ending

Ending Maker: Capítulo 4 – 2


<Capítulo 4: Vara Sagrada – 2>

 

EZ: 1/2


El evento original era así.

 

La hermosa canción de Cordelia se extendió suavemente por el tranquilo valle.

 

Los pequeños animales que bajaron al valle para apagar sus gargantas, inclinaron sus oídos a su voz clara y a sus finas melodías. E incluso las hadas que vivían cerca comenzaron a reaccionar.

 

Las hadas reunidas en grupos de dos y tres se sorprendieron primero con las canciones de Cordelia. Segundo, se sorprendieron por la deslumbrante apariencia de Cordelia, que presumía de una belleza como la de una diosa bajo la fantasiosa luz de la luna.

 

Entre ellas, un hada abrió la boca y habló.

 

‘Invitémosla al banquete nocturno de la Reina.’

 

‘La Reina también será feliz.’

 

‘No podemos ser los únicos que la escuchen. Es una canción tan hermosa.’

 

Aunque Cordelia se avergonzó brevemente por la aparición de las hadas, finalmente aceptó la invitación de las lindas y encantadoras hadas.

 

Volviendo al presente…

 

‘Me pregunto si esto podrá llevar a eso.’

 

Jude estaba observando la situación mientras se escondía en los arbustos, observando el valle con una cara terrible.

 

Twinkle Twinkle Little Star.

 

Sí, bueno, la canción del evento original era sobre las estrellas.

 

La situación actual era similar a la del evento original porque ambas canciones eran sobre estrellas y tenían una persona cantando. Pero a diferencia de la original, en la que sonaba hermosa y misteriosa, en cambio, esta sonaba linda y encantadora, así que aun así era agradable de escuchar.

 

‘Huh… mi gusto se ha vuelto malo.’

 

Yellow Storm es linda y encantadora.

 

Sacudiendo la cabeza para recuperar sus sentidos, los ojos ansiosos de Jude miraban a lo lejos.

 

Y en algún momento, después de que Cordelia había cantado Twinkle Twinkle Little Star por completo tres veces, tembló en el frío del agua porque estaba empapada hasta los hombros.

 

‘Están aquí.’

 

Pequeños grupos de luces comenzaron a aparecer.

 

A primera vista, podría haberse confundido con luciérnagas, pero la luz era demasiado brillante y hermosa.

 

Jude envió una señal desde el arbusto, y Cordelia asintió después de ver la señal de Jude.

 

De hecho, ella ya se había dado cuenta.

 

“In the western sky~ In the eastern sky~ Twinkle twinkle little star~”

 

Cordelia cantó y levantó lentamente su cuerpo que había sido sumergido profundamente en el agua. Todavía estaba envuelta en una toalla, pero cuando se levantó del agua, sintió un escalofrío y tembló inconscientemente.

 

Pero no era el momento de ponerse a toser aquí.

 

Cordelia se comprometió a cantar con un poco más de emoción bajo la hermosa luz de la luna.

 

“Ella se ve hermosa~”

 

Los grupos de luces se acercaron.

 

Luz azul, amarilla, verde.

 

Eran ligeramente más grandes que una palma, pero las hadas casi no se diferenciaban en apariencia de las mujeres adultas, excepto por las alas de mariposa en sus espaldas.

 

Eran cinco en total.

 

Las hadas se acercaron a Cordelia, se juntaron y levantaron la voz un poco fuerte.

 

“Es una linda canción”.

 

“¿Por qué lleva una toalla mientras se baña? ¿Cómo se toma un baño así?”

 

“No lo sé, más bien, su voz es hermosa.”

 

“Ella también tiene una cara bonita.”

 

“Es apasionante, siempre está fresca, y ser bonita es lo mejor.”

 

Todas las demás hadas asintieron como si estuvieran de acuerdo con las últimas palabras del hada.

 

‘Es lo mismo que en el juego.’

 

La raza más bonita del mundo son probablemente las hadas.

 

En cualquier caso, se acercaron a Cordelia, que era bonita y buena cantante, sin dudarlo.

 

Más bien, fue Cordelia la que se sorprendió.

 

‘L-, lindas.’

 

Como las hadas eran pequeñas como las palmas de sus manos y se movían frente a sus ojos, Yellow Storm no pudo evitar sentir que su corazón de niña se estimulaba con su lindura.

 

“¿Quién eres?”

 

“¿Cómo te llamas?”

 

“¿Te gustaría jugar con nosotras?”

 

“El banquete nocturno de la reina comenzará”.

 

“A la reina le gustan las chicas atractivas.”

 

Cordelia sonrió ante la sugerencia del hada. El Jude que se esconde y escucha también dio un suspiro de alivio.

 

Estaba preocupado porque la canción era diferente, pero parecía haber ido bien.

 

‘¿Quizás la apariencia de Cordelia es un hecho más importante que el simple hecho de cantar?’

 

Si uno escuchaba atentamente lo que acababan de decir, la invitaban sólo por ser bonita.

 

De alguna manera, el proceso cambió un poco, pero las cosas comenzaron a proceder de acuerdo con el evento original. Debido a esto, Jude borró sus pensamientos ociosos y puso sus ojos en algún lugar que no fuera Cordelia y las hadas.

 

Era la siguiente secuencia del evento original.

 

Cordelia dudó por un momento, pero finalmente decidió aceptar la invitación de las hadas.

 

Pero justo después de eso…

 

“¡Kkeheong!”

 

El rugido de una bestia irrumpió en el valle.

 

El rugido era parecido al del aullido de un lobo, pero no era un lobo. (EZ: ¿Lobo? que onomatopeyas más raras las de los coreanos no?)

 

Era un Bicornio.

 

También llamado unicornios corrompidos, es un monstruo lascivo en forma de caballo con dos cuernos.

 

Su aparición estaba prevista. Pero no todo fue igual al evento original.

 

“¡Cordelia!”

 

Mientras saltaba de los arbustos, Jude gritó. No tuvo más remedio que hacerlo. Corrió hacia Cordelia y volvió a gritar.

 

“¡Sal del agua!”

 

El rugido del Bicornio resonó.

 

Pero no había nada en el lugar donde el Bicornio había aparecido en el evento original.

 

Miró a su alrededor apresuradamente, pero era lo mismo.

 

Lo que eso significaba.

 

Apareció, pero el Bicornio no sabía dónde estaba.

 

Hubo algo que le vino a su mente en ese momento.

 

Era intuición.

 

Por eso Jude le gritó a Cordelia que saliera del agua.

 

“¡Kkeheong!”

 

La luz de la luna reflejada en la superficie del agua se rompió. El bicornio salió disparado sobre el agua y se precipitó hacia Cordelia.

 

“¡Cordelia!”

 

Jude pateó el suelo. Y al mismo tiempo, el Bicornio de pelo púrpura y melena roja embistió a Cordelia con su cabeza.

 

Fue una colisión repentina.

 

Las hadas chillaron y se dispersaron, y Cordelia se elevó en lugar de ser rebotada. Luego la arrojaron directamente sobre la espalda del Bicornio.

 

Fue telequinesis, una de las especialidades del Bicornio.

 

“¡Kkehihing!”

 

En cuanto el Bicornio capturó a Cordelia, rió agradablemente y salió del agua, tratando de salir mientras sus ojos esparcían un resplandor rojo.

 

Pero Cordelia no lo toleró.

 

“¡Alto!”

 

Cordelia retorció su cuerpo. Luchó sin miedo en la espalda del Bicornio y se lanzó al agua, lejos de la telekinesis.

 

En el momento en que el agua salpicó fuertemente con un ruido sordo, Cordelia, que cayó de golpe al agua, se levantó y se tambaleó.

 

El Bicornio vio a esa Cordelia.

 

Las hadas gritaron, y Jude corrió hacia Cordelia y el Bicornio.

 

Y Cordelia gritó.

 

“¡Out-!”

 

Era un grito urgente. Gritando sin poder añadir ‘-boxer’ a su grito, se quitó rápidamente la toalla que llevaba puesta.

 

Llevaba un leotardo rojo.

 

No había nada de qué avergonzarse porque se considera un traje de baño de una sola pieza.

 

Cordelia extendió la toalla.

 

Las hadas miraron la toalla reflexivamente, y también el Bicornio.

 

Pero Jude no lo hizo.

 

En el momento en que Cordelia gritó, Jude lo entendió.

 

¡Porque se dio cuenta de por qué Cordelia lo llamó y de lo que le estaba pidiendo!

 

“<Light>!” (EZ: Luz)

 

Dentro de la toalla había un gran círculo mágico.

 

Es una magia de 1 estrella que sólo enciende una luz en el mejor de los casos.

 

Pero, el círculo mágico no se dibujó sin ningún motivo.

 

Varias fórmulas amplificaron la magia.

 

El maná que Cordelia vertió cubrió todo el lugar con una luz pura e intensa.

 

“¡Kyaa!”

 

“¡Kkeheong!”

 

Las hadas y el Bicornio que se expusieron a la gran cantidad de luz cerraron los ojos y gimieron.

 

Fue sólo un momento, pero fue completamente cegador.

 

Lo mismo ocurrió con Cordelia, que mantuvo los ojos abiertos para enfocar la luz en el Bicornio.

 

Todos sufrieron la luz cegadora, excepto una persona.

 

Jude sólo cerró los ojos cuando Cordelia gritó. En el momento en que los gritos de las hadas se cortaron, Jude abrió los ojos y se levantó del suelo.

 

¡Thud!

 

Eran los Treinta y Seis Pasos Terrenales.

 

La habilidad del juego de pies que usa el Qi interno aceleró a Jude. La distancia entre Jude y el Bicornio se redujo rápidamente.

 

El Bicornio abrió los ojos.

 

Pero aun así no podía ver correctamente. Jude corrió hacia el monstruo y tragó su respiración. Por un momento, cortó su aliento y dio fuerza a su puño cerrado.

 

‘Mátalo.’

 

No se detuvo en alejarlo.

 

Ahora que había llegado tan lejos, tenía que derribarlo.

 

Jude no sacó la espada ceremonial de su cintura. Lo que sacó fue el Collar del Sol, y agarrándolo con la mano, lo usó para dar fuerza a sus puños.

 

¡Bang!

 

El puño de Jude golpeó precisamente en medio de la frente del Bicornio. Dejó escapar un chillido, pero aún no había terminado. Usando los Treinta y Seis Pasos Terrenales, Jude lanzó una serie de ataques a la cabeza del Bicornio.

 

‘¡Lightning Punch*!’ (EZ: *Golpes relámpago)

 

Los Golpes relámpago era uno de los mugong enseñados por su padre en esos tres días.

 

Fueron siete golpes consecutivos compuestos de siete golpes rápidos en el lapso de un golpe relámpago.

 

¡Papapak!

 

El puño de Jude golpeaba continuamente la frente y mejillas del Bicornio. Si fuera un puñetazo ordinario, ni siquiera dañaría al Bicornio, que puede competir con un oso con su fuerza. Así que, lo que Jude usó fue una habilidad de arte marcial impulsada por su Qi interno.

 

Además, el poder sagrado del Collar del Sol no toleraba la existencia del Bicornio perteneciente a los demonios.

 

“¡Kkeheongheong!”

 

Los siete golpes consecutivos golpearon, pero era, después de todo, un Bicornio. Tropezó por un momento antes de sacudir la cabeza e intentar golpear a Jude.

 

Fue rápido y poderoso.

 

Pero al mismo tiempo, fue el ataque que Jude había estado esperando.

 

¡Hnng!

 

Los cuernos del Bicornio golpearon el aire. Jude ganó distancia usando los Treinta y Seis Pasos Terrenales y estaba satisfecho.

 

No era porque estuviera orgulloso de sí mismo por haber evitado el ataque.

 

Fue porque había hecho su trabajo.

 

Hizo el tiempo suficiente.

 

Fue un tiempo corto.

 

Jude exhaló. Sonrió a la voz que esperaba escuchar.

 

“¡<Fire Missile>!”

 

Gritó Cordelia.

 

El brillante misil mágico rojo ardió a través de la oscuridad. Mientras se abría paso, ¡explotó al mismo tiempo que golpeaba la cabeza del Bicornio!

 

¡Boom! ¡Boom! ¡Boom!

 

Hubo un rugido. Tras la explosión, no sólo el aire circundante, sino también la superficie del agua se sacudieron, y las hadas gritaron.

 

Pero en lugar de soltar una exclamación, Jude y Cordelia se prepararon inmediatamente para el siguiente paso.

 

Porque ninguno de los dos lados experimentó un efecto de nivelación.

 

Era muy probable que el Bicornio siguiera vivo.

 

“¡<Dig>!”

 

Cordelia trató de castear continuamente hechizos. Ella detuvo las patas del Bicornio y lo hizo caer. Pero, apretó los dientes en vez de prepararse para la siguiente magia.

 

Tenía dolor de cabeza. No era razonable castear magia continuamente después de usar el misil de fuego.

 

El Bicornio no perdió la oportunidad cuando Cordelia se tambaleó. Con un abrasador y tumultuoso brillo en sus ojos entre su cabeza quemada y desordenada, se precipitó hacia Cordelia.

 

‘Como lo esperaba.’

 

Era cierto que le dolía la cabeza.

 

No era mentira que era demasiado para castear magia continuamente.

 

Pero castear magia no era lo único que podía hacer.

 

“¡<Bind>!” (EZ: Atadura)

 

Cordelia gritó mientras extendía la piedra mágica.

 

La piedra mágica fue hecha por el propio Conde Chase y contenía la magia <Bind>.

 

Originalmente se la dieron para que la usara si Jude intentaba pasarse con ella. La piedra mágica tenía una habilidad muy poderosa y robusta en su magia de atar ya que contenía el corazón de su padre.

 

“¡Kkewo-euk!”

 

El bicornio que fue atado por el cordón dorado translúcido, cayó al agua y luchó por recuperar su equilibrio.

 

“Ugh”.

 

Cordelia tampoco salió totalmente ilesa.

 

Ya estaba tambaleándose, y el chapoteo del agua causado por el Bicornio cuando luchó y pateó la hizo caer.

 

Pero ahora estaba en batalla.

 

La cabeza de Yellow Storm no se detuvo ni un momento.

 

‘Unos 10 segundos.’

 

Era el tiempo en que <Bind> puede soportar el forcejeo del Bicornio.

 

‘Alrededor de 15 segundos.’

 

Ese era el tiempo necesario para que Cordelia usara el hechizo de nuevo.

 

Era suficiente.

 

El tiempo no se estaba acabando.

 

‘¿Verdad? Outboxer009.’

 

Una de las dos cosas transmitidas por el Conde Bayer.

 

Algo que ya había escuchado en el carruaje.

 

Es por eso que ella estaba esperando este momento.

 

Outboxer no decepcionó las expectativas de Yellow Storm.

 

Cuando Cordelia llamó la atención del Bicornio, él ya estaba preparándose.

 

‘Aprendí dos cosas.’

 

El Conde Bayer reconoció adecuadamente el talento de Jude.

 

Al mismo tiempo, tampoco cometió el error de pasar por alto la condición física de Jude por estar cegado por su talento.

 

Por lo tanto, sólo le enseñó dos cosas durante tres días.

 

‘Golpes continuos para un uso normal.’

 

Golpes relámpago.

 

Era una buena técnica. La potencia no era débil tampoco, porque un golpe exitoso te permite dar siete golpes consecutivos en un parpadeo.

 

Pero al final, era sólo una habilidad de ataque normal.

 

‘Un golpe mortal de un solo tiro.’

 

De hecho, no era la habilidad correcta para el Jude actual.

 

El tiempo de preparación para usar ese único golpe toma demasiado tiempo.

 

Además, durante el tiempo de preparación para concentrar el poder, tenía que estar virtualmente indefenso.

 

Pero es por eso que era tan poderoso.

 

Los Golpes Relámpago ni siquiera se podían comparar con él en términos de potencia.

 

Cordelia cayó al agua y miró a Jude.

 

Sonrió ante el destello dorado de luz concentrada en el puño de Jude.

 

‘Puño relámpago.’

 

Un rayo salió de su puño.

 

Jude avanzó hacia adelante.

 

Y un rayo cayó sobre la cabeza del Bicornio.


Anterior | Indice | Siguiente

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .