ICDS — Capítulo 208


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


La Cualificación de un Explorador (5)

Al día siguiente los miembros de Revival regresaron a donde pertenecían. Leon volvió a Estados Unidos, Sophie regresó a Gran Bretaña y Michel a Francia. Sin embargo, Sumire y Van dijeron que permanecerían en Corea.

“Quiero quedarme y ayudar más a Unni. Además, quiero aprender más seriamente artes marciales de Shin-nim”.

“Pero Sumire…”

“¡Cuida bien de mí!”

Aparentemente Sumire vivía sola ya que sus padres fallecieron. Como tal no hubo problema para decidir dónde se quedaría. Como la gente de su país prácticamente la adoraba parece que estaba algo reacia a regresar.

En cuanto a Ilayda Van sinceramente me sorprendió que quisiera quedarse en Corea. Después de todo Turquía era seguro tendría problemas con en donde estaría su poder. Ante nuestra reacción habló mientras asentía con la cabeza.

“Cuando salí de Turquía ya les había dicho que no volvería. Como tendré que concentrarme en escalar la mazmorra no tendré tiempo para ocuparme de otros asuntos”.

“Mmm”.

“Por favor, acéptame. Te serviré fielmente”.

“No, no necesitas servirme en absoluto…”

Entonces se decidió que viviría en la mansión de nuestra casa del gremio. Después de todo necesitaríamos que alguien se quedara aquí. Después de que vimos a Ilayda Van entrar en la mazmorra tras contactar a Laz Michel, todos volvimos a nuestros trabajos. Yo, por supuesto, tuve que continuar con lo que dejé ayer, elegir nuevos exploradores.

Luego, cuando estaba mirando los documentos impresos por Hwaya que incluían nuevas solicitudes desde ayer, alguien se sentó a mi lado. Pensando que era Elfa giré la cabeza hacia un lado. Allí vi a Ludia.

“¿Ludia?”

“Sabes cómo… elegiste un nuevo usuario de habilidad curativa”.

“Sí, ¿no te lo dije?”

“Estaba en la mazmorra así que no te escuché bien. Um, sabes Shin…”

Un indicio de inquietud permaneció en los ojos de Ludia. Miré a Hwaya. Se encogió de hombros señalando que no sabía lo que estaba pasando.

“¿Qué pasa?”

“Estoy haciendo lo mejor que puedo. Pronto también seré Rango Oro. P-Porque dijiste que no me apegara tanto a ti pare de entrar en tu habitación. Porque dijiste que no peleara no hago nada incluso con más chicas uniéndose. ¡Así que no me tires, aak!”

Después de golpear su frente una vez lo hice tres veces más. Ludia me miró con ojos llorosos.

“¡Me pegaste!”

“Te pegaré más si sigues diciendo estupideces. ¿Tirarte? ¿Crees que eres basura? Es mejor tener dos sanadores que uno. ¿Al menos sabes lo que es 1 + 1, verdad?”

“Entonces no me arrojarás… ¡Ow!”

“¿Qué voy a hacer con esta chica?”

Pensé que había mejorado desde que dejó de depender de mí físicamente, pero parecía que ese no era el caso. Mientras suspiraba Hwaya habló en lugar de Ludia.

“Ludia está preocupada de que no te sea de ayuda”.

Ante las palabras de Hwaya Ludia la miró con malicia.

“¿Que sabes?”

“Nos gusta la misma persona. ¿No es suficiente para conocernos?”

“¡N… No me gusta! Simplemente no puedo vivir sin Shin…” (Ex: Aja sí, eso dicen todas (en realidad no))

“Sí, sí. Si quieres decir algo, puedes decirlo con una copa más tarde. Si te quedas aquí vas a obstaculizar nuestro trabajo, así que vete”.

“¡Eeek, Hwaya Mastiford!”

La magia telequinética de Hwaya empujó lentamente a Ludia fuera de la habitación. Ludia trató de usar su poder, pero pronto lo reprimió, aparentemente por miedo de destruir la mansión. Al final fue echada mientras gritaba. Ye-Eun, Walker, Yua, Padre y otros que estaban asomándose también fueron expulsados ​​como bolos por el poder mágico de Hwaya. No sabía por qué nos miraban con tanta curiosidad. Para aligerar la incómoda atmósfera me reí en voz alta a propósito.

“¡Jajaja, es genial que todos estén tan alegres!”

“Vuelve al trabajo, Maestro del Gremio”.

“Sí señora”.

Ese día elegimos cuatro nuevos exploradores. Todos eran Rangos S+ y como pensamos que tenían potencial los convertimos en exploradores de la Primera Mazmorra.

Aunque estábamos agotando lentamente nuestros nombramientos, con los cuatro nuevos exploradores trabajando duro podríamos recuperarlos pronto. También fue por eso que priorizamos la selección de exploradores de alto rango.

Una vez que los encontramos y les hicimos firmar los contratos finalmente encontré el tiempo para entrar de nuevo a la mazmorra. Piso 14 de Más Allá. Era un infierno donde aparecían Ghouls Gigantes y Caballeros Esqueleto juntos.

[Humano… ¡Tú delicioso olor me cosquillea en la nariz!]

[¡Córtenlo en pedazos! ¡Maten a todos los seres vi—Kuhuk!]

En el momento en que me encontré con ellos disparé locamente mis flechas de ballesta. Peika y Ruyue flotaban a mi alrededor. Sharana estaba actualmente infundida en mi cuerpo.

“¡Detengan a los Caballeros Esqueleto! ¡Eviten que abran la boca!”

[¡Eso es fácil!]

[¡Déjamelo a mí, Shin!]

La energía helada de Ruyue llenó el área, mientras que los rayos de Peika rápidamente devastaron a nuestros enemigos. Al mismo tiempo cargué a través de todos los enemigos y disparé mis flechas como loco. ¡Los objetivos eran los cráneos de los Caballeros Esqueleto y las piernas de las monturas esqueléticas! Sería mi victoria siempre que pudiera detener sus gritos y cargar.

[¡Humanooooooooo!]

“¡Hoja Elemental!”

[¡N-No! Me subí de nuevo… ¡Uuuk!]

[Whee~]

Innumerables elementales fluyeron hacia mí y balanceé la hoja de la lanza que se había extendido más allá de diez metros cortando instantáneamente las piernas de las monturas esqueléticas que corrían hacia mí. Se produjeron golpes críticos y con el efecto de Rompe Cráneos el daño se extendió a todo su cuerpo. Ni siquiera necesitaba describir lo que les sucedió a los Caballeros Esqueleto montados sobre ellos.

[¡Guoooooooooo!]

En ese momento un Ghoul Gigante rugió y balanceó sus garras como para proteger al escuadrón de Caballeros Esqueleto que había perdido su formación. Salté audazmente a la refriega y grité.

“¡Ruyue!”

[¡Cortina de Invierno!]

Las garras del Ghoul Gigante se ralentizaron por los numerosos cristales de hielo que revoloteaban en el aire. Sonreí y salté sobre su brazo. Comprimí la Hoja Elemental y la volví a extender instantáneamente para penetrar la cabeza del Ghoul Gigante. Sin embargo, un monstruo muerto viviente no moriría con solo perforar su cabeza.

“¡Si quieren ganarme tendrán que venir en cientos!”

Al momento siguiente salté del brazo y corté con mi lanza. Después de dividir su cabeza en dos la Hoja Elemental continuó hacia su cuerpo causando una explosión. Antes de que Duro de Matar pudiera siquiera activarse lo había aplastado.

El cadáver del Ghoul Gigante desapareció y pude ver una vez más a los Caballeros Esqueleto que se habían preparado para cargar hacia adelante otra vez. Ghouls Gigantes como defensa, Caballeros Esqueleto como ataque. Tiene sentido.

“¡Desafortunadamente eso no es suficiente! ¡Ira del Rey del Viento!

Antes de que pudieran cargar hacia mí cargué contra ellos primero. Aunque levantaron la cabeza para usar Rugido de No Muerto, Peika y Ruyue no dejaron que eso sucediera. Tanto el hielo como los rayos se especializaron en detener los movimientos de los enemigos. Con las dos trabajando juntas ni siquiera los Caballeros Esqueleto podían hacer nada al respecto.

“¡Haaaap!”

El primer Caballero Esqueleto con el que me encontré lanzó un grito silencioso mientras lo enviaban volando. Esto era solo el principio. Mientras se preparaban para cargar juntos todos estaban agrupados. Como no pude usar Ira del Rey del Viento durante tres horas una vez que estaba completamente cargado tuve que matar a tantos como pudiera.

“¡Vengan! ¡Los aplastaré a todos!”

[¡Usaste Provocar! ¡Todos los enemigos te atacan incontrolablemente!]

[¡Kuaaaaaaaa!]

[¡Mátenlo! ¡Mátenlo!]

“¡Velocidad Divina!”

Cuando levantaron sus armas usé Velocidad Divina. No hace falta decir que cuanto más rápido era más daño infligía. Uno, dos, tres… Cada vez que un Caballero Esqueleto volaba, la velocidad a la que eran disparados y la distancia que cubrían aumentaba. Todas las monturas ya se habían convertido en polvo.

Esto continuó hasta que ninguno de ellos permaneció con los pies en el suelo. Como los había estado empujando a un solo lugar todos estaban apilados uno encima del otro.

[¡Humano… poderoso…!]

[¿Cómo? ¡Es solo un humano…!]

“¿Si no fuera fuerte estaría aquí?”

Había más de cuarenta Caballeros Esqueleto agrupados. Podía decir cuántos Caballeros Esqueleto estaban llenando un solo pasillo. El poder del viento y los relámpagos reunidos por Ira del Rey del Viento estaba listo para descontrolarse. Cargué contra la montaña de huesos hechos de Caballeros Esqueleto y dejé que explotara.

“¡Hasta la vista!” (Ex: Esto está en español)

[¡Golpe Crítico!]

Fueron completamente aniquilados.

“Huu, huu…”

Se convirtieron en partículas de luz y se dispersaron por el aire iluminando el pasaje ligeramente oscuro. Clavé mi lanza en el suelo para recuperar el aliento. Me las había arreglado para acabar con ellos sin que me tocaran ni una sola vez.

“Huu… ¡Eso fue más fácil de lo que pensaba!”

[Lo hice bien, ¿verdad?]

[Juju, ¿cómo estuvo, Maestro?]

“Son las mejores”.

Sonreí y felicité a las dos elementales que volaban a mi lado. Sin su ayuda para evitar que los Caballeros Esqueleto usaran Rugido de No Muerto me habría resultado difícil derrotarlos. Sin embargo, tenía una forma eficaz de evitar que lo usasen. Con ello no tuve problemas para atravesar esta área.

La clave era evitar que usaran Rugido de No Muerto y aplastar las piernas de las monturas. Solo con esto su fuerza prácticamente se reduciría a la mitad. Aunque los Ghouls Gigantes que actuaban como sus escudos eran molestos, el Piso 14 de Más Allá era más o menos fácil. Tenía muchas ganas de saber quién me esperaba en el Piso 15.

“Ghoul más esqueleto. ¿No es solo un ghoul con huesos?”

Me reí imaginando un monstruo que fácilmente tropezaba con sus propios huesos. Por supuesto, cuando pensé en el Caballero Trueno Poderoso que apareció en el Piso 10 supe que probablemente ese no sería el caso.

“Con suerte, otra habilidad de ese tipo aparecerá. Se siente un poco carente usar Síntesis de Habilidades con solo dos habilidades…”

Pensé en las habilidades que recibí del Jefe del Piso 10 de Más Allá y del Jefe del Piso 60 de la Primera Mazmorra, y sonreí. Estaba un poco preocupado por haberme vuelto demasiado adicto a Síntesis de Habilidades, pero no pude evitar esperar el resultado. Levanté la lanza de nuevo cuando me sentí lleno de fuerza una vez más.

“¡Vamos chicas! ¡Atravesémoslo despreocupadamente!”

Atravesé con éxito el Piso 14 de Más Allá en solo dos días. ¡Con solo estar lleno de espíritu de lucha una persona podría hacer mucho! Cuando dejé Más Allá y regresé a la Tierra maravillándome del potencial infinito de los humanos, Hwaya me dio un informe.

“Dos exploradores… murieron”.

Los humanos realmente tenían un potencial infinito.


Anterior |Índice| Siguiente

10 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .