma primitiva. Bueno, no hay forma de que pueda seguir caminando vistiendo así…」

Si esa persona regresara inmediatamente en un avión después de atacar a la compañía, entonces el tiempo coincidiría. Kousuke levantó su vigilancia mientras murmuraba dentro de su corazón.

Solo había una puerta en el cuarto piso. El joven dijo “… Es Aziz” frente a la puerta.

“Aziz. Bienvenido de vuelta, pensé que vendrías pronto”.

Quien abrió la puerta fue una mujer con la atmósfera de una dama refinada la cual parecía tener alrededor de sesenta años. Con su mirada amable se sentía como si las personas cercanas a ella la llamarían “madre”, incluso si no eran familia.

La puerta se abrió en gran medida y la mujer se hizo a un lado para dar la bienvenida al joven.

Kousuke también se deslizó coincidiendo con el tiempo de Aziz.

“…”

“Bienvenido de nuevo, Aziz. ¿Qué pasa?”

Dentro de la habitación había una persona más, un hombre de aspecto masculino de unos treinta y tantos años. Al ver a Aziz mirar inquieto a su alrededor con una mirada sospechosa en el momento en que entró en la habitación, su expresión se volvió dudosa y le preguntó al joven.

“No. Se siente como si alguien me hubiera estado observando desde hace algún tiempo”.

“… Ya que eres tú quien posee unos sentidos extraordinariamente agudos quien dice eso, entonces no puedo simplemente negarlo, pero… no importa cómo lo veas, solo estamos nosotros aquí, ¿sabes?”

No, había otro aferrado en el techo.

Aunque por supuesto esa persona no dijo eso. Sin embargo, los sentidos del joven debajo eran realmente dignos de elogio.

「Este tipo realmente no es normal. Ser capaz de notar que algo está fuera de lugar incluso cuando me vuelvo invisible.」

Kousuke se sentía más nervioso que de costumbre. Abajo, el hombre se acarició la barbilla mientras abría la boca.

“¿Podría ser que haya una cámara oculta?”

“Ara. Leda-kun, si se trata de eso la inspección regular se terminó de hacer ayer, ¿sabes?”

“Si Madame Maya lo comprobó entonces seguramente no hay duda al respecto…”

Kousuke pensó: 「Hacer chequeos regulares de cámaras ocultas, estos tipos no son normales como se esperaba」.

Este edificio estaba conectado al 『Vaticano』 a través de un pasaje subterráneo… Se preguntó quiénes en el mundo son estas personas.

No sabía si estos individuos estaban relacionados con lo que debería investigar, pero al menos serían un buen punto de partida. Se podría decir que ganó el premio gordo.

Kousuke usó todo su esfuerzo para volverse invisible y contuvo el aliento. Frente a su mirada, la conversación de estas personas desconocidas y no comunes continuaba.

“Bueno, tendremos cuidado por si acaso. Aun así, me iré después de esto para trabajar sin embargo”.

“… Recientemente hay mucho trabajo, ¿no es así?”

“Sí. Estoy harto de eso, en serio. ¿Y tú Aziz? Si recuerdo bien estabas investigando el nivel de peligro de esa ruina antigua, ¿verdad?”

“Sí. Ese fue el trabajo del departamento de gestión”.

“Ya veo. Recientemente, no son solo los adoradores, sino que incluso las corporaciones también se están volviendo activas… Será genial si es solo una reliquia normal”.

“La posibilidad de que haya adoradores en esa compañía no es en absoluto baja”.

“… Son solo malas noticias que vienen de todas partes del mundo. Esas personas que están buscando la salvación, aunque entienden que es una tentación que va en contra de Dios, inevitablemente aumentarán en número”.

El hombre llamado Leda negó con la cabeza con una mirada oscura.

“… Creo que no se puede evitar pensar que la causa son los Retornados”.

Kousuke se sorprendió por las palabras de Aziz. Fue un gran premio. Parecía que esto era un bingo.

Maya, que estaba escuchando en silencio la conversación de ambos, habló con un tono ligeramente de reproche.

“Aziz. Saltar a sombras puede convertirse en nuestro mayor error. No deberíamos decir palabras inciertas”.

“Pero… lo que les hicieron esos chicos a nuestros camaradas”.

“Ciertamente eso es verdad, pero al final no hay nadie muerto. ¿No es eso también una prueba de que tienen conciencia?”

“…”

El joven Aziz se calló hoscamente como si no estuviera convencido en absoluto. Parecía que verse inexpresivamente hosco era su aspecto predeterminado, pero en este momento definitivamente estaba de mal humor, o más bien, parecía estar enfurruñado.

Al ver que las opiniones de Maya y Aziz sobre ellos mismos, los Retornados, eran opuestas entre sí, Kousuke no sabía cómo juzgar su posición.

Quizás, el 『Vaticano』 y las personas afiliadas a este estaban recopilando su información para tratar de entrometerse con ellos. Tal sospecha fue algo apaciguada por las palabras pacíficas y racionales de la mujer llamada Maya.

Aziz, que era infantilmente incapaz de ocultar su disgusto, y Maya, que parecía preocupada.

Leda estaba haciendo una sonrisa irónica hacia esos dos. Con el fin de respaldar un poco a Aziz, quien estaba en desventaja, habló mientras cargaba el equipaje.

“Bueno, no hay duda de que ese asunto inquietante estuvo aumentando por la época del regreso de los Retornados. Su secretismo y fuerza a los que ni siquiera nosotros podemos acercarnos… no es irrazonable que Aziz esté alerta contra ellos cuando piensa en su familia”.

“Ciertamente eso es verdad”.

La expresión de Maya parecía aún más preocupada. Leda abrió la puerta con expresión burlona y habló cuando pasó junto a Aziz.

“Además, Aziz no quiere que su amada “hermana mayor” se acerque a tales tipos, ¿verdad?”

“¡Leda-san!”

La voz del joven Aziz claramente contenía ira. Leda dijo “¡Oo, aterrador! ¡Aterrador!” y apartó dramáticamente su rostro para ocultar su expresión, luego dijo “Nos vemos” y se fue.

“Odio cómo a esa persona le gusta burlarse de los demás”.

“H~m, Leda también era un niño rígido y serio en el pasado”.

La atmósfera sensible de antes se transformó completamente en una tranquila.

Aziz giró sobre sus talones e hizo una seña a Maya con su mirada. Esta asintió con la cabeza y pasó detrás del escritorio dentro de la habitación y abrió varios cajones hasta la mitad.

Entonces, al final golpeó ligeramente la esquina del escritorio.

Justo después de eso, “Gakon” hubo un sonido de algo moviéndose. Aziz empujó la pared dentro de la habitación y esta se hundió adentro. Parecía que se convirtió en una puerta corrediza. Después de que el muro se movió hacia un lado, había una escalera estrecha bajando por la que solo podía pasar una persona a la vez.

Aziz se deslizó rápidamente por la estrecha escalera que estaba ubicada entre las paredes. Solo asintió con la cabeza con una mirada a Maya la cual estaba agitando su mano hacia él mientras sonreía y rápidamente cerró la puerta.

「Como era de esperar, es tan estrecho que es imposible entrar juntos.」

Kousuke, que todavía estaba aferrado al techo, volvió la mirada hacia el escritorio. Al menos había confirmado claramente el procedimiento, pero no tenía claro cuánto había que tirar de los cajones. En el caso de que se midiera milimétricamente sería bastante problemático intentarlo él mismo.

「Sería genial si esa Maya también se fuera…」

Lo más probable es que sea pedir demasiado. Este lugar era probablemente la casa exterior y también la base de estas personas que estaban afiliadas al 『Vaticano』. Esta Madame Maya parecía ser la encargada aquí. Era difícil imaginar que dejaría este lugar fácilmente.

「Esperemos que no sea tan aguda como Aziz-kun.」

Kousuke oró dentro de su corazón mientras usaba la abertura cuando Maya apartó la mirada de la pared del pasaje oculto para aterrizar en frente.

Y luego, rápidamente convocó a un clon al otro lado del muro. Además, usando el artefacto especialmente hecho por Hajime, cambió de posición junto con el espacio con su clon antes de eliminar el clon que apareció dentro de la habitación.

A cambio, una piedra negra con un pequeño destello cayó al suelo con un plop.

――Arte Ninja de Aire Estilo Abismo [Banei no Kagerou (El Abismo siempre está erráticamente distribuido)] (TI: Banei no Kagerou = Calor de neblina de miríada de sombras)

Por cierto, esta técnica sustitutiva que utilizaba un artefacto de un solo uso se llamaba anteriormente [Banji Zaikuu (Existo, en el Lugar Deseado)] ¡El nombre de las habilidades del lord cambiaría dependiendo de su estado de ánimo en ese momento! (TI: Banji Zaikuu = Aire Reside en la Tierra Entera)

Kousuke, que entró en el pasaje oculto, seguía a Aziz mientras se mantenía a distancia de él.

「Aun así, es profundo eh…」

Según sus instintos, se sintió como si la escalera descendiera dos pisos por debajo del nivel del suelo.

Cuando investigó usando una brújula mientras avanzaba, como era de esperar, este pasaje subterráneo se dirigía hacia el interior del 『Vaticano』. Tras avanzar unos doscientos metros había una esquina que se dirigía hacia el oeste. Si la medida que calculó dentro de su cerebro era correcta, pasaba directamente por debajo del museo de arte del 『Vaticano』 en línea recta desde el exterior, y a la mitad del pasaje se extendía en dirección al 『Jardín del Vaticano』.

En poco tiempo, Aziz, que había avanzado hasta el final del pasaje subterráneo, encaró la pared y puso la palma de la mano sobre ella.

Una luz mecánica escaneó su palma. “Kashun”, apareció un teclado numérico. Escribió la contraseña. “Vin” se hizo tal sonido, y el suelo se deslizó. Apareció una escalera que se dirigía más bajo tierra.

「¿¡Por qué solo esa parte es moderna eh!?」

Kousuke hizo un tsukkomi en su corazón.

Después de que Aziz pasó, Kousuke también se deslizó por el suelo usando la misma técnica de pseudo sustitución que antes hacia la escalera.

Después de bajar las escaleras que se sentían un piso más bajo, apareció una gruesa puerta de metal. Era una puerta doble que se podía deslizar hacia la izquierda y derecha. En el medio estaba tallada una gran cruz.

「Finalmente llegué a la sede de este misterioso grupo.」

Siguiendo a Aziz dentro de la puerta abierta, Kousuke también entró.

El espacio interior era sorprendentemente amplio. Primero, el techo era estúpidamente alto. Supuso que llegaba a los quince metros. Gruesos pilares se alineaban en orden sistemático, la anchura y la longitud del espacio también eran muy amplias. El sitio estaba básicamente hecho de piedra con las partes vitales reforzadas con metal.

Mucha gente vestida con hábitos se movía afanosamente. Después de ver cuidadosamente, había pasajes a los lados de las paredes de este espacio.

Era un espacio subterráneo que era como la versión más pequeña del canal exterior de Tokio que se rehízo en un estilo de edad media.

「En serio… la posición está justo debajo del bosque en medio del museo de arte y el monasterio. Pensar que hay este tipo de espacio enorme aquí.」

Kousuke, que se sintió abrumado por un momento, hizo “Ah” y volvió a sus sentidos al ver a la gente pasar cerca suya.

「Si es esta escala, la posibilidad de que alguien no perteneciente al 『Vaticano』 haga este pasaje subterráneo en secreto y planee algo que no es bueno… no es probable eh. No hay forma de que el lado del 『Vaticano』 no se dé cuenta de esto.」

En otras palabras, esto debe ser una instalación de algo para una organización dentro del 『Vaticano』 que no se hizo pública.

Kousuke se abrió paso entre la gente y avanzó con cuidado.

Todo lo que captó su vista fue interesante.

Las personas que llevaban hábitos estaban haciendo algo así como trabajos manuales en varios puestos grandes.

Lo que sostenían sus manos eran:

「¿Bastones? Además… ¿No es eso una hoja de asesino? ¡La vi antes en una película! Eso es, ¿una cadena? Uwaa, ¿están grabando sellos de cruz en cada eslabón de la cadena? Eso… ¿Una ballesta eh? ¿¡Oi oi, están cubriendo la flecha con un líquido extraño!? ¿¡Estos tipos son clérigos, no!? ¡Claramente están fabricando armas peligrosas sin embargo!?」

Por dentro, Kousuke estaba haciendo una tormenta de tsukkomis con el desfile de armamento de aspecto peligroso de la edad media.

Aparte de eso, había gente haciendo copias escritas de un libro grande y viejo que parecía que se derrumbaría en cualquier momento, y luego, aunque era bajo tierra, había un horno y una persona haciendo herrería, sujetos que se reunían o tal vez tenían una clase mientras escribían algo en lo que era como una pizarra, e individuos que sostenían las armas creadas por los miembros anteriores mientras tenían batallas simuladas. “Escenas que no eran normales” abrumaban a Kousuke como olas.

Era como si estuviera viajando a otro mundo o entrando en una brecha temporal hacia el período de la Edad Media.

「Estimado señor Nagumo-sama. Esto es realmente malo. El 『Vaticano』 son realmente malas noticias, en serio. Un secreto escandaloso se esconde bajo tierra aquí.」

Dentro de su corazón, Kousuke estaba llorando 「Ya quiero ir a casa. Quiero comer el pastel de manzana de Emily…」.

Cuando estaba luchando contra la agencia de seguridad, dentro de su corazón también se sentía realmente cansado, pero aun así mantuvo algo de compostura. Su organización, acciones y equipo estaban extremadamente dentro del ámbito de la realidad y el sentido común después de todo.

Pensar que justo después de infiltrarse aquí, ese sentido común recibiría una paliza como esta. Ni siquiera lo había imaginado.

Y lo que es más. Desde hace algún tiempo sus sentidos se sentían impotentemente con picazón. Pensaba que era este espacio poco realista lo que le hacía sentir eso, pero la gente que iba y venía, especialmente las personas que parecían estar entrenando, cuando los miraba, sintió un extraño déjà vu.

Se sentía indescriptiblemente extraño, como si los conociera realmente bien, pero no lo hacía.

De esa forma avanzaba más adentro mientras escapaba de la realidad. Entonces llegó a ver un atrio que tenía un segundo y tercer piso. La pared más profunda estaba labrada y se convirtió en un claustro, mientras que las habitaciones se hicieron dentro de la pared de piedra.

A ambos lados había escaleras de caracol hechas a lo largo de los pilares; además, había un ascensor justo en el frente. Era del tipo antiguo con una cerca con barrotes de hierro y una jaula de acero tirada por cadenas.

Tanto la escalera como el ascensor atravesaron el techo y se extendieron por encima. Lo más probable es que salieran a la superficie.

Cuando lo notó la presencia del joven Aziz estaba dentro de la sala del frente en el tercer piso.

Parecía que su atención se desvió de Aziz mientras estaba desconcertado por lo absurdo de este espacio.

Cometió un error. Kousuke fue apresuradamente al tercer piso para recopilar información.

Pero antes de eso vio a una persona extraña y sus piernas se detuvieron.

「…? ¿Qué está haciendo?」

Esa persona era un joven en la segunda mitad de su adolescencia. Estaba mirando fijamente hacia la habitación en la que entró Aziz. Lo que llamó la atención de Kousuke fue su expresión más que su acción.

Estaba terriblemente inexpresivo, pero se sentía como si hubiera una inquietante sombra que era como malicia o hostilidad parpadeando dentro de sus ojos.

El joven miró de repente su reloj de pulsera. Luego hizo una débil sonrisa aterradora, entró en uno de los pasillos laterales por alguna razón, y pegó su cuerpo al suelo cerca de la pared.

Fue como si, sí, como si:

“… ¿Postura antichoque?”

Kousuke murmuró eso. Se le puso la piel de gallina.

Al instante, hubo un terrible sonido explosivo. Luego una onda de choque furiosa.

“¿¡GUaAAAAAAH!?”

No estaba claro quién gritó. ¿Fue Kousuke, ¿otra persona?

Sus sentidos se agitaron por un instante y cayó en la inconciencia. Ni siquiera tuvo tiempo de sentirse consciente de que su propio cuerpo fue despedido. Su cuerpo se golpeó varias veces, y al final su espalda chocó contra la pared y Kousuke finalmente se detuvo.

“¿¡Kahah!? Tsu, ¿¡qué pasó!?”

El aire de sus pulmones fue expulsado con fuerza debido al impacto y su respiración se alteró, pero regañó a su cuerpo entumecido e inmediatamente se preparó para el combate. Se puso de rodillas en posición baja mientras observaba la situación a su alrededor.

“¿Explosión? No es… un incidente”.

El espacio secreto subterráneo ahora era completamente diferente al de un momento antes. Los pilares se derrumbaban aquí y allá, los escombros del techo y las paredes estaban esparcidos por todas partes, y las “cosas que eran humanas” estaban desperdigadas de forma similar.

El atrio que llegaba al tercer piso también fue destruido en su mayor parte con una de las escaleras colapsando. También se cortó la cadena del ascensor. Desde arriba de dicho elevador, el techo se derrumbó y se abrió un agujero a la superficie. Una luz tenue brillaba.

Fue demasiado terrible para ser una explosión accidental. Por encima de todo, los pilares que sostenían el espacio subterráneo en su mayoría no sufrieron daños. Viendo que la destrucción se centró en los alrededores de la zona donde la gente estaba trabajando, esta explosión fue obviamente obra de alguien.

El propio Kousuke, si no tuviera su duro cuerpo entrenado y el traje de combate que llevaba en su ropa casual, la prenda artefacto que estaba tejida con fibra metálica que proporcionaba varias habilidades defensivas como ser a prueba de puñaladas, de balas, resistencia al frío, al calor, al impacto, etc, podría haber resultado gravemente herido.

De hecho, el impacto atravesó esa capacidad defensiva y dañó sus órganos internos algo seriamente.

Dentro de su corazón, Kousuke se maldijo a sí mismo 「Idiota, soy demasiado descuidado」 mientras sacaba un pequeño recipiente con forma de tubo de ensayo y bebía la medicina de recuperación que contenía.

Al mismo tiempo, resonó la voz de una mujer. Aunque esa voz estaba agitada, había dignidad en ella.

“¡Kuh, informe-, informe de situación! ¡Todos! ¿¡Están a salvo!?”

Después de ver allí, una mujer salió de la habitación donde Aziz debería haber entrado hace un momento. Inclinó su cuerpo hacia adelante desde la barandilla del claustro y levantó la voz.

A primera vista era una mujer hermosa. Su edad parecía rondar los veinte. Su suave y largo cabello rubio ondulado, sus ojos caídos de aspecto suave, las colinas gemelas y la cintura apretada que se veían claramente incluso desde encima del hábito suelto, y luego sus largas piernas.

Parece que también hubo una explosión dentro de la habitación ya que su ropa y cabello estaban desordenados, y aunque había sangre goteando de su cabeza, tenía un encantador brillo en ella que no podía ser dañado por simplemente esto

Seguramente daba la impresión de ser una hermana mayor amable, pero ahora mismo, en esta situación caótica, su expresión se estaba volviendo grave y severa al ver a los muertos entrar en su vista.

“Guh, kafuh――es, peligroso. Claudia-sama-”

“¡Aziz! ¡También Wynn y Anna! ¡No deberían moverse! ¡Todos están gravemente heridos!”

Detrás de la mujer, Claudia, apareció el joven Aziz con pasos tambaleantes. Estaba en un estado donde las heridas se encontraban literalmente por todo su cuerpo. A ambos lados de él, un joven de cabello rubio y una chica en alrededor de la mitad de su adolescencia, estaban de pie con expresiones similares que estaban cubiertas de sangre y eran distorsionadas por el dolor.

¿Cómo se diferenciaron sus heridas entre sí a pesar de que estaban en la misma habitación? Por cómo se llamó a la mujer usando “-sama”, quizás Aziz la cubrió.

Claudia extendió su mano hacia Aziz. En ese momento, se alzó una voz desde el pasaje lateral.

“¡Claudia-sama! ¡Hay un problema! El sello-, el sello de la {Puerta Espejo} se está deshaciendo-”

“!? Aumale, ¿qué quieres decir con――?”

La expresión de Claudia palidecía claramente incluso desde lejos. Parecía que estaba ocurriendo una situación que era peor que esta desastrosa explosión.

Además, la situación se movía como si siguiera empeorando.

“¿¡Guah!?”

“¿¡Qué, todos ustedes!?”

Gritos y rugidos enojados resonaron. Cuando todos los que se sorprendieron vieron en la dirección de la voz, innumerables personas bajaban de las escaleras y del ascensor, y comenzaron a atacar a los individuos que apenas escaparon del desastre de la explosión.

Sorprendentemente, todos los intrusos estaban vestidos como si hubieran estado haciendo turismo no hace mucho. Sus apariencias eran como la de turistas; sin embargo, estaban matando gente sin dudar…

La situación empeoraba rápidamente. El caos se profundizaba y la desesperación corría desenfrenada al mismo tiempo.

Kousuke tampoco pudo decidir su próximo movimiento al ver la situación anormalmente inesperada que estaba ocurriendo una tras otra.

Existía la posibilidad de que el 『Vaticano』 estuviera recopilando información sobre los Retornados, por lo que vino a investigar su objetivo y cuántos datos tenían, y sin embargo ese mismo 『Vaticano』 estaba siendo atacado.

El lado al que debería ayudar, la razón por la que debería echar una mano y en primer lugar incluso el motivo por el que debería interferir, no le vinieron a la mente.

「¿Debería aprovechar este caos y buscar solo nuestra información? Pero…」

El instinto de Kousuke estaba insistiendo en que se asegurara de esta situación. Su sentido del peligro palpitaba diciéndole que la ambiente podría ir más allá de la salvación si la dejaba tal cual.

“¡Claudia-sama! ¡Ahora mismo es el sello! Si la {Llave de la Santa Cruz} desaparece, a este ritmo-”

“Kuh, pero…”

Claudia llevaba desapercibida una enorme cruz metálica de unos dos metros. Estaba dudando después de ver que sus compañeros eran atacados.

“¡Déjenos este lugar a nosotros! ¡Por favor cuide el sello, Claudia-sama! ¡Es sólo la {Puerta Espejo} lo que no podemos permitir que se abra! ¡Ve con el jefe, Anna! ¡Aziz, Aumale! ¡Les dejo a Claudia-sama!”

Inmediatamente después de decir eso el hombre llamado Wynn saltó del tercer piso con un aspecto demoníaco. Realizó espléndidamente un ukemi y fue a rescatar a sus camaradas que estaban siendo atacados.

“¡Claudia-sama! ¡Traeré al jefe aquí sin falta!”

“¡Anna!”

La chica que también se llamaba Anna, sin mostrar ningún signo de preocuparse por su rostro y costado mojados de sangre, del bolsillo de su pecho sacó una vara, de su forma probablemente sería una tonfa, y la alargó completamente. Montó una barandilla en la parte superior de la escalera y saltó de inmediato como un péndulo.

Entonces descendió y envió a los atacantes volando mientras se alejaba a gran velocidad.

“Kuh, Aziz”.

“Estoy bien. Vamos, Claudia-sama”.

Claudia asintió en respuesta a las decididas palabras y la mirada de Aziz. Luego se echó al hombro la enorme cruz mientras se alejaba corriendo.

En el primer piso, el hombre que acaba de levantar la voz sobre el sello algo, Aumale, esperaba algo impaciente. Guio a Claudia y Aziz a toda prisa.

“Esperen, oi oi, ese tipo… Mierda, no entiendo lo que está pasando en absoluto. Bueno, en este tipo de momentos lo mejor que se puede hacer es confiar en los instintos”.

Incluso mientras maldecía, Kousuke manifestó sus clones y ayudó a las personas que usaban hábitos que parecían acabar con los atacantes.

Al mismo tiempo, el cuerpo principal persiguió a Claudia y compañía quienes desaparecieron dentro del pasaje.

“¡Espera, esto es un laberinto!”

El pasillo estaba oscuro y casi no había iluminación. Además, después de avanzar unos metros se encontró de repente con el camino bifurcándose en cinco caminos.

Sin demora, Kousuke usó su habilidad [Rastreo] para buscar las pisadas más recientes. Podía sentir su presencia, pero solo con eso no entendería la dirección correcta a tomar. Si entraba en la ruta más corta, cuando en realidad tenía que tomar un desvío por un camino diferente, tendría que regresar aquí. Aunque fue problemático, era necesario rastrear las huellas.

“El segundo por la derecha”.

Incluso si una persona común no pudiera entenderlo, para Kousuke, la forma sutil en que se barría el polvo, la manera en que las partículas flotaba en el aire, el color del suelo, etc, le decían dónde estaban las huellas. Era como un perro policía persiguiendo el rastro del objetivo.

Pero incluso después de eso siguió encontrando caminos secundarios cada vez que avanzó unos diez metros. Cada ocasión tenía que diferenciar las huellas antes de moverse, por lo que las tres personas que iban delante lo dejaban atrás y se movían sin vacilar.

“De su presencia… ¿este es el último de los caminos ramificados?”

Las presencias se sintieron muy cercanas. Parecía que la predicción de Kousuke era acertada.

「――!? ――!!」

「――! ――」

Los ecos de una especie de gritos enojados lo alcanzaron. Inmediatamente después de eso, también se escuchó un breve chillido de mujer.

Kousuke entendió cuál era el camino correcto sin siquiera encontrar las huellas, e iba a ir allí.

En ese momento:

“¿¡Kuh!? ¿¡Qué!?”

Había una “niebla roja” surgiendo desde lo más profundo del pasaje. Fluía con un impulso intenso como gas a alta presión escapándose. La niebla tiñó de rojo todo el pasaje en un abrir y cerrar de ojos.

Kousuke inmediatamente puso una barrera usando sus kunais.

¿¡Niebla roja!? ¿¡Es gas venenoso!? ¡Mierda-, es una cosa tras otra!”

Kousuke escupió maldiciones que no pudo contener mientras corría por el último camino para descubrir la situación. Y entonces, delante estaban los restos de una dura puerta metálica. Parecía haber sido volada por una explosión. Kousuke le lanzó un vistazo mientras saltaba a la habitación más profunda.

Así, lo que Kousuke presenció fue:

“Que, es… esto…”

Era un gran espejo. Su altura era de tres metros y el ancho de uno. El espejo fue cercado con la aterradora escena de innumerables personas tumbadas una encima de la otra en montones.

Pero, Kousuke no sabía si realmente debería llamarse un espejo.

La razón era que lo que se llamaba espejo era algo que reflejaba la vista de su lado opuesto en su superficie. Lo que mostraba era lo que tenía enfrente. Un espejo debe reflejar la pared de piedra, la niebla roja y a Kousuke en su superficie.

Y sin embargo, lo que se reflejaba en ese espejo, no, lo que se podía ver al otro lado del espejo era otro mundo con un suelo agrietado color ladrillo y un viento rojo que soplaba como viento sangriento. Y luego, la niebla roja brotaba intensamente de allí.

Los mundos estaban conectados.

Esto fue como:

――¿No es esto como la “puerta” de Nagumo?

Kousuke, quien estaba estupefacto y sin palabras, sintió un impacto en su pierna. Desconcertado, volvió a sus sentidos y miró hacia abajo. Allí estaba el joven Aziz desplomado en el suelo.

“Aumale, él-, kafuh, un traido――Claudia-sama, ella-. Ese tipo, al mundo del otro lado-”

“¡O, Oi, no hables! ¡Estás muriendo!”

Un gran cuchillo estaba clavado en su espalda. La posición era letal. Y sin embargo, el joven Aziz ni siquiera parecía preocuparse por su propia condición. Sus ojos nublados que casi perdían la luz veían seriamente a Kousuke.

“Por favor-, esa persona, Claudia-sama, por favor-”

A pesar de que estaba al borde de la muerte, Aziz agarró la pierna de Kousuke con una sólida fuerza. Kousuke inconscientemente contuvo el aliento.

El joven Aziz actuó como si “lo último que podía hacer era suplicar”. Su rostro que parecía inexpresivamente hosco todo ese tiempo se derrumbó, y estaba suplicando con lágrimas fluyendo.

“Por favor, te lo ruego-. Mi, hermana mayor, mi familia, por favor”.

“… Tu”.

El rostro de Aziz estaba empapado de lágrimas. Al ver desde cerca era sorprendentemente joven, no, infantil. Con su alta estatura y su rostro hosco parecía un poco más joven que Kousuke, pero tal vez todavía tuviera trece o catorce años. Tenía aproximadamente la misma edad que la hermana menor de Kousuke, Manami.

Al final, ¿entendió este joven a quién le suplicaba? Lo más probable es que, por sus palabras que parecían dirigidas a un extraño, debió comprender que la otra parte no era un camarada que él reconocía.

Kousuke miró el espejo que llamaron {Puerta Espejo}. Dentro de la niebla roja que brotaba, muy lejos se podía ver algo extraño con una forma humanoide sosteniendo una figura humana de lado.

Además, podía ver el suelo ondulando y algo desconocido en innumerables cantidades surgiendo.

Cerca del espejo, lo que llevaba la “hermana mayor” que mencionó Aziz, la mujer llamada Claudia, la enorme cruz fue dejada descuidadamente para que yaciera ahí.

Kousuke pensó.

Honestamente hablando, esto ya estaba más allá de su capacidad. Por lo menos, este no era un asunto que debiera enfrentarse y resolverse solo.

La familia Nagumo debería ocuparse de esto, o al menos quería que cooperaran con él. Basado en lo que vio por el fenómeno anormal frente a sus ojos, el caso esta vez sin duda estaba en un nivel peligroso para Kousuke.

Cuando se diagnosticó a sí mismo, se percibía extrañamente cansado, su mente se sentía fatigada y sintió un dolor sutil alrededor de sus pulmones. La causa seguramente fue la niebla roja con la que entró ligeramente en contacto hace un momento.

No había garantía de que pudiera volver si iba al mundo al otro lado del espejo.

Por tanto, esa opción era lo mismo que el suicidio.

Esta era una situación anormal que debería tratarse, por lo que lo mejor que podía hacer era erigir una barrera que pudiera cubrir todo el espejo, dedicarse a una batalla defensiva y luego contactar a Hajime, o al menos a Yue y las otros y pedirles ayuda de inmediato.

Si tenía que decir más, era una elección imposible cargar a un lugar que estaba lejos de ser desconocido. Incluso era un sitio que seguramente estaba lleno de un peligro extremo y, además, era por el bien de salvar a una mujer que no conocía. Aprendió lo que era la realidad en el otro mundo. No pudo responder a todas las voces pidiendo ayuda.

Tales razones por las que “no pudo responder” al deseo del joven estaban enumeradas en su corazón, pero:

“… Dios… por favor, concédenos la salvación… por favor…”

“Maldita sea. Esas palabras son las que más odio”.

Kousuke murmuró con una pequeña voz con la cual sus palabras ni siquiera se podían escuchar. En su expresión apareció una sonrisa amarga, como si su respuesta hubiera sido decidida desde el principio.

Porque esta era una situación anormal que no podía dejarse sola.

Esa fue una de las razones.

Porque el deseo del hermano menor que deseaba la salvación de su hermana mayor hizo que su propio hermano mayor y hermana menor cruzaran por su mente.

Esa fue otra razón.

「Pero, bueno, la razón más importante es…

Porque, de alguna manera, soy como un héroe.

Quiero responder, a la confianza incondicional que “esas chicas” me dirigieron…」

Su pensamiento que había llegado a una clara conclusión de “No puedo salvar a nadie en absoluto” frente a la realidad que experimentó en el otro mundo fue dejada de lado. Por solo un momento, dentro de Kousuke… sí, si tuviera que decirse, se asomó la cara de un “hombre”.

「Esto no es una bandera de muerte, ¿verdad?」, la amarga sonrisa de Kousuke se profundizó. Pero en un cambio completo, una luz fuerte habitaba dentro de sus ojos.

Dentro de su corazón, 「Lo siento por hacer una elección estúpida」 se disculpó con sus compañeros y familia, y luego con Rana y Emily mientras se colocaba sobre una rodilla junto al joven Aziz.

Entonces sacó el cuchillo que apuñaló a Aziz por la espalda, roció la medicina de recuperación y luego metió con fuerza una botella más en su boca.

“Bebe todo como si tu vida dependiera de ello, Aziz-kun. No tendrá sentido si mueres”.

El joven Aziz bebió todo mientras tosía “Cough-cough”, y su conciencia nublada se estaba aclarando un poco. Vio a Kousuke aturdido.

Su expresión parecía como si quisiera decir que Dios había respondido a su oración la cual pedía salvación y había enviado a Su mensajero aquí para él.

Kousuke se paró y se puso sus gafas de sol. Al mismo tiempo arrojó varios kunai alrededor del cristal y terminó los preparativos para que se erigiera una barrera después de que entrara.

Y luego, tomando una posición frente al espejo, miró hacia atrás por encima del hombro y habló con una sonrisa intrépida.

“Mala mía, pero no importa qué, no soy bueno con Dios. Desafortunadamente no puedo interpretar el papel de Su mensajero, pero… joven. Te concederé tu deseo”.

Dijo tal cosa, Kousuke-san el cual se estaba convirtiendo ligeramente en el lord.

El estupefacto joven Aziz preguntó.

“¿Quién… eres?”

Kousuke desenvainó su espada corta. Tomó una postura de batalla contra la existencia retorcida al otro lado del espejo mientras:

“¿Yo? Soy――”

Kousuke respondió como de costumbre.

――Simplemente la Mano Derecha del Rey Demonio.

Inmediatamente después, Kousuke cargó al mundo del espejo.

Para responder al deseo del joven que pensó en su familia, su hermana mayor, desde el corazón.


Autor: Muchas gracias por leer esto cada vez.

Muchas gracias también por los pensamientos, opiniones e informes sobre errores ortográficos y palabras omitidas.

Por si acaso, una vez más.

¡Esto es diferente del Vaticano real! ¡El escenario de este trabajo es en una Tierra ficticia!

¡Las organizaciones, personas y grupos aquí son diferentes de la realidad!

Lo siento por enrollarme mucho.

P.D

La actualización de la vida diaria de Arifureta se ha publicado en Gardo.

Me eché a reír del Steiff exclusivo de Myu lol. Qué sacrilegio que es realmente difícil de describir jajaja.

Si hay algo así en la azotea de una tienda departamental o parque de atracciones, seguramente se convertirá en una escena infernal con gritos agonizantes.

Si lo desean, vayan allí para ver el estremecedor sentido del diseño de Hajime-san.


Anterior |Índice| Siguiente

5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
rick4421
rick4421
hace 8 meses

“No, eso es solo mi excusa. Simplemente soy yo siendo sencillamente un bueno para nada…”

Nah eres mejor que otros protas al menos kousuke acepta los sentimientos :v

Ray GD
hace 3 dias

No he leído el cap pero estoy algo nervioso por el nombre nosé porque #miedo

3
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x