Súper Gen Divino – Capítulo 800: Súper Espíritu


Primer Capítulo Semanal

Bueno, bueno, bueno, seguro que algunos habrán pensado que había dejado la novela, otros que estaría de vacaciones, los pocos que estaba muriéndome en un hospital pero nada más lejos de la realidad. Bueno no, si que ha muerto algo, mi ordenador, en particular, el ssd con el SO. La cosa es que entre que tuve que verificar que no era otra cosa y otros muchos altercados con la maquina… Aquí estoy de nuevo.

¡Disfrútenlo!

Han Sen se esforzó por ejecutar la luz sagrada y curar las heridas del gran monstruo, y no pasó mucho tiempo antes de que su vitalidad se restableciera lo suficiente como para continuar su lucha con renovado vigor. Han Sen se sintió aliviado.

“Al menos tengo controlada la situación por el momento.” Han Sen volvió a concentrarse en el espectro acorazado.

Con su Aura Dongxuan, no era difícil utilizar sus poderes Dongxuan para esquivar los ataques de su enemigo. Han Sen no esperaba derrotarlo en su situación actual, pero al menos quería alargar su lucha y ganar algo de tiempo para que sus otros compañeros resolvieran sus propias batallas.

Entre sus evasivas, Han Sen aprovechaba cada oportunidad que podía para seguir curando al gran monstruo para que pudiera seguir luchando contra el temible simio.

Han Sen esperaba principalmente que el hada terminara de matar a la serpiente. Una vez que ella terminara, imaginó un efecto de bola de nieve en el que podrían superar a los demás y acabar con ellos. Luchar solo contra el espectro acorazado era demasiado para él.

“Es una pena que el Pequeño Plateado siga evolucionando. Si lo hubiera hecho ya, acabar con estos delincuentes y el refugio en el que habitan sería muy fácil.” Pensó Han Sen.

Han Sen siguió utilizando su Aura Dongxuan para escanear al espectro acorazado. Había conseguido averiguar que se trataba de una especie de súper criatura de segunda generación, y que albergaba un flujo de energía extraño y único.

“¿Podría ser ese flujo de energía el que activa la luz verde para envolver y potenciar la espada? Si es así, es brillante. La luz es extremadamente eficiente, pero aparte de eso, ¡¿no se ve tan genial?!” Han Sen siguió esquivando, observando y registrando el flujo de energía del espectro.

El hada lo estaba haciendo bastante bien. Sus pequeños puños se desencadenaban repetidamente contra la cabeza de la serpiente, y cada golpe salpicaba la sangre de la maltrecha cara. Sin embargo, cuando la sangre llegaba al suelo, se convertía en hielo.

Han Sen escaneó la serpiente y vio que su flujo de energía era todo borroso. Eso le informaba que era una súper criatura de primera generación.

El gran simio también era igual, una súper criatura de primera generación. El tigre negro volador estaba demasiado lejos de él por ahora, así que no podía decirlo todavía.

Han Sen se dio cuenta de que la serpiente estaba a punto de ser asesinada por el hada, pero su súbita alegría fue arrebatada por un sentimiento más fuerte de temor.

En lo más profundo del refugio, se acercó una fuerza vital. No avanzaba en su camino rápidamente, pero eso lo hizo aún más ominoso. La fuerza vital era terriblemente poderosa.

Han Sen utilizó su máscara Araña Ojo Diabólico para echar un vistazo, y vio surgir una fuerza vital roja y llameante. Lo que sea que se dirigía hacia ellos se estaba acercando.

“¡Oh, no! Este refugio tiene otra súper criatura.” Han Sen se desanimó inmediatamente ante esta preocupante revelación. Había luchado incansablemente para llegar a esta etapa, y la idea de tener que huir sin recompensa era criminal.

Si la horrible criatura se unía a la lucha, la balanza de la batalla se inclinaría y no habría forma de restaurarla.

Pero de nuevo, Han Sen no se sentía bien abandonando simplemente la lucha. Al ver que la serpiente estaba a punto de ser asesinada por el hada, apretó los dientes y se lanzó hacia la horrible energía que se acercaba.

Si podía frenar su avance durante un tiempo y permitir que el hada acabara con la serpiente, podría tener una oportunidad.

El espectro acorazado no permitió que su enemigo se marchara tan repentinamente, y le persiguió. Mientras seguía evadiendo, Han Sen no se detuvo en su carrera hacia la energía espantosa.

Después de pasar quince edificios, llegó a una larga escalera que llegaba al cielo. En su cima, descansaba un palacio más grande.

En la escalera, una elegante mujer descendía suavemente. Su cuerpo era increíble, y medía alrededor de treinta centímetros más que Han Sen. Aun así, sus medidas eran perfectas. Sus largas piernas desembocaban en una esbelta cintura, que servía de pedestal para los grandes pechos en el torso superior. Con la armadura negra con la que iba vestida, emanaba una presencia de poder y respeto. Era como una pantera, un felino femenino que era a la vez hermoso y cruel.

“¿Ese es la Espíritu de este refugio?” Han Sen revisó ahora sus pensamientos anteriores, cuando había creído que el espectro acorazado era el Espíritu del refugio.

La Espíritu miró a Han Sen con frialdad. Sus ojos eran escalofriantes, con su largo pelo negro que caía hasta el suelo. Le dirigió a Han Sen una mirada asesina.

La Espíritu iba vestida con una armadura, pero no llevaba casco. Sobre su cabeza descansaba una corona. Tampoco llevaba armas, pero sus bonitas manos blancas daban la sensación de ser letales.

“Tengo que aguantar de alguna manera y mantenerla ocupada hasta que el hada acabe con la serpiente.” Han Sen apretó los dientes. No esperó a que la Espíritu bajara las escaleras, sino que corrió hacia ella.

Acababa de mejorar su Aura Dongxuan, por lo que su capacidad de percepción había mejorado mucho. Con los movimientos gráciles que le otorgaban los poderes Dongxuan, creía que podría manejar a dos súper criaturas durante cierto tiempo.

El espectro acorazado seguía pisándole los talones a Han Sen, y la forma en que se movía ahora parecía enfadado. Parecía disgustado por la decisión de su oponente de faltarle el respeto a la Espíritu que descendía, y por eso blandía su espada con mucha más agresividad.

Han Sen hizo uso de sus movimientos Dongxuan, y los llevó al máximo. De ese modo, era difícil que el espectro le golpeara.

Después de caminar unos cientos de pasos, la Espíritu miró a Han Sen con mucho asco y desprecio mientras bajaba a su encuentro. Levantó el puño e intentó golpear a su cercano agresor.

No pareció que ejerciera mucha fuerza, pero su velocidad era como si su puño se hubiera teletransportado. De repente impactó en el vientre de Han Sen.

¡Pang!

El cuerpo de Han Sen salió disparado por las escaleras como un meteorito. Se estrelló contra el tejado de un edificio, arruinando su delicado embaldosado.

La armadura de Han Sen tenía muchas grietas, y ahora había una zona expuesta. Han Sen descendió del tejado con la boca llena de sangre.

El puñetazo de la Espíritu no era que no se pudiera percibir, pero sucedió tan repentinamente que no pudo hacer lo necesario para esquivarlo.

Afortunadamente, Han Sen era rápido, y la fuerza que utilizó claramente no estaba al máximo de su capacidad. Imaginó que su armadura habría quedado totalmente destruida si ella hubiera utilizado más fuerza.

El espectro acorazado bajó de un salto de la escalera y atacó a Han Sen con la gran espada de luz verde.

Dando un paso rápido, Han Sen pudo esquivar el ataque. Sus ojos se desviaron hacia el Espíritu. Era tan rápida que tendría que vigilarla, si volvía a atacarle, no tendría ninguna posibilidad de esquivar.

Sin embargo, los sentidos de Han Sen eran poderosos y podía predecir cuándo planeaba ella hacer un movimiento. Ahora era el momento de que Han Sen pusiera a prueba lo que recientemente había pasado mucho tiempo practicando.

La Espíritu miró a Han Sen y levantó el puño. Lo proyectó en su dirección.

En el momento en que ella giró su puño, éste se aceleró. Los ojos de Han Sen no fueron capaces de percibir cómo realizó ese ataque, pero todo su cuerpo pareció teletransportarse directamente ante él.

Sus excelentes sentidos fueron capaces de captar los detalles granulares de sus movimientos. Con un movimiento de su pierna, deslizó su cuerpo ligeramente hacia un lado y esquivó su ataque con éxito.

La Espíritu, al ver que su puño no daba en el blanco, pareció sorprendida.

En ese pequeño momento, Han Sen golpeó con su propio puño el vientre de la Espíritu en forma de venganza.

Pero el cuerpo de la Espíritu desapareció como si se hubiera teletransportado. Su puño estaba muy cerca, pero falló.

 

 


4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .