Todos los demás son un retornado: Historia Paralela 11


¡Cuando tiempo! Desde el año pasado que no los veía. Pues bien, ahora que ya hice la obligatoria broma de año nuevo (solo aplicable para aquellos que únicamente leen de mis proyectos EER), aquí están los capítulos, tarde en subirlos comparado con los Arifureta y ICDS por no faltarme de traducir el otro, espero los disfruten pese al relativamente leve retraso.

Traductor: Expectro

Editor: Expectro


El Matrimonio de los Dioses

Historia de Erta

“Yu IlHan. Quiero cambiar mi imagen”.

“¿Por qué de repente piensas así?”

Fue la tarde posterior a la boda.

Después del almuerzo a última hora de la mañana, Erta, que todavía estaba en los brazos de Yu IlHan, de repente sacó a relucir el tema, y ​​este le había preguntado eso con los ojos bien abiertos.

Sin embargo, Erta respondió con tal tono natural.

“¡Eso es porque mi personaje y el de MiRae se sobreponen!”

“No. Tienes un carácter único”.

“¡Se sobrepones, se sobrepones! Incluso significa que soy menos competente que ella”.

“P-pero no lo eres”.

Yu IlHan amaba mucho a Erta, así que esas palabras simplemente salieron. Erta intentó desesperadamente no mostrar su agitación.

Erta también era una maga de alto rango, pero Kang MiRae fue pionera en magia única, y nació mucho más tarde que ella. Tenía una habilidad enorme e incluso abrió la puerta para convertirse en un ser superior.

Se había elevado a la cima como la Diosa de la Magia, por lo que, de hecho, se podría decir que Erta era menos competente que Kang MiRae en términos de habilidad.

“Me convertí primero en un ser superior. Si se tratara de una novela, casi me convertí en tu heroína principal”.

“Es verdad”.

Si fuera una novela, Yu IlHan pensó que Liera podría ser la heroína principal, no Erta, pero la realidad no era una novela.

El primer día de casados debería ser su día más feliz, pero él lo había experimentado antes, así que IlHan lo manejó con calma.

“Erta, tienes tu propio encanto. Nadie más puede reemplazarte. Nadie es más o menos competente, así que relájate”.

Como si fuera una niña, IlHan la besó en la mejilla y el rostro de Erta se relajó ligeramente. Pero todavía no podía sentirse aliviada. Más bien, fue el comienzo.

“Yu IlHan, ¿de verdad me amas?”

“Por supuesto”.

“¿No me dejaras de lado por otra mujer?”

“Por supuesto que no lo haré”.

En realidad, esta pregunta y la respuesta vinieron de Erta todo el tiempo antes de casarse.

Tenía muchas preocupaciones, pero eran más sobre la relación.

Cuando sentía cariño por Yu IlHan, Liera ya había asegurado el asiento junto a él. De hecho, no había mucho que pudiera hacer para atraer a Yu IlHan incluso mientras crece el número de fuertes competidores.

Como resultado, Erta ha llegado a pensar que Yu IlHan no tiene ninguna razón para amarla, llegó a tener pensamientos bastante extremos, incluso para un ser superior.

‘Hubiera sido bueno si hubiese notado su ansiedad de antemano y la hubiera curado, pero en ese momento carecía de muchas formas’.

Incluso ahora IlHan no podía creer que pensara así.

La abrazó cálidamente y habló con voz sincera, como siempre hacía cuando estaba ansiosa.

“Ser un ser superior ha ensanchado mi corazón, pero eso no significa que sea suficiente para conseguirme una esposa que no amo. Lo dijiste tú misma. Eres la heroína principal. Como dijiste, fuiste tú quien sufrió desde el fondo de la Tierra y quien me acompañó durante el primer cataclismo. Erta, eres muy importante para mí. Eres alguien especial a tu manera”.

“¿De Verdad?”

Al escuchar la voz de Erta, que parecía una queja, Yu IlHan puso una sonrisa en sus labios. Era tan linda. En realidad, supo desde el principio que era muy linda.

“De Verdad”.

“Bien, entonces… ¿me besarás?”

“Haré más”.

Yu IlHan le sirvió como ella quería. Erta se sintió muy aliviada y se acurrucó alrededor de sus brazos con las mejillas enrojecidas.

“Entonces no cambiare mi imagen”.

“Bien pensado”.

“No hablaremos más de eso”, se dijo Erta y apagó el teléfono que sostenía en una mano.

No, IlHan tomó el teléfono antes de que se apagara por completo.

“¿Puedo preguntar qué estabas mirando?”

“Oh, no es nada. ¡Nada!”

Por lo general cuando se portaba así, no era simplemente nada.

IlHan revisó el teléfono y había un mensaje titulado ‘Reunión de todas las Dragones que merecían ser amadas-Privado’. Se trataba de un cibercafé.

“¿Erta?”

“¡Oh, fue solo por un momento! ¡Solo entré por un momento porque había un café donde solo se reunían Espíritus Dragonas casadas!”

“Tú…”

Un café que rezuma auras negativas, pensó con solo mirar el título.

De un vistazo hablaban sobre las aventuras de los maridos, o recién casados ​​deprimidos, las características de una esposa no amada, consejos para recibir dinero del esposo, y muchas charlas sobre la depresión durante la crianza.

“¡Son solo historias deprimentes!”

¡Fue un infierno para quienes merecían ser amados! No importa cuán cariñosa y confiada fuera una mujer, aquellas que habían estado en este café solo por un día caerían en todo tipo de sospechas y se deprimirían.

¡Fue sorprendente que el número de Espíritus Dragón ya haya aumentado lo suficiente como para crear una comunidad así!

“Solo quería ver si había alguna historia útil. No volveré a entrar”.

“¿Hay otros cafés?”

“¡N-No hay tal cosa!”

Había.

Yu IlHan no lo hizo a propósito, pero al activar la habilidad Declaración sabía que Erta buscó todo tipo de sitios y cafés con múltiples IDs. Hubo muchas reuniones positivas, como clases de cocina, de instrumentos musicales y estudios de magia. También encontró bastantes sitios similares al Café Espíritus Dragón.

“Déjalos todos”.

“Ah. Ahh”.

No creía que Erta hubiera estado en ese tipo de cafés porque le gustaba. Habría buscado personas con las que compartir su situación para aliviar el aumento de ansiedad que tenía.

Incluso el personal administrativo del café no podría haber imaginado que la esposa de Yu IlHan estuviera leyendo sus artículos deprimentes después de unirse al café.

“Si tienes tiempo libre, haz otras cosas. Si te sientes incómoda, no entres a un café que afecte negativamente a la gente, sino que ven a mí”.

“¿P-puedo hacer eso?”

IlHan trató de dejar de pensar en mirar a Erta, quien también estaba tratando de apartar la mirada cobardemente.

“Ya dije que eres una persona preciosa y especial para mí. Tú eres la que puede molestarme en cualquier momento. No, ¡solo ten un poco de confianza! Incluso YuNa entra corriendo y me besa, ¿verdad?”

“P-pero Na YuNa es la Diosa de la Belleza…”

IlHan entrecerró los ojos.

“Entonces, Liera está bien porque es la Diosa del Amor, y Helièna es la Reina Súcubo, ¿así que ella está bien? Incluso MiRae también es una Diosa de la Magia, ¿y ella está bien?”

“¿E-estás enojado?”

“No, fue simplemente increíble. Me pregunto si los que me vieron en el pasado se habrían sentido así”.

Erta, que no sabía cómo recuperar su autoestima que había tocado fondo, dio una impresión y refutó en cuanto escuchó lo que dijo IlHan.

“Pero, ¿no estás siendo demasiado duro ahora?”

“¡Tu condición es peor ahora!”

No funcionaría. No, esta mujer necesitaba medidas extraordinarias.

‘¿Lo escuchaste, Mystic?’

[Eres el peor, Maestro.]

Yu IlHan declaró a su amada familiar quien lo denunció sin razón: “Dirigirás el mundo durante los próximos diez días”.

[¿¡Qué!? ¿¡Sola!? ¡Debes estar loco! ¡Muere! ¿¡Te estás muriendo, Maestro!? ¿¡Vas a morir y me entregaras el nuevo trono!?]

“Le entregaré el trono a Orochi”.

Mystic pensó por un momento antes de responder.

[N-no es como si realmente lo quisiera, pero aun así, si Maestro tiene asuntos urgentes, ¿qué puede hacer ese tipo con las manos vacías? Realmente odio trabajar sola con él, pero si realmente lo necesitas, ¡seré paciente!]

“Si te disgusta tanto le pediré a otro-”

[O-Orochi será lo suficientemente bueno. No necesitas causar problemas a los demás. Orochi es fácil de tratar, ¡así que está bien!]

Al ver cómo Mystic trataba a Orochi en estos días, se preguntó si había leído un libro llamado ‘Clásicos de Tsundere’.

Realmente, a pesar de que parecen pegarse de inmediato, estos chicos lindos no pudieron dar un paso decisivo. En esta oportunidad, la piedra era muy diferente, y las llamas ardían (Ex: ???). IlHan también le envió un mensaje a Orochi.

Luego se volvió hacia Erta mientras sonreía.

“Erta, vamos de viaje”.

“Yu IlHan, parece que acabas de dejar diez días de tu trabajo a Mystic…”

“Sí, saldremos diez días. Yo te acompañaré”.

Al escuchar que Yu IlHan, el gobernante del mundo, estaría fuera durante diez días, Erta gritó.

“¡E-es demasiado largo!” (Ex: Eso dijo ella, además que en este caso es literal. Y lo siento, el impulso era irresistible)

“Sí. Erta, me tienes más tiempo”.

Había viajado con otras esposas, pero ninguno de los viajes había durado diez días.

Cuando Erta se dio cuenta del significado, su boca se crispó, sus hombros se encogieron y sus ojos brillaron.

Las impresiones podrían cambiar al conocerse profundamente, pero era raro que Erta reaccionara de manera severa.

“¿A dónde quieres ir? Te llevaré a donde quieras”.

“Bien, entonces, el Cielo. Y Dareu, ah, la Tierra también”.

El Cielo no era un lugar de los llamados seres superiores donde vivían muchos Espíritus Dragón.

Por otro lado, Dareu era un lugar popular con Espíritus Dragón puros. Estaba lleno de energía, era bueno para entrenar y todas las condiciones para fortalecerse eran óptimas.

La Tierra era uno de los lugares más desarrollados culturalmente entre innumerables mundos, y tenía el estatus de un centro del cual los seres inferiores soñaban.

Para decirlo sin rodeos, todos los lugares de los que habló eran áreas llenas de gente. Quizás solo quería mostrar su estado con Yu IlHan a otros seres.

“¿No puedo?”

Preguntó Erta con cuidado. IlHan pensó que no podía ser y negó con la cabeza.

“Te dije que vamos a donde quieras, ¿no?”

Solo entonces Erta se aferró a él con una cara sonriente. Poco después, frunció el ceño levemente ante lo que no le gustaba. Miró a Yu IlHan y volvió a preguntar con cuidado: “¿Puedo sentarme en tu cabeza?”. (Ex: Que no se pierdan las buenas costumbres)

“Cálmate. Es imposible considerando tu tamaño”.

“Pero tienes un cuerpo estable”.

“Entonces prefiero ponerte en mi espalda”.

“¿Puedo hacer eso?”

Todo fue una charla vacía, pero el estado de ánimo de Erta fue cuesta arriba de inmediato. De cualquier forma, el único propósito de este viaje era escuchar todo lo que Erta quería. IlHan cargó a Erta y comenzó a moverse en serio.

“Entonces, ¿a dónde deberíamos ir primero?”

“El lugar del que todo ángel está orgulloso–no, creo que sería mejor ir primero al lugar donde trabajé como ángel”.

Era como si Erta ya lo hubiera confesado todo. IlHan fue directamente al cielo como le dijo su linda esposa.

Había pasado por el Cielo en su camino a Ello Cartra con Helièna antes. Ahora ha pasado un poco más de tiempo, y el Cielo y Ello Cartra estaban más separados.

“¿Qué hiciste en la Legión del Cielo antes de conocerme?”

“¿No te lo he contado? Liera… No, si Liera hacía trabajo de campo, el mío era más uno de cuello blanco. Vigilar los movimientos mágicos fuera del territorio, o preparándome para accidentes mágicos y…”

Erta murmuró mientras entraban al reino del Cielo hecho de nubes esponjosas. IlHan añadió algunas palabras a su respuesta.

“Y unirse en secreto a la comunidad de seres inferiores”.

“Así es. En ese momento, los ángeles se registraron en secreto en las redes sociales y fueron atrapados por Spiera. Fue tal… Nunca sucedió. ¡Nunca me uní en secreto a la comunidad de seres inferiores!”

Erta fue fácilmente atrapada y escupió información. Después de todo, ¡debe ser debido a Erta que algunos de los ángeles malinterpretaron las redes sociales! IlHan quedó profundamente impresionado al descubrir el secreto por el que había sentido curiosidad durante muchos años.

“No, ¿has regresado a la comunidad después de lo que pasó antes?”

“Bueno, no es que eso haya sucedido. No soy una líder. ¡Nunca he respondido preguntas como si fuera humana!”

Voló por el cielo, acariciando a Erta quien estaba sufriendo recordando el pasado cuando fue castigada por romper el tabú. Pronto, los Espíritus Dragón, que alguna vez fueron Ángeles, los encontraron y charlaron.

“Es Erta”.

“Lo sé. Tuvo una boda con Dios ayer”.

“Es llevada por él”.

“Yu IlHan lleva a Erta”.

“Aaah… que celos”.

“Fue subestimada porque era sólo la cuarta esposa”.

“Pero ni siquiera pudimos ser la cuarta”.

Por supuesto, utilizaron la telepatía criptográfica desarrollada entre los Ángeles para hablar en sus oídos y confiaban en que Dios ni siquiera los escucharía. Eso fue algo estúpido porque no sabían que dominaba la habilidad Lenguaje.

“Todo el mundo te tiene envidia, Erta”.

“P-por supuesto. Soy tu esposa después de todo”.

Erta tenía mucha fuerza en sus hombros. La nena había cambiado mucho, pero probablemente ni siquiera lo había notado; que lindo chica.

Yu IlHan la abrazó firmemente y le dio una vuelta al Cielo.

Erta se encogía de hombros cada vez que los Espíritus Dragón la miraban y hacían ruido, y esto continuó atravesando el Cielo, Dareu, y rodeando todos los lugares de interés del planeta.

Haciendo eso se continuó hasta que no hubo duda de que Yu IlHan la amaba.

“Qué buena persona”.

“También quiero tener a Lord Yu IlHan cerca. ¡Está bien si no soy la cuarta, sino incluso si soy la cuadragésima…!”

“Si pudiera estar con él durante la noche…”

Como resultado, rumores de que Lord Yu IlHan se preocupaba por su esposa se extendieron como un extra y una avalancha de Espíritus Dragonas que querían verlo al menos una vez llegó. Liera regañó firmemente a Erta por no guardar a su marido para sí misma.


Ex: Uhhhhh, dolor, traducir tras un periodo de inactividad es duro, la paja y somnolencia se mezclan fuerte, a ello se le suma este TI que estoy bastante seguro es en realidad máquina, no soy el único que lo piensa, y me tienen en este estado en el cual me resulta doloroso seguir existiendo. Dejando mi sufrimiento de lado, feliz año nuevo, espero que les fuera muy bien y que les siga yendo bien o incluso mejor.


Anterior |ÍndiceSiguiente

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .