ICDS — Capítulo 214


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


La Tercera Domación (5)

Incluso mientras temblaba de inquietud extendí la mano para recoger la recompensa que era demasiado buena para dejarla pasar. Inmediatamente, el dorso de mi mano derecha se calentó. De alguna manera lo había esperado. Después de mis piernas, brazos y el dorso de mi mano izquierda, era apropiado que el siguiente tatuaje tomara el dorso de la mano derecha. No podrían haber sido mis ojos o mis labios. ¡No estaba preocupado en absoluto!

Sintiéndome aliviado de que no fuera un lugar difícil de cubrir, me quité el guante y revisé mi mano derecha. Allí vi un par de alas de murciélago extendidas enredadas por dos cadenas. Aunque emitía un brillo rosado y un sentimiento elegante, me sentí aliviado de que fuera un símbolo mucho más íntegro de lo que pensaba.

Sin embargo, pronto llegué a arrepentirme de sentirme aliviado tan rápidamente.

[Obtuviste el Tatuaje de Reina Súcubo. Tu Encanto y Magia aumentan en 50. Contra miembros del sexo opuesto el efecto se duplica. Una vez al día, puedes doblar tu maná.]

“Mm, excelente”.

Como alguien que estaba experimentando el efecto de la estadística Encanto todos los días, el Tatuaje de Reina Súcubo fue una gran bendición. ¡Incrementar la Magia y el Encanto en 50! Sin mencionar que el efecto del Encanto se duplicó contra miembros del sexo opuesto. Fue realmente un resultado monstruoso.

Sin embargo, duplicar mi maná una vez al día… fue un efecto asombroso, pero fue casi como si… No, debe ser mi imaginación. (TI: Un lector coreano le preguntó al autor qué significaba esto. El autor respondió: “Intenta sustituir el maná con otra cosa…) (Ex: Wow, el maná realmente es esencial)

“Salgamos entonces”.

Después de volver a ponerme el guantelete salí de la habitación del Jefe de Piso. Loretta que estaba sentada junto a la Tienda de Piso con la barbilla en la mano tuvo un cambio de expresión cuando me vio salir de la habitación.

“¿¡Shi, Shin-nim!?”

“¿Qué? ¿Hay algo mal?”

¿Había un tatuaje en mi cuerpo del que no me di cuenta? Cuando me puse nervioso y pregunté, Loretta sacó su hacha de doble filo y habló con el rostro sonrojado.

“¿¡Cómo te volviste de repente mucho más encantador!? ¿¡Qué te pasó, Shin-nim!? ¡Si me lo dices honestamente no pasará nada malo! ¡N-N-No puede ser, c-con esa maldita súcubo, tú…!”

El hacha en su mano se doblaba con un crujir. E-Esa cosa la sostuve una vez y pesaba mucho… ¿¡Loretta podía doblarla solo con las manos!? Como tenía miedo por mi vida, decidí explicar todo a fondo.

“Oh ya veo. Fue el poder del tatuaje”.

Loretta, aliviada, arrojó el hacha detrás suya. El suelo de la mazmorra se partió. Aterrador…

“Pensé que Shin-nim de nuevo… Huu, no importa. Eso es bueno”.

“Parece que todavía me falta práctica. Pensé que estaba controlando bastante bien el aura encantadora que estaba emitiendo. Huu, volverá a tomar años”.

“La estadística actual de Encanto de Shin-nim entró en un nivel peligroso. Debería estar bien para miembros del mismo sexo, pero para el sexo opuesto será un desastre. Imagínate a cada mujer que se encuentre con tus ojos enamorándose de ti. Una vez que sucede, sucedió. No hay forma de escapar. No es un efecto de estado, solo que el Encanto de Shin-nim había conquistado sus corazones”.

“Eso es cruel…”

¡Lo que tenía que afrontar ahora era bastante agotador!

“El Encanto de Shin-nim ahora puede incluso sacudir mi corazón. Tienes que controlarlo con cuidado”.

“Si…”

Maldita sea, ¡tener estadísticas más altas no siempre fue bueno! Por supuesto, como Magia había aumentado en 50 puntos además del Encanto, necesitaba tiempo para entrenar y digerir el aumento. Suspiré. Entonces me dejé caer en el suelo y comencé a circular el Circuito Peruta. Loretta apoyó el codo en el mostrador de la Tienda de Piso y me miró con una cálida sonrisa.

“Al menos por este tiempo puedo tener a Shin-nim para mí, jujuju”.

“No digas algo tan cursi. No puedo concentrarme”.

“Sii~. Juju”.

Después, durante diez horas todos los días me senté frente a la Tienda de Piso y entrene para controlar mi Encanto. Por supuesto, no me olvidé de grindear a la Reina Súcubo diez veces al día para obtener el elixir vigorizador que aumentaba Magia y Encanto. Aunque pueda parecer un esfuerzo vano, tampoco podía quedarme de brazos cruzados.

Como tenía que evitar ver a personas del sexo opuesto tanto como fuera posible, al único que veía de Revival a diario era Ren, a quien tenía que encontrar de todos modos para la fase de paliza.

“¡Estoy seguro de que el Príncipe Heredero me odia!”

“No te odio en absoluto. ¡Estás abierto ahí!”

“¿¡Hay un solo momento en los ojos del Príncipe Heredero en el que no tengo una apertura!?”

“Por supuesto que no”.

“¡Lo sabía, me odias!”

“¡Ren es demasiado débil!”

Debido al problema de Encanto incontrolable que estaba teniendo, la sala de entrenamiento subterránea se convirtió en un área prohibida por el momento. Aunque Ye-Eun y Sophie que usaban el cuarto a menudo parecían disgustadas, cuando les expliqué las circunstancias lo aceptaron de mala gana.

Como resultado, Ren y yo pudimos ocupar la sala de entrenamiento para nosotros, mientras que Padre y Walker a veces pasaban para ver a Ren recibir una paliza. Agradecí que Michel y Leon estuvieran dedicando todo su tiempo a escalar la mazmorra. Si hubiera nuevos espectadores, Ren sin duda lloraría.

“¡Oh, mi hijo es verdaderamente talentoso para golpear a la gente!”

“Lo sé de primera mano. Kang Shin me aplastó antes”.

“¡Por favor váyanse! ¿Les divierte ver cómo me golpean?”

“¡Apertura!”

“¡Kuhuk!”

Estaba aliviando el estrés de no poder ver a Ina y Yua golpeando a Ren… Kuhum. Sintiéndome feliz de estar ayudando a Ren con su crecimiento, pasé días honestos en la mazmorra.

Desde que Ren comenzó a quedarse en la Tierra parecía que había cambiado de mentalidad ya que su corto temperamento y hábito de perder la cordura en las peleas se estaban arreglando sin problemas. Aunque ahora podría ser demasiado pronto, cuando estuviera grindeando al Jefe del Piso 70, si mantuviera a Ren durante diez días su hábito de descontrolarse podría ser completamente curado.

“¿Crees que puedes proteger la Tierra, Príncipe Heredero?”

En el décimo día desde que comenzó mi grindeo del Jefe del Piso 65, cuando ni Padre ni Walker estaban en la sala de entrenamiento, Ren preguntó eso. Parecía que no solo estuvo siendo golpeado, ya que estaba esquivando mis ataques con habilidad. Cuando estaba a punto de dar por terminado el día para poder ir a grindear al Jefe de Piso, retracté mi lanza y respondí.

“Por supuesto que sí. ¿Ren cree que fallaré?”

“Jaja, no bromees. Si hay alguien en este gremio con una confianza absoluta en Príncipe Heredero ese soy yo”.

Ren respondió con una sonrisa amarga mientras se apoyaba en su Claymore. Como había agotado la mayor parte de su resistencia y maná se movía muy lánguidamente.

Lentamente se recogió el cabello. Mientras chorreaba sudor, su pelo parecido a una melena de león se enredó.

Habló.

“No puedo creer en mí mismo”.

Oh, cierto, Ren se había convertido en el Héroe del continente Panan. Yo fui quien lo hizo uno.

Recordando ese hecho crucial, respondí encogiéndome de hombros.

“Te falta entrenamiento”.

“Cierto, me falta. Eso es lo que pensé que diría Príncipe Heredero… Pero estoy realmente temblando. Los niños que solo me ven a mí… Ah, por supuesto, Elfa también está mirando a Príncipe Heredero, pero el punto es que tanto Lebuik como los niños confían en mí de todo corazón. Confían en que echaré a los El Patiz y reclamaré el continente Panan. Lo… lo encuentro extremadamente agobiante”.

“No te preocupes tanto por eso. Todavía quedan por lo menos dos años”.

Respondí como si fuera algo trivial y devolví mi lanza a su forma de gargantilla. Ren me miró y preguntó.

“Si mueres la Tierra perderá su futuro. ¿No has pensado en eso?”

“Nop”.

“Si mueres miles de millones de personas perderán su futuro. Incluso si no caen en manos de los monstruos, se marchitarán lentamente. ¿Nunca te has desesperado pensando en eso?”

“Nop”.

“Cuando mueras los que queden en la Tierra se resentirán contigo y te maldecirán con todo su corazón. ¿Alguna vez te has despertado en medio de la noche cuando aparecen en tus sueños?”

“Nop”.

Después de responder tan lejos, miré a Ren.

“¿Eres estúpido? Estoy ocupado balanceando mi lanza, escalando la mazmorra y reuniendo a más miembros de Revival. Ya tengo la mente llena de todo eso, así que, ¿cómo tendría tiempo para pensar en algo que ni siquiera ha sucedido y desesperarme? En lugar de preocuparte por todo eso simplemente balancea tu espada una vez más”.

“¿Cómo puedes hacer eso? Lo que estoy diciendo es, ¿cómo puedes deshacerte de toda esta presión?”

Parecía que un efecto secundario imprevisto vino sobre la fase de paliza de Ren. Se sentía presionado como Héroe y había llegado a dudar de sus habilidades. Para alguien que parecía tan confiable, no podía ser más delicado. En pocas palabras, fue molesto.

“¿Cuántos hombres bestia hay vivos en el continente Panan, Ren?”

“No estoy seguro, pero no pueden ser muchos. Existe la posibilidad de que no quede ninguno”.

“¿Qué pasaría si Ren muere repentinamente y pierde el poder del Héroe?”

“Los humanos y hombres bestia no podrían volver a proliferar en el continente Panan… aunque Lebuik y los niños estarán bien”.

“Entonces, incluso si Ren muere, no es como si mucha gente perderá su futuro, ¿verdad?”

“¡Eso es cierto, pero entonces el continente Panan…!”

Reuní maná en la punta de mis dedos y lo golpeé. Le di en la frente a Ren y ello lo empujó hacia atrás.

“Ni siquiera sabes cuántas personas morirán, entonces, ¿cómo puedes estar tan asustado? Probablemente no haya nada más patético que eso. Además, no es como si regresaras al continente Panan solo. Los otros miembros de Revival y yo también iremos”.

“Príncipe Heredero…”

“Ren, dijiste que confiabas en mí. Entonces no hay nada de qué preocuparse. Volveré al continente Panan con Ren, y si tú fuerza no es suficiente, ofreceré mi poder. Entonces, en lugar de preocuparte por las consecuencias de tú muerte, concéntrate en tú entrenamiento”.

Entonces asesté el golpe pesado.

“Dupliquemos la intensidad de la fase de paliza. Estaba feliz pensando que Ren mejoraba, pero resulta que estabas sin fuerzas. Me aseguraré de que recuperes tú espíritu. ¿No estás feliz?”

“¡No estoy nada feliz! ¿¡Duplicar!? ¿¡Acabas de decir duplicar!?”

Las orejas de Ren se alzaron y temblaron. No tenía ninguna intención de retractarme de mis palabras.

Sin embargo, como había entendido cómo se sentía, decidí ser un poco más honesto.

“Yo también soy humano, Ren. Por supuesto que pensé en esas cosas y me deprimí un poco. Pero Ren, si muero, ¿me culparás?”

“¡Por supuesto no! ¡Estás haciendo todo lo que puedes!”

“¿Me culparían Yua, Hwaya o Ina?”

“En lugar de que la Tierra enfrente su fin, creo que estarían más tristes de que Príncipe Heredero muriera”.

“Correcto. Así que no hay nada que deba temer. Ya estoy haciendo todo lo que puedo”.

Puse mis manos sobre sus hombros.

“Ren, también haces todo lo que puedes. Entonces no tendrás nada que temer. Además, soy yo quien convirtió a Ren en un Héroe. Pienso en Ren como mi discípulo, así que también te ayudaré”.

“Es por eso que estás duplicando la fase de paliza…”

Al ver el rostro hosco de Ren, un pensamiento siniestro cruzó por mi mente.

“Oh, por cierto, Ren, si se pone demasiado difícil, pídele a Lebuik que duerma contigo”.

“¿¡C-C-C-C-Cómo puedo hacer eso!? ¿¡A Lebuik!?”

“¿No dijiste que Lebuik era como una madre? Cuando las cosas se ponen difíciles, lo mejor es quedarse dormido en el abrazo de una madre”.

“¡Pero esto y aquello son cosas totalmente diferentes!”

“Solo créeme. Ve a la habitación de Lebuik por la noche y pregunta: ‘¿Puedo depender un poco en ti?’. Lebuik también atesora a Ren. Seguro que te dejará entrar”.

“¡Lebuik nunca hará eso!”

“Ren, haz lo que te digo. Lebuik no se negará, lo prometo”.

“… ¿De Verdad?”

“De Verdad. De lo contrario puedes patearme”.

“Mmm… De acuerdo, si Príncipe Heredero está dispuesto a llegar tan lejos lo intentaré… No sabía que Lebuik pensaba en mí como un hijo…”

‘Bueno, algo así. Estoy seguro de que piensa en tener un hijo contigo’. Respondí a sus murmullos en mi corazón y comencé a pensar en cómo Lebuik pagaría este favor. Correcto, banquete de fideos serían lo mejor. (TI: Tradicionalmente los coreanos sirven fideos en las bodas)


Anterior |Índice| Siguiente

8 comentarios

  1. “Sin embargo, duplicar mi maná una vez al día… fue un efecto asombroso, pero fue casi como si… No, debe ser mi imaginación” Yo no lo entiendos :v

    “Imagínate a cada mujer que se encuentre con tus ojos enamorándose de ti. Una vez que sucede, sucedió. No hay forma de escapar” Dios , eso signficaria yanderes

    Shin es un gran amigo y un gran wingman XD

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .