Todos los demás son un retornado: Historia Paralela 4


Traductor: Expectro

Editor: Expectro


Textos Apócrifos (4)

Archivo Secreto, Historia Oscura (4)

La ángel sonrió, colocando barriga de cerdo negro en el plato de Yu IlHan. 

“Come mucho”, dijo la ángel.

“Uh, sí, eh…” murmuró IlHan.

Pero comió mucho más lento de lo habitual.

La ángel preguntó con cara de preocupación. 

“¿Qué pasa? ¿Sabe mal?”

“No, sabe muy bien”. 

Yu IlHan miró a su alrededor. 

Todos en el restaurante estaban fijos en él. 

Para ser exactos, en la hermosa ángel sentada frente suya. Sus alas se habían ido sin dejar rastro, pero seguía siendo una ángel.

‘Este tipo de cosas como de caricatura realmente ocurren’.

Incluso una celebridad no recibiría tanta atención, pero la ángel parecía estar más allá de los límites de la belleza. La gente se sentía atraída constantemente por ella, incluso con barriga de cerdo frente suya. Era la única atención que IlHan alguna vez había recibido desde que comenzó a ir solo a restaurantes. 

“No estoy acostumbrado a llamar la atención de la gente”, comentó IlHan.

“Eh. Eso es gracioso. Pronto serás el centro de atención”, comentó la ángel con una dulce sonrisa.

“Eso es muy gracioso”, respondió.

La primera vez que comió afuera con alguien que no fueran sus padres, recibió atención de la gente. Pero, efectivamente, la ángel que tenía enfrente se sentía como una familia solo un día después de conocerla. Parecía su hermana la cual le decía cosas buenas, cosas correctas, y lo guiaba.

‘No tiene ningún sentido’.

Yu IlHan se comió la barriga de cerdo mientras resoplaba ante sus pensamientos. De todos modos, pensó que estaba muy delicioso. 

“¿Está bien venir a un lugar tan concurrido, MiRae?”, preguntó alguien.

“Está bien porque reservé una habitación”, respondió otra persona.

Yu IlHan escuchó las voces de aquellas a las que se había encontrado antes, pero no miró hacia atrás. Podía saber quiénes son sin mirarlas. 

‘¡Son las chicas de antes!’

“¿Qué te pasa? ¿Te molestan esas chicas?”, preguntó la ángel.

“No, almorcé con ellas en el mismo restaurante antes”, respondió IlHan.

“Es el destino”, bromeó la ángel, pero IlHan negó firmemente con la cabeza.

“No”.

La ángel sonrió con alegría, pero IlHan respondió con frialdad. 

“No se puede usar la palabra ‘destino’ en cualquier momento porque muchas personas solteras creen falsamente en dicha palabra y la usan con alguien a quien nunca han visto antes, y luego caen con el corazón roto”.

“¿UH oh…?”

IlHan habló con un entusiasmo que hizo que la ángel se sintiera avergonzada. 

“¿Recoger una billetera? ¿Enviar mensajes de texto a la persona equivocada? ¿Salvar a alguien a punto de ser atropellado por un carro? No importa lo cerca que creas que es, no es el destino, sino una coincidencia. Solo cuando él o ella no tenga apariencia glamorosa sin usar demasiada presión, esa palabra podría usarse”, explicó IlHan.

“Hmm. Lo siento. Pero eres guapo como tu padre”, respondió la ángel.

Esta mujer era peligrosa. ¡Estaba halagando a Yu IlHan! 

Yu IlHan no esperaba que ella usara un truco de tan alto nivel. Por lo tanto, respondió de nuevo, solidificando la barrera en su mente. 

“N-No soy muy guapo”. 

¡IlHan tartamudeó! 

Yu IlHan se dio cuenta de su inexperiencia.

‘Para estar solo como un solitario, debo poder responder a los cumplidos inesperados con calma. Si me atrapan en una trampa y reacciono positivamente, ¡solo tendré una cadena infinita de ridículo y exclusión!’

Al recordar las famosas palabras de Sócrates (Ex: Ni idea) una y otra vez, IlHan juró y prometió continuar siendo tan objetivamente consciente de sí mismo como fuera posible. La ángel suspiró consternada al verlo endurecer su mente de inmediato. 

“Whoa, estoy preocupada por tu futuro. Serás muy popular…”, remarcó la ángel.

Sin embargo, Yu IlHan rechazó su comentario y se centró en la comida. 

“Es delicioso. Come, hermana”.

Yu IlHan ignoró las dulces palabras de la ángel y puso carne en su cuchara.

“¡Eh, wow, MiRae! ¡MiRae! ¡El hombre de antes! ¡El hombre de antes! ¡Está cenando con la dama más bella!”

“Na YuNa, no grites en voz alta y ven aquí… Ah”. 

Finalmente, las chicas los descubrieron porque todos los ojos dentro del restaurante estaban puestos en la ángel. 

Sin tacto, Srta. Ciega vio a Yu IlHan y trató de correr hacia él agitando la mano. Pero Srta. Genial la agarró con fuerza y ​​la arrastró al otro lado. 

“… ¡Argh!”

Entonces, Srta. Genial miró a Yu IlHan. Se puso emocional porque sus ojos estaban llenos de sorpresa. 

‘¿Qué es esa mirada? ¿Te sorprende que esté comiendo con una chica tan bonita?’ 

Sintió como si lo mirara desde arriba sin ninguna razón, pero rápidamente se calmó al momento siguiente. Porque no se llevaba bien con esta ángel como ella podría pensar que lo hace. 

‘¿Quizás me sentía superior en comparación por el hecho de que estoy cenando con una ángel?’

Incluso esta reflexión madura pasó por su mente. Sintió el impulso de levantarse de su asiento y explicarle lo sucedido hoy a Srta. Genial para evitar malentendidos. 

‘Pero podría parecer demasiado idiota, así que detengámonos’. 

‘¿Qué voy a hacer con el comentario?’

‘¿Solo tendría la consecuencia de ser miserable?’

No importa cuánto lo malinterpretó Srta. Genial, IlHan no tenía ninguna razón para dar un paso al frente y convencerla. De todos modos, no era conocido suyo. La comunicación era solo para cuando alguien quería algo de los demás. Un solitario no quería nada de los demás. Por lo tanto, la comunicación no tenía sentido para un solitario. 

IlHan se sintió alegre. Transmitió su pensamiento a la ángel frente suya.

“Aprendí mucho, gracias por hoy”, comentó IlHan.

“Si te ves tan satisfecho, estaré preocupada…”

La ángel respondió así, pero sonrió con gran orgullo por la forma en que Yu IlHan le agradeció. 

“¿Quieres más carne? Te compro todo”, preguntó la ángel.

“¡Trato! Disfrutémoslo infinitamente. Por favor, denos más cerdo negro de Jeju…”, exclamó IlHan.

Lo de este momento fue un ejemplo de comunicación exitosa, pero Yu IlHan no se dio cuenta. 

“¿Qué? ¿Tenía novia?” preguntó MiRae.

“MiRae, ¿en realidad te preocupas por él…?” YuNa preguntó.

“¿De qué estás hablando? Come algo de carne”, respondió MiRae y ofreció más carne en su plato.

“¡Eh! Yum, yum, es delicioso. ¡Aah!” asintió con entusiasmo.

“Sí, come mucho”, le animó.

“¡Disfruta! Cerdo negro de Jeju…” 

“No hagas eso”.

***

Esa noche, Yu IlHan, el cual había terminado de comer, regresó a su hospedaje. Por supuesto, a nadie le importaba que se moviera solo, y fue a la habitación asignada con tanta naturalidad como la pasta de dientes escondida en el helado de menta (Ex: No pregunten, literalmente dice eso). Después de descansar, se cambió de ropa y entró al baño. Lo que fue más relajante era que pudo usar la bañera. 

“¡Whoo!”

Empapado en agua, IlHan recordó lo que había sucedido hoy. Era común que se volviera un solitario al llegar a la isla de Jeju, así que incluso si lo dejó a un lado, fue un evento muy impactante cuando una hermosa chica de repente se sentó en su regazo en el restaurante. Por supuesto, no se atrevió a compararlo con la ángel que conoció después. 

‘Hoy maté a tres monstruos’.

Más temprano en el día, después de terminar con un pájaro, cazó dos monstruos más con la ángel. Ella lo había llevado como un paquete, para ser exactos, mientras él clavaba una lanza en los monstruos.

Sin embargo, el hecho de que había quitado vidas se mantuvo sin cambios. 

‘Todavía no puedo creerlo, pero…’

Al estar de regreso en un lugar tan pacífico, todo lo que había sucedido hoy parecía un sueño, pero ciertamente era una vívida realidad. Yu IlHan no fue lo suficientemente tonto como para escapar de la realidad al considerar lo que había hecho como un sueño. 

‘Vamos a cazar otro por la noche’. 

IlHan recordó lo que había dicho la ángel antes de que se fuera. Después de tomar un baño, sería el momento adecuado. 

“Escuché que Chui Tofu de la clase tres va a confesar su amor por Min HaYul hoy”.

“¿Chui Tofu? Oh, Chu DoBin. Es un idiota”.

“Ellos son muy diferentes. Min HaYul no es la hermana de al lado”.

“Idiota, ¿la hermana de al lado es fácil?”

“Ahora estamos apostando, pero nadie apuesta por el éxito de su confesión”. 

“No hay tonto que apostaría por eso. Está destinado a fallar”.

“Tomemos un trago. Escuché que trajiste mucho a la clase dos”.

“¿No dijiste que te atraparon y te quitaron todas las bebidas?”

Esos chicos estaban chismorreando sobre la confesión de alguien a una chica bonita. Hablaban de beber detrás de los profesores. Sin embargo, IlHan iba a luchar contra monstruos. 

Yu IlHan hizo un ‘¡Hick!’ porque era muy divertido, pero por supuesto, nadie lo escuchó, o si lo hicieron, fingieron no hacerlo. 

Salió del baño y se cambió de ropa. 

“¡Ahh!”

Cuando salió al vestíbulo y se acercó a la ventana, sintió el viento. Las habitaciones de la isla Jeju eran más frescas de lo que pensaba. Sintiendo la brisa de la noche tocando sus mejillas enrojecidas, Yu IlHan se quedó quieto por un momento. 

Muy pronto, se subió la cremallera de la sudadera con capucha para bloquear el aire frío. 

“Uh, Yu IlHan”. 

Alguien lo llamó. Desafortunadamente, fue Min HaYul, una estudiante quien fue el personaje principal del chismorreo de antes. Parecía como si se hubiera bañado. Su piel era de un blanco lechoso mientras que sus mejillas estaban rojas.

“No pude encontrarte hoy”, comentó HaYul.

“No, estuve aquí”, refutó IlHan.

“Te fuiste sin permiso solo de nuevo, ¿no?” Preguntó HaYul.

“No hagas nada individualmente”, agregó.

“Estuve aquí”, insistió IlHan.

“Estás mintiendo”. 

Min HaYul se acercó con una risita. Tenía dos latas de café en la mano y le entregó una a Yu IlHan. 

“¿Quieres algo?” ofreció HaYul.

“¿Por qué agarraste dos?” preguntó IlHan.

“Chu DoBin me las dio antes”, respondió.

Yu IlHan no quiso tomarlo por sus palabras, pero Min HaYul se lo dio para compartir el mal sentimiento. IlHan respondió a HaYul mientras aceptaba la bebida con una mirada melancólica.

“Sabes lo que significa esto, ¿no?”

“De todos modos ya lo rechace”, comentó HaYul.

“¡Mierda, se va a poner peor!” IlHan exclamó.

Pero como el café enlatado no era culpable, decidió beberlo. Sin querer, conocía el resultado de la apuesta de antemano y pensó por un momento en apostar con ellos, pero luego renunció. Nadie recordaría su apuesta. 

“No hagas nada personal mañana porque se lo voy a decir al profesor”, amenazó HaYul.

“No lo haré”, respondió.

“Oh, lo harás”, insistió.

Algunas personas como Min HaYul se acercaban a Yu IlHan quien siempre había sido un solitario. Por supuesto, fue un poco más frecuente que otros, y la mayoría de ellos no pudieron encontrarlo. No tuvo más remedio que llevarse mejor con ellos.

Lo que querían era la reputación de ‘Soy una buena persona que puede hablar con todos, incluso con los solitarios’. 

Si los enemistaba innecesariamente, las cosas se complicarían. Un solitario sabio no era una persona que no tenía contacto con el exterior, sino alguien que a veces podía superar el contactar con el exterior. 

“No me encontrarás mañana”, comentó IlHan.

“¡Lo sabía! Definitivamente estás tratando irte. Hmm… Entonces, llévame contigo. Pensé que estaba muerta de aburrimiento hoy”, pidió HaYul.

‘¿Llevarte? ¿Al lugar para cazar monstruos?’ 

“No, es peligroso”, advirtió IlHan.

Min HaYul se echó a reír cuando se olvidó de responder casualmente, pero en su lugar contestó seriamente. 

“Oh, eso es gracioso… ¿Por qué hablas tan en serio? Mi corazón palpita”.

Después de reír por un rato, dijo con una leve sonrisa. 

“Estoy bromeando. No lo sabes, pero todo el mundo sabrá si salgo”, comentó HaYul.

“Por supuesto”, respondió IlHan.

“¿Eh? ¿Qué significa eso?”

IlHan simplemente dijo que era obvio porque era obvio. Pero Min HaYul lo miró y se emocionó. 

“¿Quieres decir que soy tan bonita que llamo la atención?”

“¿Estás borracha de cafeína? Buenas noches, me voy”, comentó IlHan.

“Espera, tú… ¿Eh? ¿Por qué vas afuera?” preguntó HaYul.

Afortunadamente, IlHan tiró la lata vacía a la basura y encesto. Luego salió del hotel.

“Ojalá hubieras hablado más con tu amiga”. 

La ángel lo estaba esperando. 

“¿Amiga? No”.

“Dijiste eso de nuevo… Parece que le gustas mucho”.

“No sabes bromear”.

Yu IlHan descartó las palabras de la ángel con un bufido, pero esta lo miró con una mirada sosa.

“¿Qué clase de criatura malvada te inculcó este estereotipo? ¿Cómo puedes decir eso cuando ella te estaba mirando? ¡Decía que le gustas y te invitó a salir!” exclamó la ángel.

“¿Por qué eres tan optimista sobre el mundo? Si me le confieso con una lata de café, todos los estudiantes se burlarán de mí. Solo estoy siendo lo suficientemente inteligente”, respondió IlHan, dándose cuenta de la amarga verdad.

“¡Estoy tan preocupada por tu futuro!”

La ángel era sabia en cierto sentido. 

Era la súcubo con cola puntiaguda la que le había inculcado un estereotipo tan desagradable en el distante pasado. 

“Vamos por el monstruo. Dame una lanza”.

“Whew… sí. Te daré una caña de pescar por ahora”.

“… ¿Caña de pescar? ¿Por qué?”

“Ten cuidado”.

Dijo la ángel, sus ojos brillaban. 

“Vamos a por Moby Dick a partir de ahora”.


Ex: Durante toda la mitad del capítulo me estuve preguntando, ¿¡QUIEN COJONES ES MIN HAYUL!?

Estoy muy confundido, ¿podría ser una nueva esposa? O por el contrario, ¿es simplemente una extra? De ser una extra no entiendo absolutamente nada, se supone que además de ser muy feo en este punto es un solitario el cual nadie nota. Me duele la cabeza.

Por cierto, ¡Llámenme Ismael!


Anterior |ÍndiceSiguiente

5 comentarios

  1. En cuestión de la pasta de dientes creo que es una forma de dar a entender que al autor no le gusta el helado de menta, si sabe como a pasta dd dientes. Como extra me gusta el helado de menta con chispas de chocolate

    Le gusta a 1 persona

    • Si puedo entender que no le pueda llegar a gustar, pero el ejemplo es tan raro en la situación que choca. Por mi parte como no muchas veces he probado el helado de menta no puedo hablar mucho, por lo menos tras pequeño cuando no me gustaban la mayoría de cosas.

      Me gusta

  2. Llámenme Ismael, nunca se pasa de moda, entendí la referencia y en la novela de EER no sale nunca min hayul y yo también me he estado preguntando quien era, pero de todas formas, según yo recuerdo IlHan no era feo, era normal. Por cierto, el ángel es la que se convierte en novia del padre no? Creo que si porque dijo que era guapo como su padre y además tiene acceso a la lanza de longinus, es decir, esa lanza (también entendí la referencia) no la puede llevar todo el mundo. Gracias por el cap

    Me gusta

    • Min Hayul no existe en la historia principal, con la de veces que la he leído desde el principio lo sabría.

      Que recuerde al principio se dice claramente que es feo, al punto que cuando empieza a embellecer por subir de nivel la reacción es dramatica, en un punto cuando ya era de nivel muy alto hasta hacían el comentario que aunque su base era desastroza el tener tanto nivel lo compensaba, creo eso fue cuando estaba comenzando con su negocio.

      Yo en lo personal creo es Spiera, aunque también podría ser Liera, pero me decanto más por Spiera, la que está enamorada del padre no creo por lo mencionado de que se siente increiblemente cercano con ella pese a recién conocerla.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .