Shiki: Volumen 03: Capítulo siete: parte 6


[Anterior] [Índice] [Siguiente]


“¿Cómo te fue con Tokujirou?” Le preguntaron a Seishin cuando Toshio entró en su habitación, a lo que él negó con la cabeza.

“Parece estar en contra de ser hospitalizado. De hecho, estaba hablando como si recitara líneas de acuerdo con las instrucciones”

Y así, cuando le preguntaron, explicó que si bien no sabía si tendría algún efecto o no, habían movido su cuerpo a la sala del altar, esparcido incienso y colocado cuentas juzu sobre él, con sutras puestos en la entrada del porche.

“¿Crees que será capaz de repelerlos?”

“No lo sé … La casa ya está abierta para los Shikis. La única habitación bloqueada por los sutras es el salón, por lo que es posible que no podamos depender mucho de su efectividad”

Si iban tan lejos, la transcripción de sutras o mandalas o similares en las puertas corredizas podría haber sido eficaz, pero no era como si pudieran intentarlo. — Mientras decía eso, Toshio le dio una sonrisa irónica.

“Tú lo dijiste. No es como si pudiéramos actuar demasiado locos aquí. Incluso sin todo eso, ya están teniendo bastante dificultad para confiar en mí en esta situación, si empiezo a hacer algo excéntrico además de esto, la gente que pudiera venir no vendrá más”

Seishin asintió.

“Aparte de que él diga que no quiere ser hospitalizado, ¿no parece que hayan hecho que Tokujirou-san haga otra cosa? Es difícil, hacer que rechace la hospitalización. Con todos los que vivían en la misma casa con Tokujirou-san muriendo así, a pesar de que han llegado tan lejos, si hubiera familiares allí, no podrían hacer nada para ayudar.”

“Aa ……”

“Por cierto, ¿escuchaste la conversación sobre Ebuchi-san de la familia Kirishiki abriendo una clínica?”

No, dijo Seishin, abriendo los ojos. “—¿Ellos realmente lo hicieron?”

“Estaba la tienda de conveniencia en Shimo-Sotoba, ¿verdad? Parece que la remodelaron para convertirla en una clínica. Pero la pregunta es ¿para qué?”

“No crees que sea una base para propagar la infección, ¿verdad?”

Quién sabe, murmuró Toshio. “En primer lugar, ¿qué hizo que el grupo decidiera mudarse aquí a este pueblo? Curiosamente, ni siquiera he intentado pensar en eso hasta hoy. Estaba pensando en su razón de estar aquí, pero…”

“¿No fuiste tú quien dijo que este lugar es excelente para multiplicar los números de Shikis?”

“Sí. … Eso es definitivamente cierto. Aquí, incluso ahora, todavía enterramos a los muertos. La cremación sería inconveniente para los Shikis. Pero, ¿cómo sabían todos que el pueblo todavía está enterrado? Me pregunto, ¿eh?”

De hecho, Seishin empezó a responder cuando recordó que él mismo había escrito algo para su publicación. De hecho, fue en la primavera del año pasado. ¿No había dicho Sunako que había leído ese ensayo?

“…… No puede ser.”

“¿Hm?” 

¿Podría ser que eso fuera el culpable de todo esto? La cremación era un inconveniente para los Shikis. La cremación seguramente sería un gran obstáculo para aumentar su número. Toshio puede haber estado en lo cierto cuando había adivinado que, si los Shikis existían, la razón por la que no se conocían hasta el día de hoy podría haber sido completamente debido a la cremación.

–Pero si hubiera un lugar que enterrara, ese sería un lugar donde los Shikis podrían multiplicarse. El ensayo de Seishin llamó su atención. Seishin tenía recuerdos de haber escrito que la aldea incluso ahora hacía entierros, que los cementerios estaban en las montañas.

“¿Qué pasa?”

“Puede ser por lo que escribí.”

Toshio dio una expresión sospechosa. “El pueblo está rodeado de muerte, — ¿Ese?”

Seishin asintió.

“Pero el nombre de la aldea no está escrito en ninguna parte, ¿verdad?”

“Si lo lees, sabrás que es el pueblo donde vive el autor. Si haces referencia al CV del autor, básicamente sabrás dónde está, entonces si tomas en cuenta las condiciones geográficas y buscas un mapa, posiblemente lo encontrarías” Seishin bajó los ojos avergonzado. “…… Ella dijo eso. La propia hija de los Kirishiki.”

“…… Oye.”

“Creo que eso es lo que sucedió. Ella leyó el ensayo. Buscó dónde está. Entonces —“

“Consultó a alguien relacionado, o confirmó de alguna otra manera el estado real de las cosas. Antes de que se hablara de la posibilidad de construir un extraño complejo vacacional, ¿no estaba allí? Un topógrafo vino, se quedó en la casa de Tokuda por un tiempo mientras husmeaba aquí y allá.”

De hecho, murmuró Seishin. Toshio parecía estar buscando más en su memoria.

“Los resultados de investigar el lugar real también mostraron que era un lugar favorable. Hicieron un plan para infiltrarse en la aldea. Se apoderaron de la casa de Kanemasa …” comenzó a decir Toshio, luego escupiendo un suspiro. “El predecesor de Kanemasa murió repentinamente. Sin decir una palabra a nadie, entregó el lote arbitrariamente a Kirishiki-shi.”

Y ahí es donde empezó todo, pensó Seishin sombríamente. Quizás adoptando ese mismo estado de ánimo, la expresión de Toshio se volvió aún más angustiada.

“Son escrupulosos. Más de lo que habíamos estado pensando. Por nuestra parte, recién ahora hemos reconocido que existen, quiero decir que hemos confirmado que Nao-san y Shuuji-san no están en sus tumbas, pero nosotros no hemos encontrado ninguna manera de repelerlos o de contener la situación. Si bien estamos completamente en una neblina por todo esto, han tenido todo en cuenta y han planeado desde hace más de un año… Pero la cosa es, ¿por qué?”

“¿Por qué?”

“Ellos planearon infiltrarse en la aldea. ¿Pero para qué? Los preparativos tomaron más de un año. No es algo que ellos simplemente hayan pensado. Tiene que haber una meta, algo que compense hacer un plan, para ponerlo en marcha. Pero, ¿cuál es ese objetivo?”

“Como dijimos, ¿no es eso para aumentar —“

“¿Qué obtendrán con la propagación de la especie? La cremación ciertamente ha impedido que los Shikis crezcan en número hasta ahora. Entonces, de alguna manera, Sotoba podría ser un lugar beneficioso para los Shikis como especie. Pero, ¿qué querrían al aumentar los Shikis? Para los humanos, querer difundir su influencia es como una segunda naturaleza, pero para los Shikis aumentar inútilmente su número solo aumenta el número de carnívoros y eso es todo. Un grupo de ellos se está comiendo a toda la gente de la aldea.

De hecho, Seishin murmuró.

“Y además de eso está la clínica Ebuchi. Ese punto de contaminación — si es un punto para aumentar su número, entonces realmente podrían crecer incluso más rápido de lo que hacen ahora. Pero incluso ahora están exagerando. Si la gente se está muriendo más de lo que lo hace ahora, ¡alguien definitivamente lo notará!”

“Un enterrador ……”

“¿Eh?”

“Parece que ahora tenemos un enterrador. Pudieron traer uno. El taller de carpintería en Kami-Sotoba ha sido remodelado en una funeraria”

“¿Contratar entierros?”

“Lo más probable.”

Toshio gimió.

La Clínica Ebuchi, la Funeraria Sotoba, ambos pintaron un cuadro similar. No podía pensar que no estuvieran relacionados. Si la familia Kirishiki tenía algo que ver en la Funeraria Sotoba, ¿cuál era el objetivo? Ellos serían los que harían el funeral, harían los entierros. Una cosa que definitivamente podría decirse que proviene de eso sería disminuir el trabajo que se necesitaría para desenterrar a sus aliados que se levantaran. El dolor de desenterrar en secreto una tumba fue uno que penetró profundamente en el propio cuerpo de Seishin. Deben haber continuado haciendo eso. De una forma u otra estaban confirmando si el cadáver debajo de las lápidas se levantaría o no, luego, si se levantaban, los desenterrarían y luego cubrirían la tumba. Si pudieran ser los agentes que llevaran a cabo los entierros, podrían tomar medidas para aliviar esas dificultades. Eso también disminuye rápidamente las probabilidades de que se descubran sus actividades actuales. Se multiplicarían más rápido. — Pero fue tal como dijo Toshio. ¿Qué estaban tratando de hacer, aumentando así su número?

“Tienen algún tipo de objetivo” Los ojos de Toshio estaban fuertemente concentrados. “Tienen una meta, por eso hicieron escrupulosamente un plan, uno que están ejecutando. Mientras tanto, ni siquiera podemos averiguar su plan.”

Toshio permaneció en silencio después de eso. La espalda de Seishin estaba tensa anticipando que Toshio dijera “Por eso tenemos que cazar a los Shikis” pero afortunadamente no dijo nada.

De hecho, el propio Toshio quería decirlo, pero conocía el temperamento de su amigo de la infancia, por lo que no se atrevió a decirlo. Eso no era todo, ellos no sabían lo que pensaban los Shikis, cazarlos, era bastante fácil decirlo, pero aún tenían que pensar en cómo cazarlos realmente. Eran planificadores sumamente escrupulosos.

Visto por Seishin, quien lo miró con sentimiento de culpa, Toshio pasó un tiempo pensando en su propia habitación. Toshio se puso de pie. Una repisa, un escritorio, escuchó el sonido de algo así cayendo. Salió de su propia habitación hacia la sala de estar al mismo tiempo que su madre salía en ropa de dormir por el pasillo con aspecto consternado.

“¿Qué fue ese ruido? ¿Suena como si algo se hubiera caído?”

“No tengo idea.” respondió Toshio, mirando hacia la habitación cercana. Sin ver nada fuera de lo común, subió al segundo piso. La habitación más cercana a la escalera, frente a la habitación del propio Toshio, actualmente es una habitación con una cama, para la pareja casada como pretexto. Cuando abrió la puerta, con un fuerte olor a cosméticos, vio la figura de Kyouko postrada sobre el tocador.

“… ¡Oye!” Toshio se apresuró a entrar. Kyouko se había caído hacia adelante sobre el tocador, agarrando la parte delantera del pecho de su ropa de dormir. Deben haberse esparcido cuando ella se cayó, los frascos de cosméticos se derramaron por el suelo, varios sin tapas derramando una mancha sobre la alfombra.

“Toshio, ¿qué demonios?”

Moviéndose antes que la voz aguda de Takae, la giró hacia la luz y miró el rostro de Kyouko. Podía decir de un vistazo que se estaba produciendo cianosis. Le costaba respirar. Asegurándose de que sus vías respiratorias estuvieran abiertas, observó su respiración. Sus respiraciones eran espontáneas. Eran poco profundas, mezcladas con ruidos sibilantes. — Ella está bien, exhaló débilmente. No fue hasta el punto en que su condición fuera una carrera contra el tiempo. Estaba dentro de los límites donde Toshio podía tratarla él mismo.

“Mamá, cógele las piernas. La llevaremos a la sala de tratamiento”

“¡No haré tal cosa!”

Toshio gritó hacía su repugnante madre abiertamente. “¡Llévala! ¿Quieres que muera?”

Los ojos de Takae se abrieron de miedo cuando tomó las piernas de Kyouko con una mirada resentida. Con sufrimiento, bajándola por los escalones, una vez llevada a la parte del hospital del edificio, la pusieron en una camilla.

“Toshio … ¿Cómo está Kyouko-san?”

“No creo que sea serio, pero no puedo asegurarlo. La trataré, así que llama a Yasuyo-san por mí. Dile la situación y que necesito su ayuda lo antes posible.”

Takae asintió, nerviosa. “Hashiguchi-san, ¿verdad?”

Viendo a Takae dirigirse al ala principal como si estuviera huyendo, Toshio miró a su propia esposa. Lo había notado al asegurarse de que sus vías respiratorias estuvieran abiertas. Había dos marcas de mordidas en la vena de su cuello.

¿Por qué no se dio cuenta? Ahora que lo pensaba, últimamente Kyouko había sido extrañamente moderada. Siempre que volvía, sus peleas con Takae serían interminables, pero no esta vez. Casi como si ella no estuviera aquí, confinada en su habitación, el propio Toshio perdió de vista ese hecho.

Era eso. -Y estaba entrando en la etapa más avanzada.

Vaya, pensó, queriendo culparse a sí mismo. ¿Por qué pensó que seguirían así mientras los evitaban? Sin embargo, eligieron a sus víctimas, incluso solo como una cuestión de probabilidad, no había forma de que hubieran salido bien. No era extraño en absoluto que el daño le llegara a uno de los suyos. No, de hecho, fue una suerte que hubieran estado a salvo tanto tiempo.

Pero pensando en eso, Toshio miró al espacio. — ¿Era realmente cierto que habían llegado a salvo hasta este punto?

“Ahí está Tohru-kun ……”

Sí, el hijo de Mutou, por supuesto, había sido víctima de ellos. ¿Y entonces?

“…… Nos atraparon.”

Renuncias repentinas.

Shimoyama, el técnico de rayos X, y también Towada. ¿Cómo los llamaría si no fueran víctimas y pérdidas?


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .