Súper Gen Divino – Capítulo 804: Ambos somos Espíritus Rey

Quinto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Dentro de la sala espiritual, Han Sen se sentó en el trono. Mientras lo hacía, observó a la Emperatriz Shakra. Era la primera vez que se enteraba de que la clase oficialmente definida para un súper Espíritu era la clase Rey.

“Puede que te obedezca, pero ambos somos Espíritus Rey. Si te atreves a maltratarme, me autodestruiré sin dudarlo.” Dijo con dureza la Emperatriz Shakra, chirriando los dientes.

“¿Los dos somos Espíritus Rey?” Han Sen miró a la Emperatriz Shakra con mucho asombro. Parecía que su súper cuerpo le había valido el estatus de Espíritu Rey.

La Emperatriz Shakra continuó mirando a Han Sen sin decir otra palabra. Creía que Han Sen sólo estaba jugando con ella. Si Han Sen no fuera un Espíritu Rey, ya se habría autodestruido, sin obedecerle ni un solo momento.

Ambos eran Espíritus Reyes, así que ya le parecía bastante embarazoso obedecer a Han Sen. Si no tuviera algo más por lo que vivir, ya se habría autodestruido también.

“Bien, dime qué quieres.” Han Sen miró a la Emperatriz Shakra con curiosidad.

Acababa de aprender que el tipo de cuerpo que tenía era también un tipo de estatus. Su súper cuerpo le había otorgado el cuerpo de un Espíritu de clase Rey. Eso también le otorgaba un porcentaje de éxito del cien por cien cuando reclamaba Espíritus que estaban por debajo de la clase Rey.

Si estaban al mismo nivel, el porcentaje de éxito era aleatorio. la Emperatriz Shakra ya había jurado su lealtad, pero era evidente que lo había hecho en contra de su voluntad. Por lo tanto, estaba claro que obtener un súper espíritu no era una hazaña pequeña. Por ello, Han Sen no quería que explotara y valoraba la posibilidad de que se convirtiera en una gran luchadora para él.

“Puedo adherirme a tus órdenes, pero primero debes ayudarme a terminar mi propia evolución. Dame la oportunidad de volver a ascender a la tercera zona de El Santuario de Dios.” Dijo la Emperatriz Shakra con seguridad.

“¿Otra vez? ¿Estás diciendo que has venido de allí?” Han Sen escuchó lo que tenía que decir y quedó visiblemente sorprendido por la revelación.

“Solía estar allí, sí. Pero cometí un crimen que no es tan fácil de perdonar, y por eso me enviaron de vuelta aquí.” La Emperatriz Shakra puso una mirada complicada.

“Ah, ¿qué crimen sería ese?” Han Sen miró a la Emperatriz Shakra con profundo interés.

“Maté al hijo de un rey.” Dijo la Emperatriz Shakra, sin emoción.

“¿Qué rey? Eso suena bastante poderoso.” El interés de Han Sen siguió creciendo.

Emperatriz Shakra respondió, “Los Espíritus están en guerra en la tercera zona de El Santuario de Dios. Si la facción contraria puede ser derrotada, el vencedor asume el gobierno.”

“¿Y te has atrevido a matar al hijo del rey? Realmente eres algo.” Han Sen hizo una pausa, y luego continuó diciendo, “Eso significa que, si vuelves a la tercera zona de El Santuario de Dios, serás perseguida. ¿Sí?”

“Si tienes miedo de esto, libérame. Libérate de la carga que soy yo.” Dijo fríamente la Emperatriz Shakra.

“Bueno, ese es un puente que podemos cruzar cuando lleguemos a él, en algún momento más adelante. Pero dime, ¿cómo puedes volver a la tercera zona de El Santuario de Dios?” Preguntó Han Sen.

Pero después de eso, Han Sen pensó en una pregunta más importante. Si el súper cuerpo Espíritu Rey era el mismo que el de un Espíritu Rey, eso significaba que cuando alcanzara el nivel de un ser celestial, sus talentos de Espíritu Rey se activarían.

Si realmente contaba como un Espíritu Rey, eso significaba que podría entrar en la tercera zona de El Santuario de Dios como otros Espíritus Rey. No tendría que pasar por la Piscina de Evolución.

Han Sen pensó que si entraba en ese lugar como Espíritu Rey, y utilizaba la Piscina de Evolución de todos modos, podría ganar algo especial.

Por lo tanto, Han Sen quería saber cómo entraban los Espíritus Rey en la tercera zona de El Santuario de Dios y saber si su forma de ascender tenía algún beneficio.

Si eso era similar a lo que le ocurrió al rinoceronte, podría considerarlo. Al menos no era demasiado aleatorio. Debía ser un Espíritu extremadamente poderoso para poder viajar a la segunda zona de El Santuario de Dios y volver a la tercera zona de El Santuario de Dios inmediatamente después.

La Emperatriz Shakra explicó las cosas a Han Sen, y eran tal y como él había supuesto. Si los Espíritus querían ir allí, tenían que alcanzar el máximo de puntos genéticos de Espíritu Rey. Cuando su total de puntos genéticos Espíritu Rey llegara a cien, podrían ir a la tercera zona de El Santuario de Dios.

La forma en que los Espíritus Reyes aumentaban sus puntos genéticos era similar a la forma en que los humanos ganaban puntos genéticos. Podían absorber esencias genéticas vitales, y también absorber las esencias vitales dadas por las plantas.

Pero también eran diferentes a los humanos. Los Espíritus Rey estaban limitados por los elementos con los que nacían, esto significaba que sólo podían absorber las esencias genéticas vitales con las que nacían.

Si era un Espíritu Rey de fuego, sólo podía absorber una Esencia Genética Vital de elemento fuego. Los Espíritus Rey de elemento agua sólo podían absorber Esencias Genéticas Vitales de elemento agua, y así para el resto.

Aunque Han Sen tenía un cuerpo Espíritu Rey, todavía no era un ser celestial. Los talentos del Espíritu Rey no estaban activados, así que, por ahora, podía seguir absorbiendo cualquier tipo de Esencia Genética Vital.

Cuando activara los talentos de Espíritu Rey, no sabía si podría hacer lo mismo. Sólo tenía el cuerpo de Espíritu Rey, no era realmente un Espíritu Rey. Era como un híbrido.

Han Sen se quedó en silencio durante un rato, perdido en sus pensamientos. Pero luego le preguntó, “¿Cuál es tu elemento?”

“Espacio.” Respondió la Emperatriz Shakra.

“Bien. Si llego a poseer Esencias Genéticas Vitales de elemento espacio, te las daré. Pero a cambio, deberás cumplir mis órdenes sin rechistar.” Han Sen creía que era un intercambio justo.

No estaría mal que Han Sen llevara a un poderoso luchador a su lado, para cuando fuera a la tercera zona de El Santuario de Dios. Y Han Sen no temía el problema de la Emperatriz Shakra con el hijo de un rey asesinado. Ella era sólo un Espíritu, y una vez que llegara a la tercera zona de El Santuario de Dios, siempre podría mantenerla en su Océano Espiritual y convocarla cuando necesitara ayuda.

Después de llegar a un acuerdo, Han Sen fue a echar un vistazo al dúo que ahora había llamado Gran Negro y Pequeño Negro. Había decidido mantenerlos en el refugio.

Han Sen no era muy hábil a la hora de poner nombres a las cosas, pero sin que Gran Negro y Pequeño Negro expresaran una opinión contraria a los nombres, no vio ningún problema en llamarlos así.

Pequeño Negro había sido gravemente herido, y Han Sen tenía que dedicar algún tiempo cada día a curarlo. Poco a poco, sus heridas empezaron a mejorar. Aun así, pasaría mucho tiempo antes de que se curara del todo.

“Derribar un refugio de clase Rey no fue una hazaña pequeña, pero es una pena lo vacío que está el lugar. Las criaturas de clase alta también pueblan las laderas de estas montañas, lo que mantiene a los demás a raya. ¿Dónde podría encontrar gente, entonces? Si no puedo encontrar a nadie que venga aquí, este refugio de clase Rey será un desperdicio.” El corazón de Han Sen se hundió al pensarlo.

No muchos humanos tenían lo necesario para viajar tan lejos, así que ganar dinero con el refugio no sería fácil. Así que, por el momento, ordenó que Pequeño Negro y Gran Negro permanecieran en la zona para vigilar su trono vacante en caso de que otros Espíritus se aventuraran cerca e intentaran reclamarlo.

Han Sen pensó ahora en dónde podría ir a continuación. La Emperatriz Shakra tenía una sugerencia.

 

 


5 2 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x