ICDS — Capítulo 194


¡Cuando tiempo! Desde el año pasado que no los veía. Pues bien, ahora que ya hice la obligatoria broma de año nuevo, aquí están los capítulos. Una de mis metas este año es conseguir suficientes ingresos traduciendo como para que sea realista dedicarme a ello, así que por favor no sean tan tacaños como el año pasado. Ahora si, disfruten del capítulo.

Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Alma Absoluta (6)

Aunque me lo esperaba, en el momento en que dejamos el bosque, me quedé sin aliento. La cantidad de monstruos presentes me hizo preguntarme si todos los monstruos del mundo estaban reunidos aquí. No es que pensara que nuestra presencia pasó desapercibida, pero esto era demasiado. Era casi como si… todos los El Patiz del mundo estuvieran desplegados para cazarnos.

Ya había visto un cielo lleno de criaturas, pero la cantidad de seres que llenaban la llanura era como si todos los pisos de la mazmorra colapsaran y se liberaran sus monstruos (Ex: ¿Una bandera?). Incluso Daisy, que comandaba un ejército de muertos vivientes, pareció estremecerse.

Si intentáramos atravesarlos como lo hicimos anteriormente, sin duda seríamos devorados antes de que pudiéramos avanzar siquiera cien metros.

“Ren… ¿Qué vamos a hacer?”

“Príncipe Heredero ya debería saberlo. Solo podemos abrirnos paso”.

Cierto, no era un demonio que abandonaría a los niños después de llegar tan lejos. Además, incluso si nos retiramos al bosque, no era un lugar en el que los pequeños pudieran sobrevivir sin Ren. El océano, el lugar al que los El Patiz no podían ir. Teníamos que llegar a ese lugar.

“Muy bien, entonces volemos”.

¡No había necesidad de preocuparse por los monstruos del suelo!

Respiré y salté sobre la espalda de Lotte con Ren, dos niños hombres bestia y una niña humana. Los otros iban montando el Dragón de Fuego de Daisy, Pookie. Los monstruos en el suelo atacaron como un ejército de hormigas y rugieron, pero eso no era asunto nuestro.

“¡Vamos directo al océano!”

“Entendido”.

Lotte batió sus alas y se disparó. En lugar de los monstruos en el suelo, que se volvieron como perros persiguiendo gallinas, las criaturas voladoras rugieron y volaron hacia nosotros. La mayoría de ellos se convirtió instantáneamente en piedra y cayeron. Los que están en el suelo fueron golpeados por rocas y gritaron. ¡Esto fue realmente matar dos pájaros de un solo tiro!

“¡Shin oppa es genial!”

“Gracias, Elfa”.

No importa cuánto se usarán entre sí como escudos o vinieran de diferentes ángulos para evitar mi mirada, a menos que su resistencia estuviera por encima del Rango SS+, no tenían más remedio que convertirse en piedra en el momento en que se acercaban a mí. Para mí, los números ya no significan nada.

“¡Carga a toda velocidad, Lotte!”

[¡Lo sé, Héroe!]

Lotte aceleró y Pookie nos persiguió. Los enemigos que estaban frente a nosotros se convirtieron todos en piedra, y los que estaban detrás y a nuestro lado primero fueron repelido por Tifón Loco, y luego se convirtieron en piedra. Había cincuenta kilómetros desde el inicio de la planicie hasta la costa, y ya habíamos recorrido unos diez kilómetros.

[Héroe, hay ataques viniendo de abajo.]

“¡Sube un poco más de altura! ¡Chicos, recuerden, si se sienten cansados usen el método de respiración de maná!”

“¡Vale!”

“¡Un!”

Después de un tiempo, aumentó la cantidad de monstruos que no podían petrificarse. Tomé una poción de maná con la boca y blandí mi lanza contra los monstruos voladores gigantes que nos atacaban ferozmente.

“¡Ren! ¡Protege a los niños!”

[¡Puedo manejar eso!]

“¡Aliento, Pookie!”

[¡Guaaaaang!]

Daisy, que les seguía desde atrás, parecía también haber sido atacada por los monstruos. Mientras atacaba con mi lanza, una vez más usé el poder de mis Ojos Malvados contra el ejército de monstruos.

“¡Veamos si pueden estar tan enérgicos cuando lleguemos al océano!”

[¡Kiaaaaaaak!]

[¡Kyaaaaa! ¡Come esto!]

Lotte batió sus alas ferozmente y exhaló llamas negras quemando a los enemigos frente a nosotros hasta cenizas. Si un camino estuviera abierto, aunque sea por un momento, ¡lo atravesaría! Con la habilidad Equitación, Lotte y yo éramos como una sola entidad ya que mostramos una coordinación perfecta, convirtiéndonos en una única bala aguda que se disparó por el aire. Debido a nuestra increíble velocidad, Ren, Sharana y Ruyue tuvieron que ayudar a evitar que los niños cayeran.

“¡Mira, Oppa!”

Entonces Elfa gritó. Miré la dirección que estaba señalando mientras clavaba mi lanza en el cuello de un wyvern. En el aire había un atún gigante. Aunque estábamos lejos, su cuerpo gordo y cara de atún eran demasiado claros. Dudé de mis ojos. ¡Era demasiado grande!

“¿Qué diablos es ese atún? ¿Por qué un atún vuela?”

“Dios santo, es el Guardián Aikan… ¡La bestia divina protectora del reino oceánico Zenyt!”

“¿Un atún…?”

“Pensé que estaría a salvo de los El Patiz, ¡pero pensar que incluso Aikan había sido controlado…! Ku, ¿¡apuntaron a cuando salió para proteger el reino!?”

“¡Es un atún! ¿¡Sabes, el pescado!?”

Ren habló con dolor sin prestar atención a mis preguntas. Independientemente de si era un atún o un salmón, emitía un maná aterrador. Estábamos a más de un kilómetro de distancia, pero el maná que emitía hizo que mi cuerpo temblara levemente.

[¡Guaaaaaaaaaaaaaa!]

El atún gigante gritó en el aire y cargó hacia nosotros como un demonio. ¡Era incomparablemente más grande que el Basilisco Poderoso que me dio mis Ojos Malvados! No hacía falta decir que el maná que poseía en su cuerpo era algo que no podía esperar afectar con mis Ojos Malvados. Si simplemente chocara contra nosotros, ¡sin duda moriríamos aplastados! Los otros monstruos voladores también parecían estar aterrorizados por el atún ya que todos se dispersaron.

En ese momento, Pookie se adelantó a Lotte. Daisy sacó un látigo de cadena con la cara sonrojada.

“Esa figura, me gusta”.

“Pero es un atún”.

“Extremadamente poderoso. Cuerpo suave. Lo quiero”.

“¡Pero es… un atún!”

¿¡Qué pasa con estas personas!? ¡Algo estaba mal! Daisy tiró de su látigo, como si ardiera de pasión, luego lo blandió cuando el atún se acercó a nosotros.

“¡Espinas! ¡Florezcan!”

En un instante, el extremo del látigo se dividió, formando miles de gruesos tentáculos que cubrieron el atún. Desde la distancia, parecía una medusa pegada a su presa. En cualquier caso, su aspecto repulsivo me hizo querer dar la vuelta.

“¡Parece que trataste de hacer que sonara genial, pero las palabras no pueden convertir tentáculos en espinas!”

“Kuk, la habilidad… no se pudo cambiar…”

La voz de Daisy estaba llena de dolor, incluso al punto de hacerme sentir simpatía por ella. Por supuesto, la apariencia tenía poco que ver con la fuerza. Cada espina, las cuales poseían terribles niveles de maná, alcanzaron al atún y se arrastraron directamente a su cerebro. Ren habló mientras se estremecía.

“Se siente como si estuviera viendo una mutación de El Patiz…”

“Bueno, estoy seguro de que solo están tratando de destruir el cerebro. Sin embargo, no voy a discutir que no es repugnante”.

¿Por qué este continente tenía que estar lleno de cosas como insectos y tentáculos? Afortunadamente fui el único que vio escenas tan crueles. Incluso mientras pensaba cosas bastante estúpidas, el atún no dejó de cargar hacia nosotros. Brilló con una radiante luz y quemó los tentáculos pegados a su cuerpo. Aunque su abrumador poder era digno de su nombre como guardián, se crearon más tentáculos y luego se quemaron. ¡Qué asombroso!

“Cerebro, ábrelo. Seamos amigos”.

[¡Guaaaaaaaaang!]

Daisy hizo el peor tipo de propuesta que uno podría recibir mientras agregaba otra habilidad. Sus orejas parecieron levantarse ligeramente, después de lo cual una neblina negra se extendió por el látigo desde la mano desocupada. Cuando el atún tocó la niebla, su resistencia comenzó a disminuir lentamente. Sospeché que era una habilidad necesaria para crear muertos vivientes.

[¡Guaaaaaaaaa!]

“Uut, resiste. Kang Shin, ayuda”.

El rugido del atún sonó sonoramente en todas direcciones. Entonces, un sinnúmero de monstruos voladores comenzaron a atacar una vez más, como soldados siguiendo las órdenes de un general. Sin embargo, no nos atacaban a nosotros, sino a los tentáculos que conectaban a Daisy y al atún. “¿¡Están bien con que un atún les ordenara!?” me quejé. De cualquier forma, si pudiéramos hacer que el atún se convirtiera en parte de nuestras fuerzas no podría ser mejor. Materialicé a Peika.

“¡Enloquece, Peika! ¡Quema todo!”

[¡Eso es exactamente lo que me gusta escuchar!]

Daisy disparó innumerables tentáculos, el atún rugió acorralado por estos, y muchos monstruos se abalanzaron para liberar al atún. Peika saltó a la refriega audazmente y disparó una gran cantidad de rayos. El cielo estaba casi teñido de oro.

[¡Vengan! ¡Los freiré a todos hasta que estén crujientes!]

Tan poderosa como era Peika, gastó una gran cantidad de maná. Aunque la pelea entre el atún y Daisy se inclinaba hacia la victoria de Daisy con Peika uniéndose, estaba pagando con mi maná. Esperé con impaciencia a que terminara el tiempo de reutilización de la poción de maná. Mientras tanto, puse una poción de maná de la más alta calidad en mi boca e hice circular el Circuito Peruta con más fuerza para recolectar maná de los alrededores.

Quizás porque estaba concentrado en el Circuito Peruta, fui el primero en darme cuenta.

“¡El atún está haciendo algo!”

“Abrió boca. Antes de que haga algo, destruir insectos”.

Daisy habló con calma y sacó monstruos muertos vivientes voladores de su inventario con un movimiento de mano. Los monstruos volaron en línea recta y atacaron la cabeza del atún gigante. Aunque muchos tentáculos iban dentro del cuerpo del atún gigante desde su boca, este no les prestó atención mientras abría más la boca. La expresión de Daisy se volvió un poco perpleja.

“Eso, debe esquivarse. Poder similar a, onda de maná. Tentáculos… Las espinas están, siendo destruidas”.

“¡No, será difícil escapar de su alcance, así que destruyamos su cerebro antes de eso!”

“Espíritu del maestro del gremio, genial”.

Sonreí ante el comentario de Daisy, luego cargué hacia el atún en Lotte. Los niños gritaron, pero ahora mismo no podía agarrarlos.

“¡Aguanten, chicos!”

“¡U-Un, Oppa!”

“¡Un!”

Levanté mi lanza alto y llamé a Peika y Sharana. ¡Infundí a Sharana en mi cuerpo y Peika en la Lanza Caótica! Entonces, Lotte y yo disparamos hacia los monstruos que bloqueaban nuestro camino con la fuerza para destruir un mundo.

“¡Ira del Rey del Viento!”

El poder de los rayos y vientos que habían comenzado a acumularse en mi cuerpo me impulsó hacia adelante. Lotte se adaptó al flujo de forma sorprendentemente natural, volando más rápido que un rayo y más libre que el viento. Cada vez que un monstruo frente a nosotros salía volando, el poder difícil de contener se intensificaba. ¡Aunque solo un poco, el maná también se estaba recuperando dentro de mí!

Utilizando Tifón Loco, contuve el salvaje y turbulento relámpago y viento en forma de remolino. Luego cambié de dirección y busqué en otro grupo de monstruos. No había necesidad de esquivar nada. ¡No existían monstruos que pudieran ser oponentes de mi lanza!

“¡Huaaaaaaaaap! ¡Ahora es tu turno!”

El ataque hacía mucho tiempo que se cargó hasta un 150%. Levanté la lanza enterrada en un remolino gigante y apunté a la cabeza del atún. A estas alturas, partículas visibles de maná se habían reunido en su boca. Si era posible, ¡tenía que neutralizarlo ahora!

“¡Príncipeeeeeeeeeeee Herederoooooooooooo! ¡Los niños van a morir!”

“¡Agárralos fuerte!”

¡Incluso yo no podía controlar la velocidad de Lotte! Me concentré únicamente en perforar el atún con este remolino de rayos y viento en mi mano. ¡Ahora!

[¡¡Kuaaaaaaang!!]

No tuve la oportunidad de chocar con lo que sea que estaba tratando de hacer, ya que la lanza le atravesó la cabeza y provocó una explosión gigante.

[¡Golpe crítico!]

Saqué la lanza de su cabeza la cual fue excavada como un cráter. Podía sentirlo cerrando lentamente la boca. Por supuesto. ¿Cómo podía disparar una onda de maná cuando su cabeza explotó?

¡Ah! Realmente vertí toda la fuerza de mi cuerpo. La descripción de la habilidad decía que no podría usarla durante 3 horas, pero no fue así. No sabía si tenía la fuerza para usar otras habilidades. Estaba completamente exhausto.

En ese momento, cientos de tentáculos se me acercaron y se clavaron en el lugar que había atravesado mi lanza. Eran realmente repugnantes.

[Bien, cerebro alcanzado.]

“Uek, repugnante”.

Daisy parecía estar extremadamente eufórica ya que incluso me envió un mensaje para informarme sobre su éxito. Mientras tanto, podía sentir algo dentro del cerebro hinchándose de forma antinatural. Pronto apareció un insecto gigante. Había bultos extraños en su cuerpo y su boca parecía un taladro. Entonces esto era un El Patiz. Ni siquiera estaba muerto.

“Necesito matarlo”.

“Príncipe Heredero, luces cansado”.

“Esto no es—”

“¡Príncipe Heredero!”

Antes de que pudiera terminar mi oración, me sorprendió el grito de Ren y me di la vuelta. Sin embargo, no pude girar mi cuerpo. Parecía que estaba fijo en el lugar.

“Esto es algo especial preparado solo para ti”.

Sonó una voz desagradable de un hombre. Provenía de uno de los niños en la espalda de Lotte, Uruto.

“No pensé que podría capturar a otro Héroe. Verás, solo tenemos dos de nuestra clase que pueden controlar un Héroe… Perder a Aikan es un poco lamentable, pero si podemos obtener un Héroe a cambio, vale la pena. Ah, no pienses en usar tus elementales. Mientras te toque, puedo dañarte tanto como quiera”.

“¿¡U-Uruto!?”

“¡No te acerques, Elfa! ¡No es Uruto!”

“¡Kuk, no puedo sacarlo, Príncipe Heredero! ¡Si uso una habilidad de ataque, tú…!”

“¡Estoy bien, así que llévate a los demás y ve con Daisy! ¡Me encargaré de esto por mi cuenta!”

“Kuk… ¡Entendido!”

“¡Oppa, Shin op—!”

Elfa cerró la boca en medio de su grito. Más exactamente, Ren la había agarrado a ella y a la otra chica humana. Lotte parecía haber notado lo que estaba sucediendo en su espalda mientras se agitaba salvajemente.

[¡Un simple mocoso humano se atreve a atacar a Héroe!]

Sin embargo, Uruto ya no estaba en forma humana. No sabía cómo me estaba atando, pero había algo adhesivo pegado a mi pecho y miembros.

“No puedes escapar. Tu maná debe estar congelado al igual que tu cuerpo. No podrás abrir tu inventario y mucho menos abrir la puerta a la mazmorra. Fui creado para este propósito. A menos que seas algo así como un Devorador de Maná no podrás escapar. Ahora abre la boca. Conviértete en nuestro aliado”.

Fue una atadura poderosa como la maldición del Señor Demonio lanzada sobre mí por Shina en el continente Luka. Aunque debería poder usar mis habilidades, era difícil hacerlo sin mover mi cuerpo.

Además, el El Patiz que me restringía estaba perfectamente en guardia contra la única persona que podía liberarme, Daisy. Sabiendo que era una nigromante, le había proporcionado una presa en la forma de Aikan. Sabía que Daisy intentaría usar nigromancia en Aikan en el momento en que fuera derrotado. Actualmente, Daisy estaba completamente concentrada en hacer de Aikan suyo, tanto que ni siquiera se dio cuenta del peligro en el que estaba.

“¡Pero no detecté ningún maná de tu cerebro…!”

“Te lo dije, fui creado para este propósito. Me escondí para cazar al último explorador cuando tuve la oportunidad”.

La voz ya no pertenecía a la de un humano. El bicho que había saltado del cerebro de Aikan se me acercaba lentamente.

“¿¡Entonces nadie te descubrirá!?”

“Jujuju, puedo imitar a cualquiera con mi maná. A menos que puedas leer mis pensamientos o leer mi alma no podrás ver a través de mí”.

“… Cierto, fue realmente difícil notarte al principio”.

Por supuesto, ese no era el caso ahora. Aunque fue un poco vergonzoso decirlo, tenía la habilidad Alma Absoluta. Me podrían llamar un experto en lo que a almas se refiere.

“…?”

“Juego del Dios del Cielo”.

Al momento siguiente, estaba flotando en el aire tranquilamente… como lo que la gente de la Tierra llamaría, una mosca.

“¿¡Qué…!?”

[¡Guaaaaaaaaa!]

Uruto, que se había convertido en una criatura parecida a un slime, y el insecto de aspecto desagradable que parecía una vena flotante, ambos gritaron desconcertados. Grité como mosca.

“¡Quémalos, Peika!”

[¡Entendido!]

“¡Kuk, en ese caso, tomaremos al otro…!”

[¡A menos que seas más rápido que un rayo, se acabó!]

En el momento en que el slime trató de pegarse al cuerpo de Lotte, el rayo de Peika cayó. El slime que había replicado a Uruto entonces se vaporizó en el aire. Mientras que el otro insecto no sabía qué hacer, volví a mi forma original y sonreí.

“Los villanos no pueden morir sin dar toda la información, ¿verdad?, ¿dijiste que hay uno más de ustedes?”

[¡Guaaaaaang!]

Diez minutos después partimos nuevamente hacia la costa. Esta vez con un nuevo amigo, Aikan, y a toda velocidad.


Autor: Shin podría haber destruido el slime El Patiz con el poder de sus elementales o al menos pudo haberlo esquivado fácilmente. Actuó a propósito como si estuviera completamente exhausto después de usar Ira del Rey del Viento para sacar al enemigo.

Ex: Me encantan los atunes, toda la comida marina en general, pero los atunes especialmente. Estaría gracioso que por la fuerte electricidad y calor por la que murió el atún ahora sea capaz de usar rayos, la imagen de un pescado pudiendo usar rayos o fuego me da mucha risa.


Anterior |Índice| Siguiente

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .