Súper Gen Divino – Capítulo 786: Ultra Saqueo De Bragas


Primer Capítulo

Después de un mes de penurias, la última un ssd nuevo que termino siendo estropeando mi windows 10 y que casi me hace perder todo, os traigo catorce capítulos, para vuestro deleite y disfrute.

¡Disfrútenlo!

Esa noche, después de cenar con Ji Yanran, Han Sen la llevó al sofá. Con gran emoción dijo, “Cariño, recientemente he conseguido un superpoder. Es bastante asombroso.”

“¿Qué superpoder es ese?” Ji Yanran miró a Han Sen con curiosidad.

En esos días, se había vuelto común que los humanos obtuvieran superpoderes. Pero en cuanto a uno que pudiera entusiasmar tanto a Han Sen, no podía imaginar lo increíble que podía ser. Con toda sinceridad, quería saberlo.

Han Sen, actuando de forma mística, se inclinó y le susurró al oído. “Magnetismo.”

Cuando Ji Yanran escuchó eso, se sorprendió. Respondió diciendo, “¿Cómo lo haces? ¿Pueden los evolucionados realmente hacer algo así?”

Este poder no era muy raro entre los transcendidos, pero para los evolucionados, era un poder casi increíble de lograr. Después de todo, los evolucionados no tenían el poder de usar fuerzas metafísicas.

“No te precipites, no he terminado. Mi magnetismo es diferente a lo que podrías estar pensando. Ven, párate aquí…” Han Sen llevó a Ji Yanran a una pared adyacente al sofá. Luego, fue a sentarse de nuevo.

“¿Qué estás haciendo?” Ji Yanran preguntó con curiosidad.

“Te quedas ahí parada mientras yo me siento aquí. ¿Crees que puedo extender mi mano y obligar a tus bragas a abandonar tus piernas y venir a mí? Puedo prometerte que no te dolerá y que la tela tampoco se romperá.” Han Sen dijo esas palabras con un tono de extraña seriedad.

“¿Qué retorcido plan se te ha metido en la cabeza esta vez?” Ji Yanran no creyó ni una palabra de lo que dijo. Y según su descripción de la habilidad, no se definiría exactamente como ‘magnetismo’. Hacer lo que decía sería más parecido a la teletransportación.

Este era un poder que pocos transcendidos podrían conseguir. Si Han Sen era sólo un evolucionados, sería imposible para él lograr algo así.

“Te pregunto si me crees.” Han Sen le preguntó de nuevo seriamente.

“No.” Ji Yanran levantó los labios y miró a Han Sen con cautela. Ella sabía que estaba a punto de realizar una sórdida broma.

Han Sen sonrió y dijo, “Bueno, ¿qué tal si le damos sabor a las cosas y hacemos una pequeña apuesta? Si yo puedo hacerlo, tú puedes morderme.”

“¿Por qué querría…” Ji Yanran ni siquiera terminó su frase antes de empezar a sonrojarse. Cuando recobró la compostura, dijo, “No voy a caer en esta trampa que has tendido. ¡No!”

Tan pronto como dijo eso, comenzó a caminar hacia él. A esto, Han Sen sonrió y dijo, “¿Eso significa que crees que puedo quitarte las bragas a tres metros de distancia?”

“No. Dios sabe qué truco estás tratando de hacerme.” Ji Yanran no era una mujer tonta, y no creía en algo que aún no había visto como posible.

“Si no lo crees, entonces acepta la apuesta. A menos que no confíes en tu propio juicio.” Han Sen le sonrió y le dijo, “¿Cómo puedes ser capitana si no tienes confianza en ti misma?”

Ji Yanran sabía que Han Sen trataba de meterse bajo su piel y hacer que siguiera con su broma planeada, pero parecía como si realmente no quisiera participar. Se mordió los labios y dijo, “¿Estás seguro de que no te acercarás?”

“Si mi trasero deja este sofá, pierdo.” Respondió Han Sen inmediatamente.

“¿Y no vas a rasgar mi ropa?” Ji Yanran miró su cuerpo. Vestía un uniforme militar blanco; pantalones blancos, blusa blanca y botas blancas. No parecía posible que Han Sen simplemente le quitara las bragas.

“No voy a rogar para no rasgar su ropa. Incluso si te estropeara un solo pelo de tu preciosa cabecita, perdería.” Dijo Han Sen con confianza.

“No vas a usar herramientas, ¿verdad?” Ji Yanran aún creía que Han Sen planeaba hacer algo poco ético.

“Mi buena esposa, me sentaré aquí y no me moveré ni un centímetro. Y usaré mi mano para quitarte las bragas mientras estás parada ahí, a tres metros de mí. Si tengo éxito, y crees que he hecho algo malo, puedes cancelar la apuesta. ¿Te parece bien?” Han Sen abrió sus manos vacías mientras decía eso.

“Bien. Siéntate ahí y veremos cómo te las arreglas para agarrar mis… bragas.” Ji Yanran no creía firmemente en la capacidad de Han Sen para hacer algo así.

“Mira esto, la sagrada habilidad de mi familia Han ¡Ultra Saqueo de Bragas!” Han Sen se veía tan serio cuando gritó eso, y mientras hablaba en voz alta, levantó sus manos vacías y lujuriosas.

Ji Yanran miró fijamente las manos de Han Sen sin parpadear. Si empleaba algún pequeño truco, ella estaría dispuesta a exponerlo.

Mientras su visión se movía, ella lo miró a los ojos.

“¡ULTRA SAQUEO DE BRAGAS!” Han Sen gritó a todo pulmón, agitando sus brazos como si estuviera agarrándolos.

Mientras Ji Yanran miraba a Han Sen a los ojos, sus propios ojos empezaron a parecer vacíos y confusos. Los abrió de par en par, parados donde estaba.

“Quítate las bragas y pásamelas.” Han Sen se rió mientras daba la orden desde la comodidad del sofá.

Ji Yanran cumplió la orden y comenzó a quitarse los pantalones blancos. Entonces, Han Sen pudo ver sus largas, blancas y suculentas piernas y sus bragas blancas.

Viendo a Ji Yanran quitárselas lentamente, Han Sen no pudo evitar tragar. Antes de la hora feliz de esa noche, tenía que refrenarse de cualquier otro pensamiento en ese camino lujurioso.

Afortunadamente, la blusa de Ji Yanran era bastante larga, y oscurecía lo que estaba debajo de su cintura.

Ji Yanran se quitó las bragas y las puso en las manos lascivas y agarradoras de Han Sen. Y mientras se acercaba, no pudo evitar darle un apretón de manos a su prieto trasero. Luego, le ordenó que se pusiera la ropa de nuevo.

Ji Yanran escuchó y prestó atención a la orden de inmediato. Regresó a la pared, se vistió bien y se quedó allí como antes.

Los ojos de Han Sen volvieron a la normalidad, y cuando lo hicieron, la vida en los ojos de Ji Yanran también volvió.

“¡BRAGAS!” Han Sen, con las bragas en la mano, gritó con su voz. Y fue en ese momento que Ji Yanran salió de su aturdimiento.

Ji Yanran no tenía idea de que había estado bajo el control de Han Sen. Ella creía que había seguido mirándolo sin descanso y a pesar de eso, ahora veía bragas en sus manos.

Su rostro cambió al verlo. Palpó su cintura, y a pesar de que tenía los pantalones puestos, las bragas habían desaparecido.

“¡¿Cómo… cómo hiciste eso?!” Ji Yanran miró a Han Sen como si hubiera visto un fantasma.

“No importa cómo lo hice. Lo que importa es que perdiste.” Han Sen tiró las bragas y se puso de pie. Lentamente, caminó frente a Ji Yanran. La levantó y la tiró en el sofá.

“¡No! ¡Hiciste trampa!” La cara de Ji Yanran estaba roja, y usó sus manos para evitar que Han Sen se acercara.

“Sabía que me calumniarías. No te desquites conmigo, y no te quejes de lo que pase después.” Los ojos de Han Sen se llenaron de una luz curiosa, y volvió a controlarla.

“¡Oh, sí! ¿Qué tal esto?” Han Sen encendió un video para enseñar a Ji Yanran a bailar striptease. Luego le dijo, “Haz lo que ella hace.”

Ji Yanran normalmente era bastante tímida y reservada. Cuando tenía sexo con Han Sen, ni siquiera encendía la luz. Y si Han Sen la encendía, se acurrucaba avergonzada y se volvía completamente tímida. No había ninguna otra posible circunstancia que la llevara a hacer lo que estaba a punto de hacer.

Y ahora, era exactamente como la mujer del video. Ella se retorcía y giraba mientras se quitaba cada prenda de vestir.

“¡Sí, sí, sí!” Los ojos de Han Sen estaban muy abiertos. Estaba extremadamente excitado en ese momento. El cuerpo de Ji Yanran era mucho mejor que el del video, y mientras miraba, su nariz se puso caliente. Pensó que empezaría a brotar sangre en cualquier momento.

 

 


4 comentarios

  1. Cuando apareció la habilidad para hipnotizar se me ocurrió que Han Sen la utilizaría para el combate, no se me paso por la cabeza que lo utilizaría con su novia XD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .