Release that witch: Capítulo 667: Bebidas del Caos



Las siguientes tazas de bebidas fueron una verdadera revelación para Roland.

Algunas sabían a café, un poco amargos, pero con una intensa fragancia exótica. Algunas sabían a sopa, deliciosas y tenían la función de calentar el estómago. Lo único fue que no pudo encontrar el sabor correspondiente en su memoria. Si tuviera que nombrarlo, Vino de dragón de fuego podría ser el más apropiado.

El vino no estaba hecho de pitaya, sino de algo parecido a la llama de dragón imaginaria. El impacto abrasador del primer sorbo fue como lava brotando en la boca, y luego siguió una bocanada de un olor a quemado como si la lengua estuviera tostada. Finalmente llegó el leve sabor a frutas suculentas, mezclado con el ligero sabor del vino. (NTE: la pitaya también es conocido como fruta dragón de ahí que se mencione al momento de describir el vino. imagen)

Cuanto más tiempo se mantenga en la boca, más tiempo quedará el regusto. Definitivamente sería la mejor bebida del invierno.

Era probable que Nightingale viera las miradas intoxicadas de Roland, no pudo evitar mostrarse, se humedeció los labios y preguntó: “Su Majestad, ¿de verdad sabe tan bien?”

“Lo sabrás después de probarlo.” Roland le entregó una taza de la bebida.

Inmediatamente, Nightingale exclamó con satisfacción, con los ojos cerrados.

“Lo he probado” dijo Wendy con la misma mirada, “y es realmente difícil resistirse a una bebida tan deliciosa”

Después de beber todo el vino del dragón de fuego, Roland reveló un poco de desgana mientras soltaba un eructo. “¿Hay más bebida como esta?”

Evelyn negó con la cabeza y dijo: “No puedo copiar el último trago … La nueva habilidad es totalmente aleatoria”

“¿No puedes copiarlo?” Roland estaba algo asombrado. Finalmente entendió lo que angustió a Evelyn después de que Wendy declaró explícitamente los detalles de la prueba.

La capacidad podría convertir el agua dulce, el vino u otros líquidos en bebidas. Sin embargo, qué bebida sería el producto final era incontrolable. En otras palabras, el producto final cada vez era totalmente diferente.

El consumo de poder mágico para transformar estas bebidas era mucho más que el de transformarla en alcohol. El poder mágico solo se podía lanzar una vez al día. La cantidad de bebida transformada era limitada, que equivalía a la capacidad de un barril. Roland había visto ese tipo de barril redondo en la taberna, que podía almacenar alrededor de un metro cúbico de vino en cada barril. (NTE: un metro cubico es igual a mil litros)

Hasta ahora, Evelyn acababa de lanzar la nueva habilidad cinco veces, obteniendo cinco bebidas con diferentes sabores.

Roland se arrepintió de la perspectiva, sin saber si tendría la oportunidad de beber vino de dragón de fuego de nuevo.

Posiblemente fue la razón por la que Evelyn se sintió tan deprimida.

El gran despertar podría considerarse como un renacimiento para las brujas, ya que incluso tenían la oportunidad de pasar de ser una bruja no combatiente a una bruja combatiente. Aunque Roland enfatizó que cada bruja tenía un potencial increíble, Evelyn, que venía de la Isla Durmiente, aún no podía cambiar de opinión.

Roland sabía que Evelyn no confiaba en su técnica de elaboración. Se sintió mucho más deprimida a pesar del hecho de que su nueva habilidad mejoró mucho pero no cambió en esencia. La mayoría de las bebidas se transformaron en vino y ni siquiera podía controlar lo que podía hacer.

No tenía mejores formas de cambiar su creencia de larga data, pero era cuestión de tiempo. Roland creía que su estado mental cambiaría a medida que las brujas asistentes en la ciudad Neverwinter mostraran sus extraordinarios talentos.

No confiaba en decir que su habilidad era inútil.

La búsqueda de perfumes marcó el comienzo de los tiempos de navegación moderna, la Ruta de la Seda prosperó a medida que aumentaba el comercio de la porcelana y la seda, lo que sirvió como evidencia de las demandas y el deseo de las personas de lujos. Estas bebidas, sin embargo, serían los verdaderos lujos. El delicioso sabor y la experiencia única inevitablemente ganarían popularidad entre la gente común sin importar en qué época estuvieran, e incluso trajeron una sensación refrescante a este mundo mundano.

Además, ¡era casi gratis!

Por ejemplo, no fue una sorpresa que el peso del Vino del Dragón de Fuego pudiera convertirse en el mismo peso de reales de oro si se vendiera a los Fiordos y otros reinos.

Porque siempre había algunos comerciantes ricos y nobles que podían pagarlo.

En cuanto a la guerra provocada por el deseo de lujos … Deberían sentirse satisfechos de que Roland no se apresurara a conseguir estas bebidas. Hacer la guerra por los lujos de Neverwinter era nada menos que suicidarse.

Es cierto que Evelyn le aportaría innumerables riquezas.

Y estas bebidas no solo se utilizarían para el comercio.

Había aprendido de la experiencia pasada que los asuntos ampliamente populares entre la gente podían servir de puente para la cultura y la ideología.

Además, en estos duros tiempos de guerra, podría elevar la moral de los soldados que estaban luchando en el borde exterior de la Cordillera Infranqueable si pudieran recibir esas bebidas desde la ciudad Neverwinter.

Nunca rechazaría este tipo de bebidas que podrían mejorar la cohesión y fortalecer la confianza del sujeto para resistir la Batalla de la Voluntad Divina.

“Además del alcohol … en el futuro, será la transformación de vinos de alta calidad, crearé un edificio especial para almacenar bebidas para ti” Roland tomó una decisión y dijo: “Puedes usar tus nuevas capacidades a todo su potencial. Creo que todos los que tomen una copa estarán obsesionados con ella”

“Está bien, está bien … Su Majestad.” Aunque Evelyn estuvo de acuerdo, seguía siendo escéptica.

Ella no se dio cuenta de su propio valor.

Roland no dijo en voz alta lo que estaba pensando. Creía firmemente que Evelyn vería los cambios traídos por su poder del caos tarde o temprano. Mientras ella siguiera haciendo lo que él requería.

“En cuanto a los nombres de estas bebidas, las bebidas del caos están bien” dijo Roland con una sonrisa.

Después de que la cena de bienvenida llegó a su fin, el astrólogo Dispersión Estelar entró en el estudio de Su Majestad Roland.

Había trabajado sucesivamente para tres Reyes Wimbledon, y Roland Wimbledon fue el cuarto rey para el que trabajó.

Pero también era el rey cuyos pensamientos eran esquivos.

Independientemente de esos rumores sobre su ridiculez y comportamiento caprichoso en la ciudad del rey, el joven gobernante era algo diferente de los reyes anteriores y era difícil entender lo que estaba pensando. No era arrogante ni pretendía ser imperturbable, como si sus pensamientos estuvieran más allá del entendimiento de la gente común, era difícil de alcanzar.

Esa carta de respuesta fue la mejor prueba.

Dispersión Estelar nunca había visto a ningún rey tan indiferente a las noticias sobre la Estrella de la Extinción. Parte del contenido de la carta eran saludos, parte era invitar a la Asociación de Astrología a trasladarse a la Región Occidental, declarando que tenía el mejor telescopio astronómico para satisfacer la demanda de observación de estrellas. El final de la carta mencionó sin prisa que la ciudad de Neverwinter también encontró nuevas pistas sobre la Luna Sangrienta, y que necesitaba discutirlo con los astrólogos.

Sin sorpresa, sin miedo, mantuvo la calma y leyó la carta como si dijera “sí, lo sé” con indiferencia.

De hecho, incluso cuando Roland visitó el observatorio por primera vez y se enteró de la existencia del Inicio de la extinción, no actuó muy sorprendido.

Aunque fue una bendición que él fuera un rey tan sereno, aún se sentía abatido por el hallazgo, también por su búsqueda de toda la vida, que no despertó mucha atención.

El estudio todavía estaba muy iluminado y Su Majestad Roland estaba escribiendo algo. Había montones de documentos sobre el escritorio, Dispersión Estelar no había visto una escena así en mucho tiempo.

“Mi Reverenciada Majestad, buenas noches” se inclinó y dijo con satisfacción, “La Asociación de Astrología le muestra su respeto”

“Ah … estás aquí.” Roland dejó su bolígrafo a un lado y le hizo una seña, diciendo: “Siéntate, tengo algo de qué hablarte”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .