Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 210

Anterior |Índice| Siguiente


Clase Rey de Nivel D

Resulta que aquí era de donde se originó la energía que alimentaba el crecimiento de los brotes de bambú huecos.

Qin Feng recogió la escama de pescado del suelo.

En el momento en que hizo contacto físico con la pieza de escama, pudo sentir la abrumadora cantidad de energía que contenía.

“¡Nivel rey!”

Este debe haber sido un enorme rey bestia.

En teoría, incluso si se tratara de una criatura acuática, un rey bestia podría sobrevivir durante largos períodos de tiempo lejos del agua. Además, estas paredes de granito deberían presentar poca o ninguna resistencia a su capacidad de penetrar.

Sin embargo, Qin Feng pronto encontró el motivo de la desaparición de este rey bestia. Retrocediendo, descubrió que lo que estaba frente a él era solo la cola de todo el cuerpo de la criatura.

La sección más frontal del esqueleto parecía haber sido aplastada por algo inmensamente poderoso.

“¡Debe haber sido cortado por la mitad por la grieta espacial!” Como si pudiera leer la mente de Qin Feng, la sugerencia de Bai Li reflejaba lo que él dedujo que le había pasado a este desafortunado rey bestia.

“¡Entiendo ahora!”

Fue exactamente como lo que había sucedido en las montañas Zimu. Un gran número de zombis no pudieron regresar a su reino ya que ellos también fueron cortados por la mitad cuando la grieta espacial se cerró.

Quizás el rey bestia era un poco más inteligente. Debe haber sentido que algo andaba mal con la grieta espacial e intentó arrastrarse de regreso de donde vino, pero fue precisamente cuando ocurrió el desastre, dejando su cola cortada aquí en esta prisión de granito.

¡Y después de que hubieran pasado eones, el destino de Qin Feng era cosechar el preciado recurso, dejado atrás a expensas del rey bestia!

Qin Feng inmediatamente ordenó a Bai Li que guardara los productos, liberando sus manos para poder escanear la caverna una vez más. No parecía haber nada más aquí que pudiera superar el valor de su hallazgo anterior.

¡Pero eso fue suficiente! La sed de ganancias de Qin Feng, por ahora, había sido satisfecha.

¡Fue una gran cosecha hoy!

En el nivel actual de Qin Feng, aún tendría que tener extrema precaución cuando se enfrente a un rey bestia de nivel E.

Si su enemigo fuera de nivel D y superior, una pelea estaría completamente fuera de discusión.

Aquí era donde entraba en juego el esqueleto del pez. Era una parte integral que le permitiría derrotar a oponentes mucho más fuertes en el futuro.

Después de salir de la caverna, Qin Feng miró hacia abajo de la piscina. Había un pequeño arroyo alrededor del cual las plantas crecían espesas y suculentas, como si fueran inyectadas con toneladas de esteroides. Eran un marcado contraste con las plantas de la jungla circundante, la mayoría de las cuales habían sido cosechadas, presumiblemente por los Rangers del Desierto.

No parecía haber mucho más para que Qin Feng buscara, por lo que llevó a Bai Li de regreso a Yang Sanhu y al campamento de su tropa.


El segundo día, Qin Feng se despertó de la manera habitual, como si nada hubiera pasado la noche anterior. Los Rangers del Desierto estaban, por supuesto, completamente ajenos al hecho de que habían perdido la oportunidad de hacerse ricos.

Qin Feng recibió una invitación al centro de comando de Yang Sanhu. No mucho después, ya estaban inmersos en una conversación en un tanque flotante que se movía rápidamente por el suelo de la jungla.

“Como dijiste que ibas a Ciudad Marítima, hice algunos cambios en la dirección en la que vamos a viajar. ¡Te será más fácil llegar allí!”

Yang Sanhu sacó un mapa de su bolsillo, en el que había algunas marcas en ciertos puntos.

“En este punto, más cercano a nosotros, me topé con un gran arbusto de enredaderas devoradoras de hombres, pero el lugar parece estar repleto de valiosos recursos. Sin embargo, debido a la existencia de la enredadera, se ha convertido en algo así como un parque de caza donde los humanos son la presa. Incluso he recibido informes de un rey avispa amarilla de nivel F deambulando por la zona. Si no fuera por esas malditas enredaderas devoradoras de hombres, ¡me habría apresurado hacia ese punto!”

No es que Yang Sanhu no haya intentado usar planeadores o dispositivos voladores en un intento de superar a los depredadores. Enviar a un usuario de habilidad de nivel E solitario para enfrentarse a un rey bestia de nivel F era casi imposible de lograr con éxito, especialmente después de considerar el hecho de que estas enredaderas devoradoras de hombres podrían arrojar a sus oponentes con envenenamiento psicodélico.

No tuvo más remedio que renunciar a la lucha.

“Y aquí, sospecho que esta montaña fue teletransportada aquí desde otro plano a través de una grieta espacial. Es muy probable que encuentres depósitos de metales raros como parte de su composición. Desafortunadamente, viven un grupo de entidades de otro mundo en esta montaña, personas de piel de roca para ser exactos.”

“Aquí hay una manada de búfalos de cuernos plateados. Como probablemente sepas, están cubiertos con una capa de gemas preciosas, que podrían venderse por 3 a 4 millones en el mercado. Sin embargo, tengo miedo de provocarlos. Mis hombres y yo seguramente estaríamos todos aplastados si comienzan a huir en estampida.”

Yang Sanhu presentó los primeros tres puntos, todos los cuales cubrían porciones relativamente grandes de la jungla.

El peligro acechaba en cada rincón del desierto. Yang Sanhu puede parecer bastante bromista por su forma de hablar, pero todos los años patrullaba por esta jungla, en busca de cambios que pudieran convertirse en una amenaza existencial para la colonia Chengbei.

La ubicación de la colonia Chengbei se superponía con la de la ciudad Chengyang y podría considerarse carne de cañón para la ciudad principal en caso de que se desatara el infierno.

Por lo tanto, el peligro al que se enfrentaban era mayor que en cualquier otro lugar.

“¡No creo que todo esto sea un problema para mí!”

“¡Muy bien! ¡Nos dirigiremos directamente al primero! ¡Mis hombres seguirán detrás para limpiar el campo de batalla!”

“¡Entendido!”

Resultó ser una situación beneficiosa para ambos.


Ocho días después, Qin Feng y el resto de su equipo se encontraban ahora en las profundidades de las tierras salvajes.

Donde estaba, estaba a una gran distancia de la colonia Chengbei. De hecho, se encontrarían con una nueva micro-colonia si viajaran hacia adelante durante tres días.

Por supuesto, la micro-colonia y su gente no tenían idea de que los búfalos de cuernos plateados deambulaban tan cerca de su asentamiento hace solo tres meses.

¡Ellos permanecerían así para siempre!

Bajo el sol poniente, el sonido del metal cortando la carne resonó en el cielo anaranjado.

Qin Feng estaba cubierto de sangre de la cabeza a los pies. Los enormes búfalos ya lo tenían rodeado y estaban cargando hacia él. Sin embargo, no importa cuántas veces lo intentaron, simplemente no pudieron atraparlo entre sus puntiagudos cuernos.

“¡Pasos Desorientadores!”

Qin Feng esquivó los ataques combinados de la manada de búfalos. El Sable Emperador Verde que sostenía se agitaba continuamente en el aire.

Una hoja de fuego se elevó en el aire y en un abrir y cerrar de ojos, otro búfalo de cuernos plateados cayó ante el ataque de Qin Feng.

Frente a los implacables ataques de Qin Feng, la manada de búfalos se reducía rápidamente.

Para evitar dañar las preciosas gemas de su cuerpo, Qin Feng se abstuvo de convocar al dragón de fuego a la batalla. En cambio, lo único que estaba usando durante la pelea era el Sable Emperador Verde.

La fusión del acero estelar dio sus frutos en esta pelea. Aumentó la nitidez de la hoja del sable de manera significativa, lo que permitió a Qin Feng cortar a las ultra bestias de nivel E sin esfuerzo como un cuchillo caliente a través de la mantequilla.

En este punto, Qin Feng ya se había adormecido por toda la matanza. Este sentimiento le recordó el tiempo antes de su renacimiento. Atacó sin piedad en medio de la manada, como un barco insumergible o un invencible trozo de roca.

A medida que cayó la noche, el poder de combate de Qin Feng solo se hizo más fuerte.

“¡Capa oscura!” No me acuerdo como lo llamé antes

Dando el color del cielo nocturno, runas oscuras se materializaron alrededor de estos búfalos de cuernos plateados, convirtiendo todo el campo de batalla en un matadero.

¡Thud!

Uno de los toros fue decapitado en un instante. Su pesado cuerpo se sacudió una vez antes de estrellarse contra el suelo, muerto.

Qin Feng agitó el Sable Emperador Verde, pero en lugar de golpear a sus enemigos, cortó el aire vacío.

¡A su alrededor, solo quedaban los cadáveres de los búfalos!

Yang Sanhu emergió de las sombras.

“Alcalde Qin, ¿se encuentra bien?” Yang Sanhu era conocido por ser un cabeza hueca, pero al ver a Qin Feng cubierto completamente de sangre, inesperadamente sintió que sus rodillas se doblaban.

Al emerger recién salido de la masacre, Qin Feng todavía emanaba un aura asesina que haría que incluso el más varonil de todos los hombres sintiera miedo.

“No hay problema. Me voy a limpiar. ¡Envía a tus hombres a limpiar este lugar!”

Qin Feng habló mientras caminaba hacia un río cercano.

“¡Hahh!”

Manipulando el agua fría del río, Qin Feng lavó la sangre de búfalo que se había acumulado por toda su piel antes de soltarse lentamente.

Con siete u ocho días de masacre continua, esta fue definitivamente la primera vez que había ejercido tanto poder de combate después de su renacimiento.

Sin embargo, este tipo de lucha solo sirvió para aumentar la fuerza carnal de Qin Feng y nada más.

‘Todavía necesito mucha más fuerza. ¡Gracias a Dios por la próxima subasta de Ciudad Marítima!’

Qin Feng pensó para sí mismo. Su espíritu de lucha ardía más fuerte que nunca.

Ajustando su fuerza interna, el agua que se aferraba a su cuerpo se convirtió en vapor y se evaporó. Luego, Qin Feng regresó al campamento temporal de los Rangers del Desierto.

Por temor a atraer a otros depredadores a su campamento, estos hombres rápidamente dejaron salir la sangre de estos búfalos y los descuartizaron de manera oportuna. No pasó mucho tiempo antes de que el procesamiento de estos trescientos búfalos de cuernos plateados llegara a su fase final, que fue tratada por un usuario de habilidad de atributo agua de nivel F.

Después de una noche de clasificación, todo se dividió en partes iguales y Qin Feng recibió el ochenta por ciento de su parte prometida. Para los artículos que eran demasiado grandes para que él los llevara solo, como carne de búfalo, pidió a los guardabosques que lo ayudaran a enviarlos de regreso a la colonia Fengli.


Anterior |Índice| Siguiente

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x