ICDS — Capítulo 210


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


La Tercera Domación (1)

El paisaje circundante comenzó a derretirse como al entrar por un portal. Antes de darme cuenta me encontraba en una colina al atardecer. Frente mía había un castillo de estilo gótico que parecía perforar los cielos.

La puerta del castillo se abrió con un chirrido a pesar de que ninguna fuerza exterior la había tocado. En un instante, la atmósfera cambió como si el castillo pareció haberse acercado a mí. Un dulce aroma emanaba de su interior el cual parecía capaz de hechizar a todos los hombres. Descubrí que Alma Absoluta ya estaba completamente activada.

“Mi mente… parece estar bien”.

Circuito Peruta también circulaba a su máxima velocidad. A medida que me acercaba a dominarlo, siempre que lo quisiera Circuito Peruta se activaría. Maná atravesó mi cuerpo y solidificó mi defensa mental. Al mismo tiempo cubrió mi cuerpo completamente protegiéndome como un caparazón. Ahora podría imitar a Peruta hasta cierto punto.

“Castillo de Súcubo… Parece que necesito entrar con una determinación firme”.

Me preparé para usar el poder del nombre verdadero de un dios. Con el poder de Zeus pude superar la mayoría de los obstáculos. Desafortunadamente todavía no pude usar Caduceo.

“Sharana, entra en mi ballesta. Peika, ven dentro de mí. Ruyue, imbúyete en mi armadura”.

[¡Entendido!]

[Ju, jujuju.]

[¡Un!]

A pesar de que estaba absorbiendo el maná circundante con Circuito Peruta, tener tres elementales activos todavía consumía lentamente mi energía. Sin embargo, no hubo problema. Podía robar algo de los enemigos que me esperaban dentro del castillo.

“Vamos”.

Después de murmurar para mí mismo pateé ligeramente el suelo y salté al castillo. Un gran y lujoso salón entró en mi vista. Había súcubos en formaciones dondequiera que mirara.

Todas tenían apariencias únicas, pero seguían siendo bellezas absolutas que podían destruir reinos. Con solo verlas una vez la mayoría de los hombres sin duda se habrían sentido encantados. Eran completamente diferentes a las súcubos que había visto en la mazmorra. Sin embargo, no pude decir cuál era la diferencia exacta.

Las súcubos frente mía parecían haberme estado esperando. Sus ojos me veían como mujeres enamoradas, y sus manos estaban una encima de la otra cortésmente. Lo más importante es que todas parecían estar inclinándose.

… Extraño. No estaban en posición de batalla.

“Estábamos esperando”.

La duda en mi corazón fue aplastada en un instante.

“¿Esperando? ¿Por quién? ¿Yo?”

Le pregunté a la chica… la súcubo. A diferencia de las otras súcubos aquí que estaban vestidas con ropas bastante reveladoras, la que me saludó recién mostraba poca piel. Llevaba una lujosa chaqueta y pantalones de cuero. Sus alas de murciélago también se veían ligeramente diferentes a las de las demás.

Instintivamente supe que al menos tenía la fuerza para hacerme desenfundar mi arma. Cuando levanté mi ballesta y pregunté, se dio cuenta del espíritu de combate que estaba emitiendo y una vez más bajó la cabeza.

“Por favor retire su hostilidad. No tenemos la intención ni la capacidad de luchar contra usted”.

“Sí, eso es lo que pensaba. Este lugar debería ser una mazmorra Rango SSS, pero ustedes son… demasiado débiles”.

“Juju, entonces realmente eras a quien ella estaba esperando. Por favor sígame. Podrá disfrutar de una batalla acorde a su grandeza”.

“¿Ella es la jefa de este lugar?”

“Por este camino”.

Seguí a la súcubos y salí del salón. Las otras súcubos se alinearon en paralelo y… correcto, se inclinaron ante mí. ¿Por qué? ¿¡Qué pasaba con la arraigada cortesía de estas súcubos!?

Todo lo que sabía sobre súcubos parecía escapar de mi cabeza. ¿Ya caí en su trampa? ¿O todo este castillo era una ilusión…? No, eso no tiene sentido.

“Entra. La reina está esperando”.

Cuando salí de mis pensamientos estaba frente a una puerta grande que se parecía a la puerta del Jefe de Piso. No pude evitar preguntarle a la súcubo que me trajo hasta aquí.

“¿Quieres que empiece con el jefe? ¿Pelearé contra el resto de ustedes después de encargarme de ella?”

“Lo que desee”.

No podía entender lo que estaba planeando. Con una pizca de duda abrí la puerta de una patada. ¡Boom! Con un sonido explosivo la puerta se derrumbó y se reveló la escena más allá de esta.

Como el castillo y la puerta eran algo sacados de una película esperaba ver una alfombra roja que condujera a un trono, pero no fue así. Dentro había otro gran salón y una chica que estaba de pie con los ojos cerrados.

Aunque tenía la frágil apariencia de una joven, su cabello rosa suelto brillaba aparentemente revelando que no era humana. También tenía dos cuernos que sobresalían hacia los lados y se curvaban como los de un cordero. Además, llevaba un fino vestido transparente. Afortunadamente, no tuve que apartar la mirada ya que igualmente llevaba una armadura plateada que la cubría como un traje de baño.

En términos de apariencia parecía tener la edad de Yua. Sin embargo, como se esperaba de la reina de las súcubos, tenía un par de voluptuosos senos. ¡Está bien! ¡Creo en que Yua crecerá algún día! ¡Algún día!

Abrió los ojos. La luz de las estrellas se reunió en sus pupilas rosadas. Al ver sus ojos brillar salvajemente, mi boca se torció en una sonrisa y resistí su mirada con mis propios ojos.

Esta chica tenía Ojos Malvados.

“Verdaderamente… un guerrero perfecto. ¿Es lo único que quieres de mí una batalla?”

Como era de esperar, su voz también era joven. Sin embargo, contenía una firme autoridad y fuerza. Como muestra de respeto por su poder, respondí honestamente.

“No, mi objetivo es la recompensa que obtendré después de derrotarte”.

“Entonces levanta tu arma. Podemos hablar después”.

La Reina Súcubo abrió los brazos. Sus uñas plateadas se alargaron y relucieron. En el momento en que vi su sonrisa provocativa disparé docenas de flechas y cargué contra ella con Velocidad Divina. A través de Intercambio de Armas, el arma en mi mano ya se había convertido en la Lanza Caótica. Sharana también cambió a la lanza y fortaleció su poder.

“¡Ut!”

“¡Veamos si puedes seguir actuando genial!”

Mientras la Reina Súcubo creaba un escudo mágico para protegerse de las flechas, me agaché y atravesé su defensa. Luego disparé mi lanza hacia arriba apuntando al área de su pecho. Parecía estar especializada en habilidades mágicas, ya que incluso mientras bloqueaba los proyectiles convocó docenas de murciélagos para bloquear mi camino.

Como esperaba alguna forma de resistencia no fui tomado con la guardia baja. Mi armadura destelló brillantemente y todos los murciélagos cayeron congelados en trozos de hielo. Luego mi lanza chocó con las uñas de la Reina Súcubo que se apresuró a mover frente a su pecho. Aunque mi objetivo era perforar su cuerpo, estaba sorprendentemente bloqueado por su resistencia física.

¿Este era el nivel de un Jefe de Piso? ¡Era mucho más fuerte inclusive que los monstruos de Más Allá! Incluso aunque no pude ocultar mi sorpresa, reaccioné rápidamente. Instantáneamente retiré mi lanza y empujé hacia adelante.

“¡Golpe Heroico!”

“¡Kuk! ¡Hombre barbárico!”

Lo que me sorprendió aún más fue que la Reina Súcubo podía seguir mis movimientos hasta cierto punto. ¡Esto fue cuando estaba bajo el efecto de Velocidad Divina! Creó otro escudo mágico. Cuando fue atravesado por mi Golpe Heroico, extendió sus alas y bloqueó el ataque con una ola de aura plateada.

Sin embargo, Golpe Heroico no podía detenerse con eso. Mi lanza golpeó perfectamente su estómago, y la fuerza que no pudo bloquear por completo la envió volando de regreso.

“Eres fuerte, pero no tienes modales… No debes ser popular entre las mujeres”.

“Lo siento, pero lo soy”.

Sonreí mientras respondía. Entonces lancé un remolino de Llamas Caóticas hacia ella. Asustada, la Reina Súcubo voló. Usé Talaria y la seguí.

“¡Eres un Héroe!”

“Sip, lo soy”.

“¡La bendición sobre tu cuerpo! ¡Y esa imprudencia! ¡Verdaderamente el modelo a seguir de Héroes!”

Con eso, la Reina Súcubo dibujó un círculo mágico en el aire. No, no era un círculo mágico físico. Era un círculo mágico que maximizaba el poder de sus Ojos Malvados de Encanto. También llevé el poder de mi Ojos Malvados al máximo y elevé el poder de Alma Absoluta y Abrumar.

¡Pzzt! El círculo mágico crepitó con chispas, pero pronto desapareció. Por primera vez la Reina Súcubo hizo una expresión de asombro.

“¿¡Resististe mi encanto!?”

“¡No caíste en mi petrificación, así que estamos empatados!”

Usé Velocidad Divina ​​una vez más. Como podía robar maná cuando la golpeaba no necesitaba conservarlo. Llegué frente a ella en 0,2 segundos, me sacudí su intento de contenerme con el círculo mágico roto en 0,3 segundos y le di otro golpe en la pierna. Para la marca de 1 segundo, estaba empujando mi lanza consecutivamente con Tormenta de Lanza Relámpago.

“¡Muere!”

“¿¡Eres impaciente, no es así!?”

El cuerpo de la Reina Súcubo brilló en múltiples áreas. Aparecieron círculos mágicos en cada lugar al que mi lanza apuntaba e hicieron grandes esfuerzos por bloquear los ataques. Aun así, mi maná se estaba rellenando lentamente. Significaba que estaba recibiendo daño correctamente.

“¡Estaba esperando a un guerrero de este calibre, pero no puedo deshonrar el nombre de Reina Súcubo!”

En el momento siguiente extendió la mano y agarró mi lanza. Mientras el aura que emanaba de sus uñas y el aura del relámpago que envolvía mi lanza chocaban y teñían la habitación con una luz brillante, su rostro se lanzó contra el mío. Cuando estuvimos lo suficientemente cerca como para poder contar su número de pestañas, empujó sus labios carnosos contra los míos.

Al darme cuenta de lo que estaba a punto de hacer, usé Velocidad Divina ​​por tercera vez y le di un cabezazo. Luego levanté mi pie y rápidamente la pateé.

“¡Kyak!”

La Reina Súcubo se puso llorosa. Más que dolor físico, parecía haber recibido un gran impacto psicológico. Me gritó.

“¡Rechazaste mi beso! ¿¡Eres realmente un hombre!? ¿¡Cómo puedes patear a una chica así!?”

“¡Lucha con tu fuerza!”

“¡Esta es la fuerza de una súcubo!”

“¡El encanto no funciona en mí!”

Grité molesto mientras caía al suelo. Había activado Explosión Gaia. Incluso había usado Sacrificio también. El salón se derrumbó y la innumerable cantidad de fragmentos de roca que se dispararon se envolvieron con un aura negra. Con una expresión de total conmoción la Reina Súcubo creó varias barreras.

“¡Tu!”

“¡Ya que me invitaste derrótame con tu fuerza!”

En lugar de la tierra derrumbada pateé el aire con el poder de Talaria y cargué hacia ella. El brillante poder del Héroe llenó mi lanza y se mezcló con las Llamas del Caos formando un remolino que era difícil de describir. Frente a mí, la Reina Súcubo extendió sus alas. Un aura rosa envolvió sus manos.

“¡Eres verdaderamente masculino! ¡Pero si no diferencias entre tus objetivos serás odiado!”

“¡Prefiero ser maldecido por objetivos que pronto morirán!”

“¡No moriré!”

Mi lanza chocó con el aura de la Reina Súcubo y provocó una explosión. Aunque ambos sufrimos daños la ataqué una vez más. ¡Su fuerza bruta era similar a la mía! ¡Sin embargo, en términos de técnica y habilidad…!

Circuito Peruta vibró ferozmente acelerando la velocidad a la que giraba el remolino de aura. Mientras vertía más maná en mis ataques, la Reina Súcubos recibió más heridas y más maná fluyó hacia mí. Abrió los ojos con sorpresa.

“¿Mi maná…? ¿Éramos de la misma especie?”

“Lo siento, pero ¿me veo como alguien que puede seducir a las mujeres donde quiera que vaya?, ¡simplemente obtuve el poder del Devorador de Maná!”

Grité y vertí más fuerza en mi lanza. Usé Golpe Heroico una vez más y activé Sacrificio al mismo tiempo. Si no moría con esto estaría en problemas. Sin embargo, su inteligencia era alta y sus barreras mágicas eran extremadamente molestas. ¡La solución fue atravesar cuando viera una apertura! Aunque este no fue el ataque más fuerte que pude reunir, puse la fuerza suficiente para destruir Seúl de un solo golpe.

Justo cuando estaba a punto de avanzar, sonrió y habló.

“Pasaste, Querido Esposo. ¡En todos los aspectos!”

Dos palabras que nunca había escuchado juntas en mi vida me hicieron perder fuerzas. No podía creer que mi mentalidad fuera tan débil que las palabras me sacudieran. Pensando que necesitaba entrenarme cuando regresara, traté de avanzar una vez más. Esta vez habló con más claridad.

“Ya que sudamos bien, ¿por qué no descansamos un poco y hablamos, Querido Esposo?”

“¡No digas algo que pudiera hacer que otras personas lo malinterpreten!”

No pude evitar interrumpirla.


Autor: ¡El título lo dice todo! ¡No hay nada que dudar! ¡Sip!

¡No, no es una heroína! ¡Solo hay cuatro heroínas, y seguirá siendo así! También tengo planeado cuatro seres domesticados como cuatro elementales, pero todavía estoy decidiendo si el último será macho o hembra…

TI: Ya me gusta.

Ex: Por favor autor, no te lo crees ni tú, todos sabemos que todas las elementales contratadas y sus seres domesticados son heroínas partes del harén, de la misma forma sabemos que tendrá hijos con todas ellas.


Anterior |Índice| Siguiente

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .