Todos los demás son un retornado: Historia Paralela 10


Traductor: Expectro

Editor: Expectro


El Matrimonio de los Dioses

Historia de Helièna

“Oh, mira hacia allá, Amorcito”.

“¿Um?” la cabeza de Yu IlHan se volvió hacia el lado al que apuntaba Helièna. En ese momento algo pinchó sus mejillas, y fue la cola de esta la cual voló rápidamente.

“Kyajajaja, ¿estás sorprendido?”

¿Era una broma pasada de moda en la que había estado trabajando como súcubo durante mucho tiempo? Quería preguntar eso, pero probablemente haría un puchero, así que se detuvo.

En cambio, fue por otras partes. Fue su cola la que lo tocó.

“Hey, ya no es una cola de demonio, así que no juegues con ella a la ligera”.

“¿De qué estás hablando, Amorcito? Soy una gran dragona súcubo”.

Helièna inventó otro plausible termino nuevo. Era lindo, así que IlHan decidió escuchar de lo que estaba hablando. Luego, dijo aproximadamente lo que esperaba.

“Súcubo es el nombre de una especie, pero también es el nombre del Trabajo. Incluso si se cambia la raza, mi Trabajo sigue siendo el mismo. ¿Sabes a qué me refiero?”

“Hmm, si lo dices así, lo respetaré”.

“Hablo en serio. Es de verdad. Mira, esta cola en forma de corazón. ¿No es bonita? Tiene una vívida forma de corazón”.

Un corazón púrpura estaba realmente en la punta de su delgada cola extendiéndose desde su trasero. Se sintió suave y cálido cuando IlHan lo tocó. Helièna se puso roja y tuvo una expresión hechizante.

“Uhhh, Amorcito. En realidad, mi cola es-”

“Está bien, eso es suficiente”.

No estaba claro si la broma de Helièna era una broma o la verdad, por lo que IlHan se apresuró a soltarla.

“¿Estás segura de que no la cambiaste con magia?”

“Sabes que puedes leer el registro, ¿verdad?”

Después de leerlo, seguramente era completamente una cola que no estaba encantada.

Aquellos cuyo Trabajo fue decidido por la raza pensaron que cuando su especie cambiaba, su Trabajo también lo hacía naturalmente, pero ¿fue ignorado cuando Helièna se convirtió en Reina Súcubo?

¿O es por el poder de un dragón imbuido en esa linda cola?

Observándola, su apariencia no cambió mucho después de convertirse en dragón. Las alas estaban hechas originalmente de velamen y el color seguía siendo púrpura oscuro. Un par de cuernos brotaron a ambos lados de su cabeza.

Frente a los ojos agonizantes de IlHan, Helièna agitó su cola en forma de corazón y la envolvió alrededor de él.

“Esta cola ahora es completamente tuya. Nadie puede tocarla más que tú, pero tanto como yo quiera, puedes tocarla más”.

Al ver su expresión supo que no terminaría con solo tocar la cola.

IlHan respondió con firmeza a Helièna, la cual esperaba mucho.

“Todavía no puedo, porque la boda es esta noche”.

“Tsk, siempre eres extrañamente estricto”.

Helièna sabía que su seducción había fracasado.

“Que recuerde, incluso si te seduzco al final siempre falla”.

“¿De qué estás hablando? Si no pudieras seducirme no nos casaríamos así”.

Por supuesto, sabía que la ‘seducción’ de la que estaba hablando tenía un significado más profundo, pero eligió un comentario para complacerla.

El efecto fue excelente. Los ojos morados de Helièna brillaron placenteramente añadiendo claridad al cambio de humor.

“Oh, realmente eres un hombre de familia. Realmente me hubieras gustado cuando eras fresco”.

“Nunca he sido fresco. He estado podrido o maduro”.

“Sí, definitivamente eras así”, dijo mientras negaba con la cabeza de manera linda.

IlHan no recuerda algo por el estilo, así que preguntó: “¿Qué?”

“Eras realmente lindo y puro, pero fufufu, debió ser espeluznante el momento en que te teñí con mi color…”

No sabía cuándo le conoció, pero parecía que era verdad. Entonces Yu IlHan decidió darle un asentimiento brusco.

“Sí, sí, es todo gracias a ti que crecí con esta naturaleza distorsionada”.

“Sí. Después de todo, ¿estamos destinados?, ¿deberíamos agradecer a Gabriel?, ¿o al Dios Padre? Doy 3333 gracias”.

Helièna se rio y tomó los brazos de Yu IlHan.

Los dos continuaron volando juntos.

La boda se llevaría a cabo esta noche, pero antes de eso le pidió a IlHan que la siguiera porque había un lugar que quería mostrarle.

“¿Esto es el Cielo?”

“Es Ello Cartra”.

“Es así”.

El Cielo y Ello Cartra eran originalmente un mundo. Solo fue dividido brevemente en dos por Dios, quien era el amo del mundo.

Ahora no podían separarse y se estaban enfocando en dispersar lentamente sus propiedades regresando al cielo de la Tierra.

Quizás, a medida que pase más el tiempo, las partes claras subirían y las oscuras bajarían mezclándose naturalmente con el resto de la Tierra.

“¿Vamos a Ello Cartra?”

“Sí, la mayoría de las cosas que podrías ser reacio a hacer han terminado, así que no necesitas preocuparte por ellas”.

No hace mucho tiempo, cuando todas las fuerzas superiores chocaron y solo quedaron los dragones, muchos de ellos murieron, así como los seres superiores de otras fuerzas. En particular, el Ejército Demonio de la Destrucción casi fue aniquilado.

Aquellos que acudieron al Nido del Dragón en una etapa temprana provinieron del Cielo, y muchos en el Jardín de la Puesta del Sol se arrastraron y levantaron banderas blancas solo después de que todos los eventos terminaron, por lo que hubo bastantes sobrevivientes.

El Ejército Demonio de la Destrucción y las Alas de Luz Brillante realmente lucharon entre sí tanto que la mayoría de ellos se extinguieron.

Lucifer quería enterrar a todos los demás ángeles, incluido él mismo, de todos modos, por lo que no le importaba la muerte de sus subordinados. Dado que Greed era un dio depravado que lideró las fuerzas malignas de destrucción, aquellos que perdieron a sus líderes murieron incluso si sobrevivieron a la batalla. (Ex: Para que entiendan la razón de mis dolores, el traductor en lugar de Greed pone Grid, en comparativa esto dentro de lo que cabe se podía ver, pero aun así me costó unos minutos por no estar seguro si realmente era que lo tradujo mal o era otra cosa, pues bueno, de la misma forma que paso con esto muchas líneas tienen cosas raras y por eso es que me cuesta tanto)

Solo la Reina Súcubo, Helièna, se acercó a Yu IlHan en una etapa temprana y se paró a su lado para evitar su caída.

“Fufufu, pero ahora lo notaste, ¿no?”

“Sí. Al final, los únicos que murieron ese día fueron los seres superiores que compartían el registro de Greed”.

Por supuesto, incluso si el mundo había experimentado mucha evolución, incluso si era el verdadero espíritu de una única fuerza, no había ningún caso de que existiera un ser superior desde el momento de su nacimiento.

Dareu, que tenía mucho maná concentrado y compartía los registros de Yu IlHan solo estaba cerca de eso.

En otras palabras, lo que Helièna quería mostrarle era…

“¿Súcubos de rango inferior?”

“¡Buena respuesta!”

Helièna batió lentamente sus alas y dijo: “En realidad no ha pasado mucho tiempo desde que descubrí que estos niños existían. Los días que he vivido contigo se sienten ligeros. Por tanto, me olvidé de Ello Carta y luego… fufufu”.

Sintiéndose avergonzada, tomó la mano de Yu IlHan y juntó sus dedos.

“Me voy a casar, así que de repente pensé en los viejos tiempos. Entonces, cuando vine aquí vi a los niños recién nacidos que se originaron de mi”.

Yu IlHan miró a Helièna, quien estaba hablando mientras sonreía tímidamente, y asintió en silencio. Liera y Na YuNa también fueron algo similar. Pero no dijeron que tenían hijos que no notaron aquí. IlHan se sintió orgulloso de sí mismo ya que había crecido.

“Te preocupas por tu gente”.

“Me sorprendió descubrir que me siento así. ¿Hay un lugar para esos niños en el mundo que gobiernas?”

“Cada vida nacida merece vivir, Helièna. Encontraré un lugar para ellos”.

“¡Amorcito!”

Con una expresión emocionada, Helièna sostuvo su mano con más firmeza. La consideración de IlHan por los demás la conmovió.

Esta mujer también ha cambiado mucho, pensó Yu IlHan, pero Helièna de repente preguntó: “Amorcito, no preguntas nada sobre mí. ¿No tienes curiosidad?”.

“Preguntar por el pasado de la Reina Súcubo. ¿No es eso demasiado cruel para mí quién te ama?”

Helièna se rio y asintió con la cabeza cuando IlHan habló con firmeza, lo cual no era su estilo.

“¿Entonces no me dirás que no estás interesado en mí? ¡Qué alivio!”

“Entonces una persona que siempre está segura de sí misma está fingiendo ser débil hoy, ¿eh? Ningún hombre en este mundo no tendría interés en ti”.

“¿Incluyéndote?”

“Yo también soy un hombre”.

“Fufufu”.

En el pasado la única razón por la que Yu IlHan pudo resistir la seducción de Helièna era por tener un espíritu que no podía doblegar. Incluso si tenía su apariencia que parecía encarnar perfectamente los ideales y deseos de un hombre, ello era realmente admirable. Y ahora él era muy consciente de su pureza y afecto inquebrantable, lo cual se veía ensombrecido por su radiante apariencia.

“Supongo que es porque estamos a punto de tener una boda. Amorcito, realmente no parezco yo hoy, ¿verdad? La Reina Súcubo está muerta. Después de todo-” Helièna dobló las alas y corrió a sus brazos para abrazarlo. Yu IlHan sintió que su cuerpo temblaba levemente y le dio un fuerte abrazo.

“Es tan cálido, me siento aliviada. La mitad de mi vida no tendría sentido si no te conociera”.

“Sí, deberías agradecerme”.

“Sí, gracias. Te amo, Amorcito”.

La obediente Helièna tenía un encanto diferente. Podría ser la nueva táctica de la Reina Súcubo, pero ahora IlHan no tenía ninguna razón para no caer en sus seducciones. Sobre todo, porque hoy era la mujer más atractiva para él.

“Ah, ¿llegaremos pronto?”

“Sí. Traté de hacer que el ambiente fuera lo mejor posible, pero sigue siendo un lugar muy duro… Ah”.

Llegaron a la zona oscura y venenosa de Ello Cartra.

Era un lugar donde todos los monstruos nacidos de forma natural tenían una apariencia y un temperamento malvados, emitían maná y veneno desbordantes entre sí, y luchaban desde el momento en que nacieron hasta el que murieron.

Al otro lado del mundo más infernal que el abismo, las niñas yacían apiñados.

“¡Oh, Lady Helièna!”

“¡Es Lady Helièna!”

“¡Kyaaaa!”

Le estaban dando la bienvenida a Helièna con grandes sonrisas, y cuando vieron a Yu IlHan junto a ella, todas se sintieron avergonzadas y se escondieron.

“¿Es… un hombre?”

“¿Ese es un hombre?”

“¡Un hombre guapo!”

“Supongo que es un hombre. ¿¡Qué debo hacer!?”

“Mi corazón late con fuerza. ¡Kyaa! ¡Nuestras miradas se encontraron!”

De alguna manera, era como si estuvieran viendo a un hombre por primera vez en sus vidas. Cuando Yu IlHan miró a Helièna con duda, ella asintió.

“Las niñas nacidas en este mundo no han tenido la oportunidad de ver a un hombre decente. Estas niñas son aquellas que apenas han vivido hasta ahora extrayendo y consumiendo poder mágico del mundo”.

“Bueno, pero gracias por venir aquí, Lady Helièna. ¡Gracias a usted, podre ingerir el afecto de un hombre!”

“Lo de antes sabía muy mal”.

“¡También es guapo, lo que me emociona!”

Vinieron comentarios peligrosos de aquí y de allá.

“No me malinterpretes, Amorcito. Solo atrapé algunos monstruos y los extorsioné por la fuerza”.

“¿No crees que lo malinterpretaría aún más al escuchar eso?”

“Es por eso”.

Helièna agarró la mano de Yu IlHan y activó su habilidad. No se defendió a propósito, por lo que pronto pudo sentir que un poco de energía escapándosele de la mano.

“¿Lo sentiste? Esa es la habilidad que tienen todas las Súcubo”.

“Ciertamente”.

“Por supuesto, como te imaginas, obtener afecto de esa manera es lo más eficiente y lo mejor para el crecimiento, pero dejar que estas niñas se encarguen de esos monstruos es molesto de muchas formas, ¿no?”

Yu IlHan escuchó las palabras de Helièna y rápidamente miró a las Súcubos frente a él. De un vistazo, las que tienen alas de velamen y colas en forma de corazón se pueden reconocer fácilmente como ‘súcubos’, pero el problema era su apariencia. Parecían niñas que no tuvieran más de diez años.

“Hiciste un muy buen trabajo, Helièna”.

“¿Es así?”

Las niñas estaban usando Yu IlHan como experimento. Cuando estaba hablando con Helièna se le acercaron con cuidado y lo tocaron sin previo aviso.

IlHan les acarició una a la vez y vio con sus propios ojos para contar cuántas eran. Eran un poco menos de mil.

“Busquemos la manera de hacer uso de las habilidades de las niñas para mejorar los registros”.

“Sí, es tu mundo. Haz lo que quieras”, Helièna respondió a las palabras de Yu IlHan con una sonrisa.

Puede ser una ilusión, pero pensó que ella podría haber estado esperando que respondiera así.

“¿Puedo verle la próxima vez?”

“Sí. Te seguiremos pronto”.

“¡Gracias, Lady Helièna!”

“¡Sí, sí, pero no mires demasiado a mi Amorcito!”

Después de hablar con Mystic, IlHan reunió a todas las niñas Súcubo y las envió al castillo. Pero en el momento en que solo quedan los dos, Helièna de repente dijo: “Soy el origen de la lujuria, Amorcito. Todos me llamaban así”.

“Tan repentinamente, ¿vas a ser una gran bebé otra vez?”

“Fufu, solo quería contarte sobre mi punto de inicio”.

Sus ojos parecían remontarse al pasado distante, el momento en que nació Dios.

“Ya era un talento que tanto el Ejército Demonio de la Destrucción como las Alas de Luz Brillante querían, pero terminé bajo el mando de Greed. Sin embargo, para convertirme en parte de las Alas de Luz Brillante, necesitaba ser un ángel una vez. Lucifer me invitó a infiltrarme al Cielo y seducir a los ángeles para corromperlos”.

“Fue un gran talento”.

“¿Verdad? Podía monopolizar esa gran existencia. Está bien estar orgullosa”.

Hablaba de forma bromista, y agregó con un aspecto más serio: “Todos, tanto seres inferiores como superiores me deseaban. Para protegerme de ellos, o para protegerme a mí misma, tuve que fingir que nací para la lujuria desde el principio”.

“Eso significa-”

“Fue la primera vez que te conocía, y pensé que tal vez no era así al principio”.

“¿No es extraño que un ser de rango superior cambie su ego?”

Helièna se rio cálidamente mientras decía eso. Yu IlHan sintió una sensación que nunca antes había sentido mirando su bonita sonrisa.

Podría haber definido lo que era con palabras, pero en el momento en que lo hiciera, su valor bajaría, así que no se atrevió.

“Porque no fuiste tentado por mí. Debido a que no me deseaste, supe lo que es amar sin deseo”.

“¿De Verdad?”

Yu IlHan sonrió cuando miró su sonrisa y dijo: “Al menos me gustas ahora”.

“Sí… pensé que debería dejarte las niñas a ti. Eso es todo. He cambiado, así que creí que también podía cambiar a las niñas que se originaron de mí”.

De repente la responsabilidad de Yu IlHan se volvió pesada. Pero en este mundo tan ancho, no había ningún uso para corazones pesados.

Sacudió su corazón con todo su poder y autoridad.

“Déjamelo a mí, a tu esposo”.

“Sí, eres confiable”.

Volvió a mirar el espacio donde se había quedado las pequeñas Súcubos con un aspecto como si todavía quisiera decir algo, pero no pasó mucho tiempo antes de que apartara los ojos de ello.

Luego se acercó a IlHan con sus ojos brillando.

“Entonces, ¿puedo esperar con ansias esta noche?”

“¿Aunque dijiste que me amabas sin deseo?”

“¿En serio? ¡Significa que me he dado cuenta de lo que es el amor gracias a ti! ¡Y el deseo es parte del amor!”

Yu IlHan se rio de nuevo al ver a Helièna golpeándolo el hombro.

Liera, la diosa del amor, se habría reído mucho si la hubiera escuchado. Fue realmente gracioso.

***

Esa noche, la boda se celebró según lo programado.

Helièna, con un vestido blanco puro, era realmente hermosa, y las jóvenes Súcubos, que habían sido especialmente invitadas, aplaudieron y vitorearon.

Realmente no querían dejar el oficiar en manos de Lucifer, pero ahora todos esperaban que celebrara la boda, así que no tuvieron otra alternativa y se lo dejaron a él.

Afortunadamente solo quedaron dos candidatas, Erta y MiRae, por lo que decidieron la próxima de una manera relativamente pacífica.

La protagonista de la cuarta boda con Yu IlHan sería Erta.


Ex: Si estos capítulos me están gustando bastante y hasta me parecen hermosos, pero realmente estoy sufriendo con el TI, realmente trato de hacer lo mejor posible para que las cosas estén bien, véase se entiendan, tengan coherencia con el resto de cosas, y se mantenga la continuidad en cuanto a nombre y términos ya aparecidos anteriormente en la novela.

Y pues bueno, estos serán seguramente los últimos capítulos que suba en lo que queda de año de EER, mañana o pasado comienza el farmeo intenso en el Fate GO, y como además es época de descanso pues eso. Lo reconsideraría si estuviese recibiendo dinero por traducir, pero como actualmente no tengo ningún patreon pues es lo que hay, con que recibiese 10$ continuaría traduciendo, aquí mi Patreon por si quiere *ejem ejem*. Planeó regresar la primera semana del próximo año, quizás el 4 o así. Bueno entonces, espero la pasen bien lo que queda de año.


Anterior |ÍndiceSiguiente

3 comentarios

  1. Buenas historias ,Seguire rezando a arceus por adaptacion a manhwa(no me acuerdo) xd
    gracias por los caps y que te vaya bien con el fameo intenso

    Me gusta

  2. Gracias por el cap, están muy bien estos dos últimos caps, con la historia del principio no estaba seguro de si estos extras iban a estar a la altura del nombre EER, pero ahora me doy cuenta de que aunque no tienen la esencia de EER (peleas increíbles) es como si fuesen historias cotidianas de los protas y añade nuevo contenido de seres no registrados

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .