ending

Ending Maker: Capítulo 10 – 2


<Capítulo 10: Luna de Miel – 2>

 

EZ: 1/2


Términos utilizados en este cap:

Gastronomía molecular – una subdisciplina de la ciencia de los alimentos que busca investigar las transformaciones físicas y químicas de los ingredientes que ocurren en la cocina.

Ramyeon – palabra coreana para fideos instantáneos. Es la versión coreana del ramen de los japoneses. Se hace hirviendo un bloque de fideos precocidos y secos con polvo o salsa de sabor.

Binyeo – una horquilla tradicional coreana usada para sostener el moño de una mujer en su lugar.

Qinggong – esto se había mencionado en cap anteriores, pero aquí hay un resumen. Es una habilidad de arte marcial en las historias de wuxia que te permite eludir la gravedad para volar, cubrir distancias tremendas en un solo salto, correr a través de superficies de agua, montar árboles, y saltar o escalar altos muros. Para este cap, Jude usó el “cubrir tremendas distancias en un solo salto”.

 

A la mañana siguiente, después de que la carta de Cordelia fuera encontrada en el cuarto de huéspedes del Conde Hræsvelgr, el conde trató de responder con la mayor calma posible.

 

‘Tengo que encontrarlos.’

 

Tanto si se fueron por su cuenta como si no, si algún accidente les ocurrió a Jude y Cordelia, el Conde Hræsvelgr no tenía más remedio que responsabilizarse de ello.

 

En cualquier caso, los dos eran menores, así que el Conde Hræsvelgr idealmente tenía la responsabilidad de proteger a los dos que eran invitados.

 

‘¿Por qué? ¿Qué demonios hiciste mientras los niños salían de casa? ¿Son las paredes del Conde Hræsvelgr tan bajas?’

 

Por supuesto, era poco probable que el Conde Bayer o el Conde Chase dijeran tales palabras por sí mismos, pero le echaban la culpa con un comentario similar.

 

La potencial discordia entre las 12 familias del norte no era el único problema.

 

“¿Qué debemos hacer? Si esos dos son atrapados por la mano del diablo…”

 

Lucas habló a todos con la cara llena de preocupación, y las caras de los caballeros del Conde Bayer y del Conde Chase se volvieron miserables.

 

“No pueden haber ido tan lejos. Vamos a encontrarlos constantemente por toda la ciudad.”

 

Cuando uno de los caballeros del Conde Hræsvelgr habló intencionadamente de forma animada, los otros caballeros también estaban motivados.

 

A pesar de todo, tenían que encontrar a las dos personas primero.

 

Pero en contra de las expectativas de todos, Jude y Cordelia ya habían llegado bastante lejos.

 


 

A cinco días de su ‘fuga amorosa’, el Conde Hræsvelgr seguía buscando en los pueblos cercanos a Vedrfolnir, pero Jude y Cordelia habían llegado cerca de la frontera noroeste donde se encontraba el Yunque de hielo.

 

“Eso huele delicioso.”

 

Era por la mañana, y Cordelia olfateó frente a la fogata mientras aún estaba en su saco de dormir.

 

Acababa de despertarse, su cabello estaba desordenado, y no llevaba maquillaje, pero como una chica incomparablemente hermosa, seguía siendo bonita y encantadora.

 

“¿Estás despierta?”

 

“Estoy despierta. ¿Qué es esta mañana?”

 

Cordelia sonrió débilmente al ver al trabajador Jude cocinando frente a la fogata.

 

Cuando Jude y Cordelia dejaron Vedrfolnir, Fabián les dio sólo una bolsa de equipaje, pero en los últimos cinco días, sus artículos domésticos han aumentado bastante.

 

‘Fuego mágico, bolsa de expansión, incienso especial repelente de insectos.’

 

El Fuego Mágico, también llamado quemador portátil, fue recibido a cambio de ayudar a Koblo a escapar. La bolsa de expansión, que puede almacenar el doble de su tamaño, se recibió a cambio de encontrar el recuerdo de la madre perdida de Yinsen.

 

El incienso especial repelente de insectos se hizo con ingredientes que Jude había recogido durante su viaje.

 

Y había muchos otros artículos.

 

Hace cinco días, estaban desnudos cuando dejaron el territorio del Conde Hræsvelgr, pero ahora, Jude y Cordelia estaban increíblemente bien abastecidos para su viaje.

 

“Un hombre que tiene la capacidad de mantener un medio de vida es el mejor. El marido ideal número 1.”

 

“Uh, OK. De todos modos, para esta mañana, tenemos tostadas francesas, tocino y sopa de crema”.

 

Jude respondió sin siquiera mirar a Cordelia, pero ella ya estaba satisfecha.

 

Fue porque la mirada de Jude estaba enfocada en la sartén.

 

“¿Dónde aprendiste a cocinar?”

 

“Aquí y allá”.

 

“¿Dónde es eso de aquí y allá?”

 

“Francia, Italia, Inglaterra, China, República Checa, Rusia, Afganistán, Irak, Arabia Saudita… es literalmente aqui y alla.”

 

Los ojos de Cordelia brillaban con las palabras de Jude, pero al final se puso a hacer pucheros.

 

Al principio, era posible si había ido a uno o dos países, pero ella no creía que realmente hubiera estado en todos esos países.

 

‘Bueno, es bueno mintiendo.’

 

Pero lo importante era que era bueno cocinando, así que Cordelia rápidamente recuperó su expresión habitual y usó su nariz para volver a oler el olor del sabroso tocino.

 

“¿Aprendiste a hacer tocino en el extranjero?”

 

“Oh, lo aprendí de mi amigo que vive en América.”

 

“He oído que cocinar es una habilidad.”

 

“No, se trata más bien de una medición precisa.”

 

“¿Medición?”

 

“El tiempo de cocción varía dependiendo de la intensidad del fuego. La cantidad de sal añadida depende de la cantidad de ingredientes. Por supuesto, también depende de las preferencias de la persona.”

 

“¿Es gastronomía molecular o algo así?”

 

“Bueno, es similar.”

 

Jude, que había hablado hasta ahora, levantó repentinamente la cabeza para mirar a Cordelia y luego meneó la cabeza en señal de resignación.

 

“¿Qué es?”

 

“No, acabo de recordar el primer plato que cocinaste hace tres días.”

 

“No, ¿puedes llamar a eso cocinar?

 

La cara de Cordelia se puso roja en proporción a la miserable cara de Jude, y se puso a hacer pucheros con los labios.

 

“Hmph, yo también tengo un plato que se me da bien cocinar, ¿ok?”

 

“Mentir sobre tu debilidad…”

 

“No, no lo es… Soy muy bueno cocinando ramyeon.” (EZ: Sopas instantáneas XD)

 

“…¿No es el ramyeon un alimento instantáneo?”

 

Mientras la expresión de Jude se hacía más miserable, la cara de Cordelia se ponía aún más roja.

 

“De verdad. Es porque no lo has probado. Si te comes el ramyeon que cociné, ¿te enamorarás también? Si me lo pides, te lo cocinaré todos los días”.

 

“Sí, sí. Si insistes, que así sea.”

 

“Tsk, hablo en serio.”

 

Cordelia volvió a hacer pucheros, pero pronto sonrió y dijo.

 

“Bueno, alguien dijo que hay un talento adecuado para el lugar adecuado, así que en el futuro, será bueno dividir nuestras tareas de esta manera. Tú serás la cocinera, y yo el catador.”

 

“Maldita mierda. Yo estoy a cargo de la cocina y tú estás a cargo de lavar los platos.”

 

“Oye, él dijo que si su Gueumjulmaek se curaba, no dejaría que ni una gota de agua llegara a mis manos.”

 

“¿Cuándo dije eso? Dije que te cargaría, que te dejaría golpearme, que cruzaría la pared, y que también cuidaría de ti.”

 

“Creo que falta algo.”

 

“De todos modos, vamos a comer ahora, así que ve y lávate la cara. Lávate las manos también.”

 

“Sí, mamá.”

 

“Demonios, ¿es esta con quien me voy a casar?”

 

Cordelia se puso de pie mientras se reía, y Jude meneó la cabeza.

 

“Ahora mismo vuelvo”.

 

“Sí, no saltes o te tropezarás.”

 

“¿Quién crees que es un niño?”

 

Después de que Cordelia arregló su largo cabello en un moño y lo aseguró con un binyeo hecho por Jude, empezó a caminar con pasos ligeros.

 

Caminó hacia un arroyo cercano.

 

‘Definitivamente ahora es invierno, así que hace mucho frío.’

 

Además, habían llegado cerca de la parte más norte del Reino Sälen.

 

Si el clima se tornaba un poco más frío, el arroyo mismo podría congelarse.

 

‘No estoy seguro de si estaremos bien entonces.’

 

El Yunque de hielo sería mucho más frío que este lugar.

 

Aunque empacaron diligentemente artículos que los protegieran del frío, Jude aún no podía dejar de preocuparse por eso.

 

‘Es una pena. Si hubiéramos tenido un poco más de tiempo, habríamos tenido la protección de invierno.’

 

Era una protección que sólo podía obtenerse a través de un evento especial llamado ‘Protección de Invierno’. Ayudaba a mantener la temperatura corporal y a no obstaculizar los movimientos en el frío. El problema, sin embargo, era que el evento era un acontecimiento aleatorio.

 

‘Si se consideran las circunstancias, parece estar cerca de aquí…’

 

Jude levantó la cabeza y miró a su alrededor, pero no vio el área donde pensó que sucedería.

 

No importaba lo genial que fuera JudeWiki, no podía entender las partes que quedaban fuera del juego.

 

‘Maldición, no se puede evitar.’

 

El encuentro con la persona que decía el lugar del evento era realmente aleatorio.

 

Incluso si tenían suficiente tiempo, no sabían dónde estaba, así que no podían vagar por aquí sólo para conseguir la protección del invierno.

 

Y fue en ese momento.

 

“¡Kyaa!”

 

“¡¿Cordelia?!”

 

Jude escuchó el sonido de gritos y gritó espontáneamente mientras se levantaba pateando el suelo y simultáneamente usando los Veinticuatro Pasos tormenta.

 

Aunque era una técnica de juego de pies, los Veinticuatro Pasos tormenta podían ser usados como Qinggong dependiendo de su aplicación.

 

“¡Cordelia!”

 

Si ella hubiera sido atacada, su grito actual sería capaz de desviar la atención del enemigo.

 

Jude volvió a gritar con fuerza, mientras corría como un vendaval hacia la corriente.

 

Y cuando llegó al arroyo…

 

“Oh, uh… ¿Hola?”

 

Cordelia pronunció esas palabras mientras estaba de pie junto al arroyo con una cara torpe, y Jude miró más allá de Cordelia y vio a un hombre grande que había caído con la cabeza en el arroyo.

 

“¿Qué paso aquí?”

 

“No, eso… fue un reflejo.”

 

Cordelia hizo algunos pequeños gestos, narrando cómo se sorprendió tanto que instintivamente usó magia de ataque.

 

“Al igual que yo, tú tampoco eres normal”.

 

Era una chica incomparablemente hermosa que disparaba magia de ataque por reflejo.

 

“No, quiero decir… salió de repente del arbusto, así que me sorprendió mucho…”

 

“Bueno, está bien. Esto es mejor que si te lastimaras”.

 

“Mmmmnnn…”

 

En medio de la vergüenza de Cordelia, Jude sacó al hombre que había caído en el arroyo y lo acostó de inmediato.

 

“¿Está bien? No usé una magia fuerte. Sólo fue <Paralyze>.”

 

“Afortunadamente, no fue <Fire Arrow>.”

 

Jude respondió con tacto mientras comprobaba el pulso y la respiración del hombre. Como Cordelia había dicho, estaba simplemente paralizado, pero como su resistencia mágica era baja, su magia lo afectó seriamente.

 

“¿Qué opinas? ¿Se lastimó al caer?”

 

“El está bien. Tu suerte es buena.”

 

“¿Eh?”

 

“Sí, estoy hablando de ti.”

 

Jude habló mientras miraba a Cordelia que ladeo la cabeza.

 

“Mira de cerca. Lo reconoces, ¿verdad?”

 

Era la cara de un hombre de veintitantos años.

 

Tenía un rostro que no tenía más rasgos especiales que el de un hombre normal, pero Cordelia lo reconoció inmediatamente.

 

“El leñador Bambino”.

 

“Sí, es exactamente la persona que necesitamos”.

 


 

Bambino era a la vez leñador y herbolario.

 

No había ningún lord que reclamara la propiedad del bosque en la parte más norte del Reino Sälen, y por eso, quien tomaba la madera o las hierbas era el propietario legítimo.

 

Por supuesto, era un lugar peligroso donde no sólo las bestias, sino también los monstruos, aparecían de vez en cuando ya que nadie administraba este lugar.

 

Un día, mientras Bambino caminaba y trabajaba duro en la montaña del bosque, experimentó algo onírico y fantástico.

 

Fue testigo de la escena de una reunión de ángeles tomando un baño.

 

“¿Ángeles?”

 

Bambino abrió los ojos y miró fijamente a Cordelia mientras hablaba. Jude frunció el ceño y Cordelia se rió como una idiota mientras extendía su mano y le decía en un susurro a Jude.

 

“He ganado, ¿verdad? ¿No es Cordelia la más bonita?”

 

“Maldición”.

 

Después de entregar la moneda de cobre sin quejarse, Jude habló con Bambino, que seguía aturdido.

 

“No somos ángeles, sino eruditos que vinieron del centro a explorar el Yunque de Hielo”.

 

“¿Son ustedes… eruditos?”

 

“Sí, aunque todavía somos estudiantes. Pertenecemos a la Academia Real.”

 

Cuando Jude asumió una identidad como disfraz, sin vacilar en su actuación, Cordelia se dio la vuelta sigilosamente y ocultó su expresión facial.

 

A diferencia de Jude, Cordelia no era buena mintiendo.

 

En cualquier caso, Bambino asintió ante las palabras de Jude.

 

Pensó que Jude y Cordelia no parecían ser personas comunes.

 

‘Deben ser verdaderos nobles.’

 

Este era el Reino Sälen, donde no había un conflicto profundo entre la nobleza y las personas comunes, pero aunque no eran nobles con un título, la nobleza seguían siendo nobles.

 

La actitud de Bambino se volvió un poco más cuidadosa.

 

“No tienes que estar tan nervioso. ¿Cómo te llamas? Yo soy Shoot, y ella es Felicia.”

 

“Uhh… soy Bambino.”

 

“Ya veo, usted es el Sr. Bambino. Encantado de conocerle.”

 

“¿Qué… ha pasado? No lo recuerdo…”

 

“La Srta. Felicia te encontró tirado en el bosque aquí. No queremos parecer presumidos, pero la Srta. Felicia salvó la vida del Sr. Bambino”.

 

“Ah… muchas gracias.”

 

“N-, no. Hoho… me alegro de que estés bien…”

 

Cordelia contestó torpemente y rápidamente desvió su mirada de nuevo.

 

Se sentía avergonzada.

 

‘¿Cómo puede ser tan descarado?’

 

Mientras Cordelia tenía las mismas preguntas en su mente como siempre, Jude continuó hablando.

 

“Por cierto… ¿usted es el Sr. Bambino que vive en el pueblo Hobbus aquí abajo?”

 

“Eh, sí. Yo soy ese Bambino”.

 

“Oh, debo ser muy afortunado. De hecho, quería conocer al Sr. Bambino.”

 

“¿A mí?”

 

“Sí, me dijeron que vio a los ángeles que aparecen aquí.”

 

“Ah… sí, nadie me creyó… pero realmente los vi. La visión de pequeños ángeles reunidos… y tomando un baño.”

 

Las palabras de Bambino eran ciertas.

 

Mientras caminaba por la montaña del bosque como de costumbre, fue testigo de la escena de ángeles reuniéndose y bañándose.

 

Bambino estaba fascinado por la fantástica y hermosa vista, así que visitó el mismo lugar varias veces, pero todo fue en vano cada vez.

 

“¿Puedes decir dónde está ese lugar?”

 

“Pero… he estado ahí unas cuantas veces, pero no pasó nada.”

 

“No hay problema. Puede que queden algunos rastros. Por supuesto, voy a darle alguna compensación.”

 

El rostro de Bambino brilló cuando Jude sonrió y golpeó ligeramente una bolsa llena de monedas de plata.

 

“Por favor, Sr. Bambino.”

 

“Síganme. No está tan lejos de aquí.”

 

Bambino respondió sin dudarlo y comenzó a tomar la delantera, mientras Jude le enviaba un guiño a Cordelia.

 


 

El lugar donde Bambino los guio era un valle situado al pie de la montaña.

 

Mirando el agua semicongelada del valle, era un lugar donde uno se congelaría hasta morir si se bañaba.

 

“Aquí es”.

 

“Ya veo. Gracias. Si algo sale de nuestra investigación, también le informaré sobre ello. Tenemos que pasar por el pueblo Hobbus de todos modos.”

 

“Le agradecería mucho que lo hiciera. Porque nadie creyó lo que dije…”

 

“Hahaha, ahora, aquí está tu compensación.”

 

Cortando moderadamente las palabras de Bambino, Jude despidió a Bambino después de pagarle dos monedas de plata.

 

Y unos segundos después, cuando sólo quedaban ellos dos, Cordelia dijo en tono firme.

 

“No me bañaré en absoluto”.

 

“No tienes que hacerlo. Tú también conoces este evento”.

 

Lo que Bambino vio no fueron los ángeles.

 

Lo que vio fueron las hadas del bosque.

 

“Hadas de invierno.”

 

“Sí, son hadas después de todo.”

 

Los dos tenían amargas sonrisas mientras desempacaban cerca del valle y levantaban su campamento.

 

Y esa noche, bajo el brillante cielo nocturno donde tantas estrellas brillaban con fuerza.

 

“Eres completamente apuesto. ¿Quieres jugar con nosotras?”

 

“¡Ella también es muy hermosa!”

 

Era la razón por la que Bambino no podía ver las hadas de invierno aunque había visitado este lugar muchas veces.

 

Y también era la razón por la que Jude y Cordelia pudieron reunirse con ellas en un día.

 

‘De hecho, son hadas.’

 

‘Sí, son hadas.’

 

Delante del chico absolutamente apuesto y la chica incomparablemente hermosa que intercambiaban miradas, las hadas de invierno de cabello blanco se reunían en grupos de dos y tres.

Si lo desean bien pueden darle clic a la siguiente img si no tienen dinero para donar pero quieren apoyarme [leizer5991] (si es posible cómanse la publicidad con lo cual me ayudan mucho), gracias por adelantado para quienes lo hagan [recuerden el link los redirecciona a la pag de inicio del blog]


Anterior | Indice | Siguiente

8 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .