Maestro domador: Capítulo 105


Traductor: Electrozombie

Editor: Fixer-san


Anterior | Índice | Siguiente


El Secreto de las Colinas Forlan (1)

—Todo listo. No hay nadie aquí ahora mismo, puedes recolectar tranquila.

—¡Si, ok!

Después de matar un par de enormes yetis en nivel 120, Ian dejó que Bbookbbook bajara de su espalda.

No era como una batalla a gran escala, pero se habían estado moviendo constantemente, por lo que se encontraban un poco exhaustos.

—Bbookbbook, ¿deberíamos descansar un poco?

Bbookbbook—!

Una vez que lo dejó sobre el suelo, Bbookbbook salió de su caparazón y comenzó a correr por todas partes.

A diferencia del exhausto Ian, parecía que la tortuga, que había estado todo el tiempo dentro de su caparazón, se encontraba llena de energía.

Harin, al verlo, esbozo una expresión preocupada y preguntó a Ian:

—Jinsung, ¿está bien que dejes a Bbookbbook correr libre por ahí? ¿No será peligroso?

Ian negó con la cabeza y sonrió.

—No, no es peligroso para nada. Incluso si fuera golpeado por cada uno de los monstruos de este lugar, probablemente se reduciría solo la mitad de su Vitalidad.

—¿Huuuh? ¿Cómo?

—Todas las estadísticas de Bbookbbook están orientadas al Poder Defensivo. Es muy difícil infligirle incluso 10 puntos de daño con un ataque decente.

—Ya veo, Bbookbbook es increíble.

Parecía que Bbookbbook había escuchado a Harin decir la palabra increíble, porque de repente dejó escapar una respuesta enérgica y feliz.

Bbook— Bbookbbook—!

Al ver aquello, Ian explotó en risas.

—Bbookbbook, si te encuentras un monstruo mientras andas por ahí, tan solo ve a esconderte como siempre haces. ¿Entendido?

Bbook—!

Después de asentir enérgicamente, Bbookbbook desapareció en alguna parte.

Durante los descansos, Ian usualmente dejaba a Bbookbbook libre.

Ya fuera que el sentido del olfato de la tortuga fuera increíble o que tenía un secreto especial, de cualquier forma, tenía una habilidad especial que le permitía encontrar ingredientes y minerales raros, etcétera.

Por esa razón, Ian dejaba su espalda descubierta a los peligros.

Si Bbookbbook se encontrase con un monstruo y recibiese daño, entonces un mensaje del sistema le alertaría, y tan solo tendría que llegar hasta él.

Harin, que advirtió como la forma de Bbookbbook se perdió en la espesura, dirigió su atención a Ian por un momento y habló:

—Pero Jinsung.

—¿Sí?

—Solo es curiosidad, ¿pero por qué casi no le diste albóndigas a Bbookbbook? ¿Hay alguna razón en específico?

Cada vez que Harin veía el lindo rostro de Bbookbbook ponerse deprimido por no poder comer más albóndigas, su corazón comenzaba a doler, por lo que quería conocer las intenciones de Ian.

—Eso es…

Al ver que dudó un momento, Harin lo presionó más.

—¿Qué es?, dime. ¿O por alguna casualidad…?

—¿Por alguna casualidad qué?

—No lo hiciste solo para molestar a Bbookbbook, ¿cierto?

Ian se estremeció ante esas palabras.

“Esa no es la razón, pero por algún motivo duele un poco…”

Porque era cierto que su humor mejoraba cada vez que veía a Bbookbbook actuar de forma linda para poder comer una albóndiga más.

Sin embargo, la verdadera razón era diferente.

—De ninguna manera. Sabes lo mucho que quiero a Bbookbbook como para hacerle algo así.

—Es cierto, ¿cierto?

Harin, aliviada de que Ian no sufriese un desorden de personalidad, preguntó de nuevo con una expresión de verdadera curiosidad.

—¿Entonces por qué actúas así?

—Eso… Al principio, como no podía obtener albóndigas de ti tan seguido, era para ahorrarlas…

Ian paró un momento para tomar aliento, y luego continuó.

—Pero como Bbookbbook comía un montón de albóndigas, poco a poco comenzó a ganar peso.

Ante tal respuesta inesperada, Harin esbozó una expresión ligeramente mordaz.

—¿Huh? ¿Entonces estás haciendo esto porque estás realmente preocupado de que Bbookbbook se ponga demasiado obeso? Creo que estará bien incluso si gana un poco de peso, se volverá más redondo y lindo.

Ian sacudió la cabeza.

—No es eso. Como se volvió muy pesado, ya no podía cargarlo en mi espalda…

—…

Harin se quedó sin palabras ante la embarazosa respuesta de Ian.

Y las excusas de este continuaron.

—Bbookbbook necesita ser ligero para que pueda moverme llevándolo más rápido en batalla. No es como si su peso estuviera relacionado a su Poder Defensivo de todos modos…

Harin, habiendo encontrado algo de verdad en aquellas palabras, esbozó una sonrisa incómoda y asintió.

—Si esa es la razón, entonces, bueno, supongo que no hay nada que podamos hacer al respecto.

Por algún motivo, sentía algo de pena por Bbookbbook.

“Debido a que conoció a un dueño adicto a la caza, el pobre Bbookbbook no puede comer un montón de albóndigas…”

Harin, tras solventar su curiosidad, se levantó de su sitio y comenzó a reunir todos los ingredientes de cocina que había en la vecindad.

Definitivamente parecía que, porque se encontraban en un terreno de caza de alto nivel, en el que solo los mejores usuarios podían cazar, ella fue capaz de reunir un montón de ingredientes de alto nivel también con una expresión satisfecha.

Y así pasaron alrededor de 20 minutos.

Ian, que estaba sentado sobre una roca, repentinamente se levantó y llamó a Harin.

—Harin. ¿Has terminado?

—No, aún queda un poco.

—Hmm… Solo deja lo que queda y movámonos.

Ante las palabras de Ian, Harin, que se preguntaba si los monstruos habían vuelto a aparecer y rondaban los alrededores, esbozó una expresión confundida.

Porque no podía ver a ninguno cerca.

—¿Por qué? ¿Surgió algo urgente?

Ian rascó su nuca al responder.

—No es realmente algo urgente, pero parece que Bbookbbook se encontró con algunos monstruos. Quiero ir a ayudarle.

Y de inmediato Harin hizo a un lado los ingredientes que recogía y se levantó.

—¡Rápido, debemos ir!

Tras ver como Harin se preocupaba más por Bbookbbook que él mismo, esbozó una expresión incómoda y comenzó a moverse.

Incluso sintió el golpe de la conciencia.

Ambos llegaron a un terreno nevado. Bbookbbook se encontraba en el medio del lugar y había activado su habilidad <Shell Expansion>. Lo rodeaban un par de yetis gigantes que rugían.

—Por ahí, veo a Bbookbbook. Pero no está ocurriendo nada peligroso en realidad.

Ante las palabras de Harin, Ian asintió.

—Te lo dije. No hay razones para que Bbookbbook esté en peligro.

Lejos de estar en una situación peligrosa, Bbookbbook ni siquiera había llamado la atención de los monstruos.

Básicamente estaba recibiendo el mismo trato que un elemento de la geografía.

La razón para ello no era otra que la habilidad <Shell Expansion>, y uno de sus efectos adicionales.


Durante el periodo de duración de <Shell Expansion>, el sujeto será visto como un objeto inanimado.


Los monstruos no lo reconocían como un enemigo.

Era esta una de las razones por las que Bbookbbook era capaz de tomar el rol de agente de reconocimiento.

Ian, tras revisar los niveles de los yetis, pensó por un momento en la estrategia efectiva para luchar.

—Hmm… ya que son cuatro de ellos, será peligroso cazarlos a todos a la vez.

Primero, avisó a Harin de que tuviese cuidado.

—Harin, lo diré otra vez. Usa todos los buffs y sánate a ti misma, ¿de acuerdo?

Harin ya se había permitido ser golpeado de forma adecuada por un yeti.

Después de haber visto como más de la mitad de su máxima Vitalidad desaparecía de un solo golpe, estaba lo suficientemente alerta.

—Sí, lo tengo. No te preocupes. Mantendré la guardia en alto siempre, por lo que no seré capaz de morir fácilmente. No sé por quién me tomas, soy una Sacerdote.

Ian sonrió al responder.

—Bien, de acuerdo. Se cuidadosa.

Al terminar de hablar, Ian se dirigió hacia los yetis en compañía de sus familiares.

Y lentamente comenzó a atrapar a los que estaban más aislados del resto.

Porque los yetis tenían una Salud increíblemente alta, un monstruoso Poder Ofensivo y una habilidad para regenerar Vida, y aunque no eran tan fuertes como los Trolls, seguían estando entre los monstruos más peligrosos para cazar.

Eran monstruos que recuperaban de inmediato la Vitalidad perdida si dudabas por un momento.

Además, como tenían un sobrecogedor nivel 120, el daño era demasiado como para que Ian peleara contra un grupo de ellos, aunque esto fuera su fuerte.

Su estrategia para cazarlos era usar <Smash>, la Habilidad Inherente de Halli, que se maximizaba y cuando se usaba en objetivos únicos los aturdía y concentraba el daño todo lo posible en ellos para asesinarlos uno por uno.

Porque su Grifo, que ya se encontraba por encima del nivel 100, estaba comenzando a revelar una apariencia digna de esperarse de un Familiar de rango Legendario, el grupo de Ian lucía increíble.

Thud—.


Has asesinado <Yeti Glacial>. Has obtenido 128.500 puntos de experiencia.

Has obtenido 3.845 monedas de oro del <Yeti Glacial>.

Has obtenido <Cuero Duro de Yeti>.


La recompensa por derrotar a un yeti de nivel 120 también era bastante jugosa.

Ian esbozó una expresión complacida a la vez que murmuraba para sus adentros.

“El precio actual del oro en el mercado no es tan alto como antes, pero aún podré hacer cerca de 5000 won por cada yeti”

Ya que había puesto toda su atención en subir de nivel y había jugado en concordancia hasta ahora, siempre había gastado su dinero únicamente en el equipo del más alto nivel.

Por ello, parecía que a comparación con el dinero que había ganado, no era mucho lo que tenía ahorrado.

“Necesito volver a empezar a ahorrar dinero poco a poco”

Diligentemente cazó a todos los yetis pensando que así podría reunir suficiente dinero para la comida del día.

Además, había algo que también quería comprar.

“Cuando termine este semestre, debería ser capaz de cambiar mi cápsula a un nuevo modelo”

Su corazón había sido atrapado por la nueva cápsula fabricada por Corporaciones LB, de la cual vio en un anuncio en la TV mientras comía.

Por supuesto, era posible controlar la temperatura dentro de la cápsula incluso si no se manipulaba el Aire Acondicionado o la calefacción de la habitación, y era incluso posible controlar la humedad y crear un entorno óptimo de juego, la nueva cápsula era el sueño de los usuarios de Kailan .

Además, se decía que habían tenido éxito al aumentar la sincronización con la realidad virtual en un 2%, era imposible que Ian no la deseara.

2% de sincronización podría no ser considerado mucho a ojos de otras personas, pero para Ian, que estaba obsesionado con todos y cada uno de los valores numéricos, sentía que se estaba quedando atrás por alguna razón.

De algún modo sentía que su velocidad para subir de nivel sería un 2% más lenta que la de los usuarios que usasen la nueva cápsula.

—Whew, los capturé todos.

Había pasado un tiempo desde que tenía pensamientos tan misceláneos, pero, aun así, Ian acabó con todos los yetis y rescató exitosamente a Bbookbbook, y se acercó a él, que todavía no tenía intenciones de salir de su caparazón.

Knock—Knock—.

—¿Está el señor Bbookbbook en casa?

Ante el toque de Ian Bbookbbook sacó la cabeza de su caparazón.

Bbookbbook—!

Y entonces Ian le dio la espalda.

—De acuerdo, sube a mi espalda ahora. Entonces podremos cazar también a esos chicos de allá abajo.

Sin embargo, por alguna razón, Bbookbbook sacudió la cabeza y en cambio empezó a caminar hacia alguna parte.

Bbook—Bbookbbook—!

—¿Hmm…?

Y debido a que Bbookbbook siempre se movía de esta forma cuando descubría algo, Ian comenzó a seguirlo llenó de anticipación.

—Harin, ven también.

Harin, que se estaba escondiendo en un lugar relativamente seguro, rápidamente se paró al lado de Ian, y siguió a Bbookbbook.

—Jinsung, ¿a dónde va ahora?

—Tampoco lo sé.

—¿Entonces por qué lo seguimos?

—A veces encuentra hierbas medicinales extrañas u otras cosas. Creo que ha encontrado algo ahora, por eso lo sigo.

—Ah…

Y así caminaron durante alrededor de 5 minutos.

Bbookbbook se detuvo en un valle que terminaba en una empinado acantilado que parecía extenderse sin fin frente a ellos.

Y en mitad del acantilado, Ian descubrió algo.

—Oh, ahí hay una cueva. Bbookbbook, ¿es ahí donde quieres ir?

Ante la pregunta de Ian, la tortuga asintió emocionada.

Bbook—!

Incluso con un vistazo, se podía decir que aquella cueva ocultaba algo.

Y el sexto sentido de Ian le estaba diciendo que sería capaz de encontrar algo especial allí dentro.

Sin embargo, había un problema.

—Pero, ¿cómo vamos a llegar hasta allá?

La pregunta de Harin tenía sentido, la cueva estaba en medio de un alto acantilado. Era una altura que no podía alcanzarse por métodos convencionales.

Sin embargo, Ian conocía un modo.

—Solo necesitamos montar a Pin y subir. Espera un momento.

Y, tras llamar a Pin, Ian montó lentamente sobre su lomo.

La parte superior de su cabeza era la de un águila, pero su cuerpo tenía forma de león.

Por ello, si se movían con cuidado, era posible que montasen a Pin.

Por supuesto, Ian no podría aún montar a Pin como lo hacía con Ly, pero una corta distancia no podía ser tan difícil.

Tras montar encima de Pin, Ian llamó a Harin.

—Harin, ven.

—¿Huh? ¿Quieres que vaya contigo?

—Yeah.

Harin preguntó con cuidado.

—¿No… no será demasiado pesado?

Esta vez, en lugar de Ian, fue Pin quien asintió y respondió.

Kku—ruk— Kku—ruk—.

Y ello significaba que no habría problemas.

Harin, tras recibir el consentimiento de Pin, se sentó con cuidado frente a Ian, y el brazo de él se envolvió alrededor de su cintura para abrazarla. Sorprendida por un momento, el rostro pálido de Harin se tornó en un rojo brillante.

“¿Huh, huh?”

Esto era porque no tenía idea de que su relación con Ian, en la cual ni siquiera se habían tomado de las manos todavía, avanzaría tanto tan repentinamente.

Sin embargo, por otro lado, Ian se mostraba un poco preocupado.

—Pin, llévanos con cuidado.

Kku—ru—ruk—!

Pin, con Harin e Ian sobre su lomo, voló lentamente hasta llegar a la cueva del acantilado con cuidadosos aleteos.

En el momento en que comenzaron a elevarse, Harin sostuvo con fuerza la mano de Ian sin darse cuenta siquiera.

Poco después de familiarizarse con el balance, Harin reía mientras volteaba la cabeza para ver a Ian.

“Hehe, en realidad esto es bastante lindo. Debería pedirle que me dé un paseo alguna vez”

Por supuesto, ella no tenía intenciones de montar sola, sino siempre con Ian.

Entretanto, Ian estudiaba muy de cerca los movimientos de Pin mientras pensaba.

“También debería entrenar un poco el montar a Pin… Si pudiera montarlo con libertad como con Ly, podría llegar a ser muy útil en batalla”

Después de que Pin llegó al nivel 80, Ian había estado intentando montar en su lomo.

Esto era porque a partir de ese nivel, el Grifo había crecido lo suficiente como para llevar a Ian. Sin embargo, y como era de esperarse, a comparación con Ly, que era un monstruo terrestre, le tomó mucho más tiempo adaptarse.

No mucho después, Pin arribó al destino: la cueva del acantilado.

Kku—ruk—!

—Harin, baja con cuidado.

Al llegar al frente de la cueva, Ian sostuvo las manos de Harin para ayudarla a bajar con facilidad.

—Heave—ho.

Y tras bajarse del lomo de Pin, ambos comenzaron a adentrarse en la cueva.

Al hacerlo, un mensaje del sistema apareció frente a ellos.

Ring—


Te has convertido en el primer descubridor de esta mazmorra.

Durante los próximos 5 días, toda la experiencia que obtengas dentro de la mazmorra se verá doblada.

Durante los próximos 5 días, las probabilidades de obtener objetos dentro de la mazmorra se verán dobladas.


Era obvio que las comisuras de la boca de Ian se habían quedado colgando de sus orejas.


Anterior | Índice | Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .