Parallel World Pharmacy: Volumen 4 Capítulo 13: Recipiente del alma


Una tarde, unos días después de la noche en que los alquimistas Hermès y Falma se enfrentaron.

“Entonces, estoy a punto de visitar a Pierre-san.”

“Ten cuidado.”

Cedric y otros miembros del personal despiden a Lotte y Ellen mientras cierran la tienda.

“Tanto Ellen como Lotte se van a casa antes de que oscurezca.”

La seguridad en la Parallel World Pharmacy se ha reforzado, pero todavía existe la preocupación de que puedan ser atacados por alguien después de la fuga de Hermès. En particular, Ellen viaja con un caballo blanco en lugar de un carruaje para acelerar, por si acaso la atacan antes de regresar a la residencia del Conde, ya que Falma no podrá apresurarse para ayudarla.

“No te preocupes, ¿quién crees que soy? Me aseguraré de congelar al atacante y traer a la persona conmigo.”

Ellen afirma para tranquilizar a Falma. Ellen es bastante buena como usuaria del arte divino del agua y aplastará a algunos oponentes por sí misma, pero, aun así, Falma está preocupada cuando se trata de Hermès.

“Regresaré temprano a la mansión con Cedric-san. Por cierto, ¿Pierre-san está a salvo?”

Falma asiente vagamente a la pregunta de Lotte sobre la condición de Pierre.

“Creo que tomará unas dos semanas más.”

Falma deja la Parallel World Pharmacy, que sigue funcionando como de costumbre, y visita a Pierre en la Farmacia Apricum per Foliis por la noche junto con un caballero. Pasando por la puerta de la farmacia Apricum per Foliis, Falma se dirige a la habitación de pacientes de la tienda de Pierre desde la puerta trasera. La hija de Pierre espera la visita de Falma frente a la puerta. Se puede ver que lleva esperando mucho tiempo.

“Quiero darle la bienvenida, Falma-sama.”

“Buenas noches. ¿Cómo está el estado de tu padre?”

“Sí, ha mejorado un poco.”

Después de ese día, cuando Pierre cayó a un lago de ácido sulfúrico debido a un ataque sorpresa de la alquimista… estaba sufriendo graves quemaduras químicas. Falma visita la tienda de Pierre a diario y trata las quemaduras con cuidado.

“Es Falma, lamento la intrusión.”

“Oh, oh, este es Falma-sama. Siento molestarte.”

Pierre levanta el rostro ante el saludo de Falma, se sienta en la cama mientras mantiene cerca los libros del Gremio de Farmacéuticos para la dispensación, mientras se cubre con un vendaje para heridas y su apariencia facial se ve dolorosa. Su cabello y cejas están hechos jirones.

Las quemaduras químicas se clasifican de primer a tercer grado según la profundidad de la quemadura, con la quemadura de primer grado alcanza solo la capa superior de la epidermis (capa delgada muy superior de la piel), la de segundo grado llega hasta la dermis (capas inferiores de la piel cerca del tejido graso) y la de tercer grado afecta a toda la dermis (toda la región de la piel en lugar de una pequeña mancha). Pierre sufre quemaduras entre primer y segundo grado.

De hecho, Pierre se sumergió en ácido sulfúrico durante varias decenas de segundos. Incluso con el rápido “borrado” del ácido sulfúrico de Falma, la parte inferior del cuerpo de Pierre como botas y pantalones de cuero y las partes ligeramente vestidas, todo el vello de su cuerpo hasta la dermis sufrió una extensa quemadura química por el ácido sulfúrico. Todas estas partes se han quemado. Además, aunque no se produjo ceguera, la inflamación se había extendido a los globos oculares y las membranas mucosas (nasal y garganta para ser precisos).

Preocupado por una respuesta inflamatoria sistémica el día después de la lesión, Falma llevó a Pierre a la residencia de la familia de Medicis e inmediatamente comenzó las infusiones con la ayuda de Palle durante veinticuatro horas de tratamiento. Afortunadamente, las heridas de Pierre comenzaron a sanar poco después de que Falma invocara el Alivio del Origen por si acaso.

Después de limpiar la herida, se utilizaron vaselina y vendajes para proteger la superficie de la herida, y también se aplicaron agentes antibacterianos junto con corticosteroides. Para reducir el dolor, Pierre también tomó analgésicos mientras Falma monitoreaba la situación. Después de unos días, el dolor mostró signos de alivio.

“¿Cómo estás hoy?”

Falma toma notas y hace preguntas. La hija de Pierre, que guía a Falma a la habitación de pacientes, mira con preocupación los rostros de Falma y Pierre alternativamente en la esquina de la habitación. Está preocupada por la condición de su padre.

“Hoy ha sido mucho mejor que ayer. Me sorprende que no sea peor de lo que esperaba. Tal vez sea por el uso que hace Falma-sama de su misterioso poder.”

“También hubo algo de eso… El ácido sulfúrico penetra la piel y destruye la epidermis y el tejido de la dermis, pero la concentración no era tan alta y el ácido sulfúrico se borró, así que creo que el daño fue mínimo. Por tu propia seguridad, no expongas estas quemaduras a nadie hasta que la herida haya sanado.”

“Por supuesto que lo entiendo, Hermès no debería notarme. Oye, quiero matarlo … ¿Falma sabe dónde está Hermès realmente?”

“Sé dónde está, pero quiero otra confirmación. Lo sabrás mañana. La farmacia Apricum per Foliis debe seguir funcionando como de costumbre, pero no hagas nada diferente. Enviaremos a un farmacéutico a tiempo parcial para reemplazar al comerciante.”

Si hay un alquimista que quemó todo su cuerpo con ácido sulfúrico, Hermès buscará y se deshará de la persona. Es peligroso que se descubra la herida de Pierre.

“Por todo lo que has hecho, gracias.”

Falma va al palacio al día siguiente. Está fuera de su deber como farmacéutico de la corte por el día, pero tiene algo que tratar con cierta persona en el palacio. La persona en cuestión está caminando frente a la sala de espera del Dios de la Medicina y se le encuentra con mucha facilidad. Cuando Falma ve al hombre desde la distancia, se esconde en las sombras sin hablar y usa su Ojo diagnóstico. Identifica a los individuos confirmando la ubicación de las caries, estructuras esqueléticas y rasgos corporales y, sobre todo, sus voces. En ese momento, Falma puede identificar de forma remota a la persona objetivo mediante fluoroscopia sin conocer realmente a la persona objetivo. Utiliza convenientemente el diagnóstico para identificar el objetivo. Esa persona es uno de los farmacólogos de la corte del Imperio de Saint Fleuve. (NTE: La fluoroscopia o radioscopia​ es una técnica de imagen usada en medicina para obtener imágenes en tiempo real usando rayos X de las estructuras internas de los pacientes mediante el uso de un fluoroscopio, o en el caso de Falma, usando su ojo diagnóstico.)

Falma coloca una estrella de rastreo en el farmacólogo de la corte (Hugo de La Trémoïlle). Es un farmacólogo judicial con el mismo título que Bruno. Aunque es mayor que Bruno, es un farmacólogo que parece más joven en comparación con su edad. Junto con otra farmacóloga de la corte, Francoise, una de los cuatro farmacólogos de la corte junto con Hugo, Bruno y Falma, básicamente se turnan todos los días para llenar el horario del palacio; así que cuando Falma no esté de servicio, vendrá Hugo. La única forma de verse es en una fiesta organizada por la Emperatriz, o en una reunión una vez cada pocos meses para decidir la política de tratamiento de los farmacólogos de la corte para la familia real y los cortesanos.

Dado que Hugo no pertenece a la Universidad Médica Imperial y solo ve a los aristócratas reales debido a su orgullo, no conoce a Ellen, quien no ha entrado ni salido de la corte del palacio. Durante esa sesión de estudio de alquimia, solo Falma pudo detectar su voz familiar, pero ni Ellen, Pierre ni los alquimistas lo notaron.

Hugo ha reducido su deber de ver a la emperatriz desde que Falma apareció en el palacio y se convirtió en el principal farmacólogo de la emperatriz. Ni siquiera se involucró con Falma. En definitiva, es uno de los farmacólogos que supuestamente quiso desaparecer la existencia de Falma.

(Pero, si Hugo fue el culpable, abusó del conocimiento y la alquimia de Falma para ganar una cantidad tan pequeña de dinero …) (N / T: ¿Falma está hablando consigo mismo en una tercera persona?) (NTE: eso parece, pues no creo que se refieran al Falma del pasado, él era un niño normal.)

Hugo es un aristócrata superior, por lo que no se encuentra en una situación económica en la que tenga que luchar para hacer tan pequeñas sumas de dinero siempre que sea posible. Por cierto, la razón por la que Falma robó la mayor parte del puesto de Hugo fue porque el salario que el imperio pagaba a un farmacólogo de la corte era un salario fijo independientemente de los servicios, y Hugo también tenía otros clientes de los aristócratas reales además de la Emperatriz. Falma es muy utilizado por la Emperatriz. Eso no significa que el salario de Hugo esté disminuyendo. No tiene problemas con el dinero.

(Si es así, ¿por qué?)

Mientras Falma piensa.

“Oye, Falma-sama. ¿Qué está haciendo? Tratando de echar un vistazo más de cerca a los patrones en la pared … …”

Casualmente, Solomon camina por el pasillo, observando a Falma mientras se aferra a la pared y la mira fijamente.

“Ah, no, ese no es el caso.”

“¿Contaste el patrón a cuadros en la pared? Lamento asustarte, pero te ves un poco cansado … …” (NTE: generalmente dejo la forma de hablar de Solomon hacia Falma de forma cortes, pero me dio por dejarlo de manera informal ya que se veía medio raro en esta ocasión o así lo sentí.)

Visto a través de los ojos de un hombre compasivo, Falma le dice a Solomon que ha encontrado una pista de la existencia de un lago de ácido sulfúrico y un manantial sagrado para disipar el malentendido.

“Es una gran cosecha obtener tal información sobre el manantial sagrado por casualidad. Estoy muy contento. Parece que el equipo de búsqueda también ha tenido problemas. Creo que Falma-sama y el manantial sagrado se atraen el uno al otro.”

“¿Es así? Le daré a Su Majestad un breve informe de que he encontrado una pista.”

El equipo de búsqueda no debería de perderse el descubrimiento del manantial sagrado incluso sin dar demasiada información. Y (por eso), Falma se preocupa.

“El hecho de que hubiera una forma de llegar al manantial sagrado en el fondo del lago ácido y estar protegido por el pez monstruo, significa que la losa de piedra ha estado esperando la visita de un no humano como Falma-sama.”

Solomon ya no es un sacerdote que pertenece al templo, pero todavía está entusiasmado con su fe en la deidad guardiana. Además, parece que tiene un sentido de misión para grabar una nueva página (de historia) en las escrituras.

“Por cierto, ha habido algo extraño.”

Falma menciona a Solomon de repente.

“¿Qué cosa? ”

“La capa de cristal o piedra en el fondo del lago emite luz de una persona fallecida y la persona fue tragada.”

Falma quiere preguntarle a Solomon sobre el extraño fenómeno que podría haber parecido succionar un alma.

“Bueno… ¿qué quiere decir? Los minerales, que son la materia prima de los tesoros, tienen tales propiedades…… Además de eso, estaba escrito en la losa de piedra que era el hogar del alma errante……”

Solomon pone cara de dificultad, cruza los brazos y entrecierra los ojos mientras juega con su barba.

“Por cierto, ¿habéis obtenido los cristales y piedras que duermen en el fondo del lago acido?”

“Sí, los conseguí al día siguiente.”

Falma está considerando la creación de un nuevo báculo utilizando los cristales y piedras excavados en el fondo del lago acido. El báculo del Dios de la Medicina eventualmente tendrá que ser devuelto al Gran Templo. Mientras procesaba la piedra cristalizada, se dio cuenta de que era aún más misteriosa. Cada vez que lo afeitaba o lo doblaba, escuchaba algo similar a experimentar alucinaciones. No era inaudible como una voz humana.

“No es de extrañar que las materias primas para los tesoros hayan matado a personas. Es posible que los muertos hayan sido convocados a la piedra de cristal.”

“¿¡Eh eh!?”

Preguntándose si un tesoro es algo tan peligroso, Falma tiene miedo de tener el báculo del Dios de la Medicina ahora. Él piensa que el báculo del Dios de la Medicina fue hecho por una persona llamada Dios de la Medicina de la generación anterior mientras ayuda a las personas. Sabiendo eso, la ansiedad viene a su mente.

“¿Quizás cuando ayudé a una persona con el báculo del Dios de la Medicina, alguien murió en algún lugar?”

Tal vez el tesoro esté minando otra alma humana … Falma está perplejo ante tal pensamiento.

“Esa es una pregunta difícil de responder. No conozco la teoría … Si mira la historia desde una perspectiva más amplia, hay deidades guardianas como usted que ayudan a la gente y, a la inversa, hay deidades guardianas que usan tesoros escondidos para tomar muchas vidas. La deidad guardiana tiene un destino más allá de la sabiduría humana y no es ni un aliado ni un enemigo de la humanidad.”

“¿Es así… qué debo hacer?”

(¿Es que la existencia de la deidad guardiana equilibra la vida y la muerte de la gente de este mundo como un todo … …?)

Quizás lo que ha hecho está mal y todo ha sido inútil. Con eso en mente, Falma está a punto de derrumbarse. Solomon lo ve y calma a Falma.

“Sí, no se desanime. Lo que ha hecho no es inútil y el báculo del Dios de la Medicina no tiene la capacidad de matar gente.”

Falma reflexiona por un momento. Mientras considera la relación entre el cristal y la memoria de los muertos, siente que ha encontrado la respuesta a cierto problema.

“¿Podría ser …?”

Su columna vertebral se congela.

“Quizás el homúnculo… tiene que serlo.”

La oscuridad de la alquimia se estaba formando en ese lugar.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x